Defensores Angelicales y Agresores Demoniacos por Karth R. Baker

En este revelador libro el autor Kerth R. Barker cuenta su historia como sobreviviente de abuso ritual satánico durante su infancia. Con sorprendentes detalles explica como funcionan las redes de pedofilia y los cultos luciferinos detrás del ojo público. También temas relacionados como el nuevo orden mundial y los grupos sectarios. Fuente: Fritz Springmeier en Español


KERTH R. BAKER.

Las Memorias de un Sobreviviente de Abuso Ritual Satánico.


Nota: Fritz Springmeier en Español agradece la colaboración del colaborador Bazook894 por la labor de traducción y envío del libro para su publicación.

Nota: Se recomienda que las personas menores de 18 años deben evitar leer este libro debido a las descripciones explícitas de abuso infantil. Si está leyendo este libro y tiene hijos en su casa, por favor asegúrese de que no tienen acceso a él.

Este proyecto ha sido posible con la ayuda de estos amigos:

- Rich Winkel de ThoughtCrimeRadio.net
- Jeanice Barcelo de BirthofaNewEarth.com
- Patricia Robinett de TheShameCampaign.com

Dos citas atribuidas a Mark Twain:

"No es de extrañar que la verdad sea más extraña que la ficción. La ficción tiene que tener sentido".

"No es el tamaño del perro en la lucha, es del tamaño de la lucha en el perro".

ÍNDICE

Introducción por el autor...................................................................................... 1

El Sr. 666................................................................................................................ 3

Feliz Corderito....................................................................................................... 8

Bob.......................................................................................................................... 22

Bibliotecas Secretas................................................................................................ 40

El Casamiento de la Bestia.................................................................................... 51

El Libro de las Sombras de Susan la Envenenadora............................................ 56

Resistencia a través de la Terapia......................................................................... 61

El Ascenso y Caída de Júpiter.............................................................................. 66

James el Justo......................................................................................................... 72

Ole Jack.................................................................................................................. 75

Conclusión.............................................................................................................. 77

ANEXO A ESTA VERSIÓN EN ESPAÑOL.................................................... 78



Introducción por el autor

Al contar la historia del abuso al que sobreviví cuando niño, creo que tengo que aclarar algunas cosas desde el principio.

Ha habido periodistas y denunciantes que han dejado claro para el público que las redes de pedofilia están conectadas a muchos escándalos políticos y fraudes financieros. El encubrimiento de Franklin en Nebraska fue uno de tales escándalos, y un número de periodistas serios ha escrito sobre él. En el encubrimiento de Franklin, una red de prostitución infantil que daba servicio sexual a políticos fue expuesta y vinculada a una secta satánica. Esta prostitución infantil se utilizó para chantajear a políticos y eso a su vez hizo posible un gran fraude financiero. Más tarde una gran cantidad de esfuerzo se puso en encubrir el incidente y convencer al público que era sólo un engaño. Sin embargo, periodistas como el senador John W. DeCamp y Nick Bryant investigaron esto en profundidad y revelaron que la acusación original de una red de prostitución infantil organizada era muy real. Y el encubrimiento de Franklin fue sólo la punta del iceberg. Desde entonces, ha quedado suficientemente claro que redes de pederastas están en operación en Washington DC; Alex Jones y otros valientes periodistas han cubierto el tema.

Otras de tales redes de pedofilia han sido reveladas en otras partes en los Estados Unidos y Europa. Hasta el ex Presidente Jimmy Carter ha hablado públicamente del problema de la esclavitud contemporánea en los Estados Unidos. Es un hecho innegable que los niños son secuestrados y vendidos como esclavos por motivos sexuales. Sin embargo, no todos los grupos de pedófilos operan de la misma manera. Y mis experiencias personales pueden no ser típicas en todos los aspectos. No estoy tratando de ser un periodista objetivo al contar esta historia. Lo que estoy tratando de hacer con este libro es darle a usted cierta comprensión de lo que ocurre en estosanillos de pedófilos desde el punto de vista de un niño explotado. Esto no es un análisis académico. Mi intención es retratar el paisaje emocional de un niño forzado a la prostitución pedofílica.

No puedo contar mi historia sin describir algunos de los abusos sexuales de manera explícita. No estoy tratando de ofender a nadie, pero esto es una parte necesaria de la historia. Desafortunadamente, muchos pedófilos creen que están dando placer a los niños de los que abusan. Se imaginan que sus actos de abuso sexual son actos de amor. Pero un niño que ha sido aterrorizado y forzado a dar servicio sexual a adultos no siente placer sexual de la experiencia y no siente amor por los abusadores. Puedo decirle de mis propias experiencias personales de la infancia que ser abusado se siente doloroso y humillante. Lo que sentí por mis abusadores era sobre todo miedo de ellos y repugnancia por lo que me obligaron a hacer. Al describir lo que me ha pasado a mí y a otros niños, y honestamente presentar la verdad del dolor y la humillación, no intento excitar sexualmente a nadie. Esta es una descripción explícita necesaria destinada a transmitir la urgencia de abordar este problema que ha sido ignorado durante tanto tiempo. Usted necesita darse cuenta de que este tipo de prostitución pedófila organizada se está volviendo cada vez más común en todo el mundo.

También en esta narración de mis experiencias personales, no me siento obligado a revelar todo lo que sé. Puedo retener o cambiar nombres. Yo puedo ocultar ciertas cosas para proteger las identidades de otros. Mis descripciones del proceso de abuso serán incompletas porque no quiero enseñarle a nadie la tecnología completa de control mental. Me preocupa que algunos lectores sin escrúpulos podrían abusar de tal conocimiento. Pero revelaré la verdad de lo que se siente ser un niño explotado con tanta sinceridad como pueda.



Así como esto: en aras de la legibilidad y la narración, no voy a contar la historia de una manera completamente secuencial. Es mi intención contar la historia de mi infancia en la manera en que la experimenté, pero también voy a compartir esos entendimientos de mi infancia que me llegaron después en mi vida.

En las secciones en las que hay diálogo, creo que es obvio que nadie podría recordar las palabras exactas de tales conversaciones que tuvieron lugar hace décadas. Estoy recordando estas experiencias lo mejor que puedo. Pero no voy a inventar algo que no sucedió. Ni alteraré los eventos mismos. Y usted también debe comprender que he tenido una forma avanzada de terapia que rehabilita el sistema de memoria; Esto hizo posible para mí que sea capaz de volver a experimentar recuerdos de una manera que puede ser muy directa. Recientemente, cuando tomé la decisión intencional de contar esta historia, esa decisión hizo que mi sistema de memoria libere un torrente de recuerdos. Así que a medida que volvía a experimentar esta historia en la memoria, lo informé en la escritura. Así que el diálogo y las descripciones de eventos pueden ser mucho más precisas que lo que usted podría esperar.

Pienso que necesito señalar que cualquier persona que ha sido sometida a abuso ritual puede experimentar angustia emocional si lee esto. Estas descripciones gráficas de la tortura podrían desencadenar recuerdos reprimidos. Y las visiones retrospectivas (flashbacks) repentinas del abuso traumático pueden ser muy inquietantes. Por lo tanto, para algunos puede ser mejor leer esto sólo si usted está en un entorno seguro y propicio. Sin embargo, también creo que algunos sobrevivientes de abuso pueden encontrar útil este libro. Incluso si trae recuerdos dolorosos, puede ayudarle a procesarlos. Y las víctimas en recuperación pueden encontrar esperanza en escuchar la historia de un sobreviviente.

Con toda honestidad, no afirmo que mi recuerdo de mi abuso infantil es perfecto. Sin embargo, tengo razón para creer que mi recuerdo de tales abusos es más claro que el de la mayoría de los sobrevivientes. La confabulación es la mezcla de recuerdos reales con imaginación. Esto puede suceder a veces si se utiliza la hipnosis para recuperar recuerdos reprimidos. Sin embargo, conozco la diferencia entre la memoria y la confabulación. Y mi recuerdo de la memoria no está basado en la hipnosis.

Antes y durante la escritura de este libro oré a Dios y me abrí a la guía divina. La decisión de contar esta historia desencadenó un proceso mental en el cual yo reviví completamente mi infancia. Una vez que comencé a escribir, los recuerdos comenzaron a fluir con gran lucidez.

La única manera de que yo pudiera escribir esto era no censurarme a mí mismo, sino simplemente describir con palabras lo que volví a vivir en la memoria. En lugar de intentar calcular lo que yo podría pensar que sería probable que los lectores acepten, decidí simplemente contar esta historia de una manera sencilla. No me importa si este libro tiene sentido para todos. Como ha señalado Mark Twain, sólo la ficción tiene que tener sentido. Al escribir este libro, mi trabajo no fue convencer a nadie de nada. Mi trabajo fue testificar.

Quiero agradecer a Jeanice Barcelo, M.A., por darme la oportunidad de presentar este libro como parte de su serie Nacimiento De Una Nueva Tierra. Según un acuerdo que hice con ella, este libro primero está siendo hecho disponible gratuitamente como un archivo PDF. Sin embargo, este libro está DISPONIBLE GRATIS por un TIEMPO LIMITADO SOLAMENTE. Así que si lo encuentra útil o significativo, dígales a otros que actúen con rapidez para descargar una copia gratuita mientras todavía pueden.

Si usted está familiarizado con la estación de televisión La Voz De La Gente (The People's Voice) de David Icke, puede que reconozca a Jeanice Barcelo de sus entrevistas de televisión allí. Ella hizo una entrevista conmigo en su show(http://youtu.be/vXwq7QnbtT8) en el cual parte de la historia de este libro fue contada primero. Este libro surgió en parte por el estímulo del Jeanice. Ha sido hecho asequible para usted gratuitamente debido a un acuerdo entre nosotros. Con el fin de ayudar a Jeanice con su trabajo como activista y profesora por favor consideren hacer una donación en línea en su sitio web:

http://BirthofaNewEarth.com.

EL SEÑOR 666.



En muchos aspectos la casa donde crecí cuando era un niño era bastante normal. Vivíamos en un vecindario de los suburbios afuera de St. Louis, Missouri. Era el tipo de barrio donde todos se conocían por sus nombres de pila. Los niños jugábamos en el césped delantero y los adultos se detenían para hacer pequeñas charlas entre ellos en la calle. En las noches de verano atraparíamos luciérnagas en frascos o jugaríamos escondidillas con los otros niños del vecindario. En el invierno los padres a veces bloquearían la calle para que los niños pudiéramos deslizarnos colina abajo en nuestros trineos. Norman Rockwell podría haber pintado escenas de mi barrio. Era el tipo de vecindario retratado en esas viejas comedias de TV desde la década de 1950 y principios de los 60 -- series como Leave it to Beaver y My Three Sons.

En el exterior, todo parecía normal, pero como es el caso con gran parte de este mundo, la realidad subyacente de este vecindario no era lo que parecía.

Cuando yo era joven, mi familia tenía una mujer que a veces actuaría como una nana o niñera; Recuerdo que los niños la llamábamos Shotzy. Hablaba inglés bien, pero con un ligero acento alemán. Ella había sido introducida a nuestra familia nuclear por mi abuelo, un hombre a quien identificaré como "Senior".

Cuando mis padres se mudaron a St. Louis, Senior había traído a Shotzy por un día y la presentó como una amiga íntima suya. Senior era muy respetado por mis padres. De hecho, la casa donde vivíamos había sido encontrada para mis padres por Senior. Esto fue en un momento cuando había una escasez de viviendas de postguerra luego de la Segunda Guerra Mundial. Y Senior había ayudado con el financiamiento también. Así que mis padres lo tenían en alta estima.

Mi padre había sido un oficial de infantería en la Segunda Guerra Mundial. Había conocido a mi madre mientras estaba en licencia. Habían sido presentados en una fiesta celebrada por algunos amigos ricos de la familia de mi padre. Mi madre había sido una oficial en el Cuerpo de Enfermeras del Ejército. Ellos se casaron y tuvieron su primer hijo mientras la guerra estaba aún en curso. Después de la guerra dejaron las fuerzas armadas y mi padre empezó su carrera empresarial. Eventualmente Senior los convenció de mudarse a St. Louis. En la pared de nuestra casa había una foto que había sido tomada de mis padres en el primer día que se conocieron. En ella, ambos lucían muy bien en sus uniformes militares. En cierto sentido, empezaron su matrimonio como tenientes mamá y papá. Sin embargo, durante la guerra, mi padre eventualmente sería promovido a capitán, haciéndolo así oficialmente el oficial de mayor rango de nuestra familia nuclear.

Sin embargo nadie en toda nuestra familia nunca superó en rango a Senior. Era el indiscutible patriarca de la familia. Era un hombre rico. Estaba en la Junta Directiva de una compañía petrolera importante. Era presidente de la división de aviación. Él tenía muchos amigos ricos y poderosos y era un conocido de algunas personas famosas como Charles Lindbergh. Lo que la mayoría de las personas no sabía sobre Senior era que él era también un satanista.

No sé la ruta exacta que tomó Senior hacia el satanismo. Creo que empezó cuando él estaba en la Universidad. Fue reclutado en algún tipo de sociedad secreta luciferina. Él tenía un coeficiente intelectual de un genio y era ambicioso. Se casó joven, dejó Georgia y comenzó a trabajar en los campos petroleros de Oklahoma. Esto fue durante los años del auge. Hizo y perdió 1 millón de dólares en esos campos petroleros. Eventualmente fue reclutado en una compañía petrolera por un conocido líder del partido Nazi estadounidense. Senior tenía sentimientos encontrados sobre los Nazis. Su propio padre había sido un judío que se había convertido al cristianismo. Pero Senior era el tipo de hombre que aguanta cualquier cosa o persona con el fin de salir adelante. Y el hecho de su ascendencia judía no era muy conocido.

En un momento en su carrera, fue enviado a Nueva York por un tiempo por su empresa. Al parecer su tiempo en Nueva York había sido un punto de inflexión para él. Es donde fue reclutado en una sociedad secreta luciferina de gran poder. También conoció a Shotzy allí.

Shotzy había sido una líder en el partido de la Juventud Nazi en Alemania antes y durante la guerra. También había trabajado en un campo de concentración con médicos que experimentaban con niños judíos y gitanos. Después de la caída de la Alemania Nazi, pasó a la clandestinidad como criminal de guerra. Sin embargo, después de ganar la guerra, hubo un esfuerzo por parte de los Estados Unidos para adquirir los recursos intelectuales de la Alemania Nazi. Así que Shotzy fue reclutada por la CIA y la trajeron a los Estados Unidos bajo el paraguas del proyecto Paperclip.



Muchos estadounidenses aún no se dan cuenta que la CIA ha traído un gran número de Nazis a Estados Unidos después de la guerra. Y estos Nazis se hicieron altamente influyentes en nuestra sociedad. Tienes que entender que la CIA está dirigida básicamente por la sociedad Calavera y Huesos (Skull & Bones) que recluta a sus miembros de la Universidad de Yale. Y Skull & Bones es una rama de los Iluminati. Y por supuesto, los Iluminati es una sociedad secreta con el objetivo de dominación mundial. Actualmente es la organización más poderosa del mundo.

Shotzy fue tanto interrogada como entrenada por la CIA. Le dieron una nueva identidad. Le dieron dinero y trabajo. Sus crímenes de guerra debían ser ignorados. Ella había sido "des-nazificada".

Shotzy estuvo involucrada con una forma de investigación de control mental MK Ultra.

Aunque muchas personas han oído hablar de MK Ultra, a menudo es malentendida. En realidad fue un proyecto para combinar lo que el gobierno estadounidense sabía sobre control mental con lo que los alemanes sabían sobre este tema. Las letras MK utilizan la palabra inglesa para "mente" y la palabra alemana para "control". MK = Mind Kontrolle. "Ultra" se refiere al nivel más alto de la clasificación de seguridad. MK Ultra era el proyecto de investigación secreta de la CIA sobre control mental. Comenzó en 1953 y oficialmente duró veinte años. (Aunque, en cierto sentido, este proyecto de control mental está todavía en curso, pero ahora usa el nombre del control mental Monarca).

MK Ultra involucró más de 80 instituciones y cientos de experimentadores. Sus proyectos variaban enormemente. Algunos de los proyectos más notorios, como el de Canadá, con el tiempo fueron desclasificados. Pero la mayor parte de la investigación se mantuvo en secreto. Estos días, cuando la mayoría de los periodistas habla de MK Ultra se refieren a la obra de Donald Ewen Cameron o ciertos otros experimentos bien conocidos con LSD; Estos han sido desclasificados algo. Pero realmente éstos no son típicos de lo que estaba pasando en los programas experimentales más exitosos de MK Ultra. Los proyectos desclasificados tienden a representar los experimentos fallidos realizados por incompetentes. Muchos de los otros experimentadores fueron mucho más exitosos y utilizaron métodos algo diferentes que los descritos en los documentos desclasificados.




El propósito real de MK Ultra era tomar el satanismo tradicional y convertirlo en un método científico. Así que es realmente la ciencia del Abuso Ritual satánico. Esto es control mental basado en el trauma. Una persona es traumatizada con tortura, drogas y privación sensorial hasta el punto de llegar a disociarse. La víctima se desconecta de su personalidad natural y desarrolla una nueva. Es como si la persona ha resultado poseída por un demonio. Y uno podría argumentar que la posesión demoníaca es lo que está pasando realmente. Esta nueva personalidad es controlada por el programador. Así puede lavarse el cerebro de las personas para que hagan cosas que van en contra de sus valores naturales.

El partido Nazi fue el primer maestro de Shotzy en el arte del control mental. El programa de la Juventud Nazi había sido un proyecto de propaganda masiva. Shotzy pasó de entrenar a los niños a ser buenos Nazis a asistir en el asesinato sistemático de niños en un ambiente médico. En los campos de concentración había aprendido el arte y la ciencia de torturar niños. Luego, con una educación adicional de la CIA, Shotzy fue entrenada en la ciencia del control mental MK Ultra. Se especializó en la programación de los niños para convertirse en esclavos sexuales para adultos. La CIA entendió el valor de usar el sexo pedófilo como un método de chantaje. Finalmente, Shotzy había completado su educación en control mental con la orientación de satanistas de núcleo duro (hardcore). Estos le enseñaron cómo invocar a los demonios para poseer a los niños.

Cuando conoció a Senior, Shotzy estaba en Nueva York estudiando Teosofía, con énfasis en los escritos de Madame Blavatsky. Fueron presentados en una fiesta celebrada en la mansión de un miembro de los Iluminati de alto rango. Ella se convirtió rápidamente en la amante de Senior. La Teosofía es un movimiento internacional Luciferino. Pero resultó ser demasiado dócil para Shotzy y Senior. Ellos resultaron atraídos a enseñanzas satánicas más hardcore (duras) como las de Aleister Crowley. También estudiaron en bibliotecas secretas que contenían libros sobre satanismo que nunca han sido publicados públicamente. Cuando Senior se mudó a St. Louis, Shotzy vino con él, y juntos organizaron un tipo de aquelarre satánico. Pero estaban bajo la dirección de un aristocrático Luciferino a quien llamaban por el apodo de "el Barón".

Podría parecer extraño que una criminal de guerra Nazi secreta se conectara con un hombre que era hijo de un judío converso. Por supuesto, Shotzy sabía del trasfondo genético de Senior. Pero para el momento en que lo había conocido, no era tanto una Nazi como era de satanista. Como una Nazi, su visión del mundo había sido que la sociedad estaba dividida por la raza. Ella creía que las razas tenían una jerarquía que consistía en los arios superiores, las razas inferiores y la más malvada raza judía. Los reclutadores de la CIA que la entrenaron eran Luciferinos, y la iniciaron en el Luciferismo. Así que una vez que ella había sido reentrenada en la doctrina pura de Lucifer, tuvo una nueva visión del mundo. Llegó a creer que el mundo estaba dividido en aquellas personas iniciadas en sociedades secretas Luciferinas y las personas inferiores que eran no iniciadas. Llegó a creer en una forma de Darwinismo Social que implica que los aristocráticos satanistas son una forma superior del animal humano. Desde el punto de vista Luciferino en el que ella fue adoctrinada, aprendió que las personas no iniciadas eran meramente ganado a ser controlado por los iniciados Luciferinos. Así que en vez de odiar judíos, aprendió a odiar a cualquiera que no fuese un iniciado Luciferino. Y como una satanista, consideraba que el más estúpido de los ganados no iniciados eran los cristianos. Senior sólo fingía ser un cristiano, en realidad era un satanista como ella. Por eso Shotzy no estaba preocupada con la ascendencia judía de Senior.

N. del T: En las películas de la serie Harry Potter, llenas de simbolismo, se los llamaría Muggles, gente sin magia. Pero esta separación, discriminación, segregación, racismo, Apartheid, esta mentalidad "nosotros versus ellos", buenos contra malos, humanos versus aliens, etc., es muy antigua, no la inventaron los Nazis. David Icke, en su libro "El Mayor Secreto" (1999), cap. 4, "Los Soles de Dios", sección "El Antiguo Testamento", cita "Sólo los Judíos son humanos, los no- Judíos no son humanos, sino ganado vacuno" del Kerithuth 6b, pág. 78, iebhammoth 61. Y hay otras citas similares del Midrasch Talpioth, Kethuboth, Orach Chalim, Zohar, y Lore Dea. Vea más adelante la referencia sobre la palabra Gentil, acerca de los Gentiles Seguidores de María.


Por malos que sean los Nazis, los satanistas son mucho peores. Los Nazis quieren matar a todos los negros y a todas las personas judías. Pero los satanistas quieren matar a todos. Los satanistas no sólo odian a uno o dos grupos de personas, odian a Dios y a toda la humanidad. El objetivo final del Alto Adepto Satanista es crear un Apocalipsis que deje sólo a los satanistas deshumanizados y sus esclavos deshumanizados. No todos los satanistas entienden los planes últimos de los más poderosos Altos Adeptos Satanistas. Los Altos Adeptos Satanistas son trans-humanistas, quieren eliminar la humanidad, reemplazándola con alguna especie nueva, y ellos quieren destruir el medio ambiente natural a través de geo-ingeniería masiva. Shotzy era alguien que había sido seducida por este tipo de satanismo radical.



La primera vez que recuerdo haber conocido a Shotzy, yo tenía unos seis años de edad. En aquel momento yo no tenía idea de lo que me esperaba con ella. Ella era muy amigable en su actitud hacia mí, y parecía agradable. Al principio me gustaba. Pero lo que yo no sabía en ese momento era que incluso por entonces ella ya había hecho daño a mi vida.



Años más tarde, cuando era adolescente, otros que sabían de mi crianza me narraron historias acerca de Shotzy. Fue entonces que aprendí cómo Shotzy había estado creando problemas para mí desde el día en que yo había nacido.



Cuando yo nací había sido un momento muy difícil para mi familia. Mi madre y mi padre no habían planeado tenerme. En esos días, estaban usando anticonceptivos diligentemente, pero sus métodos anticonceptivos les fallaron una noche después de una fiesta navideña poco antes de Navidad. Eran poco entusiastas acerca de mi nacimiento, pero siguieron adelante con él de todos modos. El aborto era ilegal en esos días, sin embargo si realmente hubieran querido uno, podrían haberlo arreglado. Sin embargo, sus sentimientos acerca de traerme al mundo eran ambiguos. El parto había sido difícil. Y después, mi madre sufrió de depresión postparto.





Shotzy tenía ideas extrañas que venían de sus días de Juventud Nazi. Ella quería entrenarme para ser un superhombre de la Wehrmacht (Ejército Alemán) -- un soldado con una voluntad de hierro. Ella creía que la empatía era una debilidad que debe ser eliminada de los niños mediante entrenamiento. La lactancia materna fomenta la empatía. Así que Shotzy había convencido a mi madre deprimida y vulnerable de no amamantarme. Esto creó problemas de salud para mí cuando era un bebé. Esto no quiere decir que mi madre fue cruel conmigo. Ella y los demás miembros de mi familia me trataron bien cuando niño, pero desafortunadamente Shotzy había logrado involucrarse en mi familia. A veces había sido mi niñera cuando yo era un bebé. Así que a veces me quedaba a solas con ella. Ella creía que un bebé debe ser aislado y tocado lo menos posible. Si yo lloraba ella comprobaría si mis pañales necesitaban cambiarse. Si no encontraba ninguna razón para mi llanto que ella considerada válida, me abofetearía fuerte en la cara.

Shotzy tenía una personalidad social cuidadosamente construida. Superficialmente Shotzy parecía una jovencita alegre con un gracioso acento alemán. Pero realmente era una malvada bruja satánica.

Sin embargo, cuando mis padres estaban presentes, su comportamiento hacia mí era siempre apropiado y amable. Les gustaba Shotzy y la respetaban. Periódicamente vendría en los fines de semana y me cuidaría a mí y a mis hermanos gratis. A mis padres les parecía una persona responsable. Confiaban completamente en Senior, que sabían que era su amigo. Mis padres no sabían nada de las sociedades secretas luciferinas o de la experiencia de la Juventud Nazi de Shotzy. Todo lo que sabían era que ella parecía ser capaz de manejar bien a los niños. Y de hecho podía manejar eficazmente a los niños. Superficialmente aparentaba ser una buena niñera. Pero en realidad manejaba a los niños con la misma habilidad impersonal con que el dueño de un rancho se encarga de su ganado. Lo que mis padres no entendían era que una vez que nos dejaban a solas con Shotzy, mis hermanos y yo estábamos en peligro.

Cuando ella quería, podía noquearnos con drogas para dormir. Era famosa por su chocolate caliente. Lo haría especial con pequeños malvaviscos flotando en las tazas. Lo que yo no sabía entonces era que ella también estaba poniendo drogas en él. Todos tendríamos sueño después de beber el chocolate caliente, y entonces ella nos podría meter en la cama. Pero lo que yo no sabía en ese momento era que a veces ella haría otras cosas con nosotros también.

Hay otra cosa que debería contarle acerca de nuestro vecindario. Aunque la mayoría de las familias allí era gente buena, había un número de satanistas secretos que vivían allí o en los alrededores. El primer satanista que se había mudado a esa área, años antes que los demás, lo hizo porque había encontrado una casa en venta, que tenía el número de la calle de 666. Así que voy a referirme a él como "Señor 666". Él tenía amigos que eran adoradores de Satán, y algunos de ellos más tarde se habían mudado a las cercanías. Varios de estos satanistas trabajaban en la escuela primaria local. Había al menos seis casas cerca de mi casa que eran propiedad de los amigos satánicos de Senior y Shotzy.

Eventualmente, años más tarde, podría entender que Shotzy me llevaba a la cercana casa del Sr. 666 en la noche después de que nos dejaba inconscientes a mis hermanos y a mí. Por el tiempo cuando yo era un adolescente, me había familiarizado con algunos satanistas descontentos quienes ellos mismos se habían desilusionado con el Luciferismo. Uno de estos satanistas me mostró algunas fotografías de mí mismo, cuando niño, dormido y desnudo en un altar satánico. También había fotos similares de mis hermanos. Los satanistas pedófilos se referían a ellas como las "fotos de la belleza durmiente".[1] Resultó que el Sr. 666 había tomado estas fotos sin nuestro conocimiento y había vendido copias de ellas a otros satanistas pedófilos.



A medida que Shotzy hacía este truco suyo de sueño inducido por drogas cada vez más, comencé a recordar algunos de estos viajes nocturnos. Pero en aquel momento realmente no entendía lo que estaba pasando. Una cosa que los satanistas hacen cuando abusan de los niños es que ponen elementos surrealistas en sus rituales. De esta manera, si el niño recuerda y relata el incidente, sonará como si no fuese real. Un ejemplo de esto puede encontrarse en mi primer recuerdo de este abuso que tuvo lugar en la casa del Sr. 666. Hizo este truco en el cual él podía tender una cuerda floja a unos tres pies (un metro) del suelo en el interior de su casa. Él atravesó la casa, de una viga de soporte a la otra, a través de una entrada. Al parecer se había entrenado a sí mismo para ser un equilibrista. Él oscurecería las luces de tal manera para que la cuerda no pudiera ser vista fácilmente. Instalaría su altar satánico en su sala de estar. Luego usando una máscara de Halloween de Frankenstein y una bata negra, entraría en la sala de estar caminando sobre la cuerda floja de modo que parecía como si estuviera caminando por encima del suelo en el aire. Hizo eso una noche cuando desperté parcialmente del sueño inducido por drogas. Al día siguiente cuando me levanté por la mañana, le dije a mi madre que Shotzy me había llevado a algún lugar la noche anterior. También le dije a mi madre que había visto a Frankenstein caminando en el aire. Mi madre insistió en que yo sólo había experimentado una pesadilla y me dijo que ya no debería ver más películas de terror. Yo sabía que no era una pesadilla y que estaba recordando algo real, pero no podía convencerla de eso.





Este tipo de abuso continuó. Sólo tengo fragmentos de recuerdos de esto. Sí recuerdo haber visto a Shotzy, el Sr. 666 y otras personas en túnicas negras desfigurando Biblias ritualmente. También me acuerdo de ellos cantando. Años más tarde averiguaría que ellos estaban cantando versículos de la Biblia al revés. Cada vez que yo intentaba hablar con mi madre sobre lo que estaba ocurriendo, ella insistiría en que eran sólo pesadillas o que yo tenía una imaginación hiperactiva. Y cuando niño, yo no tenía idea clara de lo que realmente me estaba pasando. Durante estos ritos satánicos a los que yo había sido llevado, nunca vi la cara de nadie. Todos llevaban máscaras o escondían sus rostros en las sombras de las capuchas que usaban.

Aparentemente el Sr. 666 se obsesionó sexualmente conmigo. Empezó a acosarme. Empecé a notar a un hombre siguiéndome por ahí cuando caminaba por el vecindario con mis amigos de la infancia. En el momento, no asocié a este hombre con las experiencias de pesadilla que tenía cuando Shotzy nos cuidaba. Yo no sabía quién era este hombre, pero lo había visto por el vecindario en diversas situaciones. Sólo sabía que vivía en algún lugar en nuestro vecindario general.

Cuando hacía buen tiempo, mis padres tenían a menudo barbacoas y fiestas de patio con cócteles en el que cualquier persona del barrio era bienvenido a pasar. El sr. 666 se había congraciado él mismo con mis padres de modo que él pudiera estar cerca de mí. Sin embargo, en esos días no asocié su cara con el hombre de la máscara de Frankenstein que me había aterrorizado en visiones de pesadilla.

Y el abuso al que yo había sido sometido en las noches cuando Shotzy me llevó estaba limitado a lo que se me podía hacer mientras yo estaba semiconsciente. A la mayoría de estas experiencias yo no las podía recordar conscientemente de todos modos. Tengo razones para pensar que se me practicó sexo oral de vez en cuando para causarme que yo tenga erecciones -- que luego fueron fotografiadas. Pero en el momento, yo no estaba consciente de esto. El único indicio que mis padres tuvieron de que algo estaba mal era que yo había desarrollado un intenso miedo a la oscuridad -- que de todos modos no es inusual en niños.

El satanismo es una religión secreta. El secreto es muy importante para las sociedades secretas luciferinas. Cada vez que las personas se inician en uno de estos grupos de culto, siempre hacen juramentos serios para mantener la invisibilidad del grupo. Y la manera en que Shotzy me había secuestrado en la noche se había hecho dentro de un marco estructurado de reglas diseñadas para mantener el secreto de su grupo.

Pero un día el Sr. 666 cruzó una línea y rompió su regla de secreto cuando me secuestró a plena luz del día. Esto fue cuando yo tenía unos ocho años. Sólo a media cuadra de donde yo vivía había un pequeño parque donde los niños jugaban. Mi madre se sentía cómoda dejándome ir ahí solo. En el momento del secuestro, había un par de niños en un lado del parque jugando a saltar la cuerda y yo estaba jugando solo, pateando una pelota por ahí. De repente este coche paró junto a mí y un hombre saltó de él y me agarró. Me tiró en el asiento trasero y se alejó conduciendo. Recuerdo todo esto borrosamente como una mezcla de terror y confusión. Me llevó a su casa, que estaba cerca, y abusó de mí por lo que parecían varias horas. Yo estaba llorando todo el tiempo. Él me desnudó, me acarició, me practicó sexo oral y se masturbó. Hizo esto varias veces. También se filmó a sí mismo haciendo esto. Finalmente el abuso tortuoso terminó. Entonces él me vistió, me puso de nuevo en su auto y condujo a varias cuadras de distancia. Me abandonó frente al edificio de la escuela cercana antes de huir a toda velocidad.

Algunos chicos mayores me encontraron sentado en la acera llorando. Me llevaron caminando de regreso a casa de mis padres. Mi madre y mi padre estaban muy molestos. Aparentemente los adultos y niños mayores de todo el vecindario habían salido a buscarme. Los otros niños que se encontraban en el parque conmigo no habían estado seguros acerca de mi secuestro. Me habían ignorado mientras jugaban por su cuenta. Habían escuchado un automóvil parar y luego alejarse a toda prisa. En algún momento después de que sucedió eso, se habían dado cuenta de que yo no estaba. Sin estar seguros de si algo malo me había pasado, volvieron a su casa para decir algo a su madre acerca de ello. Su madre llamó a mi madre. La comunicación sobre lo que había ocurrido en realidad no está clara. Mi madre no estaba segura de si yo había sido secuestrado o si me había extraviado y perdido. Pero cuando enteró que posiblemente un hombre en un coche me había secuestrado, se puso tan molesta que ella había llamado a mi padre. Él a su vez había llamado a Senior pidiendo consejo. Senior los convenció de no llamar a la policía sino sólo a los vecinos para ayudar a buscarme.

En el momento que todo esto había sucedido, yo no sabía lo que estaba pasando. Yo sólo sabía que algo malo había pasado y que yo estaba molesto. Años más tarde, un satanista que era un conocido mío me contaría la historia de lo que realmente sucedió.

El sr. 666 aparentemente había sido abrumado con lujuria pedófila por mí un día cuando él estaba conduciendo por este pequeño parque del vecindario. Cuando él me vio allí, en un impulso, saltó de su coche y me agarró. Me llevó a su casa y me desnudó. Con intensa lujuria, empezó a abusar de mí. Ganaba dinero con la venta de películas y fotografías de sexo pedófilo a otros pederastas. Así que en algún momento en el abuso, decidió parar sólo lo suficiente para alistar su cámara filmadora.

Los otros niños que jugaban en el parque ese día no habían estado particularmente conscientes de mí. Pero con el tiempo se dieron cuenta de que me había ido y recordaron que un automóvil había escapado del parque rápidamente. Finalmente se preocuparon y le dijeron a su madre. Este evento tuvo lugar alrededor de 1962. Era común entonces para los padres dejar a los niños jugar en este parque sin supervisión. Los padres que dejaban jugar a sus hijos en el parque sin supervisión no eran considerados como irresponsables. El barrio era considerado seguro en esos días. Pero una vez que mi madre no pudo encontrarme en el parque, y nadie más sabía dónde estaba yo, cundió la alarma. Una vez que Senior se involucró, les dijo a mis padres que no se preocupen, sino que más bien consigan a los vecinos para ayudar a buscarme. Mi padre llegó de la oficina y organizó la búsqueda.

Mientras todo el barrio estaba buscándome, Senior llamó a Shotzy y preguntó qué demonios estaba pasando. Shotzy inmediatamente telefoneó al Sr. 666 y se enteró por él de lo que él había hecho. Ella le dijo que él había creado un alboroto y que mejor me deje ir. Así lo hizo. Shotzy entonces se dirigió a casa de mis padres para controlar el relato oficial. Los chicos mayores que me habían encontrado me habían traído a casa para cuando ella llegó allí. Al principio mis padres temían que yo había sido secuestrado. Yo estaba llorando histéricamente y no pudieron sacar nada de mí. Así que Shotzy los convenció de que debían dejarla hablar conmigo a solas.

Ella me llevó a un lado y seguía diciendo, "Sólo te perdiste por un tiempo, no es cierto."

Finalmente dejé de llorar y pregunté, "¿Me perdí?"

Shotzy siguió insistiendo en que sólo me había perdido y que nada estaba realmente mal. Habló con una voz suave. Me tranquilizó. Siguió diciendo la misma cosa una y otra vez. Finalmente empecé a repetir la historia que me contó.

Después de un rato, Shotzy me llevó ante mis padres y me hizo decir: "Me perdí".

Así que esa se convirtió en la historia oficial. Por supuesto, usted tiene que recordar que Shotzy había sido entrenada primero por los Nazis. La base de la propaganda Nazi era lo que llamaban la "Gran Mentira". Si dices la misma mentira una y otra vez, no importa lo grande que sea, eventualmente será creída como la verdad. Mis padres se sintieron aliviados al creer que yo sólo me había perdido y que nada peor había pasado. Sin embargo, la pacificación de mis padres era sólo una parte del problema de Shotzy.

Senior estaba furioso con el señor 666. No era que Senior estaba preocupado por el hecho de que yo había sido abusado. Él era un pedófilo también. Al parecer él tenía fantasías sobre mí también. Pero él estaba celoso de que el Sr. 666 había llegado a mí primero. Y él estaba enojado porque el Sr. 666 había creado un incidente que había alarmado a mi barrio entero. Esto rompió la regla sagrada Luciferina de invisibilidad.

El trabajo real de Senior para su compañía petrolera era el de un fijador de precios. La fijación de precios era el acto de las distintas empresas petroleras acordando fijar los precios en un nivel determinado para el propósito de obtener beneficios. En esos días la fijación de precios era considerada un delito grave. Era contra la ley para las compañías petroleras hacer acuerdos secretos de fijación de precios. Se suponía que iban a permitir que los precios del petróleo se fijen por la dinámica del libre mercado de la oferta y la demanda. Pero por supuesto las petroleras codiciosas de hecho arreglaban secretamente los precios. Pero debido a que tales acuerdos no eran legales, hacerlos cumplir era un problema. Y el trabajo de Senior era resolver ese problema.

Las compañías petroleras podían sobornar a los políticos y la policía para que miren para otro lado, pero todavía tenían que controlar a sus propios dueños de gasolineras. Senior tenía ejecutores criminales violentos que trabajaban para él. Si alguien dejara de adherirse a un acuerdo secreto de fijación de precios, sus ejecutores utilizarían las amenazas y la violencia para poner a la gente necesaria de nuevo en línea.

Esa noche, después de mi secuestro, Senior envió a sus ejecutores a la casa del Sr. 666. Él desapareció de mi vida después de eso. Sólo sería años más tarde que yo conectaría los puntos y entendería todo esto. Recuerdo que cuando yo era un niño, poco después de que este incidente tuvo lugar, mis padres hablaron de cómo un vecino amigo suyo de repente se había mudado. Los chismes del vecindario eran que él había estado en un accidente de algún tipo y había pasado tiempo en el hospital. Los vecinos se sentían tristes cuando un corto tiempo después repentinamente él se había mudado lejos. Aparentemente a todos les gustaba y pensaban que era un buen tipo.

Sin embargo, esto en realidad no me hizo más seguro. En muchos aspectos empeoró las cosas para mí. A través de sus ejecutores, Senior había adquirido la colección de pornografía infantil del Sr. 666, incluyendo las fotos y películas que él había tomado de mí. El interés sexual de Senior en mí pasó de ser una fantasía a ser una obsesión plenamente desarrollada.

N. del T: Alude al título en inglés del cuento "La Bella Durmiente". El control mental ha usado profusamente todo tipo de historias, no sólo cuentos infantiles, desde tiempo inmemorial, desde antiguos mitos hasta modernas películas, narradas a través de todo tipo de arte, por toda clase de personas y grupos, tales como Disney y Hollywood. Es posible que, aun dormido o semi-consciente el niño, su subconsciente, absorba la negatividad del ritual experimentando sus correspondientes emociones, y que su efecto sea acumulativo. Así que es probable que esta práctica sea muy antigua.

FELIZ CORDERITO.



De manera regular desde mi temprana infancia yo había pasado fines de semana en casa de Senior. A él y a su esposa les gustaba tenerme allí. Tenía sirvientes negros que eran amables conmigo, y su patio era grande. Había un gallinero abandonado y un huerto. Senior tenía grandes jardineras y su propio jardinero. Había canchas de tejo afuera. En la casa había un montón de juguetes y juegos de mesa. Sin embargo, yo tenía sentimientos encontrados acerca de estar allí. En cierto modo, era divertido, pero también me sentía nervioso por Senior. Siempre me sentí intimidado por él.

Cuando pasaba la noche en casa de Senior, yo dormía en un dormitorio pequeño que daba directamente a la habitación donde dormían Senior y su esposa. Para ir al baño tenía que caminar a través del dormitorio de Senior en la noche, que era algo que a Senior no le gustaba que yo hiciera. Además, tendían a obligarme a ir a la cama temprano, poco después de la cena. Esto significaba que mi vejiga tendía a estar llena en medio de la noche. Pero no podía levantarme para ir al baño si lo necesitaba. Trataría de retener mi vejiga hasta la mañana, lo que pasaría a ser doloroso. Si yo trataba de caminar de puntillas más allá de la cama de Senior él se despertaría y me maldeciría. Si yo mojaba mi cama me maldeciría. Siempre apestaba a cigarrillos y alcohol, y cuanto más borracho se ponía, el más cruel se volvía.

Pero no fue sino hasta después del incidente donde me secuestró el Sr. 666 que Senior comenzó a abusar de mí. Estoy seguro de que yo no era el único niño al que le había hecho esto. Ese dormitorio pequeño junto al suyo era utilizado a veces por otros niños, algunos de ellos estaban relacionados con él y otros no. Una noche cuando yo estaba allí, de repente él entró en la habitación, me levantó y me llevó a su cama. Me violó analmente lo que fue abrumadoramente doloroso para mí. Se sentía como si yo estuviera siendo partido en dos. Recuerdo que tan pronto como comenzó, su perro, que estaba afuera, comenzó a ladrar frenéticamente y siguió ladrando hasta que había terminado. Creo que grité al principio. Por un tiempo, me desmayé del dolor. Luego la esposa de Senior, mi abuela, me llevó a mi cama. Ella me sostuvo en sus brazos y siguió diciendo la misma cosa una y otra vez, como un mantra.

En mi mente todavía puedo oír su dulce voz diciendo, "Nada de esto está sucediendo. Nada de esto es real. Sólo tuviste una pesadilla. Cuando te despiertes por la mañana todo volverá a ser normal."

Cuando llegué casa a casa de mis padres al día siguiente fui al baño y traté de defecar. Pero salió sangre con las heces. Cuando me levanté y me di vuelta para tirar de la palanca para tirar de la cadena, me quedé paralizado por el miedo. Cuando miré hacia abajo a la taza del inodoro y vi toda la sangre en él, grité. Mi madre entró en el cuarto de baño y vio toda la sangre en la taza del inodoro. Me dijo que me suba los pantalones, y luego llamó a la esposa de Senior. Recuerdo que, mientras mi madre hablaba con la esposa de Senior, había fuerte emoción en su voz. Pensé por un segundo que ella realmente podría hacer algo para protegerme.

Sin embargo, como siempre, se dejó manipular por Senior y su esposa. Lo que a mi madre se le dijo fue que yo había comido demasiado queso la noche anterior y que había obstruido mi sistema. Así que la idea era que yo sólo había tenido unas "heces duras". Así que esta fue la explicación para la sangre. Mi madre, como siempre, creyó lo que le dijeron Senior y su esposa y ese fue el fin de eso, en lo que a ella le concernía. Me dio un baño caliente y me dijo que no me preocupara.

Yo no tenía ninguna buena comprensión de la violación que me había sucedido la noche anterior. Había sentido dolor en mi ano que era obviamente real. Yo no tenía las palabras por las cuales yo podría explicar a mi madre lo que había sucedido. También mis padres y hermanos tendían a tratarme como si yo fuese una molestia. En esos días la actitud de los adultos era que "Los niños son para ser vistos y no escuchados". En realidad me dirían esto a mí. Fui desalentado de hablar. Yo era rara vez levantado en brazos o tocado. Yo sabía que mi abuelo me había hecho algo malo, pero no tenía forma de reportar esta información al Capitán Papá y la Teniente Mamá.

Pero el siguiente domingo, después de la iglesia, cuando mis padres querían llevarnos a los niños a visitar a Senior, me negué a ir. Cuando mis padres intentaron insistir, me puse a llorar y suplicar que no me lleven. Finalmente mis padres decidieron que podía quedarme en casa solo mientras ellos tomaron a los otros niños y fueron a visitar a Senior. Y debido a que yo estaba siendo desobediente, tendría que quedarme sin mi almuerzo.

Me sentí aliviado de que no tenía que ir a casa de Senior, pero también me sentí aislado. Había una estantería de madera robusta en la sala de estar de nuestra casa que era más alta que yo. Estaba construida en la pared. Yo había aprendido que podía escalar las estanterías como si fueran una escalera. Mis padres, por supuesto, me prohibieron hacer esto. Pero estando solo en la casa decidí desobedecer las reglas de mis padres y subí hasta donde podía alcanzar el estante superior. Una vez allí, saqué al azar un libro del estante y salté hacia abajo.

Era un libro de historia del arte de algún tipo. En él había una imagen de un ángel con grandes alas y una espada que agitaba en el aire. Tenía su pie sobre el cuello de un dragón al que acababa de derrotar en combate. Justo cuando miraba esta imagen, un rayo de luz atravesó las cortinas de la sala de estar e iluminó la página. Piel de gallina corrió por mi espina dorsal. Sentí una presencia en la habitación conmigo; Sentí que había un ángel invisible allí conmigo. Ya no estaba solo. Me sentí seguro por primera vez en mucho tiempo. Me acurruqué en la alfombra y tomé una siesta.

Cuando mi familia llegó a casa ese día, yo estaba aún durmiendo la siesta. Me desperté cuando entraron en la casa. Hablaron sobre la maravillosa visita que acaban de tener en casa de Senior. Él les había dado a todos mis hermanos regalos de dinero. Ellos se burlaban de mí diciendo que yo había sido un estúpido al no venir con ellos. Mis padres también me obsequiaron un guante de béisbol que me dio Senior. Me dijeron cuán herido se había sentido él porque yo no había asistido ese día. Todo esto me hizo sentir estúpido y culpable.

Entonces mi padre encontró su libro de arte abierto en el piso de la sala de estar. Yo fui criticado por haber subido hasta el estante de libros para conseguirlo. Mi padre me dijo que éste era un libro valioso y que él lo había puesto allí específicamente porque no quería que nosotros los niños lo ensuciemos. Me dijeron que yo estaba en problemas y que tenía que ir a la cama sin cenar. Subí a mi habitación y me acurruqué bajo las mantas en una posición fetal y lloré. Después de un rato mi madre vino a mi habitación con una bandeja que contenía una taza de sopa, unas galletas y un vaso de leche. Ella me dejó comerlas en mi habitación y me besó en la frente.



Esa noche tuve una pesadilla vívida. Era tan vívida y emocionalmente intensa que nunca la he olvidado. Soñé que yo estaba escalando el estante de libros de mi padre. Era de noche pero la brillante luz de la luna iluminaba todo. A medida que escalaba la estantería se convirtió en un acantilado. A medida que escalaba este ahora acantilado rocoso, vi que había piratas debajo de mí, escalando después de mí. Parecían típicos piratas de cine con espadas, parches en los ojos y cosas así. Pero me sentía aterrorizado y por tanto empecé a trepar más alto y más alto. Al acercarme a la parte superior del alto acantilado, vi que allí había piratas esperándome también. Entonces vi que había piratas a ambos lados de mí. Así que estaba rodeado por todos lados sin ningún lugar para escapar. Mis brazos se debilitaron y me resbalé del acantilado. Caí en cámara lenta a la tierra debajo, creyendo que me iba a morir. Entonces un ángel con alas voló hacia abajo y me agarró justo a tiempo. Volamos lejos y aterrizó en la cima de una montaña donde había otros ángeles. Me sentí rebosante de alegría. Vitoreamos cuando el sol se levantó en la distancia. Y justo en ese momento, la luz del sol entrando en mi dormitorio me despertó del sueño. En el desayuno le dije a mi familia sobre el sueño y todos parecían divertidos.

Esa noche mis padres recibieron una llamada telefónica de Senior. Dijo que él quería llevarme al zoológico el próximo fin de semana. Mis padres estuvieron de acuerdo. Senior dijo que él había arreglado que Shotzy viniera a buscarme en su coche. Supuestamente esto fue porque él tenía una reunión de negocios ese día y necesitaba ahorrar tiempo. Así que la idea era que él sólo se reuniría con nosotros dos en el zoológico mismo, y Shotzy me llevaría de ida y vuelta. Sin consultarme, mis padres dijeron a Senior que yo estaría encantado de ir y le agradecieron.

Ese fin de semana Shotzy en efecto me recogió como estaba previsto, pero no fuimos al zoológico. Mientras estábamos supuestamente en el camino, dijo que teníamos que pasar por casa de una amiga por un minuto. Ella me llevó adentro. Fue en este momento que Shotzy utilizó una técnica de control mental ritual satánica. Esta técnica involucraba un gato vivo y dos osos de peluche (o Teddy Bear). Tengo razones para creer que las técnicas como esta han sido utilizadas en un número de víctimas del control mental Monarca. Pero antes de describir ese ritual, creo que yo también debería explicar un poco acerca del uso del lenguaje en el control mental basado en trauma.

No quiero entrar en los métodos exactos, pero debo decir que el lenguaje se utiliza de una manera muy meticulosa para controlar a las víctimas de este tipo de control mental. Hay una rama de la lingüística llamada semántica; Este es el estudio del lenguaje y del significado de las palabras. En torno al año 1920 se formó una disciplina científica que finalmente tomó el nombre de Semántica General. El creador principal de esta disciplina fue Alfred Korzybski. Como la semántica, la Semántica General se ocupaba del lenguaje, pero también se ocupaba de otros temas como la función del cerebro y la verdadera naturaleza de la condición humana. La Semántica General es a menudo ignorada por los académicos contemporáneos, pero en un tiempo fue muy influyente. Creo que las intenciones de los semánticos generales eran benevolentes, pero algunos satanistas tomaron ideas de este movimiento y las retorcieron para proporcionar un marco científico para el Abuso Ritual Satánico.

De todos modos, con eso en mente, cuando entré en esta casa donde Shotzy me había llevado, usaron una técnica para programarme de una manera muy minuciosa. Al principio parecía como si yo hubiera entrado en una divertida situación. Había otras dos mujeres allí, y ambas eran muy amigables. Me dieron dulces y refrescos. Me dijeron qué niñito tan apuesto era yo. En un momento me di cuenta que había un gato en el piso de la cocina que estaba durmiendo junto a un tazón de leche. Pregunté qué andaba mal, y se rieron. Dijeron que el señor Whiskers (o Bigotes, el gato) sólo estaba tomando una siesta.

Entonces me hablaron de un divertido juego que querían jugar. Dijeron que tenían un juego que le daría a uno la sensación de volar. Las dos mujeres tenían algo que parecía una camilla portátil pequeña, del tipo que se utiliza para transportar personas enfermas. La más pequeña y más liviana de las dos mujeres se acostó en la camilla. Le vendaron los ojos. Entonces, una frente a la otra, Shotzy y su amiga levantaron la camilla. La levantaron, manteniéndola por encima de sus cabezas. La mujer en la camilla se rió con deleite.

"¡Oh, esto es tan divertido!", exclamó.

Empezaron a caminar en círculos de modo que la camilla estaba girando lentamente.

"Wii! ¡Wii! ¡Oh, esto es tan divertido! Siento que estoy volando", dijo ella con alegría exagerada.

La bajaron y ella se quitó la venda de los ojos. Ella sonrió y rió con entusiasmo.

"Oh, eso fue taaan divertido."

Pensando que sería divertido, decidí que yo quería jugar también. Pregunté si yo podría ser el siguiente, y estuvieron de acuerdo.

Ellas pusieron una sábana en el piso y pusieron la camilla encima de ella. Me recosté en la camilla. Dijeron que debido a que querían que yo estuviera seguro ellas iban a envolver la sábana alrededor mío y de la camilla. Así que voltearon la sábana sobre mí, luego levantaron la camilla y aseguraron la sábana alrededor de mí. Me vendaron los ojos. Luego me levantaron y lentamente me hicieron girar mientras caminaban en un círculo. Tuve la sensación de volar y me reí con deleite. Luego sentí a la camilla inclinarse hacia abajo y escuché el sonido de pisadas en las escaleras.

"¿Adónde vamos?" Pregunté.

No hubo respuesta.

Yo me sentía estar parado erguido, así que estaba en una posición de pie. La camilla había sido asegurada a algo, pero yo todavía estaba inmovilizado por la sábana que había estado envuelta alrededor de mí. No podía ver nada debido a la venda en los ojos.

"¿Terminó el juego?" Pregunté.

"Oh no, está a punto de empezar," fue la respuesta.

Las tres mujeres se reían, pero no de manera amistosa. Sentí miedo.

"Ya no quiero jugar más".

Pero la única respuesta que obtuve fue más risa aterradora. Una de ellas mencionó algo acerca de sales aromáticas, y escuché el sonido de un gato maullando.

Shotzy dijo: "Muy bien, chicas, estamos listas."



Después que me quitó la venda de los ojos yo estaba en la oscuridad. Comencé a gritar para que enciendan las luces y me dejen ir, pero todo lo que conseguí fue la risa como respuesta. Comencé a gritar pidiendo ayuda tan fuerte como podía hasta que mi voz se puso ronca de gritar.

Finalmente Shotzy dijo, "Estás perdiendo tu tiempo, nadie puede oírte".

Comencé a llorar. Lentamente me di cuenta del maullido lastimero de un gato.

Una mujer encendió una vela y la situación se hizo parcialmente iluminada. Pude ver tres pequeñas cruces en una mesa delante de mí. El gato, Sr. Whiskers, había sido atado a la Cruz a mi izquierda. La Cruz en el centro estaba vacía. Y la Cruz a mi derecha tenía un oso de peluche en ella.

Las tres mujeres se habían cambiado poniéndose vestidos negros y usaban máscaras de Halloween de goma con caras de brujas feas.

Durante un tiempo cantaron algo que yo no podía entender. Pero me di cuenta de cuál era Shotzy por su acento.

"Shotzy, haz que se detengan," dije.

"Shotzy no está aquí ahora. Yo soy la bruja Belinda", respondió.

"Le voy a contar a mi mami lo que hiciste," amenacé.

Se rieron.

Shotzy/Belinda sostuvo un oso de peluche frente a mí. Sostenía la vela para que yo pudiera ver la etiqueta con su nombre. El nombre en ella era mi nombre, Kerth Barker.

"¿Cuál es tu nombre?", preguntó la bruja Belinda.

Dije: "Yo soy Kerth."

"No, no lo eres. He atrapado al alma de Kerth Barker en este oso de peluche. Y es una buena cosa que hice. Porque Kerth Barker va a morir este día".

Luego se encendieron las luces y pude ver que estaba en un sótano. Las ventanas del sótano tenían pedazos de viejos colchones rellenados en ellas haciendo a la habitación a prueba de sonido. Me di cuenta del olor de la orina y del hecho de que yo acababa de orinarme encima. Mis piernas temblaban incontrolablemente. Traté de hablar de modo que yo pudiera rogar que se detuvieran, pero no podía decir nada porque estaba abrumado por el miedo.

Tomaron el oso de peluche con mi nombre etiquetado en él y lo colgaron en la Cruz delante de mí. Entonces empezaron a torturar al gato. Todo lo que hicieron al gato se lo hicieron luego al oso de peluche etiquetado con mi nombre. Pero dejaron en paz al oso de peluche a mi derecha. Cuando usaron un largo alfiler para apuñalar al gato en su pata derecha delantera, luego apuñalaron al oso de peluche con un alfiler largo en su brazo derecho. Este tipo de cosas se prolongó durante lo que me pareció mucho tiempo. Lastimaron al gato y al oso de peluche de varias maneras. Finalmente ellos cuidadosamente abrieron el estómago del gato y lentamente comenzaron a sacar sus intestinos. Todo este tiempo el gato había estado maullando de una manera lúgubre. Después que empezaron a sacar los intestinos del gato, abrieron el estómago del oso de peluche, y comenzaron a sacar su relleno. Iban y venían entre los dos.

En un momento dado, cuando retiraban los intestinos del gato, él me miró directamente a mí y en su pequeña voz de gato, dijo, "Por favor, hazlas parar."



Miré a Shotzy/Belinda y dije, "El Sr. Whiskers dice que tienes que parar ahora".

Se rieron ruidosamente de esto.

Shotzy/Belinda dijo algo en alemán que yo no entendí, y luego dijo: "qué niñito chistoso eres."

Luego le cortaron la cabeza del gato y la pusieron en frente de su cuerpo. Luego le cortaron la cabeza al oso de peluche y la pusieron en frente de su cuerpo. En ese momento yo estaba hiperventilando. Podía oler el fuerte olor que venía de mi cuerpo sudoroso. Mi corazón latía tan fuerte que sentí que se rompería.

Shotzy/Belinda sacó de la Cruz el tercer oso de peluche, ileso y me lo mostró. También tenía una etiqueta con nombre. La etiqueta decía Merry Little Lamb (Feliz Corderito).

Shotzy/Belinda dijo: "Tu nuevo nombre es Merry Little Lamb".

Yo me sentía desmayar mientras ella lo decía una y otra vez.



Guiòn de Canciòn Infantil Usado como Control Mental Monarca.

Años más tarde, yo recibiría una forma de terapia que me permitiría a recordar todas las veces cuando me había disociado por el trauma del abuso Ritual satánico. Debido a esta terapia adquirí la capacidad de recordar cómo Shotzy y sus amigas me programaron ese día una vez que me había puesto lo suficientemente disociado.

Su uso del lenguaje era muy exacto. Shotzy tenía un guión de algún tipo que usó. No creo que el procedimiento fuese desarrollado por Shotzy. No creo que ella fuese tan inteligente. No quiero explicar exactamente cómo funcionaba este procedimiento. Pero la idea era que estaban creando una nueva personalidad. Y esta nueva personalidad podría activarse a voluntad.

Tenían una frase de control que decía así, "Merry era un corderito, su piel era blanca como la nieve. Por todas partes donde Merry fue, era seguro que el viento soplaba."

Esta frase de control imitaba una canción infantil común, así que si hubiera sido escuchada, no habría despertado sospechas. Su intención era que mediante el uso de esta frase de control exactamente redactada, podrían apagar la personalidad Kerth Barker y encender la personalidad Alegre Corderito. Y esa personalidad era una que podían controlar. Esta era la idea, pero al final las cosas no resultaron totalmente como lo planearon. Sin embargo, ese día lograron exitosamente su objetivo de suprimir mi memoria.

Me desperté en el sofá de la sala de estar de la casa donde me había llevado Shotzy. Yo había sido bañado, mi ropa había sido lavada y mi cerebro había sido lavado también. No podía recordar nada acerca del abuso.

La mente humana tiene un mecanismo natural en el cual apaga el acceso consciente a cualquier recuerdo que es demasiado doloroso de recordar. Esto protege al ego de ser abrumado. Permite al ego seguir funcionando. El control mental basado en trauma aprovecha ese hecho.

Shotzy había implantado un falso recuerdo el cual sugería que habíamos ido al zoológico ese día, lo que por supuesto no habíamos hecho. Yo había estado en el zoológico de St. Louis muchas veces en el pasado, así que yo sí tenía recuerdos reales del parque zoológico. Y sus palabras trajeron a la mente esos recuerdos reales. Shotzy habló de las cosas que supuestamente habíamos hecho y visto. Ella tenía fotos y postales del zoológico. Mientras nos sentamos en el sofá juntos, miramos esas fotos y hablamos de nuestro día imaginario en el zoológico y lo que habíamos hecho allí.

Después de eso, Shotzy me llevó a casa. Y mientras íbamos viajando, hablamos como si en realidad hubiéramos estado en el zoológico. Una vez que llegamos a casa de mis padres, Shotzy trajo con ella una caja que había sido envuelta con papel de regalo. Estábamos de pie en la sala de estar con mis padres y hablamos sobre lo que yo había hecho ese día. Encontré que mi mente estaba en blanco y que no podía recordar. Pero Shotzy continuaba dándome letra.

Ella diría cosas como, "¿Recuerdas cuando vimos los monos? ¿No eran amiguitos divertidos?"

Y yo recordaría cómo lucían los monos en el zoológico y estaría de acuerdo con ella. La conversación siguió así por un rato. Mis padres preguntaron por Senior y si él había disfrutado del zoológico o no. La historia original que habían contado a mis padres era que supuestamente íbamos a reunirnos con Senior en el zoológico, y que íbamos a pasar el día con él. Senior incluso había llamado a mis padres por teléfono, supuestamente desde el zoológico, y les dijo que yo estaba bien y divirtiéndome. Pero yo nunca había estado en el zoológico con Senior y no tenía ningún recuerdo de verlo ahí. Les dije a mis padres que no recordaba que Senior hubiera estado ahí conmigo. Nerviosamente Shotzy se rió y trató de encubrir esta omisión enorme. Mi madre parecía nerviosa cuando yo no podía recordar nada acerca de que Senior estuviera en el zoológico. Pero Shotzy siguió encubriendo diciendo que yo estaba tan ocupado divirtiéndome que no había prestado atención a Senior. Entonces Shotzy dijo que tenía un regalo para mí porque yo había sido un buen chico. Ella dijo que Senior había comprado este presente especialmente para mí. Entonces ella me dio la caja.

Me senté en el suelo y la abrí. En ella estaba el oso de peluche. Este era el mismo oso de peluche que había sido utilizado en el ritual. Era el oso de peluche que no había sido herido, excepto que ya no tenía la etiqueta con su nombre en él. Esa etiqueta del nombre había dicho "Merry Little Lamb".



Por supuesto, habían quitado la etiqueta. En aquel momento, sentado en el suelo, no podía recordar conscientemente el ritual porque había entrado en shock y Shotzy había programado mi mente para que yo fuese incapaz de recordar el abuso que había tenido lugar más temprano ese día. El oso de peluche ya no tenía una etiqueta con su nombre en él, pero reaccioné inconscientemente a él como si la tuviera. Me sentí confundido y conmocionado mientras lo sostenía en mis manos.

Shotzy dijo: "Sabes, ese oso de peluche tiene un nombre. Su nombre es Feliz (Merry) porque él es un amiguito tan feliz. Es tan adorable; es tal como un cordero. Es un Corderito Feliz".

Mis padres me hicieron agradecer a Shotzy, y ella me besó en la frente. Ella habló un tiempo con mis padres y luego se fue.

Puse el osito de peluche de nuevo en su caja y lo empujé bajo una silla. Esa misma noche una prima que tenía la misma edad que mi hermana vino a cenar con nosotros. Ella había sido traída en coche por un adolescente que la había dejado al pasar. El plan era que nuestro tío iba a pasar después de la cena para hablar de negocios con mi padre, y que llevaría a nuestra prima, su hija, de vuelta a su casa. Cuando se mencionó que yo había ido al zoológico ese día con Senior, ella se rió y dijo que ella acababa de regresar del zoológico con su novio. Habían estado allí todo el día. Ella estaba sorprendida de que no nos había visto allí. Me preguntó qué había visto yo, y relaté la historia que Shotzy me había programado que diga. Había sido una historia muy detallada. Sin embargo aparentemente el zoológico había hecho algunos cambios en donde se exhibían los animales, y otros edificios habían sido cambiados recientemente también. Así que mi descripción del zoológico era inexacta, y mi prima señaló esto. Esto pareció preocupar a mi madre. Ella tenía una mirada de perplejidad en su rostro mientras hablábamos de estas cosas. Y aunque no dije nada, comencé a dudar de que yo realmente hubiese estado en el zoológico. Pero todavía yo no recordaba lo que había ocurrido realmente. Sin embargo, Senior había dicho que yo había estado en el Zoo con él, y nadie dudaba de nada de lo que él decía. Así que a pesar de la confusión, nadie cuestionó que yo había estado en el zoológico. Y después de la cena mi madre encontró el oso de peluche y lo subió a mi habitación.

El oso de peluche estaba sentado en una cómoda frente a mi cama. La luz de la luna brillaba intensamente en mi cuarto, e incluso después de que las luces se apagaron yo todavía podía ver el osito de peluche. Parecía estar mirándome fijamente. Después de quedarme dormido tuve una pesadilla acerca de él. En la pesadilla, que me pareció muy realista, el osito de peluche empezó a hablar.

Repetía, "Yo soy el dios demonio Fauno. Voy a comerte hasta que no quede nada de ti".

Sentí tanto miedo de él que cuando intenté hablar para pedir ayuda, no pude encontrar mi voz. Cada vez que decía que iba a comerme, crecía en tamaño. Creció cada vez más grande hasta que era del tamaño de un hombre. Sus pies comenzaron a transformarse en las patas de una cabra. Dos cuernos comenzaron a crecer de su cabeza. Tenía una sonrisa cruel mostrando dientes afilados. Yo podía oler su aliento sulfuroso. Tenía un pene erecto que también crecía cada vez más grande. Yo no entendía realmente lo que era este pene erecto gigante. Yo sentía como si se tratara de algún tipo de arma. Me aterrorizaba.

Finalmente encontré mi voz y empecé a gritar: "¡Mami, ayúdame!"

Mi madre entró en mi habitación para encontrar que yo había mojado la cama y estaba llorando. Ella me calmó, cambió mis sábanas y me puso de nuevo en la cama. Pero yo no podía dormir. Toda la noche yo sólo me senté en mi cama y miré fijamente al osito de peluche al otro lado. Hubiera jurado que el oso de peluche también me estaba mirando fijamente a mí.

Al día siguiente oí por casualidad una conversación que mi madre tenía con mi padre sobre Shotzy. Ella dijo que no se sentía cómoda con que Shotzy me cuidara. Mi padre empezó a argumentar que Senior podría disgustarse si rechazaban la ayuda de Shotzy. Después de todo Shotzy era amiga de Senior y él podría sentirse ofendido si su ayuda gratuita en cuidar de los niños era rechazada. Esta conversación me molestó en ese momento, pero yo realmente no entendía por qué estaba enfadado.

De repente, sin razón alguna que yo pudiera entender, empecé a gritar a todo pulmón, una y otra vez, "¡Los alemanes ganaron la guerra!"

Comencé a correr alrededor de la casa gritando esto. Corrí afuera y se lo grité a los vecinos. Volví corriendo adentro y subí y bajé las escaleras gritándolo una y otra vez tan fuerte como pude. Empecé a cantarlo como si fuese una canción. Y mientras lo cantaba, hice una y otra vez el saludo Nazi.

Mi padre le dijo a mi madre, "Por el amor de Dios, haz que pare eso".

Mi madre me hizo callar y me hizo sentarme en las escaleras. Ella se sentó junto a mí, y puso su brazo alrededor de mi hombro. Esto era inusual porque ella rara vez me tocó, y las otras personas en mi familia rara vez me tocaban. Habló suavemente mientras intentaba explicarme algunas cosas. Ella dijo que mi padre había combatido en la guerra en Europa. Explicó que él y sus hombres estaban luchando contra los soldados alemanes. Algunos de los hombres de mi padre habían muerto en la guerra, asesinados por los alemanes. Mi madre habló de ser una enfermera y cuidar de los hombres heridos que habían regresado de la guerra. Así que ella explicó que yo estaba hiriendo los sentimientos de mi padre y de ella cuando yo hablaba de los alemanes ganando la guerra porque muchas personas en Estados Unidos habían hecho grandes sacrificios para derrotar a los alemanes.

Me sentí mal. Dije que lo sentía y prometí nunca hacerlo de nuevo. Y pregunté por qué dejaban que Shotzy, quien era una alemana, cuidase de nosotros.

Mis padres se miraron el uno al otro como si acabaran de darse cuenta de algo. Hablaron tranquilamente juntos por un tiempo. Mi padre telefoneó a Senior y dijo que ellos habían estado muy agradecidos por la ayuda de Shotzy pero querían que ella no viniera más.

Después de la llamada, mi padre dijo que Senior no estaba molesto en absoluto, y que fue acordado que Shotzy ya no nos cuidaría o visitaría más. Pero también dijo que Senior había pedido que yo pasara el próximo fin de semana en su casa, y mi padre había accedido.

Esa noche, mientras yacía en la cama, justo cuando me estaba quedando dormido, oí al osito de peluche decir suavemente: "En cuanto te duermas, te voy a devorar".

Me desperté inmediatamente. Me senté en mi cama y miraba fijamente al oso de peluche que parecía devolverme la mirada. Yo estaba demasiado asustado para volver a acostarme. Cada vez que empezaba a cabecear, el osito de peluche hablaba suavemente y amenazaba con devorarme. No conseguí dormir esa noche. Me obsesioné con la idea de que el oso de peluche iba a matarme y comerme.

A la mañana siguiente llevé al osito de peluche escaleras abajo y le dije a mi madre que ya no lo quería más y que ella debía llevárselo. Mi madre explicó que era un regalo de Senior y que él se sentiría mal si yo no lo conservaba. Ella dijo que yo tenía suerte de que él me había dado este regalo y que debería estar agradecido. Entonces ella me preparó el desayuno, pero yo no podía comer nada.

Estaba cansado, pero tenía miedo de quedarme dormido. Mi madre salió de nuestra casa para visitar a nuestro vecino de al lado por un rato. Ella me dijo que yo podía mirar la TV mientras ella no estaba. Encendí la tele, pero no estaba sintonizada a ninguna estación y la pantalla sólo mostraba una estática como nieve. Miré las imágenes cambiantes blancas y negras en la pantalla, tratando de permanecer despierto. No sé si me quedé dormido y soñé esto o si fue una alucinación causada por el estrés y la privación de sueño. Pero por sólo un minuto la estática se despejó y vi una imagen en la pantalla del televisor blanco y negro. Parecía una corta película muda de mí en frente de nuestra chimenea quemando el oso de peluche.



Me levanté de un salto inmediatamente. Recogí el oso de peluche y fui a la chimenea. Hice una gran pila de periódicos arrugados. Puse al oso de peluche encima de ella. Encontré los fósforos y encendí el periódico.

Con una voz temblorosa, el osito de peluche dijo: "Por favor no me quemes. Vine de un lugar de fuego eterno. No quiero volver allí. Yo estaba sufriendo todo el tiempo. Sólo déjame quedarme aquí en este cuerpo del osito de peluche. Prometo estar tranquilo. Por favor no hagas esto."

Me puse de pie y miré mientras el oso de peluche ardía. A medida que se consumía me sentía menos asustado de él. Pero el humo no estaba subiendo por la chimenea. En su lugar comenzó a extenderse, dentro de la casa. Mi hermana, viendo lo que yo había hecho, corrió a buscar a mi madre. Mi madre volvió corriendo furiosa y ajustó el tubo para que el humo subiera por la chimenea. Luego abrió las ventanas para ventilar la casa. Me dijo que yo era un chico malo. Pero dejó que el oso de peluche se quemara hasta ser cenizas. Recuerdo que ella comentó que no podía entender por qué el osito ardiente olía a azufre.

El próximo fin de semana cuando mis padres me dejaron en casa de Senior, la parra de chismes de la familia había alcanzado a Senior con la noticia de cómo yo había quemado el oso de peluche. Él dijo que había oído acerca de qué travieso niño había sido yo, y que esperaba que mis padres me hubieran castigado adecuadamente. En realidad no me habían castigado en absoluto. Ellos sólo estaban anonadados por lo que yo había hecho y sólo decidieron ni siquiera hablar de ello.

Después de que mis padres se fueron, Senior dijo que quería llevarme a casa de un amigo. Él me condujo al campo y luego salió a algunos caminos de tierra rurales. Él condujo por ahí, aparentemente en círculos, sólo para asegurarse de que yo estaba confundido acerca de dónde me encontraba. Finalmente condujo hasta una gran casa en una propiedad rural. Tuve un muy mal presentimiento. La finca tenía un gran cerco alrededor de ella. El camino de acceso que conducía a la finca estaba bloqueado por una gran puerta ornamental de metal. La puerta estaba asegurada con un candado y cadena pesada. Pero mi abuelo tenía una llave del candado. Él abrió la puerta, la atravesó conduciendo y cerró detrás de nosotros. Mientras nos acercábamos a la mansión yo podía ver cuán grande era. Era más grande que cualquier casa que yo hubiese visto antes alguna vez. Aunque había coches aparcados en frente de ella, mi abuelo la rodeó hacia la parte trasera.

Después de que salimos del coche, me llevó adentro, directamente al sótano. El sótano era grande, y estaba pintado de negro. Incluso las ventanas estaban pintadas de negro. No había ninguna luz eléctrica ahí abajo. Las luces eran algún tipo de quemadores de gas adosados a las paredes. Todo estaba iluminado con una tenue luz amarillenta. En el centro de la habitación había un diseño dibujado con pintura roja. Dentro de dos círculos concéntricos había una estrella de cinco puntas (o pentagrama) entrelazada y una estrella de David. Entre los dos círculos había palabras escritas en un alfabeto que no reconocí. Cerca del círculo había un triángulo pintado. Al lado del triángulo había una caja de madera con acolchado interior, era del tamaño de un ataúd de un niño. Cerca de ahí había una mesa con un cuchillo, una copa, una gran estrella de cinco puntas de plata y una pequeña varita de madera.

Senior se quitó la ropa, la colgó en un armario y se puso una túnica negra de seda con una capucha. Un ascensor de carga descendió y se abrió. Un grupo de personas, todas en túnicas negras, salió de él. Shotzy era una de ellos. Ella tenía una mirada de odio absoluto en su cara.

Tomó un trozo de tiza y dibujó un sigilo en el centro del triángulo. Este sigilo era un tipo de símbolo de señal retorcida. Aunque no lo entendí en ese momento, la idea es que un sigilo es un símbolo que puede utilizarse para invocar a un demonio.

Todos ellos me rodearon. Alguien entregó una copa a Senior y él me obligó a beber. El líquido en ella sabía mal. Shotzy me quitó la ropa. Ella y otros rápidamente me pusieron en la caja y la cerraron. Podía oír el clic de una cerradura. La caja estaba acolchada de manera que apenas podía moverme. Olía a orina, y yo no había empezado a orinarme encima -- todavía. Empecé a gritar. Me di cuenta de que no podía moverme y eso me aterrorizó. Oí la voz de Shotzy. Ella estaba burlándose de mí.

Ella dijo con una voz cruel, "Hola, Kerth Barker. Te puse en esta caja y nunca voy a dejarte salir. Vas a morir aquí dentro."

Grité. Les rogué que me dejaran salir. Dije que lamentaba haber quemado el oso de peluche. Prometí ser bueno. Les dije que haría todo lo que querían. Le recé a Dios. Parecía que estuve allí dentro mucho tiempo. Podía oír cánticos que no pude entender. Yo estaba sufriendo porque cuando uno no puede mover su cuerpo, los músculos comienzan a doler. El dolor y el terror crecieron cada vez peor. Finalmente me puse histérico y empecé a gritar por mi mamá, aunque ella no estaba allí.

"¡Mami, mami, mami!"

Al final caí en un silencio de pánico. Había dolor físico intenso en mis brazos y piernas de no ser capaz de moverlos y luchar contra el acolchado en la caja. Me dolía la espalda. Todavía podía oír cantar. Yo estaba hiperventilando. Mi corazón latía tan fuerte que dolía. Sentí el calor de la orina y las heces que acababa de evacuar sobre mí mismo. El hedor dentro de la caja empeoró. Vomité. Algo del vómito se atascó en la garganta y empecé a ahogarme. Empecé a toser. Finalmente me desmayé. No tuve una laguna mental. Perdí totalmente la consciencia, directamente salí afuera de mi cuerpo.

No puedo estar seguro de si fue una alucinación, un sueño o una experiencia fuera del cuerpo. Me encontré flotando en el aire encima de la caja. Podía ver a la gente en la habitación. La habitación ya no era tan oscura. Era como si cada objeto en la habitación estuviese iluminado con una luz tenue que irradiaba hacia el exterior. Mi percepción de la realidad había cambiado de alguna manera.

Podía ver a la gente en la habitación. Había nueve personas en la habitación, pero siete de ellos no parecían personas. Ellos fueron eclipsados (o ensombrecidos) por criaturas vivientes que parecían dragones. Era como si cuerpos translúcidos de dragón habían tomado posesión de los cuerpos humanos. Los que habían sido eclipsados estaban cantando algo. Los dos hombres que no estaban ensombrecidos se habían quitado sus capuchas y estaban mirando toda la escena y sacudiendo sus cabezas, como con desaprobación. El hombre más alto era un digno hombre de pelo gris, y el más bajo era más joven.

Había otras criaturas oscuras en la habitación. No parecían sólidos; sus cuerpos eran translúcidos. Se veían como sombras vivientes. Había dos criaturas monstruosas que tenían muchas cabezas, ojos y tentáculos. Me sentía aterrorizado mientras las miraba.

Pero en las cuatro esquinas de la habitación de repente aparecieron cuatro hombres que parecían humanos. No eran sólidos -- sino más bien algo fantasmales. Se veían como los hologramas en Star Wars. Brillaban con luz dorada. Sentí que eran Ángeles, pero no tenían alas. Uno tenía un escudo y espada. Todos llevaban armas medievales de algún tipo. Parecían serenos.

Uno de ellos caminó calmadamente hasta una de las criaturas que tenía muchas cabezas y lo apuñaló con una lanza. Se desvaneció en llamas. La otra criatura y las siete criaturas dragón que estaban opacando a las personas desaparecieron inmediatamente después de eso. Los dos hombres que no habían sido eclipsados por las criaturas dragón se miraron uno al otro frunciendo el ceño. Pero ninguna de las personas en la habitación parecía ser capaz de ver a los ángeles. Un ángel con una espada y un escudo me miró directamente. Hizo contacto visual. Me sentí aturdido por su mirada intencional. Nunca olvidaré lo que dijo. Su tranquila voz sonaba como el tronar de truenos lejanos.

"Esto es muy importante", dijo. "No tengas miedo".

Inmediatamente dejé de sentir miedo. Floté hacia abajo adentro de la caja y volvía a doblarme adentro de mi cuerpo. Me relajé y empecé a respirar normalmente.

Podía oír a Shotzy hablando. Estaba hablando con una voz ritual, llena de emoción.



PAN y Dafnis (Dafne).

"Yo soy la Alta Bruja Belinda. Dafnis, oh señor de los demonios, yo te invoco. Te he nombrado Corderito Feliz, pero tu verdadero nombre es Dafnis. Tú eres el amante de Pan. Flautista. Amante de los hombres. Dafnis yo te invoco. Posee el cuerpo de este niño. Haz de él tu recipiente. Entra en este mundo. Entra en este plano de existencia. He creado esta puerta para ti. Entra en esta habitación. Permanece aquí con nosotros. Toma posesión de este niño".

Oí que la cerradura de la caja se abrió. Parecía como si hubiera estado en la caja durante mucho tiempo. Mis piernas y brazos dolían de no ser capaz de moverlos. Shotzy me ayudó a salir de la caja. Ella me puso de pie.

Me miró a los ojos y con fuerte intención dijo, "Merry era un corderito, su piel era blanca como la nieve. Por todas partes que Merry fue, el viento comenzó a soplar. "

"¿Cuál es tu nombre?" preguntó luego.

Tranquilamente respondí, "Kerth."

Shotzy dijo: "Tu nombre es Merry Little Lamb. Eres Dafnis".

No sentí miedo mientras yo le respondía: "No, yo soy Kerth."

Uno de los dos hombres que se habían sacado sus capuchas empezó a reírse a carcajadas. Aplaudió sus manos. Él era el hombre más joven, más bajo.

Finalmente dijo: "Caramba Shotzy, realmente no eras la Nazi más inteligente en el Tercer Reich, cierto."

No era una pregunta.

Este joven se quitó su bata negra. Estaba desnudo debajo, pero no parecía avergonzado. Vino a donde yo estaba parado y se arrodilló delante de mí, así que estábamos cara a cara. Empezó a hablarme en voz baja.

"Hola", dijo. "Puedes llamarme Bob. Lamento que hayas sido lastimado y aterrorizado por todo esto. Esto no fue idea mía. Esto fue un error. Quiero que te calmes. Todo estará bien."

Su compañero más alto era un hombre de aspecto aristocrático mayor con cabello gris. Empezó a criticar a Shotzy y Senior. Todo el mundo se quitó sus túnicas negras y estaban parados desnudos teniendo una acalorada discusión. El hombre alto parecía estar al mando, y Shotzy parecía estar en problemas.

Finalmente el hombre alto dijo, "Quiero que Bob maneje esto. Está a cargo del niño".

Bob me preguntó si estaba bien si él tomaba mi mano, y lo dejé. Caminó conmigo al otro lado del sótano a una puerta que tenía escaleras que conducían arriba al próximo piso. Una vez allí me llevó a un cuarto de baño y llenó la bañera con agua tibia.

"¿Tu madre nunca te da baños?" preguntó.

"Sí", contesté.

"Cuando ella te baña ¿ella alguna vez baña a tu hermano al mismo tiempo?"

"Cuando éramos más pequeños lo hacía".

"Eso es bueno. ¿Era divertido?"

"Sí, supongo".

Bob cerró el grifo, entró a la bañera y se sentó. Sonrió con placer.

"Oh, eso se siente bien, ven y vamos a lavarte," dijo.

Me metí a la bañera y Bob me limpió suavemente con una esponja enjabonada. Después de un rato empecé a llorar. Bob me abrazó mientras yo sollozaba. Luego me tomó de la mano y me ayudó a salir del baño y nos secamos.

Me tomó de la mano y salimos al pasillo caminando desnudos. Bob parecía sentirse perfectamente natural caminando por ahí desnudo, así que yo no dije nada. Todavía sentía miedo, pero también sentí que podía confiar en Bob. Me sentí como si él fuese como un hermano mayor para mí y que me protegería. La mansión en la que estábamos era realmente lujosa. Tenía costosas alfombras en el piso y hermosas pinturas de la pared.

Me sentí totalmente drenado de energía y emoción. Mis piernas estaban temblando mientras caminaba. Bob no dijo nada, pero tomó mi mano y me dejó caminar lentamente. Él me llevó a una pequeña sala de estar. Había un sofá allí y él me hizo acostarme en él. Él puso una almohada pequeña debajo de mi cabeza y colocó un edredón encima de mí. Mi corazón aún latía tan fuerte que dolía. Me quedé dormido inmediatamente.

Mientras dormía soñé que yo estaba flotando por encima de mi cuerpo. Pude ver un flujo de energía de plata que salía de mi cuerpo (astral, flotando) en el sueño al nivel de mi plexo solar. Este flujo de energía de plata era como una cuerda y entraba en mi cuerpo físico abajo en la cama. Pude ver la cabeza de mi cuerpo (físico) dormido asomando desde el edredón. Yo sabía que era mi cuerpo físico, pero me sentía desapegado de él, como si fuese un objeto, no más importante para mí que el jarrón que estaba apoyado sobre la mesa junto al sofá. Me di cuenta de que la cara de mi cuerpo físico no sólo parecía dormida. A esa edad realmente no sabía nada de la muerte, pero mientras miraba mi cuerpo físico debajo de mí, de alguna manera supe que parecía estar cerca de la muerte.

Cinco ángeles entraron en la habitación. Primero llegaron cuatro hombres. Ellos entraron caminando a través de cada esquina de la habitación. Se veían como antes. Eran translúcidos y brillaban con luz dorada. Vestían túnicas simples y pantalones, y sus pies estaban calzados con sandalias. Cada uno de ellos llevaba diferentes armas de guerra medievales. Sus armas angelicales eran un hacha, una lanza, una espada y un arco con un carcaja de flechas. Entonces una mujer entró en la habitación flotando desde el techo. Usaba un vestido largo y ondulante. Sobre su cabeza había una corona simple. Llevaba una pequeña rama de un árbol sin hojas en la mano. Los cinco parecían muy tranquilos, y parecían hermosos y dignos. Aunque no tenían alas, yo sabía que eran ángeles.

Me sentía muy extraño flotando en el aire por encima de mi cuerpo. Sabía que yo ya no estaba en mi cuerpo. Yo era como un globo flotando en el aire por encima de él. Esta cuerda de plata era todo lo que me impedía irme flotando. Quería regresar a mi cuerpo, pero no estaba seguro de si podía. Comencé a sentir miedo.

El ángel femenino me miró. Ella hizo contacto visual conmigo. Sentí la calidez de su mirada amorosa.

Ella dijo, "Ten valor mi niño. Este no es tu tiempo. Debes saber que estaremos contigo cuando nos necesites más".

Bob entró en la habitación. Ahora estaba vestido. Él no era consciente de los ángeles. No podía verme flotando en el aire por encima. Miró hacia abajo a mi cuerpo en el sofá. El ángel femenino tocó su pecho al nivel del corazón con su varita mágica de rama de árbol. Su cuerpo pareció brillar con luz cuando ella hizo esto.

Con voz suave Bob dijo: "Oh Dios mío, espero que esa perra Shotzy no te haya matado. Todos estaremos en un gran problema si mueres."

Se arrodilló al lado del sofá. Empezó a cantar suavemente y dulcemente.

"Mece a un bebé en la parte superior del árbol. Cuando el viento sople la cuna oscilará. Cuando la rama se rompa la cuna caerá. Y abajo vendrá el bebé, la cuna y todo."[3]

En ese preciso momento caí de vuelta dentro de mi cuerpo. Me desperté en mi cuerpo y pude ver la cara de Bob mirándome. En ese momento yo no podía recordar nada de lo que acababa de experimentar. La experiencia de abuso entera fue borrada de mi memoria. Era como si hubiera estado viajando en el coche con mi abuelo un minuto y luego repentinamente desperté acostado en el sofá.

Dije, "¿Quién eres tú?"

Bob sonrió con alivio y dijo: "¡Oh! -- ¡Hola! -- Supongo que nos acabamos de conocer. Soy Bob. Soy tu nuevo amigo".

"Hola Bob. Estoy cansado. ¿Puedo volver a dormir?"

"Esa es una buena idea Kerth. Hablaré contigo más tarde."

Me volví a dormir. No sé cuánto tiempo dormí. Cuando me desperté una mujer con uniforme de empleada doméstica estaba sentada en otra silla. Tenía mi ropa doblada prolijamente en su regazo. Ella me sonrió dulcemente.

"Vamos a vestirlo, joven señor. Es hora de su almuerzo." dijo.

Ella me vistió. Luego se oyó un golpe en la puerta. Bob entró.

"Hola de nuevo. ¿Me recuerdas?" preguntó.

"Tú eres Bob".

"Así es, vamos a comer".

Él me tomó de la mano y me llevó por un laberinto de pasillos a través de la casa grande. Finalmente llegamos a una espaciosa sala de estar. Estaba decorada con buen gusto con muebles y pinturas caras. Senior y Shotzy estaban sentados juntos en un sofá y el digno hombre alto estaba sentado cerca de ellos en una silla.

Senior me miró y dijo, "Ven y toma asiento.

"¿Dónde estamos?" Pregunté.

"¿Qué recuerdas?" contra-preguntó él.

"Íbamos en el coche y luego me desperté de mi siesta".

"Esa es una respuesta común", dijo Shotzy.

Senior la miró, luego me miró de nuevo a mí y dijo: "Esta es la casa de mi amigo. Nosotros lo llamamos el Barón."

Senior señaló con su mano a un hombre alto, de aspecto elegante con el pelo gris.

El hombre alto sonrió, inclinó su cabeza hacia mí y dijo: "Bienvenido a mi humilde casa, joven señor."

Aún sosteniendo mi mano, Bob me hizo sentarme en un sofá con él. Miré alrededor a la gran habitación.

"Usted vive en una casa grande," observé.

El Barón respondió: "Encuentro que se ajusta a mí".

Y así siguieron hablando por un corto tiempo, charlando hasta que un mayordomo y una doncella trajeron unas pequeñas mesas plegables que pusieron delante de todos los sentados. Esto fue seguido por algo de comida en bandejas. Finalmente sirvieron té para todos. Todo esto fue hecho de una manera muy ensayada y parecía ritual. El mayordomo preguntó a cada persona si querían crema y azúcar. Cuando finalmente llegó a mí, pedí crema y tres cucharaditas de azúcar. Esto hizo que todos en la habitación rían cortésmente.

El Barón le dijo a Senior, "Tu pequeño Kerth es todo un personaje".

Comimos higos y pequeños sándwiches de queso crema. Además, había rebanadas de jamón y queso enrolladas y unidas con mondadientes. Había pequeños encurtidos dulces. El postre eran mentas delgadas que estaban envueltas en papel verde.

Después del almuerzo entramos a una galería que tenía un televisor.

"¿Qué vamos a ver?" Pregunté.

"Bueno, quizás lo miraremos a usted," bromeó el Barón.

Shotzy se sentó frente a mí y puso sus manos sobre cada uno de mis hombros. Ella me miró a los ojos con una expresión muy intensa en su cara.

Ella dijo, "Merry era un corderito cuya piel era blanca como la nieve. Por todas partes que Merry iba era seguro que el viento soplaba."

Luego preguntó: "¿Cuál es tu nombre?"

Yo respondí, "Soy Kerth. Ya lo sabes. Y te equivocaste de palabras. Es "Mary tenía un corderito cuya lana era blanca como la nieve. Por todas partes que Mary iba era seguro que su cordero iba." Eso lo aprendí en la escuela."

Shotzy parecía furiosa. Pero Bob se estaba riendo.

Él dijo: "Oh Shotzy, simplemente no sabes cuando has hecho el ridículo."

Senior salió al pasillo con Shotzy y estaban discutiendo sobre algo pero yo no oía las palabras. Mientras tanto el Barón me preguntó si me gustaría ver algo en la televisión.

"¿Podemos ver indios y vaqueros?"

"Cualquier cosa que usted desee, joven señor".

El Barón estaba sentado en una gran silla afelpada. Bob me levantó y me sentó suavemente sobre el regazo del Barón. Entonces él sintonizó el televisor en un canal con una película del oeste. El Barón me abrazó suavemente en sus brazos. Esto me hizo sonreír. La gente de mi familia rara vez me tocaba. Y siempre sentí un hambre de afecto. Bob se sentó junto a mí y al Barón. Suavemente puso su mano en mi rodilla. Mientras miraba el western hice pistolas imaginarias con mis manos, apuntando mis dedos índices a la pantalla y haciendo ruidos de disparos con la boca.

Cada vez que los cowboys dispararon sus armas hice, "¡Bang! ¡Bang! ¡Bang!"

Esto hizo al Barón reír con deleite. Y Bob se rió también. Me estaba divirtiendo. Me sentía feliz. Mi cuerpo todavía se sentía estresado, pero en aquel momento yo no podía recordar nada de las torturas por las que me habían hecho pasar más temprano ese día.

Senior y Shotzy volvieron a entrar después de un rato. Bob apagó el televisor y me puso de pie de nuevo.

Mirando al Barón dije: "Eso fue divertido".

El Barón respondió: "Fue muy divertido para mí también".

Miró hacia abajo a su regazo. Debajo de sus pantalones había un bulto. En ese momento no lo entendí, pero él tenía una erección. Bob también vio esto y comprendió lo que significaba el bulto.

"Veo que su soldado de juguete está de pie en posición de firmes",[4] dijo.

Miré alrededor a la habitación confundido.

"No veo ningún soldado de juguete", dije.

Todo el mundo se rió de esto.

Mi abuelo dijo: "Tenemos que irnos ahora".

Indicando su entrepierna con sus ojos, el Barón le dijo a Shotzy, "Voy a necesitar sus servicios por un rato."

Bob me tomó de la mano y me llevó afuera de la habitación con Senior. Shotzy cerró la puerta detrás de nosotros. Podía oír el clic de una cerradura. Salimos al jardín frontal de la finca donde Senior tenía su coche aparcado. Me senté entre Senior y Bob. Senior se alejó conduciendo. Bob puso su brazo alrededor de mi hombro y me sentí bien.

Una cosa que me hizo vulnerable a la manipulación de Bob era que yo estaba hambriento de afecto físico. Retener (privar) el afecto físico hacia un niño es una forma de maltrato, y aunque no lo sabía entonces, yo había sido maltratado por mi familia durante la mayor parte de mi vida. A veces la gente en mi familia me tocaba en forma adecuada, pero era una cosa muy rara. Años más tarde encontraría algunos libros sobre paternidad dados a mis padres por Shotzy poco después de que yo naciera. Leí una sección en uno de esos libros que afirmaba con autoridad que los padres deberían tocar lo menos posible a los niños y que los niños no deberían ser echados a perder diciéndoles que son amados. Por supuesto estas ideas son locas y mal intencionadas. Los niños necesitan que se les diga que son amados, también necesitan ser tocados y abrazados apropiadamente. Pero en realidad había una filosofía de crianza que había sido promovida primero en Austria; esta escuela de pensamiento proponía que los niños crecerían para ser más fuertes si los padres los someten a una disciplina estricta y retención de afecto.

Mis padres no "compraron" totalmente esa filosofía. Rara vez castigaron a cualquier niño, pero parecían retener deliberadamente el afecto físico hacia mí. Parte de esto era porque mis padres no habían querido tener otro hijo. Eran partidarios de la planificación familiar y el control de la natalidad. Antes de haber nacido, mi padre a menudo impartía conferencias a sus amigos sobre la importancia del control de la natalidad. Así que cuando yo nací era tanto un inconveniente como una vergüenza para mis padres. Y esto era conocido no sólo por mis padres sino por toda la familia y los vecinos. Así que aunque ninguno de los adultos era cruel conmigo, todos ellos tendían a ser fríos hacia mí. También creo que gran parte de su actitud fría hacia mí fue el resultado del asesoramiento tóxico de Shotzy. Ella había convencido a Senior de que yo crecería para ser más fuerte si nadie me mimaba ni me mostraba afecto. Y Senior criticaba a cualquiera en la familia que me mostraba afecto físico. Así que al final, no tocarme se convirtió en la norma.

Ciertamente me sentí no deseado cuando niño. Y esta falta de afecto de mi familia me hizo vulnerable a ser manipulado por Bob. Él se convirtió en la única persona en el mundo que me dio el afecto físico que yo deseaba y necesitaba. También siempre me trató como si yo fuese importante para él. Esto le dio la habilidad de influenciarme en maneras profundas.

Cuando regresamos a casa de Senior ese día después de visitar al Barón, me encontré con que mi abuela estaba afuera de la ciudad visitando a amigos. Sirvientes de Senior prepararon la cena para nosotros y luego vimos la televisión. Bob me hizo sentar en el regazo de Senior y él me abrazó. Esto era inusual porque rara vez se mostró afecto a mí o a cualquier otra persona para esa materia. Bob se sentó junto a nosotros con su mano en mi rodilla. Me sentía soñoliento y entraba y salía de un estado de somnolencia. En algún momento me quedé dormido y Bob me llevó escaleras arriba. Mientras Senior miraba, Bob me desnudó y me ayudó a ponerme mi pijama. Bob me metió en la cama y me besó en la frente.

Él dijo, "Duerme bien y no dejes que las chinches te muerdan".

Me quedé dormido por un rato pero fui despertado por un ruido. La puerta estaba abierta al dormitorio de Senior. Podía verlo en su pijama y estaba haciendo un ruido de gemidos.

"Oh, eso es bueno," dijo, "Sigue haciendo eso".

Había una sábana alrededor de la cintura de Senior y cubría a alguien arrodillado en el piso delante de él. Pude ver los zapatos de Bob sobresaliendo de la sábana. La habitación estaba oscura, sólo había una tenue iluminación de una lámpara de noche. Pero podía ver que movimientos de alguna clase estaban teniendo lugar bajo las sábanas. En ese momento no lo entendí, pero Bob estaba realizando una felación para beneficio de Senior. Cuando Senior dejó de gemir, se recostó en la cama. Bob quitó la sábana, se dio la vuelta y me sonrió. Se limpió la boca. Se levantó y arrojó algo en un pequeño cubo de basura junto a la cama de Senior. Una vez más, esto es algo que no entendí en ese momento, pero estoy seguro que lo que tiró era un condón usado.

Bob vino a donde yo estaba. Se arrodilló y puso su cara de cerca a la mía. Sonrió de manera amistosa. Me habló en una voz susurrante.

"Todavía estás despierto", observó.

"¿Qué estabas haciendo?" Susurré en respuesta.

"Oh, yo sólo estaba buscando algo debajo de la cama de tu abuelo."

"¿Qué le hiciste?"

"Oh, sólo lo estaba ayudando a quedarse dormido."

Podía oír a Senior roncar ahora.

Bob dijo: "Tú deberías ser un dormilón también."

"Está bien".

Bob me besó en la frente y salió de la habitación. Me quedé dormido. Al día siguiente la empleada doméstica de Senior me despertó y después que me vestí, me dio el desayuno. Bob no estaba allí. Mi abuela regresó de su viaje y parecía contenta de verme. Me preguntó acerca de los eventos del día anterior. Le hablé sobre la gran casa que visitamos y el hombre que llamábamos el Barón.

"Barón es un nombre raro", dije.

Mi abuela miró a Senior y dijo, " Oh, yo sé de quién está hablando. Ese es su apodo, ¿cierto?"

Senior asintió con la cabeza su reconocimiento.

"Él es un hombre muy importante. Espero que hayas sido un buen chico", dijo.

Senior dijo: "Oh Sí, fue un buen chico. Nuestro querido amigo el Barón quedó encantado de conocerlo".

"Eso es bueno", dijo ella.

"También conocí a Bob," dije.

La abuela miró a Senior y preguntó, "¿Quién es Bob?"

Senior se rió y respondió: "Bob es el amigo imaginario del pequeño Kerth."

Me sentí totalmente confundido por esta declaración porque yo estaba absolutamente seguro de que Bob era real.

Mi abuela dijo: "Tienes un amigo imaginario, qué tontería. Eres demasiado grande para tener amigos imaginarios".

Se rieron de mí y me sentí muy extraño. Me enviaron a jugar afuera. Salí y me senté debajo de un árbol. Sentí mucho miedo. No sabía por qué, pero me sentí terrible. Me temblaban las manos y las piernas se sentían débiles. No podía recordar nada del día anterior, de repente fue como si mi conciencia se estuviera borrando a sí misma. Me acurruqué en posición fetal y me desmayé.

Fui despertado por el jardinero de Senior. Era un hombre negro con una cara y voz amables. Sus manos ásperas estaban callosas por los años de trabajo manual. Podía sentir los callos en su mano mientras frotó suavemente mi hombro.

"¿Estás bien, Kerth?" preguntó.

Me levanté y dije: "Debo haberme dormido."

"Estaba preocupado por ti cuando te vi acostado aquí. Supongo que sólo estabas durmiendo la siesta. Me alegra ver que estás bien."

Él volvió al trabajo y yo volvi a entrar. Mi abuela me llevó a casa. Ella entró en la casa conmigo. Mi madre y mi abuela se sentaron juntas a tomar el té. Mientras ellos estaban hablando me quité mis zapatos y calcetines. Acababa de darme cuenta de que mis dedos de los pies dolían. En realidad mi cuerpo entero estaba estresado por la tortura del día anterior, pero fue por mis dedos de los pies que me di cuenta. Había moretones en mis dedos de los pies que se habían vuelto negros. Aunque en ese momento no podía recordar la tortura, lo que en realidad había sucedido era que yo había empujado mis dedos de los pies con fuerza hacia arriba contra el acolchado de la caja mientras yo había estado gritando. El acolchado dentro de la caja me había impedido tener otras contusiones, pero mi pataleo debe haber sido tan fuerte que magulló mis dedos de los pies. Mientras estaba sentado frotando mis dedos de los pies sentí que algo realmente malo me había pasado pero no sabía lo que era.

Mi madre vio los moretones y se preocupó. Mi abuela dijo que yo había estado jugando en el patio más temprano ese día saltando hacia arriba y hacia abajo. Ella dijo que mi juego descuidado debe haber sido la razón de por qué yo tenía moretones. En ese momento yo sabía que ella estaba mintiendo. Pero no dije nada.

"Deberías ser más cuidadoso cuando juegas," dijo mi abuela.

Mi madre examinó mis pies con habilidad como de enfermera y llegó a la conclusión que yo estaría bien. Me dijo que me daría un baño de pies caliente más tarde.

Empecé a sentir miedo y no podía hablar. Doblé mis brazos sobre mi pecho y me abracé defensivamente.

Mi madre dijo: "¿Qué pasa?"

La miré y no dije nada. Mi abuela dijo: "Él es un niñito tan gracioso. ¿Sabes que tiene un amigo imaginario llamado Bob?"

Mi madre y mi abuela se rieron de eso.

Mi abuela dijo, "Oh y él cantó una canción para nosotros esta mañana. ¿Recuerdas esa canción Kerthy?"

La miré sin decir nada. Yo sabía que no había cantado ninguna canción. Pero ella estaba sonriendo dulcemente.

Ella cantó, "Mary tenía un corderito cuya lana era blanca como la nieve. Por todas partes que Mary ibaera seguro que iba el cordero. La siguió a la escuela un día, escuela un día, escuela un día."

Oí una voz dentro de mi cabeza que decía "Soy Merry Little Lamb, canta esta canción ahora".

Comencé a cantar la canción y mi abuela aplaudió y sonreía con aprobación. Pero yo seguí cantando la canción una y otra vez. Salí al patio trasero y seguí cantando la canción una y otra vez. Cuando me detuve oí una voz en mi mente otra vez.

Dijo: "Yo soy Merry Little Lamb".

Empecé a cantar otra vez. Yo seguí cantando de modo que la voz interior no pudiera hablar. Canté cada otra canción que podía recordar. Hice canciones con letras sin sentido. Corrí en círculos y canté hasta que mi voz se puso ronca. Sentí que yo estaba quemando algo hasta sacarlo afuera de mí mientras corría y cantaba. Finalmente me desplomé exhausto. Pero esa voz de Merry Little Lamb nunca más regresó. Yo sabía que yo la había matado.

Cuando yo era un niño a menudo deseaba que alguien me protegiera de mis abusadores. Pero yo sería un adolescente antes de obtener alguna ayuda real, y para entonces ya se había hecho mucho daño. Así que siento empatía por los miles de niños hoy que son dañados de tantas maneras y sin embargo siguen desamparados. He llegado a darme cuenta de que el mayor problema no es esta pequeña minoría de gente malvada que disfruta lastimando a los niños, sino que es esta gran mayoría de gente buena que se niegan a tomar medidas para proteger a los niños.

Jeanice Barcelo es alguien que ha dedicado su vida a proteger a los niños. Ella habló en contra de los anillos pedófilos organizados cuando pocas personalidades de los medios se atrevieron a hacerlo. Y desde hace quince años, ella ha trabajado para proteger a los niños de otras, menos evidentes, formas de abuso tales como las prácticas médicas dañinas. Su página web muestra las muchas acciones que ella está tomando para ayudar a los niños y los padres.

Gracias por su generosa donación... todas las donaciones, de cualquier tamaño, son apreciadas. Le pido que tome acción ahora para defender a los niños mediante el apoyo a alguien que trabaja a tiempo completo para protegerlos. Consulte el sitio web de Jeanice ahora en:

BirthofaNewEarth.com

Bob

El siguiente fin de semana me enviaron para alojarme en casa de mis abuelos otra vez. Bob vino. Mi abuela lo saludó calurosamente y él la besó en la mejilla. Mi abuelo le dio la mano y lo hizo pasar dándole la bienvenida. Él trajo a Bob a saludarme.

"Recuerdas a Bob", dijo.

Todo esto parecía confuso para mí porque habían hecho tal esfuerzo por llevar a mis padres y a mí a creer que Bob no era más que un amigo imaginario. Mis abuelos salieron de la casa para ir a algún lugar por el fin de semana, y dejaron a Bob para cuidarme. Mi madre llamó pocas veces para ver qué estaba haciendo yo, pero uno de los sirvientes de Senior contestó el teléfono y encubrió lo que estaba sucediendo en realidad. Los sirvientes nos dejaron solos excepto para servirnos nuestras comidas. Así que Bob me tuvo para sí mismo todo el fin de semana. Hablamos juntos, jugamos juegos juntos, nos bañamos juntos y dormiamos juntos. Pero él no abusó sexualmente de mí. Sin embargo hizo cosas que nunca haría mi familia conmigo. Él me escuchaba. Él me abrazaba. Me dijo que me amaba. Me hizo sentir importante. Aunque no lo entendí en ese momento, él también comenzó mi entrenamiento Luciferino. Él no comenzó mi entrenamiento con el tipo de técnicas severas, brutales utilizadas por Shotzy. En lugar de eso me hizo jugar juegos.

Me hizo mirar la televisión y simular ser diferentes personajes. Él encontró una película de John Wayne. La miramos un rato observando cómo John Wayne caminaba y hablaba.

Me hizo decir, "Yo soy John Wayne".

Entonces Bob me hizo caminar y hablar como John Wayne. Lo hizo con varios personajes masculinos en diferentes programas de televisión. Yo pensaba que esto era divertido. Y Bob me alentaba mucho. Él me daba una palmada en la espalda y me abrazaba periódicamente. Cuando yo consentía con lo que él quería, me daría pequeños trozos de caramelo.

Él dijo: "Eres un niñito tan talentoso e inteligente. Es una lástima que tu propia familia no aprecie lo talentoso que eres".

Entonces Bob me hizo imitar el comportamiento de los personajes femeninos de la misma manera. Al principio me sentí avergonzado de hacer esto y no quería seguir con esto. Pero Bob me habló, convenciéndome de que sería divertido. Yo imité varios personajes femeninos, y Bob me complementó en mi actuación. Aplaudió sus manos con deleite y me dijo lo inteligente que yo era. Entonces Bob me habló de la importancia del secreto. Él me recordó un juego que mi abuelo había jugado conmigo. Este era el juego del tarro de galletas oculto. Cuando yo era más joven, Senior había jugado este juego conmigo en el cual me habló de un tarro de galletas oculto. Siempre y cuando yo no le dijese a nadie más acerca de dónde estaba escondido el tarro, siempre habría mis galletas favoritas en él. Pero si yo hablara del tarro a alguien -- mis hermanos, a mis padres o a los sirvientes -- me sería quitado. Así que no le dije a nadie, y siempre tenía galletas en él cuando yo las quería. Bob explicó que este juego era una prueba. Todos mis hermanos y primos mayores habían fallado la prueba. Todos ellos le habían contado a alguien más sobre el tarro. Y Senior se había enterado. Así que el tarro de galletas secreto les había sido quitado. Pero yo no le había dicho a nadie. Lo que significaba que se podía confiar en mí para guardar secretos. Y Bob explicó que la capacidad de guardar secretos era muy importante. Él sentía que el hecho de que yo tenía la habilidad de mantener los secretos me hacía mucho más inteligente que cualquiera de los otros niños en la familia.

Me animó a mantener en secreto su amistad conmigo. Dijo que si yo me olvidaba de mantener esto en secreto y sin querer lo dejaba escapar, que estaba bien porque a mis padres les habían dicho que yo tenía un amigo imaginario llamado Bob, así que creerían que yo sólo estaba hablando de un amigo imaginario. Pero que esto sería como un juego que jugaríamos. Mantendríamos mi amistad con Bob como un secreto para mis padres y todos los demás excepto mis abuelos y sus sirvientes. Bob sería "mi amigo secreto especial".

Bob sabía cosas sobre mi familia. Él sabía cómo mis hermanos me acosaban (bullying) y que mis padres no hicieron nada para protegerme de esto. Él sabía que mi hermana y padres me consideraban una molestia y harían lo menos posible para tener algo que ver conmigo. Bob sabía que cuando mi padre había bebido demasiado, abiertamente le decía a la gente que yo había sido un accidente y que habría sido más conveniente para mis padres si yo no hubiera nacido en absoluto. A menudo yo había oído a mi padre decir esto sobre mí. A menudo decía esto sobre mí a otras personas en mi presencia y me decía esto directamente cada vez que yo me metía en problemas. Y siempre me hizo sentir mal cuando me decía esas cosas. Él nunca fue físicamente abusivo conmigo en absoluto, pero a veces era muy abusivo emocionalmente. Pero Bob era sensible a mis emociones.

Bob habló de mis problemas familiares a menudo cuando estaba solo conmigo, y al hacerlo él dibujó una cuña entre mi familia y yo. En repetidas ocasiones dejó en claro que si yo quería su amistad, debía mantenerse el secreto respecto a mi familia. En muchos sentidos yo valoraba su amistad, así que aprendí a mantener nuestra amistad en secreto.

Mi relación con Bob era rara. Pero él nunca abusó sexualmente de mí. De alguna manera se convirtió en mi protector. Como Senior se hizo más agresivo sexualmente conmigo, una vez amenacé con decirles a mis padres lo que me estaba haciendo. Shotzy estaba en su casa en ese momento. Al oír esta amenaza, Senior y ella me envolvieron en una sábana. Ellos habían llenado del todo la bañera con agua. Y para castigarme por amenazar a Senior, me sostuvieron y sumergieron mi cabeza en el agua para simular el ahogamiento. Esto fue como una forma torpe de simulacro de ahogamiento. Pero Bob intervino. Tuvo lugar una discusión entre él y Shotzy. Bob llamó al Barón por teléfono. El Barón se puso de parte de Bob, y dijo a Senior que Bob, no Shotzy, debía ser mi controlador. Y para entonces yo había llegado a odiar a Shotzy. Así que vi a Bob como alguien que podía protegerme de ella.

Sin embargo cuando me hice mayor me di cuenta de que la dinámica entre Bob y Shotzy era como la rutina de "policía bueno, policía malo". Durante los interrogatorios policiales un interrogador es amable y el otro es malo. Pero realmente están trabajando juntos para conseguir información del sospechoso utilizando la zanahoria y el látigo. Es como conducir una mula. Usted usa una zanahoria para tentarla a ir hacia adelante, luego el látigo para llevarla hacia adelante. Sólo que en mi caso era la rutina de satanista bueno, satanista malo. El Barón quería que yo me convirtiese en un niño prostituto y que crezca para ser satanista. Cooperé con Bob en parte debido a la amenaza de Shotzy si no cooperaba.

Bob no quería programarme para aceptar robóticamente el satanismo. Prefirió utilizar otras técnicas en vez del control mental basado en el trauma. Él quería seducirme para que yo acepte el Luciferismo. Su seducción no era sexual. Él no era él mismo un pedófilo, pero él había sido forzado a la pedofilia cuando era niño. Desde su punto de vista, el entrenamiento pedófilo era normal. Él creía que su propia experiencia de ser un prostituto infantil lo había hecho más poderoso en su vida. Él creía que aprender a servir sexualmente a hombres adultos poderosos era un camino al poder. Desde el loco punto de vista de Bob, él no estaba explotándome por entrenarme para ser un prostituto infantil. Él racionalizaba todo esto en su propia mente diciéndose que me estaba enseñando una habilidad útil.

Él usó una combinación de técnicas para conseguir mi cooperación: hipnosis, persuasión, manipulación emocional, amenazas, razonamiento y soborno. Si yo lo hacía como él quería, era recompensado; Si yo desobedecía, era castigado de alguna manera. Pero sus castigos no eran las severas torturas del Shotzy. Él sabía cómo manipular mis emociones y hacerme sentir mal cuando no era cooperativo. Me hizo sentir que me amaba, y en verdad los miembros de mi familia típicamente sí me trataron con indiferencia. Así que él usó mis sentimientos de dependencia emocional con él para manipularme. Cuando era un niño no lo entendí, pero cuando me hice mayor me di cuenta de cuán calculadora era esta manipulación.

Cuando nací, mis padres se habían sentido financieramente y emocionalmente abrumados. Ellos habían sido apenas capaces de meramente sobrevivir antes de que yo naciera, y pensaban que yo era un niño demás. Y mi padre hablador dejó que mis hermanos y todos los demás sepan esto. Pero cuando yo nací, mi abuelo me vio como un posible recurso. Yo tenía ciertos linajes que interesaban a poderosos aristócratas Luciferinos. Y había un significado astrológico de mi concepción y nacimiento.

Para Senior fue tarea fácil convencer a mis padres para que me dejaran quedarme con él. Así que él tenía acceso a mí. Mi abuelo había querido que su amante Shotzy sea mi entrenadora. Pero él había recibido la orden del Barón de dejar que Bob se convierta en mi entrenador. Así que yo era vulnerable a Bob. Al principio él me gustaba, pero no me sentía cómodo cuando me ponía bajo hipnosis. Pero aceptar la hipnosis parecía ser el precio por su amistad. Y Senior insistía en que yo hiciera todo lo que Bob me decía que haga. Mis padres, así como todos los demás en la familia, veían a Senior como la máxima autoridad. Mis padres no sabían que yo estaba siendo abusado, pero siempre insistieron en que yo debía obedecer a Senior. Con toda honestidad, nunca sentí que yo tenía una opción en nada de esto.

Cuando yo estaba bajo hipnosis, Bob creó un personaje para que yo interprete. Cuando yo era pequeño, los adultos a menudo me llamaban Kerthy, lo cual no me gustaba, pero lo hicieron de todos modos. Bob creó un personaje a quien llamó Kathy, que sonaba similar a Kerthy. Él me pondría en un estado hipnótico y luego me entrenaría para actuar y vestirme como una niña pequeña llamada Kathy. La hipnosis me hizo cooperativo, pero mi verdadera personalidad nunca fue completamente sumergida. Inicialmente encontré este entrenamiento muy vergonzoso, e incluso bajo hipnosis yo sólo haría esto por periodos cortos de tiempo. Pero Bob era muy seductor. Una vez que tuvo acceso a mí de manera regular a través de mis abuelos, desgastó lentamente mi resistencia. Cuando me hice mayor, con el tiempo entendería que él me estaba entrenando en la misma manera en que él había sido entrenado cuando era niño.

Bob había adaptado vestidos hechos para que me queden bien, de modo que él podría disfrazarme con atuendos con zapatillas de niña y pelucas. Cada vez que yo me disfrazaba de Kathy y actuaba como ella, Bob me recompensaría con caramelo y atención positiva. Él también se disfrazaría con ropas de mujer y se haría llamar Roberta. Él era mi modelo a seguir. Él me entrenaría en cuanto a cómo yo debería caminar, gesticular y habla. Cuando me hice mejor en esto, él tomó fotos de mí, vestido como una niña pequeña. Luego tomaría fotos de mí desnudo con sólo la peluca y zapatos. Tomó películas mías caminando y hablando como una niña en varios estados de vestido y desnudo. Pero Bob tuvo el cuidado de no mostrarme nunca ninguna de estas fotos o películas.

Los sirvientes de Senior eran muy leales a él y consentían todo esto. Así que cuando yo estaba ataviado como una niña, me llamaban Kathy, aunque sabían quién era yo en realidad. Bob incluso empezó a salir a lugares públicos conmigo en el vestido y el personaje de Kathy.

En una de estas salidas vi a un niño que conocía en la escuela y entré en pánico. Esto me impactó sacándome fuera del estado de trance. Ese niño no me vio, pero me sentí aterrorizado de que me reconociera y le dijese a los otros niños en la escuela que me había visto ataviado como una niña. Bob me llevó de vuelta a casa de Senior. Él siguió llamándome Kathy todo el tiempo mientras íbamos de regreso. Pero esto me hizo sentir conmocionado y confundido. Una vez en la casa me puse furioso. Me arranqué la ropa de niña rasgándola y empecé a gritarle a Bob. Yo no entendía por qué yo estaba vestido como una niña pequeña. Le dije que yo había terminado con él y que no quería volver a verlo nunca más. Amenacé con decirles a mis padres sobre lo que él estaba haciendo. Bob permaneció calmado y dijo que yo era libre de ir a casa y hablar con mis padres, pero que él tenía algo que debía mostrarme primero. Así que me llevó a una habitación y me mostró las fotos de mí disfrazado de Kathy. Dijo que él pensaba que yo me veía hermoso como Kathy. Dijo que otros hombres que habían visto esas fotos también habían pensado que yo me veía hermoso como Kathy. Explicó que estas fotos se vendían por grandes cantidades de dinero a hombres que eran ricos y poderosos. Explicó que él y sus amigos vieron la belleza de estas fotos y habían respetado mi talento en el modelado para ellas. Pero también explicó que otras personas no verían mi talento y belleza si veían las fotos. Me preguntó cómo me sentiría si mis padres y hermanos vieran las fotos. Me puse a llorar lentamente. En una voz quebrada admití que no quería que ellos vieran las fotos. Bob cuidadosamente explicó que la única manera de que yo pudiera estar seguro de que ellos nunca verían las fotos era si yo continuaba viéndolo. Y Bob dejó muy claro que yo nunca debía amenazar de nuevo con decirles a mis padres sobre él. Yo sabía desde ese momento, que Bob tenía poder sobre mí y que yo no podía contar acerca de él. Dejé que Bob me pusiera en un estado de trance y él hizo sugestiones de que me olvidaría de este incidente.

Hay algunas otras razones de por qué mantuve en secreto esas cosas que los satanistas querían que yo callara. Con el tiempo yo no necesité ser puesto en un estado de trance para convertirme en Kathy. Aprendí cómo cambiar conscientemente al papel de Kathy. Pero incluso entonces, yo ya estaba guardando secretos de Bob. Esto es porque siempre había la amenaza de violencia hacia mí y mi familia. Y había recompensas financieras para mi familia si yo hacía lo que me dijeran. Varias veces al año fui testigo de rituales satánicos en los que animales fueron sacrificados. Esto fue un poderoso recordatorio de que estas personas eran capaces de violencia. Así que durante esos años cuando fui sometido a este tipo de abuso, mi comportamiento fue controlado con ambos, tanto la promesa de recompensa como la amenaza de castigo.

Al principio, Bob usó hipnosis para hacer más fácil el mantener una separación entre Kathy y Kerth. Antes de que yo entrase totalmente en el personaje de Kathy, Bob utilizaría hipnosis en la cual se hacían sugestiones de que Kerth se quedaría dormido. Mientras Kerth se quedaba dormido, Kathy despertaría. Entonces, cuando era tiempo de volver a ser Kerth, Bob usaría sugestiones hipnóticas para poner a Kathy a dormir y despertar a Kerth.

Bob tenía una relación con ambos Kathy y Kerth. Esto hizo más fácil para mí no pensar en el abuso cuando estaba con mi familia o en la escuela, así que hizo más fácil de mantener en secreto los abusos sexuales. La hipnosis no era exactamente lo mismo que lo que ocurre con las personas con control mental MK Ultra. Por un lado yo estaba consintiendo ser hipnotizado. Realmente no me resistí porque me gustaba Bob y él quería que yo lo hiciera. Me dormiría como Kerth y me despertaría horas después sin recordar lo que había estado pasando. Era Kathy quien asistía a los cánticos y rituales satánicos, y era Kathy quien eventualmente sería entrenada para servir sexualmente a hombres adultos -- y a veces mujeres.

Al principio la personalidad Kathy simplemente se ataviaba como una niña y actuaba femenina. Pero al final Bob empezó a entrenarme para actuar sexualmente mientras yo fingía ser Kathy. En un sentido esto hizo más fácil para mí aceptar el abuso sexual porque le estaba sucediendo a Kathy... no a mí. Bob no me tocaría sexualmente él mismo, sino que haría cosas como practicarle una felación a Senior y hacerme mirar. Bob a veces se vestía con ropas de mujer y durante esas ocasiones él era llamado Bobby o Roberta. Mientras él estaba en su papel de Bobby, se convertía en el modelo de conducta sexual para Kathy. Finalmente, como Kathy, aprendí a actuar sexualmente al imitar todo lo que hizo Bobby.



Obelisco (falo Egipcio) Plaza de Europa, Zaragoza.

Bob y los otros satanistas estaban obsesionados con sus genitales de una manera que iba más allá del placer sexual. Consideraban que el cunnilingus era una oración a Lucifer por sabiduría y que la felación era una oración a Satanás por poder. El símbolo del falo se encuentra en el antiguo Egipto, representado por el obelisco y muchas otras obras de arte y arquitectura. Los obeliscos se encuentran en todo el mundo en lugares de poder -- Ciudad del Vaticano, Washington DC, el distrito financiero de Londres y muchos otros lugares. Los satanistas creían que el obelisco es un símbolo fálico que representa el poder de Satanás. Bob creía que me estaba enseñando un ritual religioso al entrenarme para realizar sexo oral. Él me entrenó, como Kathy, a practicar sexo oral como si yo le estuviera rezando a Satanás o Lucifer. Él me condicionó a creer que cada vez que yo servía a hombres y mujeres adultos, yo estaba recibiendo bendiciones espirituales. Pero la mayoría de mi trabajo sexual era para hombres adultos, e incluso como Kathy yo sabía que no había nada espiritual acerca de nada de eso. A medida que mi personalidad de Kathy se desarrollaba, una gran división comenzó a formarse en mi psique.

Había algunas maneras en las que mi doble vida como Kerth y Kathy era similar a experiencias de verdaderas personalidades múltiples. Cuando me hice mayor y curado por la terapia, conocí a algunas personas con múltiples personalidades que también habían estado en terapia. Hablamos a veces sobre de dónde venían las personalidades. Una teoría era que las personalidades alternas (o álteres) eran demonios. Así que esto era realmente una forma de posesión demoníaca. Otra teoría era que las personalidades alternas eran personalidades de encarnaciones anteriores. Ambas teorías podrían ser verdaderas -- una teoría no excluye necesariamente la otra. A veces podría ser una posesión demoníaca, y a veces podría ser una personalidad de una vida pasada entrometiéndose en esta encarnación debido al abuso. Y hay otras teorías también. Menciono esto porque más adelante en la vida, empecé a pensar que la hipnosis sacó una personalidad de una vida pasada. Como Kathy, yo era más inteligente que cuando era Kerth. Bob me dijo una vez que, cuando yo era Kathy, era más maduro y mundano. No sé con certeza de dónde vino la personalidad de Kathy. Pero de niño, cuando yo actuaba como Kathy, sentía que estaba accediendo a una parte de mí que normalmente yo ignoraba.

Cuando estaba en modo de Kathy, Bob a veces me motivaba al contarme el hecho de que el negocio de mi padre estaba siendo apuntalado con la ayuda de ricos satanistas. Mi padre no sabía nada sobre esto, pero las oportunidades de negocio llegaron a su camino porque secretamente estaba recibiendo ayuda de Senior y Bob. Había muchos ricos Luciferinos que debían favores a Senior y a veces le tenían que pagar esos favores dando oportunidades de negocio a su hijo, mi padre. A veces, Senior recompensaba a esos hombres por ayudar a los negocios de mi padre haciendo que Bob organice que yo les proporcione servicio sexual.

A veces, mi padre tendría fiestas de cócteles en nuestra casa, y sus clientes adinerados vendrían para tomar una copa. Algunos de ellos eran hombres a quienes yo había, en otras circunstancias, servido sexualmente. Como Kerth yo no recordaba el abuso sexual, pero a veces, cuando algunos hombres estaban en nuestra casa, me sentí muy extraño al estar cerca de ellos. Yo nunca serví sexualmente a nadie en casa de mis padres y mi vida allí era normal en su mayor parte. Pero a veces, amigos Luciferinos de Senior llegaban a casa de mis padres para visitas sociales. Por supuesto, mi padre no sabía que eran Luciferinos. Mi padre me exhibiría para que conozca a los huéspedes, y algunos de los hombres que me conocían como Kathy me mirarían con una sonrisa lasciva en sus rostros.

Mi padre y mi madre nunca entendieron lo que estaba pasando. En retrospectiva, creo que si mi padre hubiera sabido lo que estaba pasando con el abuso él probablemente habría matado a esos hombres con sus propias manos. Pero mi familia nuclear estaba despistada. Y su despiste en última instancia, me hizo sentir desprecio por ellos, lo que hizo más fácil para mí ocultarles secretos. Sin embargo, ahora soy bastante más viejo y he llegado a darme cuenta que muchas personas en nuestro mundo simplemente no quieren saber ninguna verdad que sea demasiado aterradora. Quieren vivir en una ilusión de seguridad en lugar de vivir en un mundo real donde hay fuerzas siniestras en posiciones de poder. Esta incapacidad para enfrentar el mal es un tipo común de negación. Así que he llegado a darme cuenta de que mis padres no eran diferentes de muchas personas. He llegado a creer que el mundo está en peligro, no por las personas que hacen mal, sino por causa de las personas buenas que se niegan a hacer frente a la existencia del mal.

También hubo un incidente con otro niño, a quien Senior había estado abusando. Voy a llamar a ese chico Sam. Cuando Sam entró en el cuadro, en mi personalidad como Kathy, yo me había convertido en experto en servir a Senior. Como Kathy, yo había aprendido que si yo usaba sexo oral y manual para servirlo, él no me sodomizaría -- lo cual era abrumadoramente doloroso. Bob me había entrenado para servir a Senior con técnicas que causaban el menor dolor físico a mí mismo como sea posible. Yo veía todo este trabajo sexual como una pesada tarea secreta que debía realizar de vez en cuando. Dejé de pensar que Senior era un ser humano. Pensaba en él como algún tipo de animal peligroso con el que yo tenía que lidiar. Pensaba en su pene como si fuese una máquina que respondería apropiadamente si yo lo manipulaba de ciertas maneras. Me sentí así con todos los hombres que serví. Realmente no podía entender por qué ellos estaban obsesionados con mi pipí. No había nada de amoroso acerca de la forma en que yo los servía. Y no había nada de amoroso acerca de la forma en que ellos me trataron. Incluso como Kathy, el sexo me asustaba y quería que termine tan pronto como sea posible. Era sólo un juego grotesco que yo tenía que jugar, y en mi rol como Kathy yo estaba emocionalmente desconectado del acto sexual en sí. Todo era sólo actuación, como la gente en la televisión. Yo actuaba feliz y sonreía, pero me sentía mal por dentro. Pero Sam, este otro niñito de quien Senior estaba abusando, no había sido condicionado y entrenado de la manera en que yo lo había sido.

Bob me contó una vez la historia de lo que realmente pasó con Sam. Sus padres habían pedido prestado una gran cantidad de dinero de Senior y estaban en deuda con él. Cuando él mostró un interés en su hijo y quería pasar tiempo con él, estuvieron de acuerdo. Permitieron que Sam pasara las tardes en casa de Senior, y a veces incluso lo dejaron pasar la noche allí. Al principio no sabían nada sobre el abuso sexual, y no eran satanistas. Mi abuelo había sido cuidadoso de no violar directamente a Sam. Había jugado juegos con él. "Accidentalmente" él derramaría refresco sobre Sam. Entonces haría que sus sirvientes se lleven la ropa de Sam para lavar y arreglaría un baño para él. Entonces, mientras que Sam estaba en el baño, Senior entraría en el cuarto de baño para usar el inodoro. Se sentaría en el inodoro y hablaría con el niño mientras él se bañaba. Él haría salir a Sam del baño, lo secaría y lo haría andar por ahí desnudo hasta que la ropa estuviera lista. Él sobornaría a Sam con regalos y dulces. A veces le daría dinero a Sam. Senior era muy manipulador. A veces conseguiría que Sam esté desnudo con él bajo tales pretextos y a veces acariciaría sutilmente al jovencito durante siestas y tal. Pero al parecer no estaban ocurriendo relaciones sexuales manifiestas, y lo que realmente quería Senior era ser servido por Sam en la forma en que yo había sido entrenado para hacer.

Según Bob, a medida que Senior se ponía más agresivo sexualmente, Sam empezó a ponerse un poco histérico. Sam sabía que su familia dependía del dinero que les había prestado Senior, pero Sam comenzó a sentirse mal acerca de lo que estaba sucediendo. Un día cuando Sam estaba en la escuela él dibujó una imagen de un pene en la página de uno de sus cuadernos. Una maestra vio esto y llamó a sus padres. Esa noche ellos interrogaron a Sam y dedujeron lo que estaba sucediendo.

Fueron a la casa de Senior y lo confrontaron. También amenazaron con ir a las autoridades y crear un escándalo si Senior no perdonaba su deuda y les daba más dinero. Esa noche, los padres de Sam cometieron el gravísimo error de amenazar a Senior. Habían descubierto que Senior estaba abusando sexualmente de su hijo, pero de lo que no se dieron cuenta fue que estaban lidiando con un satanista criminal violento.

Esa noche, después de que los padres de Sam fueron a su casa y se fueron a la cama, Senior envió a sus ejecutores a su hogar. Mientras dormían en sus camas, los ejecutores silenciosamente irrumpieron en la casa y cloroformizaron a todos mientras dormían. Los ejecutores pusieron a Sam en el patio trasero, inconsciente, en pijama. Pusieron una caja de fósforos en el bolsillo del pijama del niño. Los ejecutores de Senior dejaron inconscientes en sus camas a los padres, y prendieron fuego a la casa. Todo esto se hizo de una manera muy profesional. La casa se quemó rápidamente hasta los cimientos con los padres aún en su interior. Senior sabía cómo influenciar a las autoridades locales. Sam fue culpado por haber provocado el fuego. Fue puesto en un hospital mental que estaba siendo administrado por un miembro de una sociedad secreta luciferina. Los psiquiatras cooperaron plenamente con lo que Senior quería y no hicieron nada para ayudar a Sam. Toda declaración que hizo Sam, de que no prendió el fuego, fue ignorada. En lugar de ayudarlo a lidiar con sus sentimientos acerca de ser abusado y perder a sus padres, fue drogado y sometido a electrochoques. Eventualmente, incluso él creyó que había prendido ese fuego.

Senior poseía documentos legales que mostraban que los padres de Sam le debían una gran cantidad de dinero. En el momento del préstamo, para asegurarse de que la deuda podría ser pagada incluso si ellos morían accidentalmente, Senior había insistido en que saquen un seguro de vida. Senior obtuvo todo el dinero que le debían de su propiedad. Así que terminó sacando ganancias de todo esto. Pero Sam quedó huérfano, su mente arruinada y él se quedó con la creencia de que él había matado a sus propios padres.

Me contaron la historia falsa de encubrimiento acerca de este incidente poco después de que sucedió. Incluso mis hermanos y primos hablaban acerca de cómo, "ese niño estúpido Sam había matado accidentalmente a sus padres jugando con fósforos". Cada vez que un niño en nuestra familia era atrapado jugando con fósforos, los adultos volverían a contar la historia sobre cómo Sam mató a sus padres por jugar con fósforos. Al principio yo no sabía lo que había ocurrido realmente. Como todos los demás, sólo escuché la historia de encubrimiento, la cual culpaba a Sam de todo. Aunque yo me había encontrado con Sam unas pocas veces, sólo lo conocí como Kerth y no como Kathy, así que yo no sabía que Senior estaba abusando de él. Pero eventualmente Bob me dijo la verdad. Así que a diferencia de mi familia despistada, llegué a saber lo que realmente había ocurrido. Pero en el momento en que mataron a los padres de Sam, yo realmente no comprendía que fue un asesinato perpetrado por satanistas y no un accidente.

Yo tenía dos estilos de vida independientes que podría recordar con la memoria normal, y Bob me ha ayudado a mantenerlas separadas en mi mente. Estaba mi vida con mi familia y estaba mi relación con Bob. Yo sabía que tenía que mantener mi amistad con Bob en secreto. Cada vez que volviera a ver a Bob por primera vez (luego de un tiempo sin verlo), en casa de mis abuelos, había un juego que jugaríamos. Me haría dar vueltas en círculos para marearme. Luego nos daríamos la mano con nuestras manos izquierdas en lugar de nuestras manos derechas. Luego Bob me haría decir un juramento de secreto.

Él diría: "¿Quién soy yo?"

Yo contestaría, "Tú eres mi amigo imaginario Bob".

Entonces él diría: "Nada de esto está sucediendo, nada de esto es real."

Entonces nos reiríamos, porque incluso como Kerth yo sabía que nuestra amistad era, de hecho, real. Luego, cuando nos separásemos al final del día Bob me recordaría que éramos amigos secretos especiales y que los amigos secretos especiales mantienen cada uno los secretos especiales del otro. Y yo prometería no decir nada.

Cuando yo estaba de vuelta con mi familia, yo era un niño que era claramente no deseado, y me decían que me callara cuando yo hablaba. Hubo un número de veces cuando yo salía con mi familia cuando mis padres se olvidaron por completo que yo existía. Una vez me dejaron en una gasolinera y les tomó una hora darse cuenta que yo no estaba en el auto. El empleado de la gasolinera, al ver que mis padres no iban a volver por su cuenta, llamó a la policía de la próxima ciudad en ese camino. La policía identificó el coche de mis padres y los detuvo. Entonces mis padres volvieron a la gasolinera y estaban enojados conmigo por avergonzarlos. Varias veces cuando visitaban a amigos se marcharon sin mí y tenían que volver cuando finalmente se dieron cuenta de que yo no estaba en el auto. Este tipo de cosas ocurría con frecuencia con mi familia.

Pero cuando yo estaba con Bob, era el foco de su atención. Yo era importante. Él me escuchó y me hizo sentir amado. Sabía que el precio que tenía que pagar para tener esta relación era que debía mantenerlo en secreto. Pero había un montón de cosas sobre mi relación con él que yo sentía que estaban mal. Había largos períodos de tiempo perdido cuando yo había estado bajo hipnosis. Y cuando yo saliera de la hipnosis, a menudo me sentía mal pero no sabía por qué. A veces, cuando yo salía de hipnosis, mi ano me dolía. Pero el vacío emocional que mi familia había creado en mí me hizo vulnerable a Bob. Así que incluso a una edad joven, yo estaba decidido a mantener nuestra relación en secreto.

Pero incluso con Bob, yo era dos personas. En una relación con Bob yo era Kerth y actuaba igual a otros chicos. En la otra relación, yo era Kathy, a quien Bob entrenaba para asistir a rituales satánicos y servir sexualmente a hombres. Incluso cuando yo estaba en la personalidad de Kathy, yo sabía que yo era un niño que actuaba como una niña y que yo no era realmente una chica. Yo sabía que yo era un niño pequeño y que fingir ser una chica era sólo un juego. Hago esta distinción porque creo que la personalidad de Kathy no estaba completamente separada de la personalidad de Kerth. Había cierta conciencia que entraba a través de sueños y visiones retrospectivas de vigilia. Señalo esto porque sé que las víctimas de control mental basado en trauma, como el control mental Monarca, tienen múltiples personalidades reales y sus personalidades alternas no tienen ninguna conciencia la una de la otra. Sin embargo durante bastante tiempo, las dos personalidades de Kerth y Kathy se mantuvieron funcionalmente independientes, mediante hipnosis.

Como Kathy, Bob me vestiría con ropa de niña y pondría maquillaje en mi cara. Luego yo me miraría en un espejo y sentiría que era Kathy. Yo hablaría y actuaría como las mujeres que había visto en la televisión. Y yo a veces serviría a hombres usando las técnicas que Bob me había entrenado a utilizar. Yo hablaría y me comportaría de maneras que los excitaban sexualmente. Cuando el pene se ponía lo suficientemente duro, yo pondría un condón sobre él. Cuidadosamente sostenía la cabeza del pene en mi boca y utilizaría mis manos para masturbar el cuerpo del pene. Después de que el pene eyaculaba, yo tiraba el condón. Bob me había entrenado para hacer esto del modo en que un entrenador de perros entrena a un perro, con castigo y recompensa. No me gustaba hacer esto. La rutina completa me hacía sentir enfermo y yo siempre me sentía mal después. Usualmente me enfermaba físicamente de alguna manera durante los días inmediatamente después del abuso. Pero como Kathy, había cosas que de alguna manera me interesaban. Los hombres que yo servía eran hombres ricos y poderosos. Pero cuando yo los servía, los hacía actuar como tontos y yo parecía tener poder sobre ellos. Cuando yo era Kathy, me sentía más fuerte y más seguro que cuando era Kerth.

No puedo fingir que la separación hipnótica de estos dos modos de personalidad hizo mi vida como Kerth feliz y normal. Cuantas más veces abusaron de mí mientras yo estaba en modo de Kathy, más se desordenó mi mente -- y más conflictivo y confuso me sentí. Este conflicto interno creó problemas en mi vida diaria normal. Era un niño infeliz la mayor parte del tiempo. Me resultaba difícil hacer amigos en la escuela. A menudo me metía en problemas. Dibujaba extraños dibujos de animales siendo matados. Cuando mi madre los encontraba ella siempre se enojaba conmigo y me decía que dejara de dibujar imágenes como esas. Pero también es cierto que Bob era emocionalmente muy comprensivo conmigo y trataba de hacerme sentir orgulloso de mi secreta amistad con él.

La mayoría de las veces que me reunía con Bob no tenían nada que ver con el trabajo sexual o el satanismo. Él actuaba como un tutor que me ayudaba con la tarea. Él me hacía leer libros y me ayudaba a entenderlos. Yo podría hablar con él acerca de lo que pasaba con la escuela y mi familia. Pero con mi verdadera familia, yo no tenía voz. Como Kerth, cuando yo estaba con Bob, tenía una voz.

Sin embargo, como Kathy, fui abusado activamente de una forma u otra desde la primera infancia hasta que yo tenía unos catorce años. La frecuencia del abuso sexual variaba. Y la naturaleza del abuso cambiaba con el tiempo también. Cuando yo era más joven, fui programado como una marioneta. No tenía control consciente. Pero algunas cosas sucedieron de modo que a medida que me hice mayor empecé a tener algo de control consciente sobre mi comportamiento. Pero no tuve nunca una elección. Si yo hubiera sido capaz de decir "No" al abuso, lo habría hecho. Pero Bob no era completamente insensible. Él entendía cuánto abuso podría yo soportar sin perder la cabeza. Yo diría que una vez que Bob me había entrenado de la manera que él quería, me usó para servir sexualmente a hombres probablemente no más de dos veces al mes, en promedio. Pero yo veía a Bob más a menudo que eso. Bob raramente invocaba la personalidad de Kathy. La mayoría de las veces cuando me reunía con Bob pasearíamos juntos, jugaríamos juegos de cartas o almorzaríamos en el club privado al que él iba. La mayor parte del tiempo me alegraba ver a Bob. Me hablaba de una manera en que nadie en mi familia lo hizo. Bob me hizo sentir que yo era una persona importante. Pero parte de mí siempre supo que tenerlo como un amigo no era realmente una buena cosa.

El satanismo es realmente un modelo de negocio. El sexo perverso en el que los satanistas se dejan enredar es una parte de ese modelo de negocio. Sirve a varios propósitos. Se utiliza para chantajear a los hombres. Se utiliza para seducir a los hombres para entrar en un estilo de vida donde cada deseo sexual suyo será satisfecho. Separa a los satanistas de la cultura y los valores de la sociedad en general. Una vez que un satanista rechaza los valores sociales como no robar, no mentir y no matar, puede actuar más eficazmente como un criminal. Esto hace más fácil para los satanistas bien organizados explotar y manipular a la gente ordinaria. Pero el sexo pedófilo es también una forma de entrenar niños para convertirlos en satanistas de alto rango cuando crezcan. Cuantas más veces me vi obligado a tener relaciones sexuales, más sociópata me volvía yo acerca de cómo me relacionaba con la gente. Esto era cierto ya sea que yo estaba siendo Kerth o Kathy. Empecé a ver a las personas más y más como objetos para ser manipulados en lugar de personas por quienes sentía empatía.



Con el tiempo me empecé a identificar con Bob y comencé a verlo como un modelo a seguir. Bob creía que el mundo estaba compuesto por dos sociedades. Estaba la sociedad cristiana que estaba compuesta por ovejas despistadas que hacían lo que les decían por parte de las figuras de autoridad en la iglesia y el gobierno. Y estaba la sociedad de Lucifer, que estaba compuesta por las personas de la élite quienes en realidad dirigían las cosas. En su visión del mundo, las personas no iniciadas que no sabían nada de las sociedades secretas luciferinas eran realmente sólo ganado humano, y los miembros iniciados de las sociedades secretas luciferinas eran los controladores secretos de este ganado humano. A medida que pasaba tiempo con Bob, poco a poco me iba enseñando esta cosmovisión Luciferina.

Yo no era un iniciado Luciferino, pero como Kathy yo tenía relaciones con iniciados Luciferinos. No era sólo que yo ocasionalmente servía a hombres adultos, a veces yo tenía interacciones sociales normales con otros hombres y mujeres Luciferinos que eran miembros de lo que Bob llamaba la Sociedad de Lucifer. Conocí a estas personas como Kathy, siempre ataviado con ropa de niña. Bob sentía que él podría controlar mejor la separación de mi memoria de esa forma. Así que, como Kathy no solo tuve relaciones sexuales con hombres, a veces asistí a rituales satánicos y a veces socialicé con amigos Luciferinos de Bob. Aunque él sabía que como Kerth, yo había aceptado mantener mi amistad con él en secreto, él también sentía que él necesitaba tener más control sobre mi memoria cuando yo estaba participando en algunas otras actividades. Él siempre me hipnotizaba para entrar en el papel de Kathy cuando yo hacía cosas como servir sexualmente a hombres, asistir a rituales o socializar con Luciferinos. Así que la hipnosis que me convertía en la personalidad de Kathy era una manera de controlar mis recuerdos.

Puede ser que a usted le hayan dicho que la gente no puede ser hipnotizada para hacer algo que va en contra de sus valores personales, pero esto no es cierto, especialmente para los niños que no tienen un claro sentido de lo que son sus valores. Los valores de los niños pueden ser manipulados más fácilmente. Los valores de mi madre y mi padre llegaron a significar menos para mí que los valores de Bob y el Barón.

Cuando yo estaba en casa con mi familia en mi personalidad de Kerth, yo podía recordar que Bob era mi amigo secreto, pero no podía recordar ninguna de las cosas que ocurrieron cuando yo estaba en mi personalidad de Kathy. Si todo esto suena confuso, usted se puede imaginar cuán conflictuado[5] y angustiado me sentía cuando era niño. Esta doble vida realmente no me protegía emocionalmente. Ya sea que yo fuese Kerth o Kathy, me sentía mal la mayor parte del tiempo. Siempre supe que algo andaba mal, pero no sabía exactamente qué.

Bob me estaba preparando para que yo crezca hasta convertirme en un miembro de una sociedad secreta Luciferina -- para ser iniciado algún día tal como él lo había sido. Bob no era su verdadero nombre, se derivaba de Beelzebub (Belcebú), que era otro nombre para el diablo. Este era el nombre que él había tomado en su primera iniciación. Entonces Beelzebub fue acortado a Bub, que evolucionó hasta convertirse en Bob, que se había convertido en su apodo. Y cuando él estaba en trajes sexys provocativos era llamado Bobby. Pero a veces él se vestía de forma conservadora como un personaje femenino y se llamaba Roberta. Pero él realmente no tenía tres personalidades. Bob, Bobby y Roberta compartían todos los mismos recuerdos y el cuerpo. Bobby era sólo su nombre de trabajador sexual drag-queen, Roberta era su nombre de suplantación de identidad femenina. Bob era su personaje de macho. Pero realmente él era un Luciferino las 24 horas al día y 7 días a la semana. Él tenía tres personajes diferentes, pero ninguno de ellos era real. Él siempre ocultó su verdadera personalidad de todo el mundo. Si las cosas hubieran continuado en la forma en que iban, yo podría haberme convertido en algo como él. Pero ocurrieron una serie de cosas que modificaron la forma en que me relacionaba con Bob y cómo me sentía sobre el Luciferismo.

Una cosa es que la autoridad que Senior tenía sobre mí y mis padres disminuyó con el tiempo. A medida que él se hacía más viejo se volvió cada vez más alcohólico y su salud disminuyó. Y hubo un incidente que cambió muchas cosas.

Una tarde mientras visitaba la casa de Senior, Bob me puso en estado de trance donde me convertiría en Kathy. Maquilló mi cara con maquillaje y me vistió de travesti, entonces me dejó con Senior mientras se fue a almorzar con un amigo. Senior me llevó a su dormitorio para que yo le de servicio. Él estaba borracho. Yo estaba tratando de darle servicio pero él fue incapaz de conseguir una erección. Esto, por supuesto, no era realmente mi culpa, yo estaba haciendo todo lo que Bob me había entrenado para hacer. Pero no iba a suceder incluso cuando intentó masturbarse él mismo, y él casi nunca se masturbaba a sí mismo. Él siempre esperaba que alguien más lo hiciese por él. Pero esta vez simplemente no pude conseguir que su soldadito de juguete se pare en posición de firmes. Así que Senior me culpó de esto y empezó a azotarme con un cinturón. Esto violaba una de las reglas de Bob que todos los hombres a quienes yo servía tenían que obedecer, que era que yo nunca debía ser golpeado. Fue una feroz paliza y yo gritaba de dolor.

Al parecer todos los sirvientes y mi abuela se reunieron en la parte inferior de las escaleras, con miedo de subir hasta el dormitorio. Pero finalmente el jardinero apareció y detuvo esto dejando que Senior desquitara su ira sobre él hasta que el anciano quedó exhausto. Mi vestido estaba desgarrado y mi maquillaje estaba manchado por el llanto. Una sirviente mujer me limpió y me vistió en mi ropa de niño. Ella me llevó abajo. El jardinero finalmente bajó con su rostro ensangrentado por la paliza que Senior le había dado porque él me había protegido. Los otros sirvientes lo miraron con una combinación de respeto por su coraje y vergüenza por su propia cobardía. No creo que ninguno de sus sirvientes hubiera confrontado nunca antes a Senior en ninguna manera en absoluto.

Esta paliza me sacó repentinamente del estado de trance y violó la pared psicológica entre mi personalidad normal y la personalidad de Kathy. Me sentí muy confundido porque sentía un dolor intenso y aunque yo sabía que yo era Kerth -- por un minuto también supe que yo era Kathy.

Mi abuela comenzó inmediatamente la historia de encubrimiento. Lo primero que me dijo fue, "¿Por qué tú niñito tonto?, mira lo que hiciste cuando tropezaste y caíste por las escaleras. Oh ya veo lo que pasó, el cordón de tu zapato estaba desatado y debes haber tropezado con él".

Entonces ella se arrodilló delante de mí y desató el cordón de mi zapato. Luego me hizo atar mi cordón y empezó a hablar sobre todo el incidente como si sólo hubiera sido un accidente. Ella llamó a mi madre por teléfono y explicó que había habido un accidente y que yo había caído por las escaleras. Después de la llamada telefónica, repasó la historia una y otra vez hasta que yo se la repetí a ella como si fuese cierto. Entonces hizo que uno de los sirvientes me lleve a casa. Bob no estaba allí, y mi abuela ni siquiera pensó en la necesidad de hacerme salir completamente del estado de trance. Mi abuela cooperaba con Senior y Bob, pero nunca pareció entender completamente los procesos del control mental. Ella era realmente sólo otro de los sirvientes en la casa de Senior. Ella era como el sirviente principal; Senior era el único amo.

La sirviente que me condujo a casa ese día era una digna mujer negra que vestía bien y tenía el pelo canoso. Durante mucho tiempo no hablamos en absoluto. Finalmente se detuvo en una calle lateral y habló conmigo.

Ella dijo, "Yo sé que no te caíste por las escaleras, pero que tienes que decirle a tus padres que sí lo hiciste. Lo que quiero que sepas es que tu abuelo solía ser un buen hombre cristiano. Crecimos juntos en Georgia y su familia era buena para mi familia. Cuando él y tu abuela dejaron Georgia me llevaron con ellos y yo estaba contenta de ir. En esos días Georgia no era un buen lugar para estar para la gente de color. Y ellos eran buenos conmigo, siempre. Pero un día en la Ciudad de Nueva York, el diablo obtuvo control sobre tu abuelo. Tiene un demonio en él. Y con los años ese demonio se ha vuelto más fuerte mientras que él se ha vuelto más débil. No era tu abuelo quien te golpeó... era ese demonio. No es tu abuelo quien te obliga a hacer esas cosas equivocadas, es ese demonio. He rezado por el alma de tu abuelo. Y he rezado para que ningún demonio obtenga control sobre ti. Si rezas a Jesús, yo sé que él te salvará de todo esto. Lamento no poder hacer más."

Fue la declaración más larga que jamás me había dicho cualquiera de los sirvientes de Senior. Y lo dijo con total sinceridad. Yo sabía que había demandado gran valor por su parte el hablarme de esa manera. Y yo sabía que cada palabra que ella dijo ese día era verdad.

Cuando llegué a casa conté la historia de encubrimiento de cómo me había caído por las escaleras por accidente. Mis hermanos se rieron y me llamaron torpe. Pero mi madre me hizo bajarme mi ropa interior en el baño y ella estaba impactada por la magnitud de mis moretones. Me hizo acostarme en la cama por temor a que pudiera tener una leve conmoción cerebral.

El día siguiente era un día de escuela y fui a clase. Pero mi cuerpo estaba en conmoción todavía por el dolor. Me sentía muy confundido. Mientras yo estaba sentado en mi pupitre tuve una experiencia extraña. De repente me di cuenta de que yo podía recordar todo. Yo sabía que yo era Kerth pero todos mis recuerdos de las cosas que yo había hecho como Kathy fluyeron de regreso. Yo sabía que yo era Kerth, pero repentinamente también supe que a veces yo era Kathy, quien vestía y actuaba como una niña. Accidentalmente mojé mis pantalones mientras yo estaba sentado allí. Cuando vieron lo que había sucedido, los otros estudiantes se rieron de mí, y la maestra me dijo que yo era demasiado grande para esas tonterías. Ella me hizo ir al armario del conserje para conseguir un balde de agua y unos trapos. Ella me hizo limpiar el desastre mientras los otros niños se reían de mí y hacían chistes a costa mía.

Luego la maestra me envió a la enfermera de la escuela, a quien nosotros los niños llamábamos "Enfermera Margie". Resultó que la enfermera Margie era uno de los Luciferinos que vivían en mi vecindario. Como Kathy, cuando yo había estado con Bob, yo había estado en su casa y almorzado con ella y con la mujer con quien ella vivía. Como Kathy nos habíamos encontrado varias veces y éramos amigos. Recordé que cuando ella estaba fuera de servicio de la escuela y en su casa ella generalmente usaba ropa de hombre. Yo sabía que su nombre secreto luciferino era Freddy. En realidad yo había pasado bastante tiempo en su casa socializando con ella y otros Luciferinos adultos. Esto no tenía nada que ver con el trabajo sexual o rituales de sangre. Y me gustaba ella porque ella siempre fue amable conmigo. Sin embargo como Kerth yo no recordaba nada de esto. Cuando estábamos en la escuela, la Enfermera Margie nunca reconoció nuestra amistad. Sólo los Luciferinos la llamaban Freddy, mientras que el ganado humano la llamaba Margie. Pero cuando yo la vi en la oficina de la enfermera, yo la llamé Freddy en lugar de su nombre de enfermera. Pude ver la sorpresa en su rostro.

"Kathy, ¿qué haces aquí?", dijo ella.

Pero inmediatamente volvió a su papel como enfermera. Ella me hizo bajarme mi ropa interior y calcetines y sentarme sobre la mesa. Ella dio un grito ahogado cuando vio la extensión de mis contusiones. Inmediatamente llamó a mi abuela por teléfono. Yo sólo podía oír una parte de la conversación.

Freddy dijo, "He visto a Kerth. Él está magullado de arriba a abajo. (pausa) Él le contó a todo el mundo su historia que se cayó por las escaleras. Es inteligente acerca de cosas como esa. No se preocupe por eso. (pausa) Es peor de lo que usted sabe. (pausa) No se preocupe por eso, no habrá un escándalo. Me aseguraré de que esto sólo se quede en la familia. Ni siquiera voy a presentar un informe. No creo que usted entienda el problema. Tengo que decirle a Bob. Al Barón no le gustará esto. Kerth es más importante de lo que usted piensa. Él tiene ciertos linajes. (pausa) Yo sé todo sobre su linaje... usted me lo ha dicho un centenar de veces. Pero los linajes de su madre son aún más importantes. Es por eso que el Comité hizo que sus padres se junten. ¿Acaso siquiera entiende usted el significado astrológico de su fecha de concepción y su fecha de nacimiento? (pausa) Esto no puede suceder otra vez. (pausa) Bob va a estar disgustado. Sólo le advierto. (pausa larga) Perra estúpida, nunca me amenaces nuevamente. Dile a tu marido demente que si alguna vez le hace daño a Kerth de nuevo tú y él están muertos".

Freddy colgó de golpe el teléfono. Dijo que ella sólo quería verme otra vez y me hizo parar en el centro de la habitación mientras ella se sentaba a su escritorio. Me hizo dar la vuelta. Luego me dejó que me vista y me envió a casa con una nota. Mi madre me hizo quedarme en la cama. Parecía preocupada. Esa noche escuché una larga conversación que tuvo con mi padre, en la cual lo persuadió de que yo tenía que pasar menos tiempo en casa de Senior. Mi padre se resistió en principio, pero finalmente accedió. No creo que ninguno de ellos hubiera culpado abiertamente a Senior por nada, pero en algún nivel intuitivo finalmente obtuvieron una pequeña pista de que algo andaba realmente mal.

Al día siguiente cuando fui a la escuela, mi maestra de aula tenía una nota de la enfermera y me mandó a la enfermería. Cuando llegué allí Freddy me llevó afuera y me metió en el coche de Bob. Bob actuó amistoso y mostró preocupación porque me había caído por las escaleras y resultado lastimado. Le pregunté dónde íbamos y dijo que no me preocupara, que me llevaba a ver a un amigo. Me llevó a la casa de un Luciferino que vivía cerca. El Barón estaba en esa casa cuando llegué. El hombre dueño de la casa era un hombre digno y de pelo blanco. Recordé que lo había visto en algunos rituales satánicos. Bob comenzó a ponerme en un estado hipnótico pero le dije que no se molestara. Aún sin encontrarme en ropa de niña, empecé a hablar y actuar como Kathy. El Barón me pidió que me quitara la ropa, lo cual hice. Examinó cuidadosamente mis moretones.

Él dijo, "Mi querido amigo, temo que esto simplemente no se tolerará. Tu abuelo ha cometido un error que no será perdonado".

El Barón parecía curioso por el hecho de que yo podía entrar en la personalidad de Kathy sin hipnosis. Bob parecía aterrado por este hecho. Fue entonces que Bob me explicó lo que realmente le había ocurrido a Sam. Me preguntó si yo recordaba al chico Sam que a veces pasaba tiempo en casa de mi abuelo. Así era. Me preguntó si me acordaba de la historia de cómo él supuestamente estaba jugando con fósforos y accidentalmente quemó su casa, matando a sus padres. Sí lo recordaba. Entonces Bob cuidadosamente me explicó con lujo de detalles toda la historia de lo que realmente le sucedió a Sam. Al oír esa historia sentí miedo por mí y mi familia. Supe entonces que yo nunca podría decir nada sobre los satanistas. Supe que tenía que hacer todo lo que Bob me decía. Supe que si yo hablaba a alguien, excepto a los Luciferinos, sobre lo que pasaba en mi vida como Kathy, mis padres serían asesinados. Mi relación con mi familia tenía sus problemas, pero yo aún amaba a mi madre. Todavía sentía que las otras personas en mi familia me gustaban la mayor parte del tiempo. Yo no quería morir y no quería que mi familia sea lastimada.

Fue también en ese momento que Bob me explicó cómo los clientes de mi padre fueron motivados para hacer negocios con él debido a arreglos con Senior y debido a que yo les daba servicio (sexual). Le expliqué que yo sabía que yo era Kathy además de ser Kerth, y que como Kathy yo entendía el arreglo financiero. Bob me hizo preguntas sobre los hombres que yo había servido y recordé todo. Finalmente Bob me preguntó mi nombre.

Dije, " Yo soy Kerth, pero a veces soy Kathy. Pero yo no soy una niña, sólo finjo serlo a veces.

El Barón se rió de esto. Él me dijo que él quería que yo fuese Kathy con él. Sacó su pene que ya se había puesto excitado por esta conversación franca. Sacó un par de guantes de goma y un preservativo del bolsillo de su abrigo. Dijo que Kathy sabría qué hacer con ellos. Me arrodillé ante él, me puse los guantes y puse el condón en su pene. Yo hice todo esto de una manera casi robótica. Pero luego dudé. De repente me sentí abrumadoramente avergonzado. La integración de la personalidad que recientemente había tenido lugar significaba que reaccioné emocionalmente a esta experiencia de la forma en que yo lo habría hecho como Kerth. Como Kathy, yo había llegado a ver al trabajo sexual como una tarea desagradable que me asqueaba. Pero como Kerth me sentí totalmente avergonzado y denigrado por lo que yo estaba siendo forzado a hacer. Mi cara se sentía enrojecida. Me sentí intensamente humillado mientras empecé a actuar como Kathy lo haría. Pero mis emociones estaban perfectamente desconectadas de mi comportamiento. El entrenamiento de Bob me había condicionado a comportarme habitualmente de una cierta manera cuando yo servía a los hombres. Sonreí dulcemente y comencé a besar suavemente el pene del Barón.

En mi voz de Kathy, con entusiasmo exagerado, dije, "Me encanta tu pene. Tu pene es tan hermoso. Tienes la polla más maravillosa del mundo. Gracias por el honor y el privilegio de tocar tu polla maravillosa."

Miré hacia arriba hacia él y sonreí como si estuviera en éxtasis. Sonreí mientras le acariciaba su pene. Pero durante toda esta actuación, me sentí completamente horrorizado por lo que yo estaba haciendo y completamente avergonzado. Sentí que yo no tenía control de mi cuerpo. Era como si el Barón me controlara como una marioneta con sus deseos y pensamientos lujuriosos. El pene del Barón era inusualmente grande y nunca había sido circuncidado. Se sentía muy orgulloso de él, y se jactaba de ello a menudo. Mi adoración por su pene había causado que se ponga totalmente erecto, pero cuando él vio que se estaban derramando lágrimas de mis ojos a pesar de mi sonrisa, me hizo parar.

"Si esperamos hasta que yo acabe, me temo que estaremos aquí todo el día, mis queridos amigos," dijo. Y luego se rió.

Se quitó el condón y me hizo quitarme los guantes. Puse mis manos sobre mi cara y me doblé en una posición fetal a sus pies. Lloré por un rato, hasta que Bob me dio una palmada en la espalda. Me sentí completamente impotente y derrotado. Me odiaba. Finalmente dejé de llorar. Dejaron que me vista. El Barón me hizo sentar frente a él en un taburete. Sacó dos fotos. Las miré. Me mostraban claramente en mi ropa interior, de pie en la oficina de la enfermera. Pude ver la magnitud de mis moretones.

"¿Cómo tomó ella estas fotos?" Pregunté.

El Barón respondió: " Ella tiene una cámara secreta oculta en la habitación. ¿Vas a decir algo sobre ella?"

"No. No le voy a decir a nadie. Lo tengo bien claro," Afirmé rotundamente.

"Tipo listo, yo sabía que podía confiar en ti".

Entonces el Barón explicó que había oído un rumor de que mi padre había querido comprar una casa más grande pero no pudo conseguir la financiación. El Barón dijo que iba a arreglar para que mi padre pueda comprar esa casa más grande.

"Gracias", dije.

Incluso a esa edad yo sabía que acababa de ser sobornado. Y aunque en aquel momento yo realmente no tenía una palabra para eso, yo sabía en qué acababa de convertirme.

Mientras él me conducía de vuelta a la escuela, Bob me explicó que yo no tenía que ser Kathy con mi abuelo nunca más. Explicó que el Barón era mucho más poderoso que Senior y el Barón había revocado cualquier privilegio que Senior tenía, sobre estar con Kathy. Bob me dijo que si Senior trataba de obligarme a hacer algo que yo no quería hacer, yo podía decir "No". Pero Bob también dejó claro que en algún momento en el futuro, Kathy podría ser necesitada otra vez por el Barón.

Por casi un mes mis padres no me llevarían a casa de Senior. Mis abuelos repetidamente llamaron pidiendo visitas. Pero mis padres siempre pusieron excusas corteses. Sin embargo finalmente cedieron y un sábado me llevaron a casa de Senior para pasar la noche.

Después de que mis padres se fueron, fui enviado a la habitación de Senior. Él se sentó en su cama y se bajó sus pantalones.

Él inclinó la cabeza hacia abajo señalando su pene y me dijo, " Sé que no necesitas ponerte un vestido o llamarte Kathy. Sé que sabes qué hacer".

Sentí completo desprecio y repugnancia por él. Sólo lo miré sin decir nada.

Sacó su revólver de cañón corto especial de la policía de la mesita de luz y me apuntó.

"Yo digo: hazlo, muchacho," dijo con enojo en su voz.

"Adelante y aprieta el gatillo", respondí.

Senior guardó la pistola, se levantó sus pantalones y se acostó en la cama de bruces. Empezó a llorar suavemente. Caminé de regreso escaleras abajo.

Mi abuela estaba saludando a Bob que acababa de llegar a la puerta.

Bob dijo: "Yo iba a impedirte que subas allí".

"No pasó nada," contesté.

"El Barón nos ha invitado a una fiesta."

"De acuerdo".

Mi abuela explicó a Bob que mis padres iban a venir a la mañana siguiente para el desayuno-almuerzo (brunch). Ella me quería de regreso antes de las ocho AM. Bob aceptó y nos fuimos.

Esa noche, cuando por fin dije "No" a Senior, escapé de su abuso, pero no podía escapar del Barón o Bob. Cuando llegamos a la mansión del Barón, fuimos inmediatamente a un dormitorio a vestirnos. Bob había conseguido trajes coincidentes para nosotros. Ambos teníamos idénticos vestidos rojos. Teníamos el mismo estilo exacto de pelucas rubias. Bob tenía unos zapatos rojos de tacón alto y yo tenía zapatos rojos de tacón bajo. Los zapatos brillaban como las zapatillas de rubí de Dorothy en El Mago de Oz. Bob puso gran cuidado en cómo aplicó maquillaje en mi cara. Cuando nos miramos en el espejo grande, yo parecía una versión más pequeña de él. Preguntó si yo estaba dispuesto a ser hipnotizado por él, pero yo no quería. Dijo que íbamos a jugar un juego. Todo lo que él hacía yo lo debía imitar. Me hizo caminar como él lo hizo, hablar como él lo hizo, sonreír como lo hizo y así sucesivamente.

Después de un rato entró el Barón. Estaba vestido de una bata de seda negra con una capucha.

"Hola, Kathy, querida. No te ves encantadora esta noche. Te ves lo suficientemente buena para comerte," dijo con una sonrisa como de zorro en su rostro.



Nos llevó abajo al sótano negro. Estaba extrañamente iluminado por lámparas de gas en las paredes y velas sobre un altar. En realidad yo había estado allí antes, pero el trauma contenido en mi recuerdo de esa primera visita había suprimido mi capacidad para recordarlo. Esa noche, mientras caminaba hacia abajo por las escaleras hasta el sótano negro en mi bonito vestido rojo, era como si yo fuese allí por primera vez.

Sonreí y actué alegre, tal como Bob lo hizo, pero interiormente me sentía aterrorizado. Más de una docena de personas se reunieron, todos de frente al Barón que estaba parado detrás del altar. Mientras yo estaba parado delante del altar satánico esa noche, me sentía totalmente espantado. Pero Bob, que ahora se llamaba Bobby, sonreía con una sonrisa abierta casi exageradamente feliz. Así que eso es lo que hice. La mayoría de las otras personas allí estaban vestidas con túnicas negras con capuchas. Y había una mujer allí, que estaba vestido de rojo exactamente como yo y Bobby. Se paró a mi lado. Aunque yo estaba sonriendo dulcemente, mis piernas temblaban de miedo. La mujer de rojo y Bobby sostuvieron ambos mis manos para calmarme. Ella se inclinó y me susurró, diciéndome que su nombre era Betsy.

El Barón habló por un rato breve en alguna lengua antigua que no reconocí. Era parte de alguna invocación ritual de un demonio. Luego mató ritualmente a un pobre animal como un sacrificio. Hizo esto lentamente. Fue prolongando el dolor de la pobre criatura. Luego, hablando en inglés, nos dio una conferencia sobre la estupidez del cristianismo y de cómo sus valores eran falsos. Profanó una Biblia ritualmente antes de quemarla. Nos hizo cantar versículos de la Biblia al revés. Sentí una sensación extraña. Sentí como si algo me estaba controlando en la forma en que un titiritero controla un títere. No era yo mismo. Otra cosa estaba controlando la manera en que yo caminaba, hablaba y gesticulaba.



Después del ritual satánico, todos los otros hombres y mujeres se quitaron sus túnicas negras y caminaron por ahí desnudos. Bobby, Betsy y yo permanecimos vestidos. Pero nosotros también empezamos todos a deambular y movernos como si fuéramos una sola unidad. Me sentí extrañamente desconectado de mí mismo. Era como si nosotros tres de algún modo nos hubiésemos convertido todos en una persona. Aunque yo estaba sonriendo diabólicamente, me sentía realmente mal por dentro. Me sentía mal por el ritual. Me sentía mal por lo que yo estaba haciendo. Cuando yo hablaba, hablaba con una voz femenina aguda que no sonaba en absoluto como yo. Y las cosas que yo estaba diciendo no eran como nada que yo hubiese pensado en decir alguna vez antes. Eché una ojeada a los hombres desnudos y yo coqueteaba con ellos y ellos coqueteaban conmigo. Nosotros tres hablamos de los penes que vimos como si estuviésemos hablando de esculturas en un museo, cuál era el más hermoso y tonterías como esa. Ni siquiera entendí las cosas que yo estaba diciendo. Las palabras sólo salieron de mí como si no fuese realmente yo quien las decía, pero aún así yo las estaba diciendo.

El Barón tenía las manos en sus caderas y se jactaba de su pene. Bob habló de lo mucho que le gustaba el hecho de que el pene del Barón era incircunciso. Entonces Bob susurró en mi oído y dijo que servir a un pene circuncidado era como tocar una flauta a la que le falta la mitad de las teclas. Betsy escuchó la broma. Ambos, Betsy y yo nos reímos de eso histéricamente, aunque realmente yo no entendí la broma en absoluto. Alguien más estaba operando mi cuerpo y yo estaba sólo de acompañante durante el paseo. A pesar de mi comportamiento alegre, yo sentía miedo intenso y náuseas.

Nos fuimos todos hacia arriba en un ascensor de carga a un piso superior donde había dormitorios. Comenzó una orgía. Bobby, Betsy y yo entramos con un hombre desnudo en un dormitorio con un gran espejo. Aunque en el momento yo no sabía esto, todo el incidente estaba siendo filmado en secreto por el Barón. Primero Betsy realizó un striptease para el hombre desnudo que se sentó en el extremo de una cama grande. Luego Bobby realizó el mismo strip tease exactamente de la misma manera. Entonces yo imité lo que ellos habían hecho. Mientras yo me estaba desnudando, el hombre tuvo una erección. Recuerdo que me pareció raro porque su pene no era recto; se doblaba hacia a un lado. Pero Bobby y la mujer elogiaron el pene del hombre como si fuese divino y empezaron a servirlo. Finalmente empecé a darle servicio de la misma forma en que ellos lo habían hecho. Me sentí muy avergonzado y con náuseas. Pero seguí actuando sexualmente como si yo no tuviera ningún control sobre lo que yo estaba haciendo. Aunque yo estaba sonriendo y riendo al igual que Bobby y Betsy, me sentía horrorizado por lo que yo estaba haciendo. Me sentí mal en mi estómago como si fuese a vomitar, pero no lo hice. Finalmente terminó y yo estaba contento de que termine.

Bobby me llevó de regreso a un dormitorio pequeño y me bañó en una tina, lavando cuidadosamente mi maquillaje. Él me metió en una cama y me dijo que tome una siesta. Después de que él se fue me acurruqué en posición fetal y empecé a sollozar. Finalmente me levanté y vomité, en el inodoro luego volví a la cama a dormir.



Tuve una pesadilla en la que vi a Bobby, Betsy y yo caminando juntos por el pasillo. Pero en la pesadilla estábamos siendo eclipsados por alguna criatura demoníaca. En la pesadilla, esta criatura tenía un aspecto fantasmal. Tenía tres cabezas de reptiles asentadas sobre tres cuellos largos como de serpiente. Cada cabeza tenía múltiples cuernos saliendo de ella. Las tres cabezas eclipsaban nuestras tres cabezas. Sin embargo, su cuerpo no era ni remotamente humano. Tenía patas de insecto y tentáculos por brazos. Su cuerpo gelatinoso parecía crecer o encogerse según sea necesario. En la pesadilla la criatura era translúcida y se movía con nosotros mientras caminábamos hacia adelante. Pero sentí que nos estaba controlando como si fuéramos marionetas de carne humana. La pesadilla me horrorizó y me enfermó hasta mis mismos huesos.

Me desperté después de un rato y me sentí confundido acerca de dónde estaba yo. En mi mente había destellos de recuerdos. Recordé el sótano negro y me sentí asustado. Recordé haberme visto a mí mismo en el espejo junto con Bob, ambos usando vestidos rojos. Vi imágenes de un extraño pene "ganchudo". Me sentí con náuseas, pero no había nada en mi estómago para vomitar. Yo no había cenado y me sentía mareado. Todavía sintiéndome mareado me levanté y busqué mis ropas. Ellas estaban prolijamente dobladas encima de una cómoda.



Después de que me vestí salí de la habitación. En el pasillo había un hombre y una mujer desnudos durmiendo en el piso con una botella de vino vacía junto a ellos. La mayoría de las luces estaban apagadas y la casa estaba a oscuras. Oí risas viniendo de escaleras abajo. Había una amplia, larga escalera que bajaba en espiral hasta la planta baja. Bajé caminando por ella. Podía oír la risa de Bob procedente de otra habitación. Entré en la gran sala de estar. Bob, el Barón y Betsy todos estaban sentados en batas de baño. Bob y Betsy se habían sacado su maquillaje y pelucas rubias. Betsy tenía cabello castaño rizado corto. El Barón me espiaba. Él sonrió y me saludó con la mano.

"Hola, joven señor. Ahí estás. Tuviste tu siesta, ¿eh? Adelante, mi muchacho y únete a nosotros," dijo en una voz estridente.

Entré y me senté en una silla cerca del Barón. Todos ellos tenían cócteles en sus manos. El Barón gritó por más bebidas y un mayordomo entró. El Barón pidió otra ronda para los adultos y dijo al mayordomo que me traiga una gaseosa y barra de caramelo.

Estaban todos borrachos y haciendo bromas sobre cosas que yo no entendía. Después de que bebí la gaseosa y comí la golosina, me sentí mejor. Finalmente, se tranquilizaron y el Barón me miró a mí. Su voz era ligeramente confusa (arrastraba las palabras) mientras hablaba.

Él dijo: "Sabes que estuviste absolutamente maravilloso esta noche, joven señor. Recuerdas a ese hombre, ese con el pene extraño. Mientras los filmaba a ustedes tres con ese hombre, yo te observaba cuidadosamente a través del espejo de dos vías. Todo lo que visualicé en mi mente lujuriosa, ustedes tres lo estaban haciendo como si mis pensamientos los estuvieran dirigiendo. Fue simplemente grandioso. Y esa película que hice esta noche es muy importante. Ese hombre es un importante líder corporativo. Ahora yo lo poseo. Lo hiciste bastante bien. Eres un jovencito muy talentoso. Y serás recompensado. Tu familia va a conseguir la grande y hermosa casa que desean. Y conozco exactamente el lugar perfecto.

Betsy se rió y dijo, "¿No era ese tipo Johnson absolutamente horrendo? ¡Carajo, todo retorcido por completo así!"

Bob dijo: "Eso es lo que sucede cuando una circuncisión sale mal. He oído que tiene problemas para tener una erección para su esposa. Por supuesto que es una vaca gorda, pero de ahí es de donde viene su dinero".

Recordé el pene torcido en forma de gancho del hombre y tuve imágenes intermitentes en mi mente de darle servicio. Me sentí mal conmigo mismo. Yo sabía que había hecho algo realmente malo y sentí miedo otra vez.

Bob me miró agudamente y dijo, "¿Estás bien, Kerth?"

Betsy dijo: "Pensé que se llamaba Kathy. Espera un segundo. Él no es como los otros. Él recuerda las cosas".

El Barón respondió: "Oh, Shotzy ha arruinado demasiados niños. Cuando sus métodos funcionan es grandioso, pero varios de sus sujetos han muerto o se han vuelto completamente locos. Sus métodos son demasiado experimentales, y no quería que éste sea dañado. Bob está usando métodos diferentes. Pero estoy muy satisfecho con sus resultados."

Entonces el Barón me echó un vistazo y sonrió.

"Oh, vamos, muchacho. No estés triste. Esta noche es una noche de celebración. Aquí, déjame cantar una canción para ti."

Se levantó y comenzó a cantar en una voz rugiente. Mientras cantaba él gesticulaba ampliamente con sus brazos. Derramó su bebida sobre el suelo mientras gesticulaba, pero no le prestó atención a eso. Bob y la mujer sabían la canción y se unieron al coro.[7]

El Barón cantó, "Cuando yo era un muchacho, serví un período como cadete en una firma de abogados. Limpiaba las ventanas y barría el suelo y pulía la manija de la gran puerta principal".[8]

Sonriendo ampliamente y en voces alegres cantaron el estribillo, "Él pulía la manija de la gran puerta principal".

"Pulí la manija tan cuidadosamente que ahora soy el gobernante de la Armada de la Reina."[9]

"Él pulió la manija tan cuidadosamente que ahora es el gobernante de la Armada de la Reina."

Me sentí mejor y empecé a reírme. Siguieron cantando, verso tras verso. Mientras cantaban, Bob y Betsy se levantaron y empezaron a bailar alrededor, entreteniéndome. Yo reía y reía.



Los tres extendían sus brazos bien abiertos y exageraban sus voces cada vez que cantaban, "Gobernante de la Armada de la Reina".

Me olvidé de todas las cosas aterradoras.

Cuando terminaron esa canción, fumaron cigarrillos y luego el Barón comenzó a cantar una balada lenta en una voz grave sincera. Me sentía cansado otra vez y me acurruqué en un sofá para dormir.

Más tarde, Bob me despertó sacudiendo mi hombro. Estaba completamente vestido en ropa de hombre.

Él dijo: "Le prometí a tu abuela que te llevaría de regreso temprano. Tenemos que irnos".

Todavía estaba oscuro afuera y yo estaba somnoliento, pero lo dejé que me arrastre hasta ponerme de pie y me lleve afuera caminando. Me puso en el asiento del pasajero de su MG y me ató mi cinturón de seguridad.[10] Puso un par de gafas de sol sobre mi cabeza. Yo no podía ver afuera a través de ellos y me quejé.

Él dijo, "Va a estar claro afuera pronto y no se te permite saber cómo encontrar la casa del Barón. Lo siento".

Estas eran gafas de sol envolventes, donde los lentes habían sido pintados de negro para que nada se pudiera ver a través de ellos. Efectivamente, me habían vendado los ojos. Con los años, cada vez que yo fuese conducido hacia afuera de la casa del Barón o de regreso, me vendarían los ojos de esta manera, o sería por la noche o irían dando rodeos a través de caminos alternativos rurales.

Mientras regresábamos podía sentir los movimientos del coche. Podía sentir el doblar de las curvas y las sacudidas, cuando Bob cambiaba de marcha. Podía oír el ruido del motor cuando se quejaba. Podía oler el aire de la madrugada y los cigarrillos que fumaba Bob. Pero en la oscuridad impuesta por las gafas de sol oscurecidas, yo vi imágenes. Los recuerdos de la noche regresaron. Vi a Bob y a mí mirándonos en el espejo, usando vestidos rojos. Vi al Barón en su túnica con capucha, quemando una Biblia. Vi a un hombre desnudo con un pene ganchudo, mirándome con lujuria. Vi al Barón cantando borracho. Recordé la pesadilla con la criatura demoníaca de tres cabezas. Me sentí mal. Me sentí aterrorizado.

Dije, "Bob, por favor no me hagas hacer esto nunca más."

"¿Hacerte hacer qué?"

"Hicimos cosas malas anoche. El Barón quemó una Biblia. Ese lugar es malo".

Bob dijo: "Oh no. Nada de eso sucedió en realidad. Todo eso fue sólo una pesadilla. Anoche, pasaste la noche en casa de tu abuela. Piensa".

Pensé en lo que dijo por un rato. Yo sabía que él estaba mintiendo. Pero yo no quería recordar las cosas que acababa de ver y hacer.

"¿Qué hice en casa de mi abuela anoche?" Pregunté.

"¿Qué haces normalmente?"

Le expliqué que principalmente veía la televisión y jugaba a las cartas. Insistió en que eso fue lo que realmente sucedió anoche. Lo acompañé con el juego. Me imaginé una noche ordinaria que debería haber ocurrido. Se la describí a Bob. Me hizo describirla una y otra vez, hasta que incluso casi creí que la historia que yo inventé, era lo que realmente ocurrió. Cuando llegamos a casa de Senior, se estacionó en el frente. Me dijo que cerrara fuerte los ojos y me quite las gafas de sol. Él me hizo salir de su auto y me dijo que contara hasta treinta. Lo oí marcharse. Abrí los ojos. Había llegado la luz matutina y la oscuridad de la noche se había ido. Yo estaba en casa de mis abuelos.

La cocinera me dejó entrar por la puerta trasera a la cocina. Nadie más estaba levantado todavía. Mientras ella me cocinaba un gran desayuno, le conté la historia que Bob me había hecho inventar. Ella sabía bien cómo eran las cosas pero escuchó de todos modos. Yo tenía hambre para entonces. Comí el desayuno y luego dormí en un sofá. Cuando me levanté mi familia estaba allí. Comimos el brunch (desayuno-almuerzo). A nadie en mi familia le importaba lo que yo había hecho la noche anterior. Toda la historia que Bob me hizo inventar y memorizar no sirvió de nada. Senior no bajó. Mi abuela puso excusas para él. Después que comimos nos fuimos todos a casa.

Cuando llegamos a casa mi padre tuvo una larga conversación con alguien por teléfono. Él y mi madre salieron a algún lugar antes de la cena. Cuando regresaron, parecían muy felices. En la cena anunciaron que había sido puesta financiación a disposición de mi padre y que pronto íbamos a mudarnos a una casa nueva grande. Pero pasarían meses antes de que eso tuviera lugar.

El día de la mudanza resultó ser en mi último día de clases antes de las vacaciones de verano. Mis padres habían mostrado su nuevo hogar a mis hermanos y hermana, pero no se habían molestado en enseñarme, ni siquiera para decirme dónde estaba. La mañana antes de mi último día de escuela, mi madre cuidadosamente me explicó que mi hermana iba a recogerme después de la escuela. Mi hermana, que era mayor que yo, acababa de conseguir su licencia de conducir y estaba emocionada cada vez que tenía que conducir el coche familiar. Mi madre muy cuidadosamente me explicó exactamente donde yo debía esperar a mi hermana. Ella me dijo que no camine a casa, porque nadie estaría allí y todo en la casa se habría ido. No me dio ningún número de teléfono para llamar a la nueva casa, o siquiera la dirección de nuestra nueva casa.

Después de la escuela, salí a donde me iba a encontrar con mi hermana. Ella no estaba allí. Me senté y esperé mientras que los otros estudiantes se alejaron, felices de que la escuela cerraba por el verano. Pasó el tiempo y mi hermana nunca apareció. Varias horas pasaron y mi hermana nunca apareció. Todos los maestros habían partido y los estudiantes se habían ido. Empecé a temer que mi familia me había abandonado y que nadie iba a venir. Empecé a sentir que deliberadamente no me dijeron nada acerca de la nueva casa, porque yo no iba a reunirme con ellos allí. Finalmente la enfermera escolar salió por la puerta, cerrándola luego con llave. Yo estaba al borde de las lágrimas para entonces. Ésta era Freddy, la enfermera que estaba en el grupo Luciferino. Preguntó por qué yo estaba ahí todavía. Le dije, con voz temblorosa, que se suponía que mi hermana iba a recogerme, pero no lo había hecho. Comencé a explicar que íbamos a mudarnos a una nueva casa ese día -- pero Freddy ya sabía todo sobre eso. Preguntó por la dirección y número de teléfono de la casa nueva, y yo le dije que no me habían dicho.

Freddy dijo: "¡Oh, por el amor de Satanás! Tu familia cristiana es tan patética. Esos tontos. No saben quién y lo que realmente eres. Si yo tuviera permiso del Barón, los mataría a todos y te criaría yo misma. Haré algunas llamadas. Hay alguien en la misma cuadra adonde te mudas a quién conozco. Encontraré una forma de contactar a tu madre idiota."

Freddy regresó adentro del edificio y salió un rato después. Ella intentó calmarme. Dijo que le había dejado un mensaje a mi madre a través de uno de nuestros nuevos vecinos. Ella dibujó un mapa sobre un trozo de papel mostrando el camino a su casa, que no estaba lejos. Freddy me dijo que si mi hermana no aparecía en el lapso de una hora yo debía caminar a su casa. Muy cuidadosamente explicó cómo yo podría encontrar su casa y me hizo repetir las instrucciones. Ella me abrazó brevemente y se fue caminando.

Una media hora más tarde apareció mi hermana. Ella tenía a sus amigos en el auto con ella. Yo estaba llorando para entonces y mi hermana me gritó. Ella me dijo que mis padres nunca pretendieron tenerme y que yo no era nada más que una molestia. Sus amigos se rieron del hecho de que yo estaba llorando. Ella siguió gritándome. Me dijo que yo la había metido en líos y que me odiaba. Y eso sólo me hizo llorar más.

Cuando llegamos a la casa, mi madre parecía más enojada conmigo que con mi hermana. Un vecino se había acercado desde la calle y había explicado que una enfermera en mi escuela había llamado. Esto había avergonzado a mi madre porque la hacía parecer irresponsable ante los nuevos vecinos. Pero mi madre había llamado al amigo de mi hermana, se había enterado que mi hermana estaba con sus amigos, y ella me había olvidado completamente. Mi hermana se quejó de que yo era tan molesto a veces. Mis hermanos se burlaban de mí, diciendo que yo debería haber sido abandonado y olvidado.

Cuando mi padre llegó a casa, el estado de ánimo cambió. Nos trajo una pizza y refrescos fríos como el hielo para la cena. Comimos una comida improvisada juntos y nos llevó a todos en un recorrido por la nueva casa. Él estaba muy orgulloso de ella. Desde el exterior, se podía ver que tenía tres pisos. El tercer piso estaba dentro del alto techo inclinado. En el gran patio trasero había un garaje grande, una piscina de entrenamiento y un aro de baloncesto junto a la entrada para el auto. La casa tenía un gran sótano donde desembocaba un conducto de lavandería. La nueva casa tenía tres baños. Nuestra antigua casa sólo tenía un cuarto de baño y todos se habían peleado por su uso. La nueva casa tenía un porche lateral con ventana. Toda la casa era enorme comparada con nuestra antigua casa. El tercer piso era más pequeño que los dos primeros pisos, pero estaba terminado y realmente no parecía un ático.

Mis padres tenían un dormitorio principal mucho más grande. Mi hermana consiguió la mayor parte del tercer piso para ella sola. Mi hermano mayor obtuvo su propio cuarto. Pero yo tuve que compartir la habitación con mi otro hermano, que me odiaba. Teníamos literas. Él obtuvo la litera inferior. Antes de que nos fuéramos a dormir esa noche me dijo que si yo roncaba iba a pegarme.

Esa noche mientras dormíamos, alrededor de las 3 a.m., todos en la casa fuimos despertados repentinamente. Había un ruido fuerte que venía de enfrente de la casa y seguía y seguía. Todos habíamos notado que había una vía de tren enfrente de nosotros cruzando la calle, pero la importancia de eso no llegó a ser evidente hasta esa noche.

Mientras el tren pasaba, rugió. Aprendería más tarde que este tren era impulsado por varios motores. El tren siguió repiqueteando y tintineando fuerte por una media hora. La vía del tren tenía un empinado terraplén en el lado opuesto desde nuestra casa, y éste actuaba como un anfiteatro para dirigir el ruido directamente hacia nosotros.

Todos en la familia estábamos despiertos por esto. Todo el mundo salió al pasillo en nuestros pijamas.

"Dios mío, ¿va a hacer esto todas las noches?" se quejó mi hermana.

Mi madre dijo: "Yo estuve hablando con los vecinos hoy y dijeron que esto sucede cada noche. Es un largo tren en una pendiente cuesta arriba. Dicen que te despierta al principio, pero no te preocupes. Dijeron que te acostumbras a él, y que después de un tiempo ni siquiera lo notas."

Mi padre parecía enojado. Le dijo a todo el mundo que se vayan a la cama. Cuando volví a la cama, no podía dormir. Mi hermano estaba roncando pronto, como siempre lo hacía. El día había sido muy estresante y yo era desdichado. Nuestra antigua casa había estado en una zona tranquila y agradable y todo el mundo era feliz allí. En nuestra antigua casa mis hermanos compartían un dormitorio y yo tenía mi propia pequeña habitación que mis padres habían hecho para mí modificando un armario vestidor. No me gustaba compartir la habitación con mi bravucón hermano. Esta nueva casa no parecía buena para mí. Mientras yo flotaba en ese estado mental entre el sueño y la vigilia, oí una voz incorpórea que habló como la voz de un ángel.

"Cuando haces un trato con el diablo, esto es lo que obtienes. Renuncias a algo invaluable por algo que tú piensas que quieres. Y cuando tienes lo que querías, no obtienes ningún placer de eso. El diablo siempre gana y tú siempre pierdes."

El resto de mi familia finalmente se acostumbró a los ruidos de tren temprano en la mañana. Pero cada vez, él me despertó. Fue un recordatorio de que yo había cometido un error al haber hecho un trato con el Barón.

Pocos días después de que nos mudamos a la nueva casa, mis abuelos vinieron de visita a verla. Fueron muy corteses y educados. Mi padre estaba radiante de orgullo. Senior fue muy apropiado en su comportamiento hacia mí y mis hermanos. Desde el punto de vista del resto de mi familia, la nueva casa fue una buena cosa.

Bob tuvo cuidado después de eso para usarme cada vez menos para servir a hombres. Senior dejó de pedir que yo pase la noche en su casa. A veces fui con la familia de visita a casa de Senior durante el día, pero nunca más me quedé por la noche allí. Senior fue más o menos apropiado en su comportamiento hacia mí de allí en adelante. Bob ya no tuvo más acceso a mí a través de mis abuelos. Pero él tenía conexiones Luciferinas con los administradores de mi escuela. Cada vez que él quería, podía hacer registrar que yo estaba fuera de la escuela debido a enfermedad, y mis padres no serían informados. Así que cuando él quería, me podría tener por el día escolar.

A veces yo simplemente pasaría el día con él y otros Luciferinos que él conocía. Cada vez que yo estaba con Bob y sus amigos Luciferinos siempre me llamaban Kathy. Ellos confiaban en mí para guardar secretos. Al principio, Bob aún me hacía vestirme con ropa de niña cuando visitábamos Luciferinos. Pero al final no se molestó en hacerme vestir con ropa de chica excepto cuando yo iba a dar servicio a un hombre. Pero eso sucedió cada vez menos a medida que yo crecía. A veces, como Kathy, asistí a varios tipos de rituales Luciferinos. No me gustaba esto. Pero generalmente los amigos de Bob no realizaban rituales Luciferinos cuando yo los visitaba. La mayor parte del tiempo sólo hablábamos. Lentamente me estaban enseñando cómo piensan los Luciferinos, y cómo utilizan trucos y secretos para crear riqueza.

Parecían saber todo acerca de mi familia. Mostraban interés en mí. Hablaban conmigo acerca de cómo me estaba tratando con mi familia y los otros estudiantes en la escuela. Ellos me ayudaban sobre temas con los que estaba teniendo problemas en la escuela. Pero nunca me llamaron por mi nombre real. Siempre tuvieron cuidado de llamarme Kathy. Con el tiempo, llegué a creer que realmente yo era Kathy y que Kerth era un personaje que interpretaba, como un actor en una película.

Bob de alguna manera sabía todo acerca de los problemas financieros de mi familia. Por las noches, mis padres hablarían sobre temas financieros en la sala de estar, y yo escucharía lo que estaban diciendo. Yo era mucho más inteligente que lo que la gente en mi familia entendía. Cuando mi padre tenía problemas, Bob sabía esto. Él haría arreglos conmigo. Él arreglaría que gente que él conocía le diera negocios a mi padre y a cambio yo haría trabajo sexual de algún tipo para Bob. Después de que yo hiciera este trabajo, días más tarde, yo oiría por casualidad conversaciones de mis padres en las que mi padre estaba aliviado porque tenía más negocios y podría pagar las facturas. Así que yo sabía que el bienestar financiero de mi familia dependía del trabajo sexual ocasional que Bob arreglaba para mí.

Aunque el trabajo sexual se hizo menos frecuente a medida que yo crecía, a veces se puso más raro. Yo no hice solamente películas de chantaje. Bob estaba produciendo películas pornográficas infantiles que él vendía a ricos aristócratas Luciferinos. Con orgullo en su voz Bob explicó que los ricos aristócratas proyectaban sus películas en las orgías que tenían lugar en sus mansiones en Europa. Bob había estudiado algo llamado "magia sexual". Él consideraba que sus películas eran trabajos mágicos en los que la presencia espiritual de Satanás podía ser sentida por los observadores de la película. En una película en la que me vi obligado a participar, Bob tenía un hombre que se disfrazaba como Jesús. Bob hizo que Betsy y yo nos disfracemos como soldados romanos. Desnudamos al actor vestido como Jesús y lo azotamos. Bob tenía una cruz cubierta de fieltro fijada a una pared. Entonces Bob nos dirigió a atar al falso Jesús en una cruz de una manera que no lo lastimó. Luego Bob nos dirigió a Betsy y a mí a realizar un striptease delante del falso Jesús antes de turnarnos para servirlo. Después de hacer esa película, cuando me fui a casa sentí náuseas y vomité. Me enfermé y no podía retener alimentos. Sentía un dolor intenso en mi estómago. Esto duró más de un día. Mi madre no sabía qué andaba mal y estaba pensando en llevarme a un hospital. Finalmente salí de mi cama y encontré una Biblia y le rogué a Jesucristo que me perdone por hacer esa película. Inmediatamente, el dolor desapareció, como un milagro. Volví a estar sano y pude comer. Bob produjo muchas películas pedófilas que se burlaban de Jesús, pero después de ésta le dije que yo ya no haría más ese tipo de cine. Pero había otros niños prostitutos que eran propiedad del Barón a quienes Bob podía usar, así que él no tuvo ningún problema con dejarme hacer menos trabajo sexual.

Pero el Barón todavía me necesitaba para las películas de chantaje ocasional. Un rico Luciferino tenía fantasías acerca de su propio hijo. Bob me hizo vestir con la ropa real del hijo de este hombre. Era un uniforme de una escuela privada. Entonces Bob me hizo darle servicio al hombre mientras yo respondía al nombre de su hijo. Este acto sexual tuvo lugar en la suite del hombre en un hotel caro, pero Bob había sobornado a las limpiadoras en el hotel para dejarlo entrar, mientras el hombre se había ido. De alguna manera él había descubierto cómo instalar una cámara y grabación de sonido de modo que el hombre no sabía que estaban allí. Él había improvisado un temporizador que encendería el equipo de grabación durante el tiempo que estuvimos allí. Antes de la escena de sexo, Bob explicó dónde debía yo estar parado y acostarme para que la cámara registrara todo el enfermo evento. El hombre me llevó a la suite del hotel, pensando que estábamos solos. Todo el tiempo que yo le estaba dando servicio yo seguía llamándolo "Papi". Días después, el Barón le mostró al hombre la película y lo amenazó con mostrársela a su esposa e hijo. El hombre le rogó al Barón que no le muestre la película a nadie. El Barón le dijo que nadie vería jamás la película, sólo si el hombre se convertía al satanismo. Este hombre había estado considerando convertirse en satanista, pero simplemente no daría el paso. Pero después de ver esta película de sí mismo teniendo sexo conmigo mientras yo fingía ser su hijo, el hombre se unió a una sociedad secreta luciferina y comenzó a trabajar en cooperación con el Barón.

Después de esa escena de sexo raro con ese hombre, empecé a tener pensamientos suicidas. Empecé a pensar en maneras en las que yo podría matarme de tal modo que pareciera un accidente en vez de un suicidio. De esa forma el Barón podría no matar a mi madre como un castigo por haberme suicidado, que era algo que había amenazado hacer en varias ocasiones. El Barón consideraba que yo era una valiosa propiedad que él poseía. Si yo destruía su propiedad al suicidarme, él me castigaría matando a mi madre a quien yo amaba. Cuando el Barón hacía amenazas como esa, yo deseaba poder ir a la policía para obtener ayuda. Pero yo sabía que no me creerían cuando yo empezara a hablar sobre sociedades secretas satánicas. Además, otros niños y yo regularmente servíamos a miembros de la Junta de la Policía local. Bob siempre dijo que los Luciferinos gobernaban secretamente el mundo. Yo pensaba que él estaba exagerando. Pero yo sabía que eran suficientemente poderosos como para matar a mi madre y a mí si yo desobedeciera al Barón.

El Barón obtenía la mitad de las ganancias que Bob hacía de toda su pornografía infantil. Sus películas y fotos pornográficas tenían altos valores de producción. El Barón tenía hermosas habitaciones en su mansión que podían utilizarse como un lujoso telón de fondo para la pornografía. Mientras me convertía en púber alrededor de la edad de trece años, Bob comenzó a hacer fotos y películas de mí al desnudo con una erección. No me excitaban los hombres, así que él haría que Betsy me realizara felaciones hasta que me causaba la erección, luego ella se hacía a un lado para que la fotografía pudiese llevarse a cabo.



Bob me dijo una vez que había una sala de cine en una mansión de un aristocrático Luciferino en Europa. Luciferinos ricos de toda Europa asistirían a la sala y verían las películas que Bob, y otros como él, hacían. Bob parecía orgulloso de este hecho, pero yo me sentía horrorizado por eso. Este pensamiento de que ricos aristócratas se sentarían en una sala de cine viendo películas de mí al desnudo, o provocativamente vestido de mujer y teniendo relaciones sexuales con hombres, me hizo sentir absolutamente humillado. Me odiaba a mí mismo. Comencé a enfermarme físicamente después de estas sesiones. Tenía dificultad para comer alimentos. Comencé a desarrollar fobias sociales. Comencé a robar cosas de las casas y tiendas de otras personas. Y aunque era bastante inteligente, apenas pude pasar mis cursos en la escuela. Mi vida como Kerth lentamente se estaba yendo al infierno. Como Kathy, comencé a no sentir ninguna emoción cuando servía hombres o posaba para fotografías. Me sentía como si yo fuese un robot sexual sonriente que sólo hacía lo que le decían.

Empecé a tener una crisis de identidad sobre quién era yo realmente. Un día cuando me sentí mal, me quedé en casa. Mi madre tenía que ir a un lugar y me dijo que ella no regresaría por horas. Nadie más estaba allí. Por alguna razón me sentí atraído al tercer piso donde una de las habitaciones era utilizada como un gran espacio de almacenamiento. En ella había un armario que contenía viejos uniformes del ejército de mis padres. Los habían mantenido limpios y libres de polilla durante todos estos años. También había un gran espejo en la habitación. Me puse el uniforme de mi padre y me saludé militarmente a mí mismo en el espejo. Era un poco holgado en mí, pero yo era alto para mi edad. Y me gustó la forma como yo lucía con el uniforme de un oficial. Luego me quité el uniforme de mi padre y me puse el uniforme de oficial del Cuerpo de Enfermeras del Ejército de mi madre. Su viejo uniforme de gala verde oliva del ejército me quedaba bien, excepto que los hombros estaban un poco apretados y la cintura tenía que ser ceñida para sostenerse. No era un lindo vestido como los que Bob había hecho para mí, pero no obstante era un vestido de mujer y por un minuto parecía muy natural que yo me lo hubiese puesto. Pero cuando me miré en el espejo con el uniforme de mi madre de repente me sentí conmocionado. Yo había pensado que podría ser divertido ponerme sus uniformes, pero en realidad me hizo sentir completamente confundido. Me di cuenta de que nadie en mi familia sabía quién era yo realmente. Los amigos Luciferinos de Bob pensarían que yo lucía atractivo en el uniforme de mi mamá. Dirían que yo lucía precioso en él. Pero si mi madre hubiera entrado donde yo estaba en ese momento ella se habría puesto histérica. Mis hermanos se hubieran reído de mí si me vieran vestido así. Y mi padre estaría furioso si me viera así. En el uniforme de mi madre yo era Kathy. En el uniforme de mi padre yo era Kerth. Yo era dos personas que compartían el mismo cuerpo y los mismos recuerdos. Pero los Luciferinos que yo conocía eran en algunos aspectos tanto mi familia como lo era mi propia familia real. Me sentí profundamente conflictuado. Sentí el dolor de mi profunda crisis de identidad. Por un momento pensé que estaba a punto de volverme completamente loco. Puse cuidadosamente esos uniformes de nuevo en su lugar y nunca abrí ese armario de nuevo.

Un día mi padre me estaba conduciendo a algún lugar a través de un área urbana. Él había tomado un atajo y se sentía incómodo acerca del vecindario a través del cual estábamos conduciendo. Cuando nos detuvimos en un semáforo en rojo, algunas mujeres en la esquina de una calle al lado de nosotros comenzaron a saludar con la mano a mi padre. Ellas estaban sonriendo y estaban ataviadas con trajes coloridos. Mi padre me dijo que suba la ventanilla y trabe la puerta. Pude ver a un hombre vestido con una chaqueta púrpura y un sombrero de ala ancha de pie detrás de las mujeres. Tenía una expresión muy seria en su rostro.

Después de que la luz del semáforo cambió y nos fuimos, mi padre explicó que esas mujeres eran prostitutas y que el hombre era su proxeneta. Él dijo que las prostitutas trabajaban para el proxeneta. Ellas hacían cosas sucias con hombres y el proxeneta recogía el dinero. Él dijo que cuando me hiciera mayor yo no debería tener nada que ver con mujeres como esas, porque podría contraer una enfermedad llamada "sìfilis".

Después de eso, mientras avanzábamos en silencio, comencé a tener una sensación de malestar en el estómago. Apreté los puños y cerré los ojos. Fue entonces que entendí la verdadera naturaleza de la relación que yo tenía con Bob. Fue entonces que me di cuenta de que Bob era mi proxeneta y que yo era una de sus prostitutas.

Más tarde ese día encontré una Biblia en nuestra casa y rogué a Dios que de alguna manera yo encuentre una manera de escapar de Bob.

Bibliotecas Secretas.



Yo estaba en varias bibliotecas secretas en un momento u otro, pero la más extraña pertenecía a una pareja de miembros de los Iluminati conocidos como las "dos hermanas". Eran lesbianas incestuosas pedófilas. En su casa, tenían dos pequeñas niñas que habían comprado en el extranjero en algún lugar. A estas niñas nunca se les permitía usar ropa a excepción de sus collares de esclavas. Eran esclavas domésticas de las dos hermanas. Las hermanas creían que en el futuro todos en el mundo serán homosexuales pedófilos. También creían que en el futuro, todos los seres humanos serán ya sea o aristócratas Iluminati o esclavos. Las hermanas eran inteligentes, bien habladas, bien vestidas, atractivas -- y completamente locas.

Su casa era tanto hermosa como espeluznante. Eran ambas pintoras muy talentosas y amaban el arte. Les encantaba especialmente la pornografía pedófila de todo tipo. Eran admiradoras del trabajo de Bob y habían visto fotos de mí. Querían conocerme en persona, de modo que yo pudiese autografiar algunas de estas fotos. Yo podría escribir todo un libro sobre este día que las visité porque fue tan extraño. Pero realmente no me gusta recordar ese día. Las dos hermanas tenían un templo satánico en su sótano que parecía un templo egipcio. Tenían una biblioteca escondida escaleras arriba que contenía libros de satanismo, pedofilia, homosexualidad y la historia secreta del mundo. Las dos hermanas estaban orgullosas de su casa.

Sus más preciadas posesiones eran sus libros y sus niñas esclavas. A sus dos niñas esclavas nunca se les permitía salir de su casa. Tenían una zona de juegos en su patio trasero que parecía una jaula de monos en el zoológico. Había columpios, una mesa de picnic y un arenero dentro de ella. La única vez que a las niñas se les dejaba salir afuera era cuando estaban en esa área enjaulada. La casa parecía normal desde el frente. Pero las cortinas de las ventanas ocultaban rejas. La casa entera tenía adentro seguridad como un banco o una prisión.

El Barón me llevó a la casa de las dos hermanas de modo que él pudiera revisar secretamente los sistemas de seguridad utilizados por ellas. Después de que nos fuimos esa noche, el Barón envió a sus hombres. Ellos cloroformizaron a las dos hermanas mientras dormían, y luego los hombres del Barón robaron los libros de las hermanas y sus pequeñas niñas esclavas.

Fue un castigo del Comité. Las dos hermanas eran Iluminati, pero no eran lo que el Barón llamaba "productoras". El Comité espera que sus miembros produzcan ingresos para el sistema Iluminati o sirvan activamente al sistema Iluminati de alguna manera. Las dos hermanas pasaron por todos los rituales de iniciación y demás, pero no producían ingresos para el Comité ni hacían ningún trabajo que el Comité consideraba útil. Así que este era su castigo por ser haraganas. Después de que recibieron su castigo, las dos hermanas se mudaron a Nueva York y se convirtieron en reclutadoras para los Iluminati, y de hecho trabajaron para las Naciones Unidas.

El Barón se quedó con la mitad de los libros robados, y envió el resto al Comité en Europa. Conservó a las dos niñas y las entrenó para que sean sus sirvientas. No tuvieron que usar collares y se les permitió usar ropa. Ellas servían a hombres y mujeres en sus orgías y hacían tareas domésticas. Pero no eran mantenidas prisioneras todo el tiempo. Él las dejaba salir de vez en cuando y ver el mundo. Parecían agradecidas con el Barón. Es irónico que ellas consideraran que el Barón era su rescatador.

El Barón no era el único aristócrata Luciferino interesado en mí, y su interés en mí no era sólo para sexo pedófilo. El Satanismo entre los ricos es generacional. En cierto sentido, el sexo pedófilo entre los satanistas generacionales es más para el control mental que cualquier otra cosa. El abuso sexual causa que el niño se disocie. Cuando está disociado, el niño se vuelve más receptivo al condicionamiento. Algunos de los Luciferinos ricos tienen bibliotecas secretas que contienen conocimiento que no está disponible para las personas en la sociedad convencional. Estas bibliotecas y los libros en ellas también son parte del entrenamiento. Los rituales sexuales vinculan emocionalmente a los niños de los satanistas generacionales a sus sociedades secretas, y a medida que los niños se hacen mayores, la información de las bibliotecas secretas puede utilizarse para el adoctrinamiento.

A medida que yo crecía, mi valor como un prostituto infantil disminuyó y aumentó el interés del Barón en entrenarme para convertirme en un líder Luciferino. Cuando yo tenía catorce años, el Barón dijo que yo era demasiado mayor para el trabajo sexual y que él tenía otros planes para mí. Explicó que esto también significaba que ya no iba a enviar más negocios a mi padre como mi recompensa por el trabajo sexual. Y para entonces Senior había muerto. Así que mi padre tendría que empezar a esforzarse para crear nuevos clientes para su negocio. Pero en este momento en mi vida no me importaban los problemas de dinero de mi padre. El Barón explicó también que había ciertos materiales escritos que él quería que yo estudiara en vez de hacer el trabajo sexual. Yo odiaba el trabajo sexual y me gustaba leer libros. Así que sentí que este cambio en lo que se esperaba de mí era una mejora.

El Barón tenía una biblioteca secreta incorporada en la parte posterior de su mansión en el tercer piso. En el primer piso de su mansión tenía una biblioteca regular que contenía esos libros sobre los que se conoce comúnmente -- el tipo de libros que usted podría encontrar en una biblioteca pública. En esa biblioteca del primer piso estaban los libros escritos por autores reconocidos, libros de referencia bien conocidos y otros libros de ese tipo. Pero en su biblioteca secreta en el tercer piso, el Barón tenía libros de la clase que solamente las personas en sociedades secretas luciferinas conocerían.



Su biblioteca secreta estaba construida de tal manera que a menos que tú supieses que estaba allí, nunca la encontrarías. Su mansión tenía adentro algunos pasajes secretos. Varios de los dormitorios tenían anexadas pequeñas habitaciones que tenían cámaras de cine en ellas que podían grabar lo que estaba pasando en el dormitorio. Cada habitación para la cámara tenía una ventana espejo unidireccional que funcionaba como un espejo en el lado del dormitorio, pero podía verse a través de él desde la habitación de la cámara. Y en la parte trasera de la casa, había una habitación larga y estrecha que contenía muchos libros raros. Los libros estaban cuidadosamente organizados en estantes que iban desde el piso hasta el techo. La biblioteca secreta tenía una estrecha escalera de metal que se enganchaba a las robustas estanterías con rodillos. Se podría mover hacia adelante y hacia atrás de modo que se podía acceder a los libros en los estantes altos. En un extremo había un pequeño nicho, sólo lo suficientemente grande para acomodar a una sola persona. Tenía una luz de lectura y un pequeño estante con utensilios de escritura para tomar notas.

Antes de mostrarme esta biblioteca secreta, el Barón me mostró su biblioteca del primer piso. Me hizo leer un capítulo de un libro de historia que contaba la historia oficial de cómo los Caballeros Templarios habían sido derrotados por los ejércitos islámicos del gran líder Saladino. Esta historia contaba cómo los Cruzados perdieron el control de la Tierra Santa. Explicaba que el punto de inflexión en la lucha entre los Cruzados y los ejércitos islámicos sucedió en la Batalla de los Cuernos de Hattin.

La versión oficial de la historia era que el Gran Maestre de los Templarios era un líder incompetente llamado Gerard de Ridefort. Ordenó a sus hombres que se aventuraran a salir a una posición desprotegida sin suministros adecuados. Saladino, quien era descrito como un gran estratega, los rodeó. Los Caballeros fueron abrumados por el calor del día y los soldados islámicos los masacraron. La conclusión de esta historia era que Saladino había ganado porque era mejor que Gerard de Ridefort en tácticas militares.

Entonces el Barón me llevó arriba hasta su biblioteca secreta. La puerta a la biblioteca estaba escondida detrás de un armario. Tenías que empujar la ropa hacia un lado y el ojo de la cerradura que la abría era apenas visible. En ese momento yo pensé que este montaje era increíblemente genial. Cuando entré en esta biblioteca estrecha, el aroma de libros raros estaba en el aire. La habitación daba la sensación de ser mágica. El poder de estos libros se irradiaba energéticamente desde los estantes. El Barón seleccionó un libro de uno de los estantes que contaba la verdadera historia de cómo los Templarios fueron derrotados. Me hizo sentar en el nicho y me dijo qué sección del mismo quería que yo leyera. Estaba escrito en inglés, pero segmentos del libro eran traducciones de un manuscrito arameo raro. Contaba la misma historia básica que había contado el libro de la historia oficial, pero con ciertos conocimientos.

Lo que realmente había sucedido es que Saladino había utilizado una estrategia de corromper lentamente a los Caballeros Templarios. Estos Caballeros Templarios eran sacerdotes guerreros. A los Caballeros Templarios en Tierra Santa no se les permitía tener relaciones sexuales con mujeres, o tener hijos. Y tenían que vivir en completa pobreza, aunque la propia Orden de los Templarios tenía gran riqueza. Algunos de los caballeros eran secretamente homosexuales y estaban contentos de vivir dentro de la Orden junto con otros hombres. Algunos de los caballeros eran altamente espirituales y pensaban que el servicio en la Orden les aseguraría su entrada al Cielo. Pero otros caballeros lamentaban haberse unido a la Orden, y secretamente se resentían por tener que renunciar a los placeres de la vida familiar y la posesión de propiedad.

Ciertos caballeros descontentos habían sido escogidos como blanco (de ataques psicológicos) por parte de agentes de Saladino. Esos caballeros elegidos como objetivo fueron seducidos sexualmente por hermosas mujeres islámicas. Una vez seducidos, fueron sobornados con dinero y casas. Todo esto era una traición a los juramentos que habían hecho a la Orden de los Templarios. Estos caballeros caídos se casaron en secreto con mujeres islámicas, con quienes tuvieron hijos, y se convirtieron en secreto del Cristianismo al Islam. Una vez que habían sido corrompidos por los agentes islámicos, luego ascendieron a posiciones de poder dentro de la Orden. El ascenso al poder de estos caballeros corruptos dentro de la Orden Templaria había sido maquinado con soborno y chantaje. Gerard de Ridefort no era incompetente -- en absoluto. Ridefort era un musulmán secreto. Así que el error estratégico que condujo a la masacre en los Cuernos de Hattin y los otros fracasos de los Templarios en realidad habían sido arreglados secretamente por agentes de Saladino. Y ellos habían logrado sus objetivos a través de la seducción sexual, el chantaje y el soborno. Saladino realmente no había ganado a través de tácticas militares y la fuerza de las armas. Los Templarios eran superiores cuando se trataba de esas cosas. Saladino había ganado en realidad mediante el uso de acciones encubiertas que involucraban la seducción sexual, el chantaje y el soborno.

Después de que leí la versión real de lo que había sucedido, todo tenía sentido realmente. Me di cuenta de que gran parte de lo que me habían enseñado en la escuela era una versión empalidecida de la historia. Después de que leí el libro, el Barón me sacó de la biblioteca. Él me dio una conferencia sobre la importancia de usar seducción sexual, chantaje y soborno para corromper a la gente. Dijo que él no era un Barón real porque no tenía ninguna reivindicación para la nobleza. La gente lo llamaba el Barón porque era un Barón ladrón. Él no creaba nada; usaba la manipulación y el engaño para tomar de otros lo que ellos habían creado. Y explicó que la gente más rica del mundo crea y preserva su riqueza de esta manera. [11]

Escuchándolo, finalmente entendí por qué el trabajo sexual efectuado por niños era tan importante para él. Su poder provenía en parte de corromper a los hombres importantes con el sexo. La mayoría de los hombres ricos podían organizar fácilmente relaciones sexuales con deseables mujeres adultas. Pero el sexo con niños era tabú, lo que lo hacía deseable para algunos hombres. Pero esos hombres tenían dificultad para organizar sexo pedófilo, así que tenían que ir con alguien como Bob para hacer tales arreglos. Y una vez que un hombre era filmado teniendo sexo con un niño, el Barón podría controlarlo con la amenaza de chantaje.

El Satanismo era importante para el Barón porque eliminaba la moralidad cristiana. Y una vez que la moralidad era completamente quitada de la imagen, el enfoque del Barón para la creación de riqueza era perfectamente lógico. Comencé a apreciar que lo que el Barón tenía para enseñarme era más importante que lo que Bob había tratado de enseñarme.

Bob tenía una biblioteca secreta más pequeña, menos impresionante, en el sótano de su casa, pero yo pasaba más tiempo en la biblioteca de Bob que lo que pasaba en la biblioteca del Barón. Y los libros contenidos en la pequeña biblioteca de Bob eran muy reveladores acerca de la verdadera naturaleza de estas sociedades secretas. Bob trabajaba para el Barón, pero el Barón nunca le pagaba nada a Bob. El Barón le mostraría a Bob maneras en las que él podría robar dinero, cometer actos de fraude o adquirir dinero a través de otros medios ilegales. El Barón autorizaría específicamente a Bob a tomar ciertas acciones ilegales para adquirir dinero. Y habiendo recibido dinero a través de estos medios ilegales, Bob tenía que darle al Barón la mitad de lo que obtuvo.

Una de sus empresas era que Bob vendía pornografía infantil a ricos Luciferinos alrededor del mundo. Sus películas y fotos eran de alta calidad. A veces se vendían por miles de dólares. Él mantenía estos materiales pornográficos escondidos en una habitación en su sótano. El sótano de Bob parecía ser ligeramente más pequeño que su casa. Pero en la pared norte había un estante con herramientas. Este estante podría deslizarse hacia un lado para revelar una pequeña habitación.



Escondidos en ese cuarto había como una docena de libros. Estos libros eran diferentes de cualquier otra cosa que yo jamás había visto. El Barón me estaba preparando para trabajar para él, y leer estos libros era parte de mi educación. Estos libros nunca tenían derechos de autor, y en ellos nunca se registraba quién los había escrito. Nunca nombraban una compañía editorial, pero todos tenían el logo de un búho en la portada o en la página del título. Estos eran volúmenes técnicos sobre cómo cometer ciertos delitos. Después de que Bob me mostró el cuarto, tomé un libro del estante. Era un libro sobre cómo sobornar a los funcionarios del gobierno. La primera parte del libro describe la psicología y la teoría básicas del soborno. Pero la mayor parte del libro describía en realidad ejemplos de casos de cómo ciertos funcionarios del gobierno habían sido sobornados por los criminales Luciferinos. Había una serie de técnicas. Primero usted estudiaría al funcionario y buscaría una debilidad. Si él apostaba, usted podría arreglar para que pierda todo, entonces usted vendría a su rescate con dinero del soborno. Si su matrimonio era infeliz, usted arreglaría que una mujer más joven lo seduzca, entonces él necesitaría dinero extra para mantener a una amante. Por lo tanto, un hombre necesitaría su dinero del soborno. Había caso tras caso que daba descripciones detalladas de los diversos métodos. Me sentí absolutamente fascinado por este libro.

De vez en cuando Bob me llevaría a su sótano y me dejaría leer uno de estos libros. También había libros sobre robo, chantaje e incluso asesinato; Pero el libro que realmente me afectó fue el de cómo entrenar a un niño para convertirse en prostituta. Bob no había tenido la intención de que yo leyera ese libro en particular. El título era El Entrenamiento del Animal Infantil Humano para el Propósito de la Prostitución (The Training of the Human Child Animal for the Purpose of Prostitution). La teoría básica era que los niños deben ser entrenados para realizar actos sexuales en la forma en que usted entrenaría un perro o un caballo para realizar trucos. Parte del libro había sido escrito por un psiquiatra alemán Nazi no mencionado quien trabajó en un campo de concentración. Aparentemente, este psiquiatra había sido traído a Estados Unidos a través del proyecto Paperclip. Esta sección del libro estaba citando un documento clasificado secreto de la CIA. El psiquiatra explicaba cómo durante la Segunda Guerra Mundial él había trabajado en un campo de concentración. El comandante del campo había querido que una niña gitana de doce años de edad fuse entrenada para ser su prostituta personal. El psiquiatra tuvo la idea de que podía utilizar técnicas de entrenamiento animal para entrenar a la chica para actuar sexualmente con el anciano. Y el psiquiatra leyó libros sobre adiestramiento animal y adaptó sus técnicas para entrenar a la niña. El resto del libro parecía seguir ese tema. Sugería que era mejor no pensar en los niños como seres humanos, sino pensar en ellos como animales a ser entrenados en la forma en que uno podría entrenar a un perro o un caballo. Citaba extensivamente libros sobre entrenamiento animal. Señalaba que la escuela de psicología conocida como Conductismo secretamente se había basado en la idea de que los seres humanos eran animales que podrían ser entrenados para comportarse de ciertas maneras que eran consideradas deseables para la sociedad. El libro explicaba cómo podían utilizarse afecto y golosinas como recompensas positivas y que el dolor o la manipulación verbal de las emociones podrían ser utilizados como castigos.[12]

Este libro continuaba describiendo los métodos básicos sobre cómo adquirir un niño para el entrenamiento. Uno de los métodos era secuestrar a un niño y mantener a él o ella en una prisión secreta. Otro método era usar MK Ultra para crear una personalidad álter que podría utilizarse para el sexo. El libro mencionaba que a veces había un riesgo de muerte o locura cuando esta técnica MK Ultra no funcionaba bien. Finalmente había un acercamiento más complejo, que el libro consideraba óptimo. Este enfoque requería que usted identifique (localice, encuentre) un niño con la estructura psicológica correcta. Él o ella debe ser inteligente, tranquilo y tener baja autoestima. Sería mejor encontrar a un niño que no fuese amado por su propia familia. El entrenador debe ganarse la confianza del niño. Debe desarrollarse una relación secreta con el entrenador. El entrenador debe proporcionar el amor y la atención que les habían sido denegados al niño por su familia. El libro describe varios métodos de entrenamiento que deben usarse en conjunción con la hipnosis. Hacer que un niño interprete roles (role-play) observando personajes en la televisión era uno de ellos. Seguía y seguía explicando métodos todos los cuales personalmente me resultaban familiares. Esto era básicamente el enfoque que Bob había utilizado en mí. Cuando el intento fallido de Shotzy de MK Ultra no funcionó, el Barón hizo que Bob use este método.

A medida que leía este libro pasé de estar fascinado a estar conmocionado. Me preguntaba por qué Bob me había dejado leer este libro siquiera. Leerlo me estaba desprogramando. Yo siempre había sentido una relación incómoda con Bob. Tenía miedo de él, pero también sentía que él se preocupaba por mí. Cuando yo estaba sirviendo sexualmente a hombres, Bob había sido un modelo a seguir, aunque él claramente había disfrutado del sexo y yo lo había odiado. Cuando tuve la epifanía un día de que Bob era realmente mi proxeneta y que yo no era realmente nada más que una de sus prostitutas, eso me hizo querer distanciarme de él. Pero yo siempre había sentido que él era protector conmigo, y aún sentía una dependencia de él. Sin embargo, cuando leí este libro, todo eso cambió en un instante.

Sentí un odio repentino por Bob. Recordé que yo había notado que él tenía una pistola y municiones en este cuarto oculto en el sótano. La encontré en un estante y la cargué. Mi padre, que era ex militar me había mostrado cómo cargar y disparar una pistola cuando yo era muy joven. Yo tenía toda la intención matar a Bob. Entonces oí una voz incorpórea femenina que me habló. Ella me dijo con firmeza "¡Alto!". Sentí escalofríos subir por mi columna vertebral y supe que un ángel invisible estaba en la habitación conmigo.

Ella dijo, "Piensa en lo que le harán a tu madre".

Me detuve. Me di cuenta de que si yo mataba a Bob, el Barón habría hecho que maten a mi madre y luego me torturaría hasta la muerte de alguna mala manera. Descargué el arma y la puse de nuevo en su sitio.

Cuando Bob regresó bajando las escaleras, entró en la habitación para conseguir algo y notó que su pistola había sido movida.

"¿Por qué tocaste esto?" preguntó.

Yo no podía decirle la verdad, así que mentí, diciendo: "Estaba pensando suicidarme".

"No puedes hacerlo. Si te suicidas, el Barón hará que maten a tu madre. Tú lo sabes. Harán que parezca un accidente o algo así," respondió.

Luego miró a la mesa y vio qué libro estaba yo leyendo.

"Oh mierda", dijo, "yo no quería que leyeras eso aún."

Me dijo que había algo que él necesitaba que yo entienda, pero lo entendería mejor si miraba una película. Rápidamente encontró una película que estaba escondida en el cuarto y armó su proyector. Me dijo que la película era de él, su hermana y su madre. Dijo que el hombre en la película era su padre. Vimos la película juntos. Era una película en blanco y negro sin sonido y de mala calidad. En la película Bob, o mejor dicho, Bobby, y su hermana, así como su madre estaban todos usando el mismo estilo de vestidos. Su madre hizo un striptease, luego la hermana la imitó y luego fue el turno de Bobby. Ellos estaban haciendo esto en frente de un hombre desnudo. El hombre tuvo una erección y todos ellos se turnaron para darle servicio. Todo parecía demasiado familiar. Y fue cuando yo estaba viendo esta película que me di cuenta de que Betsy era hermana de Bob. Todo me hizo sentir horriblemente enfermo. Al ver la película me hizo sentir que yo acababa de ser empapado en alguna energía psíquica oscura horrible.

"¿Por qué me mostraste esto?" Pregunté.

"Yo te entrené del mismo modo en que a mí me entrenaron. Este libro describe una técnica para entrenar a un niño prostituto, pero yo ya conocía esa técnica por mi experiencia personal. Sólo que fue peor para mí porque fueron mi madre y mi padre quienes me entrenaron. Yo sé que soy algún tipo de monstruo horrible. Nosotros los satanistas, somos todos monstruos. Pero me siento mal por haberte lastimado. Sé que deseas que no tuvieras que convertirte en satanista, pero no creo que puedas salir de esto. El Barón te quiere, Kathy. Él sabe cuán inteligente eres. Cuando seas mayor, las cosas pueden mejorar. El Barón te está preparando para estar en una posición de poder. Entonces tendrás más opciones. Por favor, no te mates. Me preocupo por ti -- a pesar de que te he hecho cosas malas. No es tu culpa".

Parecía sincero sobre todo lo que dijo. Mi odio por Bob se calmó un poco. Me di cuenta de que había sido un error siquiera haber pensado en matarlo. Por un lado, la Biblia dice que nosotros no deberíamos matar personas. Si yo hubiera cometido asesinato, realmente me habría convertido en un satanista.

Entonces él me dijo que se iba a ir de la ciudad pronto y no regresaría por mucho tiempo. El Barón tenía algún nuevo tipo de trabajo que necesitaba que Bob hiciera. Iba a viajar por todo el mundo en algún tipo de misión. Y esto significaba que yo no lo vería por varios meses. Aunque no lo dije, me sentía contento de que no tendría que estar cerca de él.

Bob también dijo que el Barón tenía algún tipo de trabajo que quería que yo hiciera. Bob explicó que yo no debería tener miedo del trabajo porque no involucraba sexo o rituales satánicos. Bob dijo que había una biblioteca secreta a la que el Barón iba a enviarme. Se encontraba en algún lugar en Missouri o Illinois. Nadie sabía exactamente dónde. Había allí un libro que el Barón necesitaba que yo mirara. Me sentí interesado en esta posibilidad porque me gustaban todas las bibliotecas secretas que yo había visto. Yo pensaba que las bibliotecas secretas eran geniales. Así que me gustaba la idea de ver una nueva. Bob me dijo cuándo y cómo debería encontrarme con el Barón.

La biblioteca secreta a la que el Barón necesitaba que yo fuese era dirigida por un grupo único de Marianistas heréticos. Se hacían llamar "Los Gentiles Seguidores de María" (The Gentle Followers of Mary). Yo no sabía qué era un Marianista herético, pero al menos no eran Luciferinos. El Barón había arreglado que yo tenga un día libre por enfermedad en la escuela, y ese día me recogió en su limusina. Nos sentamos en el asiento de atrás mientras su conductor aceleró por la carretera. Rápidamente me explicó la situación.

"Estos Marianistas heréticos tienen una biblioteca secreta. He tratado de encontrarla pero son demasiado inteligentes. Tienen un libro único, pero no lo venderán. Son muy excéntricos acerca de a quiénes permitirán visitar su biblioteca. No me dejarán entrar allí ni a nadie que trabaje para mí. Pero ellos me contactaron y pidieron específicamente por ti por tu nombre. Ellos pidieron por el joven llamado Kathy. Ni siquiera sé cómo saben acerca de ti. Estos Seguidores Gentiles de María son una antigua sociedad secreta. Una vez tuvieron muchas bibliotecas ocultas por toda Europa, pero ahora sólo queda una biblioteca. Una vez su sociedad secreta fue más grande y más poderosa, pero son pocos en número en estos días. Sin embargo tienen una reputación de ser diabólicamente astutos. Son un culto matriarcal, las mujeres son las líderes. He intentado todas las formas que pude para arreglármelas con sus métodos de seguridad, sin embargo, me parece inútil. Estas perras Marianistas son simplemente demasiado condenadamente inteligentes. Así que ahora tú eres la única manera en que puedo meterme en su biblioteca. Y les he pagado mucho dinero por este privilegio. Tienen un montón de reglas, y tendrás que obedecerlas. Pero no te preocupes, nunca lastimaron a nadie. Ellos realmente creen en alguna forma extraña de Cristianismo. Todo debe ser muy divertido para ti. Estoy deseando hablar contigo cuando regreses."

Se me dio un cuaderno y algunas plumas antes de ser dejado detrás de unos árboles junto a un camino rural. Había una furgoneta detrás de los árboles. El conductor era un hombre joven con una barba completa, gafas de sol y un sombrero de vaquero. Me dijo que su nombre era James. Yo no lo sabía en ese momento pero estábamos destinados a eventualmente convertirnos en amigos. Pero en el momento en que nos conocimos, sentí miedo de él. Pude ver el bulto de su pistolera de hombro por debajo de su chaqueta de jean azul. Sabía que tenía que hacer todo lo que él me decía. Me hizo sacar toda mi ropa y ponerla en una caja que escondió junto al árbol. Me sentía avergonzado y preocupado de que él podría obligarme a hacer algo sexual con él. Pero él sólo me dio un conjunto de overol blanco y camiseta, que me puse. Me dio pantuflas para usar y me hizo subir a la furgoneta.

Había bancos dentro de la furgoneta. Y había una mujer y un hombre allí adentro conmigo. Estaban vestidos de blanco de pies a cabeza. Usaban máscaras de tela blanca cuidadosamente diseñadas. No había ventanas en la furgoneta, y yo no tenía forma de saber a dónde exactamente nos dirigíamos. Pero mientras íbamos allí, el hombre y la mujer me explicaron sobre su grupo religioso y las muchas reglas para estudiar en la biblioteca.

Primero explicaron lo que significaba ser un Marianista. Dijeron que no tenían nada que ver con la Iglesia Católica. Eran seguidores de María, la madre de Jesús. Eran heréticos porque sus creencias iban en contra de las creencias del Cristianismo ortodoxo. Al principio no le presté mucha atención a lo que estaban diciendo. Parecían creer que María la madre de Jesús era co-Mesías junto con Jesús y que Dios era a la vez masculino y femenino. Se hizo evidente para mí después de un tiempo que no querían tener sexo conmigo o matar animales delante de mí u obligarme a adorar a Satanás. Parecían inofensivos, así que me relajé.

Las reglas de la biblioteca eran que yo nunca iba a intentar averiguar dónde se encontraba. Yo nunca iba a intentar averiguar quiénes eran los bibliotecarios. Yo no iba a fumar ni comer nada mientras estuviese en la biblioteca. Tenía que seguir todas las instrucciones que me diera cualquiera de los bibliotecarios. No podía llevar armas de ningún tipo dentro de la biblioteca. Yo no podía tocar ningún libro a menos que reciba permiso de un bibliotecario. Tenía que sentarme donde me decían y sólo ir donde me permitían. No había ningún baño en la biblioteca, así que si necesitaba ir al baño o comer alimentos, yo tenía que salir de la biblioteca -- acompañado por un bibliotecario. Y todo el tiempo que estuviera en la biblioteca, yo debía ser acompañado por uno o más de los bibliotecarios.

Mientras viajábamos, me sirvieron un poco de pastel con glaseado de chocolate que sabía muy bien. Y me dieron un vaso de leche y una manzana, todo lo cual fue extraído de una hielera. Ambos parecían de edad avanzada y alegres.

Cuando llegamos allí, me vendaron los ojos y me guiaron hasta una pequeña cabaña. La cabaña no tenía ventanas y adentro estaba iluminada por una linterna. Apestaba. Sobre un lado había una letrina construida en ella. Yo había estado en letrinas antes, pero esta era diferente. La cabaña que la contenía era lo suficientemente grande de modo que se podría caminar en su interior, y tenía una jarra de agua, palangana y toallas, todo sobre una mesa. Sobre la mesa había un cartel dentro de un marco que decía que todo el que entrara a la biblioteca tenía que lavarse las manos primero. Usé el baño, me lavé las manos y llamé a la puerta para que me dejaran salir. La puerta había sido cerrada desde el exterior. Ellos entraron y pusieron de nuevo la venda sobre mis ojos. Entonces me llevaron caminando por un sendero de algún tipo. Ellos caminaron a cada lado de mí sosteniendo mis brazos y dándome instrucciones cuando era necesario. Cantaron una pequeña canción de vez en cuando mientras caminamos.

"Todos aclamamos a María, Reina de los Ángeles. Dios te salve María, Reina de los Ángeles. Dios te salve María. Dios te salve María. Dios te salve María. Dios te salve María".

Y esta canción extraña se repetiría una y otra vez de esa manera como un canto. Sin embargo, me hizo sentir calmado, y aunque tal vez debería haber sentido miedo, yo realmente sentía que podía confiar en ellos. Ellos irradiaban buena voluntad hacia mí.

Pronto llegamos a un lugar donde nos detuvimos. Tocaron a una puerta y la mujer dijo: "Somos nosotros. Déjanos entrar. Lo tenemos".

Entramos caminando y pude escuchar que la puerta se cerró detrás de nosotros. Quitaron la venda de mis ojos. Incluso con sus máscaras puestas, pude ver que estaban sonriendo de manera amistosa. Sus máscaras estaban entalladas muy ingeniosamente. Eran como capuchas ajustadas con precisión sobre sus cabezas. Sus orejas sobresalían, había grandes agujeros para los ojos y sus bocas podían ser vistas fácilmente. Había un hombre grande, de edad avanzada, que estrechó calurosamente mi mano y me dio la bienvenida a la biblioteca.

El gran hombre se llamaba Liz por alguna razón. Alrededor de su cuello tenía un cordón que sostenía una cruz de madera que tomaba la forma de una espada. Se referían a él como el guardián. Tenía una cachiporra de policía que colgaba de su cinturón, y detrás de él había un armario que contenía rifles.

Su voz era profunda y autoritaria. Él dijo que ellos creían que su biblioteca era un templo de la Diosa Suprema, María Madre de Cristo y que yo debía respetar que éste era un lugar sagrado. Prometí que no les daría ningún problema y que haría lo que me dijeran. Me miró atentamente por unos segundos antes de darme permiso para entrar.

La biblioteca estaba iluminada con luz eléctrica y estaba muy bien construida de tablones de madera. Bajamos por una escalera larga, subterránea. No sé cuán profundo era, pero teníamos que estar muy por debajo de la línea de congelamiento. Estaba frío allí y muy seco. Al fondo de la larga escalera había una mesa con una jarra de agua y varios vasos en ella. Me dijeron que lo único que podría beber en la biblioteca era agua y que esta mesa era el único lugar donde podría beberla. Bebí un vaso de agua, y me llevaron a la sala principal.

La biblioteca constaba de algunas mesas de lectura cerca de la entrada y el resto eran estantes con libros sobre ellos. Había luces de lectura sobre las mesas, pero la mayor parte de la biblioteca estaba oscura. Cuando iban a buscar un libro llevaban linternas con ellos. Había un hombre, en un traje que parecía costoso, leyendo un libro. Usaba una máscara negra. Un bibliotecario se sentaba junto a él. Él me miró brevemente luego volvió a leer atentamente el libro.

La biblioteca daba la sensación de ser una iglesia. Irradiaba espiritualidad y santidad. Se sentía poderoso y hermoso, pero también un poco peligroso. La bibliotecaria que estaba sentada frente al otro lector llevaba una pistola en una pistolera de hombro. Ella era pequeña y de edad avanzada, pero de alguna manera sentí que ella podría usar esa pistola si tenía que hacerlo.

Me trajeron el libro que el Barón había pedido que yo mire. Dijeron que el libro era muy valioso, antiguo y delicado. Explicaron que se trataba de la única copia en existencia. No se me permitía tocarlo, pero pasarían las páginas para mí. Todos usaban guantes blancos bien ajustados. Explicaron que la cubierta del libro estaba hecha de piel humana y que el lomo del libro había sido reforzado con huesos humanos. Dijeron que el nombre del libro era: El Libro de las Sombras de Susan la Envenenadora (The Book of Shadows of Susan the Poisoner).

Pusieron el libro sobre un soporte inclinado en frente de mí y ajustaron la luz apropiadamente. Estaba todo escrito a mano. La escritura estaba bellamente manuscrita en delicadas letras que fluían, pero muy difícil de leer. Y aunque estaba en inglés, el idioma era arcaico. Los bibliotecarios dijeron que mi tiempo en la biblioteca sería limitado y me preguntaron si quería ayuda. Estuve de acuerdo y una mujer se sentó a mi lado y comenzó a leer en voz alta en una voz suave. Automáticamente dio explicaciones cuando nos topamos con palabras que yo no entendía o frases que podrían ser confusas. Era como si ella estuviera leyendo mi mente, sabiendo exactamente mi nivel de comprensión. La primera parte del libro hacía brevemente un relato de la vida de Susan la Envenenadora. Nadie sabía si esta era una historia real o una historia ficticia que había sido inventada. Pero sí dijeron que había otros pocos raros libros de historia que hablaban de una mujer llamada Susan la Envenenadora. Esos otros libros decían muy poco acerca de la vida de Susan la Envenenadora, pero nada en esos libros contradecía lo dicho en este libro. Yo tomaba notas rápidamente mientras la mujer hablaba.

La historia parecía estar ambientada en Inglaterra en los años 1500 o 1600. Susan había crecido en un pueblo donde la mayoría de las personas eran descendientes de los Druidas, pero desde hacía mucho tiempo sus familias se habían convertido al Cristianismo. Sin embargo, la tradición de los Druidas era todavía bien recordada por los aldeanos. Un día, un grupo de cazadores de brujas llegó a su pueblo. Eran dirigidos por un hombre que usaba un chaleco rojo brillante. Los cazadores de brujas comenzaron a acusar falsamente a mujeres inocentes de ser brujas. Esas mujeres acusadas fueron torturadas hasta que confesaron. Una vez que confesaron fueron quemadas en la hoguera mientras las indefensas personas de la aldea fueron forzadas a mirar. Los cazadores de brujas tenían hombres armados con ellos, y la gente del pueblo no podía hacer nada.[13]

Una noche, la madre de Susan la Envenenadora fue acusada falsamente. Los interrogadores estaban cansados y decidieron esperar hasta la mañana para comenzar la tortura. Ataron a la mujer inocente a una silla, la amordazaron y dejaron un guardia para vigilarla durante la noche. Le advirtieron que no la mire a los ojos para que ella no le lance un hechizo. Pero él sintió simpatía por ella y le quitó la mordaza. Ella habló con él tratando de convencerlo de que era inocente. Él la convenció de que él no tenía ninguna autoridad y sólo podía seguir las órdenes que le habían dado. Ella se dio cuenta que era un hombre joven sin ninguna experiencia con las mujeres. Ella comenzó a seducirlo con sus palabras. Pronto él se llenó de lujuria adolescente. La desató y tuvieron relaciones sexuales en el piso. Pero en lo más alto de su excitación, la madre de Susan la Envenenadora sacó su daga de su cinturón y le cortó su garganta profundamente para que él no pudiera gritar para obtener ayuda. Por lo tanto, ella escapó.

Ella fue a su casa donde su esposo y sus hijos eran mantenidos prisioneros, con un guardia en la puerta. Pero el guardia estaba dormido. Despertó su familia silenciosamente y huyeron. Cuando amaneció, los cazadores de brujas encontraron que su hombre estaba muerto y que la familia había escapado. Así que rápidamente les dieron caza. La familia tenía una ventaja, pero no podían correr con sus hijos exhaustos. Así que los cazadores de brujas rápidamente les daban alcance mientras seguían su rastro. Mientras la familia se acercaba a los tupidos bosques, donde sabían que podían desaparecer sin dejar un rastro, vieron que detrás de ellos los cazadores de brujas se estaban acercando rápidamente. La madre de Susan la Envenenadora hizo un látigo con una rama y golpeó a sus propios hijos, conduciéndolos rápidamente como caballos. La familia logró entrar en el espeso bosque donde podrían esconderse fácilmente usando su conocimiento del bosque. Los cazadores de brujas no eran hombres del bosque, y descubrieron que no podían zigzaguear su camino a través de las zarzas y arbustos espesos del bosque profundo. Así que los cazadores de brujas fueron obligados a renunciar a su persecución.

Pero los problemas de la familia sólo estaban comenzando. No tenían comida y sólo una daga como arma. Conocían bien el bosque, sin embargo. El padre de Susan la Envenenadora sabía cómo atrapar pequeños animales, y ellos sabían qué plantas podían comer. Pero también sabían que eventualmente perecerían si no encontraban ayuda.

Al principio ellos oraron a Cristo. Pero no llegó ninguna ayuda o consuelo. Y habían sido cristianos quienes los habían acusado falsamente. Después de todo, Cristo era el dios de los cazadores de brujas. Entonces oraron a los antiguos dioses y diosas de sus ancestros. Pero esas deidades se habían ido de estos bosques hacía mucho tiempo. Una noche, vino una lluvia feroz y apagó su fuego. No podían volver a encenderlo y se estaban muriendo de hambre y frío. Finalmente la joven Susan la Envenenadora renunció a Cristo como el dios falso que había inspirado a los cazadores de brujas a cometer sus crímenes contra mujeres inocentes. Cuando era una niña había aprendido de la Biblia que Satanás es el enemigo de Cristo. Susan se dio cuenta de que odiaba a Cristo porque lo culpaba de los crímenes de los injustos cazadores de brujas. Así que Susan la Envenenadora abiertamente alabó a Satanás y lo adoró. Le juró a Satanás que si los salvaba a ella y su familia, ella comprometería su vida a su adoración y guiaría a otros a adorarlo.



Al instante, un rayo cayó desde el cielo y prendió fuego a un árbol cercano. Susan y su familia fueron a ver cerca del árbol para obtener fuego de él y así poder encender su propia fogata. Entonces vieron que un ciervo había sido golpeado por el rayo y yacía muerto a sus pies. Ellos trajeron fuego y el ciervo muerto al regresar a su campamento. Con la daga cortaron carne del ciervo y la cocinaron en el fuego. Alabaron a Satanás como el dios verdadero mientras comieron un banquete que les salvó la vida.

Días después de la tormenta encontraron un sendero en el bosque. Se habían alejado mucho de su aldea para entonces. Podían distinguir que éste era un sendero que los carros a veces recorrían cuando iban de pueblo en pueblo. Oraron a Satanás por orientación y él llenó sus mentes con astucia. Idearon un plan. El siguiente grupo de carros que pasó encontró a Susan la Envenenadora en el sendero llorando. Era un grupo de viajeros ricos, bien custodiados. Dijo que su familia estaba viajando y fueron atacados por ladrones y todos ellos habían sido asesinados. Ella sola sobrevivió. Ella había vagado a través del bosque perdida, hasta que por fin encontró este sendero. Ella no había comido en días y se moría de hambre. Los viajeros, siendo buenos cristianos, la acogieron. Ellos la alimentaron, pero no pensaron en registrarla. Esa noche mientras dormían, dejaron un guardia despierto para cuidarlos. Susan esperó hasta que la noche era profunda y se oían los ronquidos de los durmientes. Entonces ella se acercó al guardia vigilante y dijo que no podía dormir. Ella le preguntó si podía sentarse con él un rato. Él estuvo de acuerdo. Ella se sentó cerca de él. Un pequeño ruido provenía del bosque. Cuando el guardia se dio vuelta para mirar, Susan la Envenenadora le cortó el cuello profundamente con la daga para que él no pudiera gritar. Él murió a sus pies -- la primera de sus numerosas víctimas.

Su madre y su padre, quienes habían estado mirando todo el tiempo desde las sombras, entraron en el campamento arrastrándose. Tomaron las armas del guardia y, junto con Susan, primero mataron a los guardias dormidos, luego a los hombres -- y después a las mujeres. Por último mataron a los niños.

La historia continuaba así, con Susan y su familia asumiendo las identidades de los viajeros ricos y mostrándose a sí mismos como cristianos respetables. Pero siempre secretamente adoraron a Satanás. Así Satanás les daría la sagacidad y ellos matarían a un montón de gente de maneras inteligentes. La especialidad de ella era el veneno, de ahí su nombre. Hice que los bibliotecarios salten hasta el final de la historia.

La última parte de la historia era después de que Susan había ascendido al poder ingresando por casamiento en alguna familia noble menor. Un día, el mismo cazador de brujas que había aterrorizado a su pueblo hacía tanto tiempo, reapareció en su vida. Le llegó la noticia que un cazador de brujas vestido de rojo había entrado en su territorio. Dijo una oración a Satanás agradeciéndole por permitir que ella tenga una oportunidad para vengarse.



Para este momento en su vida ella era una mujer casada y con sus propios hijos. Y con los años ella había desarrollado secretamente un grupo de 13 brujas satánicas. Cada bruja le había jurado lealtad a ella y cumpliría cada mandato suyo. Juntos, ella y su aquelarre idearon un plan inteligente para que el cazador de brujas con el chaleco rojo fuese él mismo acusado de ser un brujo. El aquelarre organizó eventos para que el cazador de brujas con chaleco rojo fuese quemado en la hoguera. Así, Satanás dio a Susan su venganza final.

Yo había disfrutado la historia en algunos aspectos, pero toda la odiosidad vil en ella me afectó. Después de un rato, me di cuenta que me dolía la cabeza. El resto del libro consistía en varias formas de hacer y usar veneno, así como cierto número de hechizos mágicos para invocar demonios y controlarlos para que cumplan órdenes. No tuve tiempo para tomar notas detalladas de los venenos o los hechizos. Así que tomé algunas notas en borrador describiéndolas brevemente antes de que fuese la hora de salir de la biblioteca.

Antes de salir de la biblioteca, los bibliotecarios pidieron ver mi libreta de notas. Así que se las entregué. Me llevaron, con los ojos vendados, de vuelta a la extraña cabaña letrina, que usé. Luego me llevaron, con los ojos vendados, de vuelta a la furgoneta. Esperé en la parte posterior de la furgoneta por un rato antes de que volvieran con el bloc de notas.

En el viaje de vuelta, dos personas diferentes, cada una vestida de blanco con máscaras, estaban conmigo en la furgoneta. Esta era otra pareja de edad a avanzada. Estaban muy interesados en contarme sus creencias espirituales. Así que escuché. Explicaron que ellos adoraban a ambos, a Jesús Cristo y a su madre María, como Mesías iguales. Ellos adoraban a Jesús en una iglesia cristiana normal, y adoraban a María en secreto porque la mayoría de los otros cristianos no lo entendería. Les dije que me gustaba la idea de que Dios era una madre cariñosa. Las imágenes de Dios que presentaban otras iglesias parecían ser ya sea la de un juez iracundo o la de una víctima de tortura. Dios como una figura materna protectora me parecía más positiva. Parecieron aprobar mi actitud. Me dijeron que ellos tenían la habilidad de invocar ángeles para protegerme y ayudarme en mi vida.

"Claro, adelante," dije.

Así que cantaron canciones extrañas y dijeron oraciones extrañas mientras viajábamos juntos. Pero la oración y el canto me hicieron sentir mejor. Habían habido algunas malas vibraciones respecto al libro que había estado estudiando -- como si fuese una cosa malvada y viviente. Yo había disfrutado escuchar la historia al comienzo de la misma, pero aún así me había dejado con una mala sensación. Pero cuando ellos invocaron a los ángeles para guiarme y protegerme, me sentí mejor.

Cuando me dejaron, el Barón estaba allí para recogerme. Rápidamente me cambié de nuevo a mi ropa de calle y James se marchó en la furgoneta como un piloto de carreras.

Mientras regresábamos, el Barón me hizo contarle todo. Parecía encantado cuando le conté la historia de Susan la Envenenadora.

"Oh, este es el libro que he estado buscando todos estos años." Sé que es él, dijo.

Lo que él realmente quería era una descripción detallada de los hechizos en la parte posterior del libro, los que eran para invocar demonios. Dijo que iba a enviarme de vuelta y que quería que yo copiara esos hechizos palabra por palabra.

Así que esto comenzó un patrón en el que yo volvía a la biblioteca secreta otra vez para hacer copias de los hechizos. Y cada visita requería los mismos protocolos elaborados para guardar el secreto. La siguiente vez que fui allá, los bibliotecarios explicaron que la última vez que yo había estado ahí, uno de ellos había estudiado mi letra en el cuaderno de notas antes de irme. Ahora él podría imitar perfectamente mi letra. Sugirieron que él hiciera las notas que el Barón quería, así yo podría pasar mi tiempo hablando con ellos. Aunque yo sentía aprensión ante la idea de lo que el Barón podría hacer si se enteraba de que yo lo había engañado, decidí que era correr un riesgo razonable. Así que acepté.

Me llevaron a la parte posterior de la biblioteca donde había una pequeña puerta. Tenías que ponerte en cuatro patas sobre tus manos y rodillas para gatear a través de ella. Conducía hacia adentro de un túnel con un piso alfombrado. Me arrastré por el túnel durante lo que pareció un largo tiempo. Se abría en una gran sala. Era una capilla secreta. La habitación estaba iluminada con luces eléctricas tenues. Sobre el altar había una pintura de María Madre de Cristo, amamantando al niño Jesús. Era una pintura increíblemente hermosa. Era muy antigua, y la pintura estaba agrietada. La pintura irradiaba poder espiritual.

Un anciano se acercó a mi lado mientras yo miraba con asombro.

"Sientes su presencia también, ¿no? Ella está aquí con nosotros."

La capilla tenía sillas en ella y otras personas entraron hasta que hubo ocho de nosotros. Nos sentamos en un círculo en las sillas. Los Seguidores de María estaban todos vestidos de blanco con máscaras, excepto James. Él estaba como yo lo había visto la primera vez, sombrero de vaquero, barba tupida y gafas de sol que nunca se quitó en mi presencia. Incluso con sus máscaras puestas, me di cuenta que los bibliotecarios vestidos de blanco eran bastante mayores. La excepción a esto era James que estaba más cerca de mi edad, pero con la edad suficiente para conducir.

Hablaron de cómo su biblioteca llegó a existir. Dijeron que en la época medieval la Iglesia estaba quemando todos los libros que habían sido considerados heréticos. Los Gentiles Seguidores de María amaban los libros y manuscritos, así que decidieron salvar todos los libros que pudieran. Su sociedad secreta había sido formada para salvar libros. No juzgaban la bondad o maldad de un libro. A cualquier libro que la Iglesia medieval opresiva quería quemar, ellos lo querían salvar. Así que tomaron libros de personas que tenían miedo de poseerlos por temor a ser perseguidos. A veces ellos compraron libros raros. A veces los robaron. Y escondieron los libros en bibliotecas secretas donde los crueles inquisidores y cazadores de brujas nunca podrían encontrarlos.



Me mostraron una copia de un libro antiguo. Se titulaba Los Milagros de María la Madre de Cristo. Hablaba de la Santísima Concepción de Jesús y el embarazo de María Madre de Cristo. Y cubría los primeros dos años y medio de la infancia de Jesús. Según el libro, durante ese período de aproximadamente tres años, María, la madre de Jesús, podía realizar milagros. Y el libro contaba historias de esos milagros. Hubo el milagro de las ramas de los árboles que se inclinaron para darle fruta. En otra historia un perro enojado comenzó a atacarlos a ella y al niño Jesús, pero ella extendió su mano y rayos de luz salieron de su palma. Así, el perro se convirtió en una mascota apacible. Hubo curaciones milagrosas y otros milagros. Todos estos milagros contenían una lección moral. Y había grabados en madera que representaban estos milagros.

Los Gentiles Seguidores de María explicaron el significado real del nombre de su grupo. La palabra "gentil" tiene dos significados.[14] En la época medieval se refería a alguien de sangre noble. Así que no eran mansos y apacibles; ellos eran descendientes de la nobleza. Pero esto no se trataba sólo de linajes. Ellos creían que todos los Cristianos y Marianistas son hijos de Dios, por lo tanto todos son nobles en algún sentido. También explicaron que el nombre María se entiende que se refiere a ambas, a María, la madre de Jesús, así como a María Magdalena, quien ellos creían que era la más sabia de los discípulos de Jesús. Los bibliotecarios me dijeron que muchos de los primeros cristianos creían en ambas de estas dos Marías, pero la Iglesia desalentó esta creencia y quemó muchos libros que habían sido escritos sobre ellas.

Durante mis visitas, nos reuníamos en la capilla por un tiempo y hablaríamos. Entonces oraríamos juntos y cantaríamos canciones de alabanza a María Madre de Cristo. Mis visitas a la biblioteca secreta continuaron así. Yo pasaría mi tiempo en la capilla secreta hablando con los bibliotecarios y James. Y mientras hicimos eso, otro bibliotecario tomaría las notas sobre esos hechizos satánicos que había indicado el Barón. Me di cuenta de que los bibliotecarios habían arreglado todo esto de alguna manera para que pudieran tener acceso a mí. Realmente no les importaba el Barón y su dinero, a ellos les importaba yo.

Les gustaba el hecho de que mi nombre era Kathy. Me dijeron que todos en su grupo secreto tenían nombres especiales que sólo los miembros del grupo conocían. James no era realmente el nombre del joven con sombrero de vaquero. Lo nombraron así por el famoso santo cristiano, James el Justo (Santiago el Justo). Explicaron que a veces las mujeres en su grupo tenían nombres secretos de hombres y que a veces el nombre secreto de un hombre podría ser uno femenino. Por ejemplo, el que ellos llamaban Liz fue nombrado Elizabeth por la Reina Elizabeth de Inglaterra quien era conocida por su astucia y poderosa fuerza de voluntad. Dijeron que en su grupo un nombre femenino para un hombre no tenía nada que ver con la homosexualidad o el travestismo. Le dieron un nombre femenino a un hombre como una forma para que él se identifique con María Magdalena, el más sabio discípulo de Cristo. Todo esto tenía sentido para mí y escuché atentamente.

Una de las mujeres, comentó que el nombre Kathy se deriva de una palabra raíz que significa casta y pura. Me reí sarcásticamente. Entonces expliqué que yo había sido forzado a trabajar periódicamente como prostituto durante años. Estuvieron callados durante un minuto. Pensé que iban a enojarse conmigo por admitir esto. Pero la mujer llamada a Thomas, quien era su líder, me explicó algo. Dijo que todos sabían lo que yo había sido forzado a hacer. Todos ellos estaban molestos porque yo y otros niños habíamos sido dañados de esta manera. Explicó que aunque a veces hacían negocios con Luciferinos, ellos eran realmente los opositores secretos del Luciferismo. Ella me miró con profunda comprensión y suspiró. Ella dijo que yo no era culpable de lo que había sido forzado a hacer.

James dijo que había una revelación que yo debería tomar del significado de mi nombre. Yo era Kathy. Yo era puro e inocente. Ésta era mi verdadera naturaleza, e incluso los satanistas involuntariamente habían reconocido esto cuando ellos me habían llamado Kathy. Cuando esto me fue explicado, me sentí aliviado. Este nombre que yo había asociado con vergüenza por tantos años de repente se convirtió en un nombre de orgullo. Aunque yo no era oficialmente un Gentil Seguidor de María, yo era uno de ellos ahora.

Durante mis visitas con ellos desarrollé una espiritualidad más positiva. Fui a rezar más y más al conceptualizar a Dios como una madre protectora. Era significativo que yo no había sido amamantado cuando era niño, pero ahora iba a rezar a una capilla secreta que tenía una imagen de María, la madre de Jesús, amamantando a su hijo. De alguna manera ese cuadro parecía estar curando la privación de mi infancia. Mis oraciones se hicieron más profundas y más sinceras. Aprendí a rezar a la Diosa Suprema y pedirle que envíe ángeles para protegerme. Y cuando yo no estaba en la biblioteca, cuando vivía mi vida como Kerth, me encontré con que empecé a ir a una Iglesia cristiana el domingo, y que mis oraciones a Dios eran más sinceras. Había una guerra espiritual pasando por mi alma. Podía sentir el agarre psíquico del Barón disminuyendo cada vez que me reuní con estos bibliotecarios secretos.

Durante una visita les pregunté por qué los satanistas estaban tan obsesionados con reclutarme. Los Seguidores Gentiles de María me dijeron que ellos habían investigado mi linaje. Explicaron que los Luciferinos estaban interesados en mí porque yo era posiblemente descendiente del Rey Salomón. También, yo tenía una serie de prominentes Masones como antepasados. Hay aparentemente ciertos trabajos mágicos que solamente pueden ser realizados por un descendiente del Rey Salomón. Y muchos Masones de alto rango son Luciferinos.

También, los bibliotecarios explicaron que los satanistas se habían involucrado en la vida de mis padres sin que mis padres se dieran cuenta de esto. Habían sido los Luciferinos quienes habían presentado a mi madre con mi padre y viceversa. Y los Luciferinos habían lanzado hechizos para que mis padres se enamorasen. A los aristocráticos Luciferinos les gusta entremezclar linajes humanos casi en la misma manera en que los criadores de caballos combinan ciertos linajes. Los Luciferinos querían reclutar a uno de los hijos de mis padres en la sociedad de Lucifer, pero por diversas razones, mis otros hermanos resultaron ser inadecuados para sus propósitos. Sin embargo, antes de que yo hubiera nacido, mis padres habían comenzado a practicar estricto control de la natalidad porque no querían más hijos. Así que los Luciferinos habían decidido diseñar secretamente eventos para que mi madre quede embarazada una vez más.

Por motivos astrológicos, los Luciferinos querían que el niño fuese concebido en el solsticio de invierno y naciera bajo el signo de Virgo. Así que mis padres fueron invitados a una fiesta de lujo antes de Navidad en la casa de un rico Luciferino quien era un amigo de Senior. Ocurrió que esta fiesta justo tuvo lugar en la noche del solsticio de invierno. Drogas afrodisíacas fueron secretamente puestas en los tragos de mis padres, junto con otros medicamentos para disminuir la inhibición. Para abreviar la historia, su disciplina de control de la natalidad les falló de alguna manera, o fue saboteada, y sin quererlo me concibieron. Mis padres consideraban que el embarazo de mi madre era desafortunado, pero los Luciferinos habían tenido la intención de que yo naciera.

Escuchar esta historia me molestó. Parecía que yo había sido engendrado y criado para un destino que no quería. Les dije a los bibliotecarios que yo no quería hacerme satanista. Ellos respondieron que si yo le rezara a Dios en busca de ayuda, podría evitar convertirme en uno. Dijeron que todos los niños son concebidos por la voluntad de Dios, y que los padres son sólo el vehículo a través del cual se hace la voluntad de Dios. Dijeron que los satanistas no me habían creado, Dios lo había hecho.

Los Gentiles Seguidores de María creían en la reencarnación. Tenían algunos antiguos manuscritos, y libros que citaban más antiguos manuscritos, todos los cuales confirmaban que muchos de los primeros cristianos creían en la reencarnación. Ellos creían que a veces Dios enviaría un alma de vuelta a la tierra, para servir a algún propósito espiritual. Con la ayuda de los Gentiles Seguidores de María comencé a darme cuenta que la verdadera historia del Cristianismo era muy diferente a lo que me habían enseñado mis maestros de la Escuela Dominical (catequesis).

Los bibliotecarios también tenían un viejo diario escrito por un sacerdote o ministro cristiano. Contenía una referencia a Susan la Envenenadora de la cual el Barón no sabía nada. Contaba la historia de una mujer llamada Susan quien era la jefa de un grupo de 13 brujas satánicas. Fue acusada de esto públicamente. Pero ella tenía alguna reivindicación de nobleza así que la acusación sola no era suficiente para que las autoridades tomen medidas en su contra. Así que para probar que ella no era una bruja, ella permitió que la bautizaran públicamente. Las autoridades aceptaron esto como prueba, y después del bautismo no fue acusada nunca otra vez. Pero para su sorpresa, el bautismo la afectó. Ella aceptó el Espíritu Santo y rechazó el satanismo, así que se convirtió en una verdadera cristiana en lugar de fingir ser una. El autor de este diario fue contemporáneo de Susan. Y aparentemente ella había confesado su verdadera historia entera a este hombre cristiano. Él se había comprometido a mantener el secreto de confesión, pero había escrito todo en su diario, no obstante. El diario continuaba diciendo que ella se las había arreglado para convertir a algunas de las mujeres en su aquelarre al cristianismo, pero otras permanecieron como satanistas. Las brujas satánicas restantes tomaron el Libro de las Sombras de Susan y se mudaron para evitar conflictos con su ex líder de aquelarre. Después de escuchar todo esto me di cuenta de que ésta era información que al Barón no le gustaría escuchar, así que decidí ocultarla de él.

James estaba conmigo en la capilla secreta durante la mayor parte de estas visitas. Pero un día, cuando me reuní con los demás en el Santuario de María Madre de Cristo, él no estaba allí. Ese día, me explicaron por qué él era mucho más joven que el resto de ellos. Era una historia larga, pero básicamente se reducía a esto:

Años antes ellos habían decidido que su sociedad secreta debía terminar. Se cansaron de lidiar con Luciferinos peligrosos. Así que aunque algunos de sus hijos y amigos sabían de los Gentiles Seguidores de María, no iban a ser reclutados nuevos miembros. Esto continuó durante años, y los miembros existentes se hicieron viejos. Pero la hija de uno de los miembros tuvo un hijo. Y en la noche en que ese niño nació, varios miembros de su grupo soñaron exactamente lo mismo. Un ángel vino a ellos y dijo que un niño llamado James había de nacer. Él sería el último de los Gentiles Seguidores de María y sería un profeta de Dios. Todos parecían creer que James era un profeta de Dios.

Cuando oí esto sentí pena por él. A mí me parecía, cuando yo estaba creciendo, que los adultos Luciferinos que yo conocía pensaban que yo iba a crecer para ser el Anticristo, o algo así. Pensaron que podría llegar a ser algún tipo de poderoso líder de los Iluminati. Yo odiaba las expectativas que todos los Luciferinos que yo conocía tenían para mí. No me podía imaginar lo raro que sería crecer siendo criado por gente que pensaba que tú eras un profeta de Dios. Pero James parecía normal. Los bibliotecarios eran gente amable, aunque eran un poco excéntricos. Así que me imaginé que James probablemente tuvo una infancia más feliz que la mía. Y por lo que yo sabía, él era un profeta de Dios.

La última vez que los visité, explicaron que la biblioteca iba a ser cerrada pronto. Yo iba a ser el último visitante. Iban a vender algunos de los libros a coleccionistas adinerados. Iban a dejar que James decida qué hacer con los libros que no vendieran. Él los preservaría y sabría qué hacer con ellos. James estaba destinado a ser el último de los Gentiles Seguidores de María.

Había llegado a darme cuenta de que los bibliotecarios estaban haciendo algo para resistirse a las sociedades secretas luciferinas. James estaba aparentemente involucrado en algunos grupos secretos que de alguna manera estaban luchando contra los Luciferinos. Los bibliotecarios habían estado liberando mi mente del satanismo, enseñándome a invocar la ayuda de los ángeles. Con el tiempo descubrí que James tenía habilidades psíquicas profundas al igual que muchos de ellos. Yo encajaba en sus planes de alguna manera. Pero nunca me dirían exactamente cómo. Pero sí me dieron una advertencia. Me dijeron que yo nunca debía asistir al Casamiento de la Bestia. Pero no me dijeron lo que era.

La última vez que volví de la biblioteca oculta no viajé en la furgoneta. Yo usaba mi ropa de calle y me vendaron los ojos con gafas de sol oscurecidas. Me senté en el asiento de pasajeros de la camioneta pickup de James y tuvimos una pequeña charla en el viaje de regreso. Después de que se detuvo cerca del viejo árbol para dejarme salir, preguntó si estaba bien para mí si él pasara a verme de vez en cuando. Le dije que me alegraría si lo hiciera. Me quité las gafas de sol y salí de la camioneta. Pude ver la limusina del Barón estacionada cerca.

Lo último que James dijo fue, "Recuerda... no asistas a la Boda de la Bestia."

El Casamiento de la Bestia.



Yo tenía quince años, acercándome a mi decimosexto cumpleaños, cuando volví a ver a Bob. No lo había visto por más de un año y medio. Yo no lo había extrañado. Pero él parecía diferente. Algo había cambiado, pero yo no sabía qué. Por alguna razón, no sentí tanto desprecio por él. Y yo no tenía miedo de él. Pero yo no confiaba en él. El tiempo que pasé con los Gentiles Seguidores de María me había cambiado. Yo rezaba mucho más. Sentía la presencia de ángeles en mi vida. Y mi mente no estaba siendo manipulada por los satanistas. Pero también sabía que yo todavía estaba en peligro. Bob había hecho arreglos para una reunión, y yo no sentía que pudiera librarme de ella.

Lo primero que preguntó Bob fue si yo realmente había visto El Libro de las Sombras de Susan la Envenenadora. Le dije que si lo había visto, y le conté la historia de la vida de Susan la Envenenadora según el libro. Él parecía entretenido por la historia.

Dijo que él había estado viajando por todo el mundo en una misión, haciendo trabajos en nombre del Barón. No dijo cuál era su misión, y yo no le pregunté. Él dijo que yo había sido invitado a una fiesta en la casa del Barón. Le contesté que no quería ir. Él dijo que yo no tenía que preocuparme. No iba a ser una orgía de sexo y no se realizaría ningún ritual satánico. Era sólo un evento social para Luciferinos. Yo todavía no quería ir.

Así que Bob me mostró algunas fotografías. Eran fotografías de mí que se habían tomado sin mi conocimiento. Era sólo yo caminando en la calle, pero significaba que el Barón me tenía bajo vigilancia. Y había fotos de vigilancia de mi madre. Sentí que las fotos fueron pensadas como una amenaza. Bob reprodujo entonces una grabación. Era inquietante. Podía oír las voces de las personas en mi hogar, mi familia, hablando de cosas. Significaba que el Barón había hecho instalar micrófonos en la casa de mis padres. Me sentí frustrado.

"¿Por qué está tan obsesionado conmigo?" Pregunté.

Bob respondió: "Él piensa en ti como un proyecto que ha estado trabajando durante mucho tiempo. En cierto sentido, él siente que él te ha creado. Él te ha enseñado cosas. Tú sabes cosas. Por el amor de Lucifer, piensa en ello. Él te mostró la entrada a su biblioteca secreta en su casa e incluso yo no sé dónde está. Te está preparando para una posición de liderazgo. No va a dejarte ir. Pero mira el lado positivo. Si juegas bien tus cartas serás muy rico y poderoso. Puedes tener todo lo que quieras. Hombres, mujeres, autos, dinero, una casa grande... -- es todo tuyo. Eso es lo que él está ofreciendo".

Pregunté, "¿Y él va a darme todo eso en esta fiesta?".

"No. La fiesta es sólo para que te vean algunas personas importantes. Será divertido. No habrá ningún sacrificio animal ni sexo. Algunas de las personas pueden estar enmascaradas. Es muy de etiqueta. Tendrás que estar sobrio y usar ropa bonita. Si el Barón decide que estás actuando apropiadamente para esta multitud, anunciará que vas a ser iniciado. Este es un honor que realmente no puedes rechazar. Pero por las campanas del infierno, lo habrás logrado. Una vez que seas iniciado él te mostrará cómo hacer dinero -- a la manera Luciferina. Estás destinado a ser un hombre rico. Pero no pasará nada en la fiesta. La iniciación no sucederá por unos meses todavía".

Bob me dio instrucciones de cuándo y dónde debía estar yo así él podría recogerme. Para la fiesta faltaban pocos días. En aquel momento en mi vida yo realmente no tenía ropa bonita. Cualquier traje que yo había poseído, me había quedado chico. Mis amigos en la escuela en su mayoría usaban viejos pantalones vaqueros, camisetas y zapatillas de tenis. Busqué en mi armario en casa algo apropiado. Eliminé todos los jeans gastados y cosas así. Lo que quedó fue la ropa que en su mayoría yo no usaba porque era tan pasada de moda. Había una chaqueta Nehru blanca que mi madre me compró en una liquidación después que estas chaquetas pasaron de moda. La gente en la India todavía las usaba. Esta era una chaqueta que tenía un extraño cuello Mao, corto que se paraba recto hacia arriba. Y me quedaba bien. Yo tenía un par de pantalones púrpura de botamanga (o bastilla) acampanada, que eran ajustados excepto en la parte inferior donde las piernas de los pantalones eran acampanadas hacia afuera. Tenía una camisa hippie floreada del tipo de las que ya nadie usaba. Y tenía un par de botas negras grandes, que me puse. Me di cuenta de que las personas en la fiesta probablemente serían Luciferinos edad media que no se darían cuenta de que estas ropas estaban todas fuera de moda. En realidad podrían pensar que yo estaba a la moda.

En el día de la fiesta, le mentí a mi madre, diciéndole que yo tenía una cita con una chica de la escuela y estaría afuera hasta tarde. Tomé un baño y lavé mi largo cabello desgreñado. Después de que fue desenredado con un peine, se veía muy bien. Las ropas me quedaban bien, y cuando me miré en el espejo, pensé que en cierto modo se veían bien en mí.

Me alejé caminando algunas cuadras hasta el lugar donde Bob iba a encontrarse conmigo. Cuando apareció salió de su coche deportivo para examinarme visualmente. Estaba ataviado con ropa de mujeres -- haciendo esa personificación femenina suya. Cuando él estaba con ropa masculina era Bob. Cuando él usaba ropa de mujer abiertamente sexy, era Bobby. Cuando en realidad trataba de pasar por una mujer, él era Roberta. Así que esta noche él era Roberta, que vestía ropa femenina más elegante. Era bajo y pequeño, y si él usaba justo la ropa adecuada y justo el maquillaje y los accesorios correctos, la mayoría de la gente pensaría que él era mujer. Por lo menos lo harían si lo vieran a cierta distancia. Después de que él salió del coche puso sus manos en sus caderas -- examinándome.

En una voz femenina maliciosa dijo: "¿Realmente no vas a vestir así?"

A mí me pareció raro que él dijera eso, teniendo en cuenta que él estaba ataviado como una mujer. Pero Roberta sabía mucho sobre moda. Observó que lo que yo estaba usando podría haber estado a la moda si estuviéramos yendo a una fiesta en California unos dos años antes. Se quejó un poco, pero se decidió que yo no tenía tiempo de cambiarme ni ninguna otra cosa para ponerme. Un grupo de tipos en un auto cruzaron por ahí y le silbaron a él, pensando que era una mujer. Roberta les devolvió el saludo agitando la mano con coquetería. Yo sabía que esta iba a ser una noche verdaderamente extraña.

Me puse los anteojos de vendarme los ojos, ya que todavía no se me permitía saber donde vivía el Barón, y nos fuimos. Cuando llegamos a la casa todavía me sentía nervioso por cómo yo estaba vestido. Las personas a quienes vi entrando en la fiesta estaban vestidas con ropa costosa de la última moda. Pero no pude evitar notar que ninguno de los otros hombres estaban realmente vestidos como yo en absoluto. Me sentía fuera de lugar. El mayordomo en la puerta estaba verificando nombres en una lista. Pero cuando nos vio a Bob y a mí, nos hizo entrar haciendo un gesto con su mano, sabiendo quiénes éramos.

Una vez dentro el Barón nos saludó. Besó a Roberta en la mejilla y elogió su vestido. Me examinó con una gran sonrisa en su rostro.

Finalmente dijo: "Me encanta. Estás vestido como un pirata gurú hippie. ¡Qué maravilloso!. Sabía que yo tenía razón en invitarte aquí esta noche. Eres más que bienvenido."

Roberta tomó mi brazo como si fuese mi cita, lo cual se sentía raro, y entramos caminando juntos a la sala principal. Algunos de los hombres en la fiesta estaban vestidos como mujeres, y algunas de las mujeres estaban vestidas como hombres. Algunas de las personas usaban máscaras, pero otras no.

No sabía si yo encajaría, pero el Barón vino hacia nosotros con un grupo de personas. Les dijo que yo realmente había visto la única copia verdadera de El Libro de las Sombras de Susan la Envenenadora. Todos estaban impresionados. El Barón me hizo contar la historia de Susan. Conté cómo su madre fue falsamente acusada de brujería y cómo ella escapa de los cazadores de Brujas. Conté cómo Susan se convirtió al satanismo y fue recompensada con un rayo que le dio a su familia fuego y carne y así sucesivamente. Conté toda la maldita historia. Todo el mundo parecía fascinado y me sentí aceptado.

Cuando todos los invitados habían entrado en la mansión, el Barón hizo que se reúnan en el gran salón de baile en el primer piso. Hizo que un hombre joven, una mujer joven y yo nos paremos en frente de esta multitud, que consistía en unas pocas docenas de personas bien vestidas de diferentes edades. Nosotros éramos claramente las personas más jóvenes allí. El joven estaba vestido de negro y tenía un antifaz negro como el de El Zorro. La chica estaba vestida de rojo y tenía un antifaz rojo similar. El Barón presentó a esos dos por sus nombres Luciferinos.

Luego me señaló y dijo, "Y, por supuesto, todos ustedes conocen a nuestra Kathy."

Me sentí confundido por esa declaración porque no reconocí a nadie que no sean el Barón y Roberta en la multitud, pero entonces se me ocurrió que todo el mundo había visto las imágenes y películas pornográficas que se habían hecho de mí. Muchos de los hombres y mujeres estaban mirándome con sonrisas lascivas en sus rostros y me sentí avergonzado. Pero les devolví la sonrisa de todos modos.

Entonces dijo a la multitud que en pocos meses, el 8 de septiembre, nosotros tres íbamos a ser iniciados y que pronto seríamos parte del grupo de ellos. La pequeña multitud aplaudió cortésmente. Y algunas personas se acercaron y estrecharon nuestras manos.

Los jóvenes hombre y mujer enmascarados fueron a agradecer al Barón.

Roberta me impulsó, y fui a agradecer al Barón también. Pero en mi mente me sentía completamente confundido. Mis pensamientos estaban nublados. Realmente no entendí completamente lo que acababa de ocurrir.

Luego, en una voz estridente, el Barón dijo: "Todos ustedes siéntanse como en casa. Diviértanse. Que comience la fiesta."

En la mayoría de los aspectos parecía una fiesta de lujo muy normal. Había música de jazz en vivo, comida y vino. Algunas personas estaban bailando. Una mujer vestida como un hombre le preguntó a Bob si él quería bailar y se fueron a la zona de baile. Una mujer bajita tetona con una máscara, quien ya estaba borracha, comenzó a coquetear conmigo y era muy entretenido hablar con ella. Bebí un poco de vino y empecé a sentirme bien.

Pero después de unos veinte minutos la fiesta fue interrumpida con un grito. En la parte posterior del salón de baile había un gran ventanal que daba al amplio patio trasero del Barón. La mujer que había gritado estaba de pie junto a la ventana y señalando algo en el patio. Cuando subí corriendo hasta allí vi que había una mujer muerta colgando de la rama de un árbol en el patio. Había una escalera apoyada contra el árbol. Sus pies estaban todavía pateando un poco.

Cuando el Barón vio esto parecía conmocionado y dijo: "Oh Dios mío, es Daisy."

Roberta miró hacia afuera a la mujer muerta colgando de la rama y luego de nuevo al Barón. Él examinó las otras caras de la gente. Él me miró y me guiñó el ojo. Luego empezó a reír en una voz aguda femenina.

Él dijo: "Oh Barón, malvado viejo bromista. Por un minuto me hiciste caer. Esta es sólo otra de tus famosas bromas pesadas. Bueno, tengo que admitirlo. Me atrapaste con ésta."

Las otras personas comenzaron a reírse también. El Barón comenzó a reírse también. Él explicó que era sólo un muñeco realista que puso allí y que estaba contento de que todo el mundo en la fiesta tuviera sentido del humor.

Cuando la risa amainó, Roberta me tomó por el brazo y dijo que él quería mostrarme una hermosa pintura en el otro cuarto. Algunas de las personas en la fiesta nos miraron con expresiones obscenas, tal vez suponiendo que éramos una pareja que iba a la otra habitación a pasar un momento juntos.

Pero cuando nos alejamos de la multitud, todo lo de la suplantación femenina de Bob desapareció. Él se subió su vestido y comenzó a alejarse rápidamente dando grandes zancadas por un pasillo. Sus tacones repiqueteaban furiosamente mientras caminamos juntos. Yo no estaba seguro de en qué nos estábamos involucrando y me quedé atrás. Él se sacó de un tirón la peluca de su cabeza.

Él miró hacia atrás hacia mí y en una voz masculina dijo, "Vamos, maldita sea, tenemos que bajar esa cosa antes de que los demás invitados sospechen algo."

Bob ladró algunas órdenes a un par de mayordomos y se fueron. Bob me llevó afuera al garaje de múltiples puertas al costado de la mansión. Abrió una de las puertas automáticas. Después de un rato dos mayordomos regresaron trayendo un cadáver, y otro mayordomo, quien traía la escalera, se había unido a ellos. Pusieron el cuerpo en el piso del garaje y Bob cerró la puerta. La mujer muerta tenía un vestido sucio y había moretones en su cara y sus piernas. Había líneas de marcas de aguja en su brazo donde ella se había estado inyectando heroína. Bob se arrodilló ante el cuerpo y comprobó su pulso.

Cuando se dio cuenta de que estaba muerta miró el cadáver y dijo: "Oh Daisy, puta vieja loca, ¿por qué tenías que hacer esto aquí?".

Bob miró a uno de los mayordomos y dijo: "Creo que conoces al hombre que llamamos Ole Jack. Es uno de los invitados aquí esta noche. Encuéntralo, tráelo aquí, pero no le digas nada".

El mayordomo asintió con la cabeza y se marchó como se le indicó. Me sentí horrorizado mientras miraba el cadáver en el piso. Todo el tiempo que estuve parado en el compartimento del garaje con el cadáver, me sentía paralizado de miedo. Era todo lo que podía hacer para evitar vomitar. Tenía problemas para respirar. Tuve que concentrar mis pensamientos para no desmayarme de miedo. Pero Bob y todos los demás actuaron perfectamente normales como si tratar con un cuerpo muerto no era nada más que una molestia. Pronto el mayordomo regresó acompañado de un hombre de mediana edad con una cara rugosa. Ole Jack silbó cuando vio a la mujer muerta en el piso.

"Pobre vieja Daisy", dijo con el ceño fruncido.

"Tenemos que deshacernos de esto. Podríamos enterrarla debajo de la línea de congelamiento en un parque. O conozco al dueño de una funeraria con un horno para cremaciones. Él puede ser sobornado para dejarnos usarlo, pero está en otro estado," dijo Bob nerviosamente.

Ole Jack puso sus pulgares en su cinturón en frente de él y dijo, "No te alteres tanto mi amigo. Nosotros sólo moveremos su cuerpo y lo colgaremos en otro lugar. Luego dejaremos que la policía la encuentre en otra parte. Fue un suicidio después de todo. Así que simplemente puede ser un suicidio en otro lugar."

El Barón entró de repente y dijo, "¡Oh querida! Daisy pobre tonta. ¿Qué has hecho?"

Había verdadera tristeza en su voz.

El Barón miró a Ole Jack y dijo, "Yo le he estado dando pequeñas cantidades de dinero durante años, desde que dejó de ser útil para mis propósitos. Ella ha estado prostituyéndose por su cuenta. Pero ella ya no era más ninguna belleza, así que no había dinero en ello. De todos modos, no lo suficiente para costear su hábito. Me pidió más dinero el otro día y me negué. Creo que esta fue su venganza. ¿Qué vamos a hacer, mi amigo? Simplemente no puedo tener un escándalo."

Ole Jack dijo, "No se preocupe jefe. Tengo un plan. Sólo vamos a llevar al cadáver a otro lado, colgarlo en un árbol diferente y hacer una llamada anónima a la policía local, informando sobre un suicidio. Pero tenemos que tener cuidado de dónde la colgamos. Habrá una autopsia. Y cualquiera que haga la autopsia que no sea totalmente incompetente sabrá que ella ha sido movida.

"¿Cómo?" preguntó Bob.

Ole Jack respondió: "No quiero entrar en la explicación técnica, sólo cree en mi palabra. Pero la buena noticia es que conozco a un médico forense que hace todas las autopsias para un distrito rural. Antes lo he sobornado y no es demasiado ambicioso. Yo lo llamaré y haré un trato con él. Vamos a colgar a la vieja en algún lugar en su distrito, hacer una llamada anónima a la policía, ellos lo llamarán y él hará el informe que queremos."

"Plan sensato", dijo el Barón.

"Lo que necesito de usted es algo con la letra de ella, así puedo falsificar una nota de suicidio".

El Barón dijo: "Puedo tener una vieja carta de ella justo aquí en la parte trasera de este garaje".

El Barón llevó a algunos de sus mayordomos a la parte posterior de su amplio garaje para varios autos a un lugar donde había cajas prolijamente apiladas en estantes. Hizo que los mayordomos sacaran un par de cajas y las trajeran cerca de donde estaba el cuerpo. El Barón encontró una carta en una y se la dio a Ole Jack.

Ole Jack dijo a uno de los mayordomos que encuentre la furgoneta destartalada que utilizaba el jardinero y la estacione cerca del garaje. Cuando llegó Ole Jack hizo que los mayordomos vacíen todo lo que había en la furgoneta directamente en la entrada para autos. Ole Jack dobló cuidadosamente la cuerda que estaba todavía alrededor del cuello de Daisy, y la enrolló sobre su estómago. Bob se quitó sus zapatos de tacón alto y ayudó a Ole Jack a cargar el cuerpo en la furgoneta. Hicieron esto de manera tan diligente que tuve la sensación de que habían hecho esto más que un par de veces antes. Ole Jack encontró un toldo de lona en la pila de material descargado de la furgoneta. Cubrió el cadáver. Miró adentro de la pila y sacó una vieja chaqueta gastada y un suéter. También encontró un par de gorras de béisbol gastadas y unos guantes. Se quitó su corbata de moño, esmoquin blanco y camisa con volantes, dejando sólo su camiseta blanca.

Dijo a uno de los mayordomos, "Voy a necesitar tu ayuda. Llamaremos la atención, manejando ese cacharro, si estamos usando trajes elegantes."

El mayordomo se quitó su chaqueta y su camisa también. Ole Jack y el mayordomo se pusieron la ropa vieja y sombreros. Cargaron la escalera sobre el porta-equipaje encima de la furgoneta. Ole Jack entró en el lado del conductor y el mayordomo subió en el lado del pasajero. Se alejaron a toda prisa resueltamente. El Barón habló a Bob diciendo: "Estuviste grandioso allí atrás, por cierto. Cubriste eso perfectamente haciendo que los invitados piensen que era una broma pesada. Rápido pensamiento, mi amigo. ¿Crees que alguno de los invitados sospeche algo?"

Bob respondió: "Incluso si lo hacen, ellos nunca hablarán. Son todos leales a ti".

"Sí lo sé, pero mientras menos gente conoce un secreto menos probablemente él será revelado. Creo que volveré a la fiesta y elevaré el ánimo de la multitud".

El Barón se fue con los otros dos mayordomos. Miré a las cajas que habían sido abiertas. Había fotografías enmarcadas en una de ellas. Recogí una de las fotografías. Era una foto de Daisy cuando ella era una adolescente. Se veía muy diferente a la anciana devastada que yo había visto muerta en el suelo del garaje, pero supe que era ella. En la foto estaba usando un vestido blanco y sonriendo dulcemente. Sus ojos eran claros y reflejaban una aguda inteligencia. Encontré otra foto de ella cuando era una mujer joven. Ella estaba desnuda con sus manos en sus caderas. Su cuerpo era delgado, voluptuoso y hermoso. Se veía como una diosa y su sonrisa era radiante. Recogí otra foto enmarcada y ella me conmocionó. En ella estaba desnuda y reclinada sobre un sofá pequeño -- sus piernas separadas. Dos figuras en túnicas negras con capuchas sostenían una cabra en posición vertical en frente de ella. La cabra estaba teniendo relaciones sexuales con ella.

Pregunté a Bob, "¿Qué demonios es esto?"

Después de echar un vistazo a la imagen brevemente Bob sonrió irónicamente y dijo: "Oh, bueno, supongo que lo descubrirás en septiembre de este año en la iniciación."

"¿Qué iniciación?" Pregunté.

"La iniciación en la Iglesia Internacional de Satán. Recuerda, el Barón acaba de anunciar que vas a convertirte en un iniciado".

"Te dije que no quiero unirme. Oh Dios, no debería haber venido aquí esta noche."

"Escucha, no te culpo por no querer unirte. Ojalá yo nunca lo hubiera hecho. Desearía poder salir. Pero tú sabes demasiado. El Barón nunca te dejará ir."

"Tiene que haber alguna forma de salir de esto", le rogué.

Bob miró a su alrededor en el garaje nerviosamente y con una voz suave, dijo, "Mira, no quiero hablar aquí. Las paredes tienen oídos. Pero pronto me voy a ir a un tipo de retiro. Me iré por un tiempo, pero volveré un par de días antes de la iniciación. No puedo garantizar que te puedo sacar de esto, pero puede ser que yo sepa de alguna manera de ayudarte para entonces. Así que no me vuelvas loco. Si te suicidas o huyes, el Barón matará a tu madre. Así que prepárate para la posibilidad de que puedes tener que pasar por la iniciación."

"¿Cómo va a ser la iniciación?"

"Es sobre el casamiento de Satanás con su congregación. Vas a convertirte en un miembro de su congregación".

"¿Qué?"

Bob señaló la foto de Daisy teniendo relaciones sexuales con la cabra.

Dijo, " Ese es todo el sentido de este ritual. La mujer representa la Iglesia de Satán y la cabra simboliza a Satanás. Este es un trabajo mágico".

"¿Cómo lo llaman?," le pregunté.

Bob respondió: "El Casamiento de la Bestia".

El Libro de las Sombras de Susan la Envenenadora.



A medida que las semanas pasaban y el día de iniciación se acercaba, me ponía más nervioso. No tenía ninguna forma de contactar a James y él no se había contactado conmigo. Bob se había ido a algún lugar y yo no tenía ninguna comunicación de él. En esos días, yo realmente no conocía a James muy bien, y realmente no confiaba en Bob. Así que sentí que yo estaba solo. Me sentía completamente conflictuado y aterrorizado. Y yo no tenía a nadie con quien poder hablar. En serio le recé a Dios para que me muestre una forma de salir de asistir al ritual de iniciación de la Boda de la Bestia.

Algunas otras cosas habían sucedido a lo largo del tiempo para hacerme más resistente a la idea de convertirme en un Luciferino. Desde la edad de catorce años cuando dejé de hacer trabajo sexual para el Barón, también dejé de ver a Bob con regularidad. Un par de veces fui a su casa para estudiar sus libros secretos Luciferinos, pero él pasó poco tiempo conmigo. Y luego, cuando él se fue en su misión internacional para el Barón, no lo vi en absoluto. Sólo vi al Barón brevemente y con poca frecuencia. Dejé de socializar con Luciferinos cuando dejé de ver al Barón y Bob. El ritual de iniciación iba a tener lugar cerca de la fecha de mi decimosexto cumpleaños. Así que tuve un período de aproximadamente dos años en los que tuve poco contacto con Luciferinos. Y me di cuenta de que me sentía mejor acerca de la vida cuando yo no estaba cerca de Luciferinos.

Otra cosa que cambió fue que después de que el Barón dejó de hacerme hacer trabajo sexual, también dejó de organizar para que los negocios sean enviados a la empresa de mi padre. Recuerdo haber oído a mi padre quejarse con mi madre de que su empresa se estaba secando. Pero él había sido un oficial de combate durante la guerra y no era un derrotista. Así que en torno a la época cuando yo tenía catorce años de edad, él empezó a esforzarse para crear nuevos clientes para su negocio. Esto significó que en algunos fines de semana tuvo que conducir fuera de la ciudad. No le gustaba estar solo, así que empezó a llevarme en estos viajes de negocios. Nunca habíamos sido cercanos en absoluto en todo mi crecimiento. En un momento cuando era más joven hubiera querido tener una relación más estrecha. Y sí nos divertimos en las vacaciones de verano y cosas así. Pero yo no estaba acostumbrado a estar cerca de él durante largos periodos de tiempo donde hablaríamos.

Cuando eso comenzó a ocurrir, cuando yo tenía catorce años, cambió algunas cosas. Pasar tiempo hablando con él me dio otra impresión de lo que era ser un hombre. El Barón, Senior, Bob y Freddy realmente no eran buenos modelos para lo que significaba ser un hombre. Bueno, a veces Freddy actuaba decentemente, pero técnicamente hablando, ella no era un hombre. Mi padre hablaba mucho y nunca me escuchaba mucho. Y la verdad era que, en el momento en que nací, él realmente hubiera preferido que yo no hubiera nacido, y me decía esto con suficiente frecuencia. Así que nunca íbamos a ser unidos como padre e hijo. Y nunca volví a sentirme cercano a él. Pero sí llegó a gustarme, si no como un padre al menos como una especie de amigo. Y pasar tiempo con él me dio un sentido de cómo sería ser un hombre normal. A mi padre le gustaban las mujeres adultas y él les gustaba a ellas. Su vida sexual era normal. Su apetito sexual era normal. Otros hombres pensaban que era un buen tipo. Trabajaba duro para ganarse la vida. No era un criminal. Él era amable con los animales y nunca lastimaba físicamente a los niños. Estaba mucho más cerca de lo "normal" que los hombres Luciferinos que yo conocía. Y "normal" parecía muchísimo mejor que la locura del Luciferismo. Después de pasar tiempo con mi padre y no pasar tiempo con Bob, realmente llegué a un punto donde yo no quería ser iniciado en un culto Luciferino. Yo quería salir.

Tuve una pesadilla terrible una noche alrededor de una semana antes del día de iniciación. La pesadilla era extremadamente vívida y emocional. Me encontraba desnudo de pie en un pasillo oscuro. Había unas veinte placas en las paredes a ambos lados del pasillo. Cuando miré de cerca a una, vi que eran los genitales de un hombre que habían sido montados sobre una placa de madera de la forma en que un cazador podría montar la cabeza de un animal en una placa. El pene de cada uno de estos genitales montados estaba erecto. Yo miré a otro de estos penes erectos y noté que estaba torcido hacia un lado. Inmediatamente recordé el pene de un hombre a quien había servido sexualmente junto con Bobby y Betsy cuando yo era un niño. Era el mismo pene. En otra placa estaba el pequeño pene circuncidado de Senior. Otra placa contenía el pene incircunciso monumental del Barón del cual él había estado tan orgulloso. Me di cuenta de que estaba mirando los genitales amputados de cada hombre con quien yo había sido forzado a tener relaciones sexuales cuando yo era un niño. Esto me horrorizó. Yo había servido a algunos de estos penes en múltiples ocasiones y a algunos de ellos solamente una vez. Pero los reconocí a todos con un sentimiento de repugnancia y terror. Sentí que estaba mirando los rostros de los monstruos que una vez me habían atormentado. Y reconocí esas horribles caras con sorprendente claridad. Me di cuenta de que había una puerta negra al final del pasillo. Podía oír un grito amortiguado que venía de detrás de la puerta. Comencé a caminar hacia la puerta más allá de las placas que contenían los genitales amputados. Yo estaba caminando robóticamente y no tenía ningún control sobre mis movimientos. Me sentía cada vez más aterrorizado con cada paso pero no podía dejar de caminar hacia la puerta negra. Se abrió al acercarme a ella, y robóticamente entré caminando en una gran sala. Una vez que la puerta se abrió los gritos ya no eran amortiguados -- y eran ensordecedoramente fuertes. Había unas veinte mesas en la sala, y un hombre estaba encadenado encima de cada una. Las cadenas que sujetaban a cada hombre eran muy elaboradas y eran completamente inmovilizantes.

Vi que a cada hombre le faltaban sus genitales, y donde habían estado los genitales, la piel había sido cosida con puntadas rugosas. Sentado a cada mesa había una criatura humanoide reptiliana. Los reptiles tenían escamas cubriendo su piel. Tenían los ojos que parecían ojos de serpiente. Sus bocas sonreían con dientes afilados y sus uñas eran afiladas como garras. Estaban comiendo lentamente la carne de cada hombre inmovilizado. Los hombres que estaban siendo torturados de esta manera tenían miradas de terror absoluto en sus rostros y aullaban de dolor. Sus cuerpos estaban en diferentes estados de consumo así que sus huesos y órganos internos estaban expuestos. En un extremo de la habitación había un trono negro, y sobre él se sentaba un reptiliano más grande que lucía como los otros. Pero él también usaba una corona negra y tenía dos cuernos que parecían surgir de su cabeza. Él hizo un gesto con la mano para que yo vaya adelante hacia él. Aunque yo quería huir, empiezo a caminar robóticamente hacia él. En frente de su trono había una tabla para picar de madera sobre una pequeña mesa. Clavado en ella había un cuchillo de carnicero. Me encontré sacando el cuchillo de la tabla para picar. Yo todavía no tenía control sobre mis actos. Apoyé mis genitales sobre la tabla para picar. Levanté el cuchillo de carnicero en el aire y para mi horror comencé a golpear hacia abajo para cortar mis propios genitales. Pero el segundo antes de que yo amputara mis propios genitales, me desperté de la pesadilla gritando. Yo estaba sudando y mi corazón estaba latiendo tan rápido que pensé que iba a estallar.

Me levanté y salí a un porche cubierto. Le recé a Dios una y otra vez hasta que salió el sol. Yo sabía que tenía que hacer todo lo que fuese necesario para zafar de asistir a la Boda de la Bestia. Con privación de sueño y desesperado, ese día deliberadamente herí mi pie gravemente, de modo que tuve que ir al hospital. Yo tenía la intención de que la auto-lesión fuese percibida como un accidente. Bob había dicho que la iniciación siempre tenía lugar el mismo día cada año. Entonces me di cuenta de que si yo estaba en el hospital el día de la iniciación, no podrían iniciarme por otro año. No era una solución perfecta, pero me daría tiempo.

Lo que pasó fue esto. Un amigo mío de la escuela llamado Rich Winkel vino a visitarme. Él no sabía nada acerca de mi problema o el Luciferismo. Se subió a la cortadora de césped tipo tractor de mis padres y comenzó a cortar el pasto en el patio trasero. La hierba salía disparada desde un agujero en el costado de la podadora. Pude ver las cuchillas girando allí. Me sentía hipnotizado por las cuchillas giratorias y el sonido de la podadora. Antes de que yo pudiera cambiar de opinión eché mi pie debajo de la cortadora de pasto. Rich fue inmediatamente sorprendido cuando hice esto. Oí un ominoso "tank", y yo sabía que mi pie resultó gravemente herido. Empecé a cojear hacia la entrada para autos. Rich apagó el cortacésped.

Vino corriendo a donde estaba con una mirada de terror en su cara y preguntó, "¿Por qué diablos hiciste eso?"

No respondí su pregunta en ese momento. Le dije que llamara a mis padres. Y corrió para traerlos. Estaban conmocionados y preocupados. Mi padre aceleró conmigo hacia el hospital. Mi dedo gordo del pie había sido completamente cortado y otros dos dedos del pie habían sido parcialmente cortados también. Mi hermana, esperando que los médicos pudieran ser capaces de reimplantar los dedos amputados, los recogió del césped y los puso en un sobre. Los llevó al hospital. Pero los médicos de allí estaban ocupados con otro paciente que estaba aún peor que yo. Ellos me estabilizaron y me dejaron a un lado. El dolor era intenso y ellos tenían miedo de darme analgésicos por alguna razón. Por el momento cuando tuvieron tiempo para mí, era demasiado tarde para pensar en reimplantar los dedos del pie.

Yo estaba gravemente herido y en el hospital el día de la iniciación. Mientras yacía en la cama del hospital recordé mi pesadilla sobre los reptiles y cómo en la pesadilla casi había cortado mis propios genitales. La pesadilla era una visión del infierno. Si yo hubiera sido iniciado en el satanismo, hubiera estado en una especie de infierno. Con el fin de escapar a ir al infierno, me había cortado mis dedos de los pies. De alguna manera parecía que había hecho la mejor elección. Pero esto era algo que yo no podía explicarle a nadie. Me había lastimado peor de lo que me había propuesto, y estaba sufriendo mucho. Pero me sentía aliviado porque había evitado asistir a la Boda de la Bestia.

Les dije a todos que fue un accidente. Pero Rich Winkel que había estado allí sabía que no lo fue porque él me había visto meter deliberadamente mi pie debajo de la cortadora de césped. Pero no hablamos de esto. Yo no quería explicarle por qué hice lo que hice, y él no presionó para averiguarlo.

Seguimos siendo amigos después de la secundaria, y décadas más tarde se convirtió en un experto en política profunda. Llegó a entender cuánto de la corrupción en nuestra sociedad funciona, pero él siempre pareció sentir que había un gran pedazo de la imagen que él se estaba perdiendo. Décadas después del incidente de la cortadora de césped, un día cuando estábamos hablando, Rich me preguntó por qué había clavado deliberadamente mi pie en el cortacésped ese día hacía tanto tiempo. Le conté todo sobre el satanismo organizado entre los ricos y cómo yo estaba evitando un ritual de iniciación. Por entonces Rich Winkel sabía lo suficiente sobre la corrupción en nuestro mundo como para creerme, pero la revelación lo perturbó. Y en última instancia, él se convertiría en un importante activista político que habla en forma efectiva contra los Iluminati. Se convirtió en el fundador de un programa de radio político llamado "Thought Crime Radio" (Radio Crimen de Pensamiento). También todavía dirige el sitio web ThoughtCrimeRadio.net.

Sin embargo, en la época cuando yo era un adolescente, cuando ocurrió este incidente, yo sabía que no podía decirle a nadie. Si yo trataba de explicar la verdadera razón por la que yo me había herido a mí mismo, nadie fuera de la sociedad de Lucifer me hubiera creído. Y mi esperanza secreta era que el Barón no vería la verdad a través de mi cortina de engaño.

Varios meses más tarde, después de que me había recuperado lo suficiente y era capaz de caminar otra vez, Bob me contactó. Cuando me reuní con él, James estaba con él. James llevaba una caja de madera. Me pareció extraño que estuvieran juntos porque no pensé que se conocían. Bob explicó que ya no era leal al Barón y que James lo había convencido de hacer cosas que ayudarían a socavar el poder del Barón. Resultó que James era más que un miembro de una sociedad secreta de Marianistas heréticos. Él era uno de un grupo de líderes de un movimiento de resistencia contra las sociedades secretas luciferinas. Y Bob había decidido unirse a este movimiento de resistencia.

Me llevó un rato asimilar todo esto. Era difícil creer que alguien que era tan entusiasta sobre ser un Satanista repentinamente se volvería contra eso. Pero yo tenía sentimientos encontrados acerca de Bob. Él me había explotado de maneras terribles. Por otra parte, en ocasiones él había expresado desprecio por el satanismo y lo que le había hecho a su familia. Mientras hablaba con James y Bob, me di cuenta de que Bob podía haber atravesado un cambio. Recordé cómo yo había sido cambiado por mi tiempo con James y los otros bibliotecarios. Había habido un cambio en mi conciencia espiritual, y tal vez Bob había experimentado algún despertar espiritual similar.

Bob expresó su preocupación por cómo me había herido a mí mismo y dijo que él sabía que no era un accidente. También dijo que el Barón no creía que fue un accidente y estaba enojado conmigo. Dijo que yo tenía que ir a la finca del Barón y reunirme con él y dos representantes del Comité. Si no les gustaba lo que escucharan, podrían matarme.

A diferencia de Bob, James quedó impresionado por lo que yo había hecho. Dijo que por doloroso que fuese, valía la pena semejante lesión para evitar asistir al Casamiento de la Bestia. Él creía que los rituales satánicos hacían un daño al alma que era más difícil de curar que el daño al cuerpo. James me había traído algo que él creía que podría ayudarme a sobrevivir a la ira del Barón. Me había traído la única copia existente de El Libro de las Sombras de Susan la Envenenadora.

Miré en la caja, y ahí estaba. Verlo otra vez hizo subir piel de gallina por mi columna vertebral. James y Bob habían elaborado una estrategia que creían que podría salvarme. Pero yo tenía que enfrentar al Barón. Si me escapaba, el Barón mataría a mi madre y lo haría parecer un accidente. Si iba a la policía y trataba de hablar de satanismo criminal, el Barón mataría a toda mi familia y cuando él viniera a matarme sería de alguna manera que fuese lenta y dolorosa. La policía no me creería de todos modos, y lo único que resultaría de ello sería que el Barón podría tener que enviar a Ole Jack por allí a hacer algunos sobornos. Si iba ante el Barón y los dos representantes de la Comisión, podría ser asesinado. Pero el Barón también había sido afectuoso conmigo, así que si él sí hacía que me maten probablemente sería de una manera que no fuese demasiado imaginativa -- algo rápido y sencillo. Pensé en el libro que estaba en la caja, y me di cuenta de que podría ser mi salvación, así que estuve de acuerdo en asumir el riesgo e ir a ver al Barón con Bob.

Cuando llegamos allí, Bob y yo fuimos llevados al sótano negro. El Barón tenía puesta una bata negra con una capucha, al igual que los otros dos hombres que se sentaban a cada lado de él. Sostuve la caja de madera delante de mí, pensando que era como un escudo que podría protegerme.

En una voz estridente teñida con enojo el Barón dijo: "¿Qué tienes que decir en tu defensa?"

James y Bob me hicieron memorizar lo que querían que yo dijera al Barón, y me habían entrenado en cómo hacer mi declaración apropiadamente. Yo incliné mi cabeza ligeramente mirando a los pies del Barón en vez de su cara.

En una voz calmada pero respetuosa dije: "Yo sé que lo he ofendido y me disculpo por esto. No tengo excusas. Pero también sé que tengo que hacer expiación. Así que le he traído un regalo, algo que sé que usted desea."

El Barón me hizo un gesto para que yo me acerque y dijo: "Tráelo aquí, aunque no puedo imaginar lo que piensas que deseo que no posea ya."

Le entregué la caja. Miró la etiqueta de latón en la portada que decía El Libro de las Sombras de Susan la Envenenadora. Él se sacó la capucha, se arrodilló en el suelo y abrió la caja. Suavemente sacó el libro examinándolo. Él lo abrió cuidadosamente y comenzó a pasar lentamente las páginas. Se quedó boquiabierto.

Él dijo, "¡Por las grandes bolas de Satanás! ¡Lo lograste! Me lo trajiste. Este es. ¡Este es realmente él! No puedo creer que lo rescataste de los bibliotecarios."

Entonces él me miró agudamente y preguntó: "Dime la verdad, porque lo sabré si estás mintiendo. ¿Fue una mujer o un hombre en su grupo que trajo esto de su biblioteca para ti?"

"Fue un hombre", respondí sinceramente.

El Barón se rió efusivamente y dijo: "Oh, Kathy, cachonda zorra gay. Tenía que ser un hombre. Algún homosexual latente que no pudo resistirse a tus encantos. Así que les quitaste el libro mediante la seducción y pensaste guardarlo para ti. Pero ahora te das cuenta que debes aplacar mi ira. Y eso has hecho. Así sea, si se me ocurre una manera de salvar tu vida inmerecida, lo haré."

El Barón había asumido que yo había usado sexo gay para hacer que un bibliotecario varón robara el libro para mí, así que no le aclaré nada. El sexo no tuvo nada que ver con por qué James me dio el libro. Pero era mejor para el Barón si él asumía que yo era gay en vez de que él supiera que yo simplemente odiaba el satanismo.

El Barón puso cuidadosamente el libro de vuelta en la caja. Mientras lo hacía la expresión en su rostro era como la de una madre cariñosa que ponía a su bebé en una cuna. Abrazando la caja con el libro adentro contra su pecho el Barón volvió a sentarse. Pidió ver mi pie herido. Les mostré. Uno de los satanistas sádicos con él se puso sexualmente excitado cuando vio mi lesión. Pero el Barón parecía triste.

Me dijo, "Oh, mi muchacho, yo tenía tan grandes esperanzas para ti. Hubieras sido un satanista tan maravilloso. Pero lo tiraste todo por superstición tonta. Le diste la espalda a la grandeza y la gloria".

Miró a Bob, quien dio un paso al frente.

El Barón le dijo, "Esto todavía me deja con el problema de que él sabe demasiado para ser alguien de afuera de nuestra organización. Y al no haber él aceptado la iniciación ni hecho el juramento de secreto, nosotros simplemente no podemos confiar en él."

Bob dijo: "Tengo una solución a ese problema. ¿Recuerda que le hablé de esa pareja?. Esos científicos que son expertos en la memoria humana. Estuvieron involucrados durante años en uno de los proyectos de investigación de MK Ultra. Son iniciados Luciferinos, respetados miembros de la sociedad de Lucifer. Ellos nos pueden ayudar y están dispuestos a hacerlo".

El Barón dijo, "¿Ellos pueden borrar su memoria?"

Bob respondió: "Le prometo que ellos se encargarán de él, y usted nunca escuchará de él otra vez".

"¿Garantizas esta promesa con tu vida?"

"Sí, lo hago", dijo Bob.

"Muy bien entonces, anda y llévatelo contigo. Asegúrate que él nunca regrese".

Nos fuimos, y nunca más volví a ver al Barón o su mansión. Y me alegré de eso. Después de que nos alejamos un poco de la finca, Bob me dijo que me podía quitar las gafas de sol oscurecidas. Por primera vez yo no estaba con los ojos vendados y podría haber memorizado el camino a la propiedad del Barón. Pero no lo hice. Yo estaba contento sólo con estar lejos de él.

Mientras viajábamos juntos, le dije a Bob, "No quiero que mis recuerdos sean borrados".

Bob dijo: "No te preocupes, estas personas no borrarán tus recuerdos, te ayudarán. Estos científicos de los que hablé al Barón están secretamente aliados con James. Puedes confiar en ellos."

Al escuchar esto, me sentí mejor. Yo confiaba en James. Si estas personas eran sus amigos, yo creía que yo estaría seguro con ellos.

Todavía había sido durante el día cuando visitamos al Barón, pero al atardecer se acercaba cuando nos reunimos con James otra vez. Bob había conducido de una manera loca durante la última hora, sacudiéndose cualquier cola que el Barón podría haber enviado a seguirnos. Nos reunimos con James en un parque y nos sentamos juntos a una mesa de picnic, y hablamos. Nubes de tormenta se estaban acercando a la distancia.

Bob explicó que durante los últimos meses, su hermana y él habían estado en un retiro dirigido por James y otros que se oponían a las sociedades secretas luciferinas. Bob había llegado a creer que el Luciferismo era un sistema de control mental y que a él le habían lavado el cerebro desde la niñez. Cuando él había estado en este retiro, lo habían desprogramado.

Ese año y medio cuando él había estado viajando y yo no lo había visto, él había visto cosas que habían causado que él se volviera totalmente desilusionado con la Sociedad de Lucifer. El Barón lo había enviado en nombre del Comité para documentar en película los rituales y prácticas de los satanistas en sociedades secretas alrededor del mundo. Estos eran grupos satánicos que estaban de alguna manera bajo el control del Comité. Pero no todos tenían las mismas prácticas. Así que Bob hizo un registro en película de todas sus diversas prácticas.

Bob explicó que él fue elegido para esta misión porque él se había hecho famoso en el Comité por sus películas pedófilas. Las películas y fotos de Bob eran populares entre los miembros del Comité y sus amigos. Bob había estudiado cuidadosamente el proceso para hacer películas y se tomaba en serio sus películas de pornografía infantil. Muchos en el Comité, y otros ricos Luciferinos alrededor del mundo, consideraban que él era un artista del cine. Sentían que sus películas eran de una calidad excepcional.

Toda su charla sobre pornografía infantil me hizo sentir enfermo de mi estómago, especialmente porque yo había sido forzado a protagonizar algunas de esas películas. Cuando Bob habló con un sentido de orgullo de cómo sus películas eran admiradas, pude ver la ira en los ojos de James, pero él no dijo nada. Dejó que Bob siguiera alardeando.

Bob explicó que con las presentaciones y las cartas de autoridad fue a grupo satánico tras grupo satánico y filmó sus prácticas. Según Bob, estas prácticas variaban enormemente. El satanismo ha existido por mucho más tiempo que lo que la mayoría de las personas en la sociedad en general comprende. Pero hasta bastante recientemente, los satanistas han mantenido su secreto. Y los diferentes grupos han desarrollado diferentes prácticas. Algunas son muy conservadoras y ritualistas. Pero en California, impulsadas por el LSD y otras drogas, las prácticas satánicas a veces habían llegado a ser muy grotescas. Bob había visto cosas que lo habían conmocionado incluso a él. Había grupos que tenían prácticas que involucran violencia extrema. Y algunos ricos aristócratas en Europa eran excéntricos en su amor por el canibalismo.



Bob había filmado fielmente todo esto como si nada le molestara. Pero por dentro él se sentía como si estuviera perdiendo la razón. Un satanista amigo suyo había percibido que Bob se había desilusionado con el Comité y la Sociedad de Lucifer. El amigo de Bob era parte de un grupo de resistencia que estaba tratando de cambiar la Sociedad de Lucifer. Bob contactó a este mismo grupo de resistencia del cual James era miembro, y Bob pasó tiempo en un lugar llamado "El Retiro". Era un lugar donde las personas que habían sido sometidas a abuso Luciferino podían ir a terapia. El Retiro desprogramaba miembros del culto satánico. Bob había ido allí y había desarrollado un cambio de actitud acerca del satanismo. Obviamente él aún era insensible sobre el asunto de la pornografía infantil, pero me di cuenta de que él había cambiado de algún modo.

James quería que yo recibiera la terapia que me ayudaría a superar los efectos de mi abuso infantil ritual. Al hablar con él, me di cuenta de que esto probablemente sería una buena cosa. Me dijeron que querían organizar que yo me reuniera con una pareja casada que había desarrollado una forma avanzada de terapia. Estuve de acuerdo.

Tanto James como Bob hablaron de la importancia de mantener el secreto de la Sociedad de Lucifer. Aunque el Barón oficialmente me había perdonado, él todavía tenía micrófonos en casa de mis padres y me tendría bajo vigilancia de vez en cuando. Si yo saliera a la luz pública con lo que sabía acerca del satanismo, no haría ningún bien y haría que me maten a mí y a mi familia. El secreto era necesario para proteger a la resistencia del Comité también. James y Bob me explicaron un conjunto de protocolos para organizar reuniones y formas de contactar con ellos. Repitieron los protocolos una y otra vez hasta que yo los hube memorizado.

James dijo que el grupo de resistencia contra la Sociedad de Lucifer tenía un símbolo. Él no lo había elegido, pero a los otros les gustaba. Era el símbolo astrológico del planeta Júpiter. Según un antiguo mito, el antiguo dios Saturno tenía la costumbre de matar a sus propios hijos. Pero Júpiter era uno de los niños que habían escapado a ese destino. Cuando creció, Júpiter había derrotado al malvado viejo Saturno asesino de niños. Así que por eso Júpiter se convirtió en el símbolo de la resistencia.



Simbolo de Jùpiter de la resistencia. (una especie de 2 y un 4 combinados).






Simbolo de Jùpiter y los demàs planetas.

Mientras yo estaba sentado a la mesa de picnic con ellos, vi que en las nubes de tormenta que se aproximaban había un relámpago ocasional. Contamos los segundos entre ver los destellos y escuchar el trueno. La tormenta estaba aún muy lejos. Pregunté si Júpiter era uno de esos antiguos dioses que lanzaban relámpagos por ahí. James dijo que los antiguos mitos lo describían así.

Pensé en Susan la Envenenadora. Ella había orado a Satanás y él la había recompensado con un rayo que le dio a su familia calor y alimentos. Los cazadores de brujas cristianos de su tiempo asesinaban mujeres inocentes en nombre de Cristo, y Satanás era su enemigo. Así que ella adoró al enemigo de sus enemigos. Pensé en cómo el nombre de Dios no importa tanto. Adoras al Dios que hace que caiga un rayo para salvarte. Los Luciferinos de mi tiempo asesinaban gente inocente justo como los cazadores de brujas cristianos de la época de Susan asesinaban personas inocentes. Yo adoraba a Dios, y él me dio un rayo en forma de inspiración. Él me inspiró a herirme a mí mismo, y así me escapé de los satanistas de quienes yo había estado tratando de escapar desde la infancia. Ahora yo era un miembro de un grupo de resistencia que de alguna manera se oponía al Comité y a la Sociedad de Lucifer. Aunque ella era una satanista, sentí cierta empatía por Susan. Después de todo, mi vida acababa de ser salvada por El Libro de las Sombras de Susan la Envenenadora.

Resistencia a través de la Terapia.



Para mí, la resistencia comenzó curándome a mí mismo, y las personas que me enseñaron a hacer eso eran una pareja casada. Voy a llamarlos el señor y la señora Fabian,[15] aunque ese no era su verdadero nombre. Ellos no se consideraban a sí mismos como los líderes de la resistencia, pero en cierto sentido ellos eran el corazón de la resistencia.

Eran miembros de una sociedad secreta que llamaban los Iluminati. Se habían unido a los Iluminati cuando eran jóvenes e idealistas. Habían creído que los Iluminati iban a crear un gobierno mundial utópico. Tenían una concepción idealista de cómo sería ese gobierno mundial. Ellos se imaginaban una versión modernista de La República de Platón. Si has leído el libro de H. G. Wells, Nuevo Orden Mundial, entonces tienes una idea de lo que ellos estaban conceptualizando. Este sería un paraíso científico y secular. No habría ninguna guerra, crimen ni pobreza. Todo el mundo creería en la misma filosofía. Pero para crear este paraíso utópico, tendrían que ayudar a socavar la soberanía de naciones como Estados Unidos. Esto podría requerir algunas dificultades por parte de los estadounidenses, pero cuando lo lograran los Iluminati crearían algo parecido a las Naciones Unidas para el mundo entero. Sólo a las personas iluminadas y educadas les sería permitido votar en este gobierno global. La economía sería socialista. Y todos vivirían felices para siempre. Ese era su sueño poco realista. Pero en otros aspectos eran muy inteligentes.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los Fabian habían sido reclutados en uno de los muchos proyectos de investigación de MK Ultra. Tenían diplomas en psicología y ciencias. Se sintieron afortunados porque iban a hacer investigación avanzada en la mente humana. Ellos creían que el control mental MK Ultra podía utilizarse para reprogramar a las personas para hacerlas mejores. Pensaron que podría ser utilizado para borrar una personalidad demente y reprogramar al individuo con una personalidad nueva y racional. Pensaron que podría ser utilizado para reprogramar la mente de los criminales de modo que se convertirían en ciudadanos respetuosos de la ley.

Sin embargo, después de años de trabajar dentro del sistema de los Iluminati, los Fabian se dieron cuenta de que era totalmente corrupto. Algunos de los líderes Iluminati practicaban formas de satanismo de núcleo duro. Había abuso de niños, canibalismo, sacrificio de animales e incluso sacrificios humanos, ocurriendo entre algunos de los miembros de los Iluminati. Además, las sociedades secretas luciferinas que eran controladas por los Iluminati y que servían a los Iluminati eran realmente sólo organizaciones criminales. Y algunos de estos grupos estaban practicando grotescas prácticas satánicas que involucraban abuso infantil y violencia. Los idealistas Fabian llegaron a darse cuenta que el verdadero objetivo de los Iluminati no era crear una Utopía; el verdadero objetivo de los Iluminati eran la codicia y el poder. Y los Fabian llegaron a darse cuenta de que las técnicas de control mental MK Ultra no estaban curando la locura. Estaban volviendo dementes a las personas y destruyendo su salud. Así que los Fabian se desilusionaron con el liderazgo de los Iluminati y el Comité que dirigía las sociedades secretas Luciferinas.

El Sr. y la Sra. Fabian eran personas de buen corazón. Se sentían mal por haber estado involucrados con algo que lastimaba a la gente. Ellos estaban motivados por un sentido de moralidad. Querían reformar a los Iluminati, haciéndolos menos corruptos y querían sanar y desprogramar a las víctimas del MK Ultra y el Abuso Ritual Satánico.

Había un tipo de movimiento de reforma dentro de los Iluminati, y algunos de sus miembros utilizaban el símbolo astrológico de Júpiter como su logotipo. Los Fabian se involucraron con este movimiento de reforma, y sin permiso de la dirección de los Iluminati, empezaron a sanar y desprogramar personas. Los Fabian eran realmente unos genios. Y los Iluminati apreciaban lo inteligentes que eran, así que ellos sí tenían permiso del Comité para hacer investigación sobre la naturaleza de la mente humana. Además, el liderazgo Iluminati sí quería tener la habilidad de reparar las mentes de las personas sometidas a control mental MK Ultra, sólo en caso de que necesitaran a algunas de esas personas en el futuro. Así que mientras los miembros del Comité pensaban que los Fabian estaban trabajando para ellos, el Sr. y la Sra. Fabian estaban en realidad tratando de socavar la autoridad del Comité.

En realidad, yo no estaba rompiendo ninguna de las reglas del Comité cuando accedí a ir a terapia con los Fabian. Dos representantes del Comité estaban con el Barón cuando él autorizó a Bob a enviarme con el señor y la señora Fabian. Aunque el Barón estaba esperando que ellos borraran mis recuerdos, en realidad él no había exigido eso. Él simplemente concordó con Bob que enviarme con estas personas sería una solución, de modo que yo no tuviera que ser asesinado.

Cuando conocí a los Fabian, no me importaba su filosofía personal o su política. Sólo me importaba el hecho de que me estaban ayudando. Realmente no me importaba por qué.

Ellos creían que las personas que sufren de control mental basado en trauma necesitan un enfoque especial en la terapia. Así que su sistema de terapia era diferente de la terapia convencional. Tenían un complejo situado en una zona rural. Lo llamaban El Retiro (The Retreat). Allí, ellos podían trabajar para desprogramar y curar a las personas que sufrían de trastornos de personalidad múltiple. Yo nunca fui a El Retiro, pero sí hablé con gente que había ido, y era un lugar de sanación psicológica profunda.

Pero los Fabian también tenían un pequeño centro de tratamiento cerca de donde yo vivía con mi familia. Ellos no tenían una oficina en un edificio de la misma forma en que la mayoría de los terapeutas convencionales tendrían. Tenían una casa en las afueras de St. Louis. Pero no era la casa en que vivían. Yo nunca vi su hogar. El centro de tratamiento era una casa en un pequeño rancho, con un patio grande, y lo usaban exclusivamente para la terapia e investigación.

Nunca vi dónde exactamente estaba ubicada la casa del centro de tratamiento porque, cada vez que me llevaron allí, yo usaba gafas de sol envolventes que habían sido pintadas de negro como un tipo de venda para los ojos -- que era el procedimiento estándar para cualquier persona involucrada en sociedades secretas Luciferinas o la resistencia. Por supuesto, me había resignado a ese tipo de cosas en ese momento. Pero esta vez, en lugar de estar con los ojos vendados para que yo pudiera ser llevado a un lugar de abuso, me estaban vendando los ojos para que yo sea llevado a un lugar de sanación.

Las sesiones de terapia de los Fabian tendían a ser de cuatro o cinco horas de duración. Así que eran mucho más intensivas que la terapia convencional. La terapia comenzaría alrededor de las 11 a.m., haríamos una pausa durante aproximadamente una media hora para tomar un almuerzo ligero vegetariano, luego trabajaríamos en diversas terapias hasta aproximadamente las 3 p.m. más o menos. La cantidad de tiempo que pasábamos era flexible y las terapias que utilizamos eran únicas.

Una sesión de terapia típica sería algo así:

Yo llegaría en autobús a un centro comercial y esperaría en el estacionamiento por el Sr. Fabián. Él pararía en su automóvil. La matrícula en la parte delantera del coche habría sido cubierta con salpicaduras de lodo para que yo no pudiera verla. El Sr. Fabián me saludaría de una manera amistosa y nos daríamos la mano. Yo le enseñaría lo que había en mis bolsillos, y él me registraría brevemente en busca de armas. Una de sus reglas era que los clientes nunca podrían llevar armas al centro. Una vez en el coche, yo me pondría las gafas de sol oscurecidas. Y charlaríamos un poco mientras él conducía. Generalmente me preguntaba si me sentía bien y estaba listo para el tratamiento, lo cual yo siempre estaba. Entonces él pondría música clásica en la radio y conduciríamos en silencio. Nunca ponía música pop. Él sentía que la música clásica era mejor para establecer el estado de ánimo para la terapia. Cuando llegábamos al centro, yo me quitaría las gafas y él me registraría nuevamente, esta vez más a fondo. Este tipo de procedimientos de seguridad se usaba con todos sus clientes porque algunas personas que han sido sometidos a control mental basado en el trauma en realidad tienen el potencial de volverse violentos, hasta que ellos son estabilizados. También los Fabian eran ambos expertos en artes marciales y en realidad podían manejar a cualquier cliente que pudiera perder el control y volverse violento.

Tras el cacheo final iríamos adentro. La señora Fabian me saludaría afectuosamente y nos daríamos la mano. Luego nosotros tres nos sentaríamos en la sala de estar. Tendrían una jarra de agua y vasos sobre una mesa y nos sentaríamos y charlaríamos un rato. Al principio, tendríamos una pequeña charla. La señora Fabian podría hablar de lo que ella había hecho con el jardín en el patio. Y yo podría hablar brevemente sobre lo que estaba pasando en mi vida: si leía buenos libros y así sucesivamente.

Luego entraríamos en lo que llamaban los Preliminares. Los Preliminares eran los temas que debían abordarse antes de entrar en la sesión de terapia principal. Las primeras veces que yo estuve en terapia con ellos siempre me conectarían a una máquina de detector de mentiras mientras hacían los Preliminares, pero cuando se convencieron de que yo estaba siempre comprometido a ser honesto con ellos, dejaron de utilizar el detector de mentiras. Otra razón por la que utilizaban la máquina de detector de mentiras era que algunos de sus clientes tenían personalidades múltiples; y la personalidad primaria no siempre sabía las cosas que su personalidad álter había hecho. Así que la máquina del detector de mentiras podría decir si un álter primario había hecho algo de lo cual la personalidad primaria. no sabía Pero eventualmente lo Fabian llegaron a darse cuenta que yo no tenía una personalidad álter y que estaba comprometido a siempre ser honesto con ellos, así que después de una serie de sesiones de terapia, decidieron dejar de usar la máquina durante los Preliminares.

Durante las preliminares, el Sr. Fabián haría una serie de preguntas de una lista. Mi recuerdo de las preguntas era que abordaron cuestiones de salud y bienestar. Éstas serían preguntas como:

• ¿Fumaste marihuana en algún momento durante las últimas dos semanas?

• ¿Consumiste alcohol en algún momento en las últimas 36 horas?.

• ¿Tuviste alguna reacción desagradable a la última sesión de terapia?

• ¿Hiciste grandes cambios en tu estilo de vida desde la última vez que nos reunimos?

• ¿Has estado enfermo desde la última vez que nos reunimos?

• ¿Has tenido un episodio de angustia emocional desde la última vez que nos reunimos?

• ¿Has sido víctima de violencia desde la última vez que nos reunimos?

• ¿Has cometido un acto de violencia desde la última vez que nos reunimos?

• ¿Has cometido algún delito desde la última vez que nos reunimos?

• ¿Tuviste algún problema social desde la última vez que nos reunimos?

• ¿Tuviste un problema grave en la vida desde la última vez que nos reunimos?

• ¿Has formado alguna nueva relación desde la última vez que nos reunimos?

• ¿Tienes algún asunto que necesitas tratar antes de adentrarnos más en la terapia?

Cuando yo contestaba "Sí" a cualquiera de esas preguntas, los Fabian entrarían en un diálogo conmigo acerca de ello. Estas discusiones tomarían cantidades variables de tiempo. Las primeras dos sesiones de terapia que tuve con los Fabian, en su mayor parte sólo tratamos con los Preliminares. Para el momento en que empecé la terapia con los Fabian, me había convertido en un joven algo problemático. Los años de abuso habían cobrado su precio en mí. A veces me metía en peleas con otros chicos. A veces yo cometía actos de vandalismo. A veces yo robaba cosas. Mis relaciones con otras personas tendían a ser problemáticas. A menudo me metía en problemas en la escuela. A veces bebía alcohol. Estaba empezando a experimentar con drogas. Yo era un típico delincuente juvenil. Los Fabian sentían que tenían que ayudarme a estabilizar mi vida antes de que empezáramos las técnicas de terapia profunda. Y para eso es lo que eran los Preliminares: para ayudar al cliente a lidiar con los problemas del mundo real y a estabilizarse.

El enfoque terapéutico de los Fabian era que tú eras responsable de tu proceso de terapia y que ellos estaban allí como tus maestros y guías. Dejaban claro que ellos no eran figuras parentales y que no tolerarían el comportamiento infantil. La actitud era que éramos todos adultos y nos comunicaríamos como adultos. Tenía que haber respeto mutuo. Y cooperación plena con el proceso de la terapia era exigida del cliente. Las personas que los veían estaban generalmente desesperadas por ayuda, así que generalmente ellos obtenían cooperación.

Los Fabian no querían dinero alguno por la terapia. Pero dejaban claro que si te curabas lo suficiente y llegabas a ser completamente desprogramado del control mental, esperaban que les retribuyas uniéndote a su movimiento de resistencia. Y esto es algo que yo estaba dispuesto a hacer.

Tenían ciertas reglas acerca de las drogas y el alcohol. El cliente tenía que estar sobrio en el día de la sesión de terapia y no debía beber alcohol durante 36 horas antes de la terapia. El cliente no debía haber fumado marihuana durante un período de dos semanas antes de una sesión de terapia. El cliente no debía beber bebidas con cafeína en la mañana antes de la terapia, ni se permitía al cliente beber bebidas con cafeína durante una sesión. Desaconsejaban a los clientes experimentar con drogas duras.

Tuve problemas con esas reglas porque: la mayoría de los otros adolescentes con los que yo socializaba bebían alcohol y fumaban marihuana, yo conocía muchas personas que experimentaban con otras drogas, y a veces experimenté con otras drogas yo mismo. Pero yo no estaba en terapia con los Fabian todo el tiempo. Así que me las arreglé para resolver la manera de estar tan limpio y seco como yo debía estar, con el fin de estar en terapia con ellos.

Lo que los Fabian llamaban el "sistema de memoria" es la totalidad de las funciones mentales que de alguna manera se relacionan con cualquier tipo de memoria. Gran parte de su enfoque de terapia consistía en rehabilitar el sistema de memoria. Ellos consideraban que la experiencia del trauma causaba que el sistema de memoria se vuelva disfuncional.

Otro principio en el que creían era que la personalidad y la memoria están relacionadas. Las personas que sufren de Trastorno de Personalidad Múltiple realmente sufren de Trastorno de Sistema de Memoria Disfuncional. Así que mediante la sanación del sistema de memoria, muchos de los problemas de la personalidad del individuo se resuelven.

Muchas otras formas de terapia también se ocupan de la memoria, pero enfoque de los Fabian era diferente. Ellos creían en evitar la confrontación con los recuerdos que contienen trauma. Creían en un enfoque indirecto en la rehabilitación del sistema de memoria. Realizarían un análisis profundo de los recuerdos felices que no contienen trauma. Esto causaría una rehabilitación lenta y sutil del sistema de memoria.



Las personas que han experimentado traumas intensos son diferentes de las personas que acuden a los terapeutas con problemas comunes de depresión o neurosis. Si el terapeuta intenta contactar directamente con los recuerdos que contienen trauma intenso, esto puede volver a traumatizar al cliente. El cliente podría volverse violento en la sesión o volverse suicida. Esto también puede crear una desestabilización de la personalidad del cliente que hace imposible su estilo de vida general. Algunos terapeutas utilizan hipnosis para intentar alcanzar y sanar recuerdos basados en el trauma. Pero los Fabian sentían que la hipnosis debe evitarse porque a veces resulta en confabulación,[16] en la cual recuerdos reales pueden ser confundidos con imaginación. Contactar con un recuerdo doloroso con hipnosis sigue siendo una re-traumatización del cliente y ellos eran cuidadosos para evitar eso. Aunque entendían la hipnosis, rara vez la usaban excepto para ayudar a estabilizar la vida de un cliente. Así que los Fabian desarrollaron un enfoque diferente para tratar con clientes que sufren de control mental basado en trauma.

Otro principio sobre el que operaban, era la creencia de que la mente subconsciente contiene sabiduría. Ellos creían que si haces cosas para rehabilitar el sistema de memoria de manera general, la mente subconsciente soltará una conciencia de los recuerdos dolorosos en la mente consciente en un momento y de una manera que el cliente podría aceptar, sin volver a ser traumatizado. Y ellos asignaban varias prácticas, que el cliente haría como tarea (fuera de las sesiones), que ayudarían en este proceso.

Por supuesto, algunos recuerdos dolorosos inevitablemente surgieron durante los Preliminares, pero esos recuerdos dolorosos no serían analizados profundamente. Durante los Preliminares usaban terapia de conversación (psicoterapia) para ayudar al cliente a lidiar con los problemas en su vida en el tiempo presente, pero no hablarían extensamente de los recuerdos dolorosos durante los Preliminares. Por ejemplo, después de una de sus preguntas durante uno de los Preliminares, surgió que yo había discutido recientemente con una de mis novias con quien yo salía. No analizamos la discusión o mis malos sentimientos acerca de la discusión. Hablaron conmigo sobre las estrategias que yo podría usar para llevarme mejor con mi novia. Y cuando sentí que el tema había sido abordado adecuadamente, pasamos a otra cosa. Ellos creían firmemente que el análisis profundo de la memoria era sólo para ser utilizado en los recuerdos felices.

Este análisis profundo de los recuerdos felices era estructurado de una manera útil. Por ejemplo, al principio cuando yo estaba trabajando con los Fabian, estaban preocupados por mis problemas de delincuente juvenil, tales como meterme en peleas, robar y beber alcohol. Así que los recuerdos felices que elegimos para hacer un análisis profundo fueron de tiempos cuando yo disfrutaba siendo no violento y estando en paz. También hicimos un análisis profundo de los momentos cuando yo disfrutaba estar en una tienda sin hurtar y los momentos en que me divertí cuando yo estaba sobrio. Este era un énfasis en los comportamientos positivos que ellos querían reforzar en lugar de un énfasis en los comportamientos negativos que querían disminuir o eliminar. Y este enfoque tendía a funcionar de manera muy eficaz.

A veces durante la sesión de terapia, el cliente tendría una comprensión o "epifanía" (revelación). Esto sería cuando de pronto descubriste algo importante acerca de tu comportamiento. Por ejemplo después de hacer un análisis profundo de un grato recuerdo de mí estando en una tienda sin robar, me di cuenta de por qué yo había estado robando. Durante los momentos cuando yo estaba siendo entrenado en Luciferismo por Bob y otros, siempre criticaron los valores cristianos, especialmente los Diez Mandamientos. Me dijeron que la moral cristiana te debilitaba y que el rechazo satánico de la moral cristiana te hacía fuerte. Así que subconscientemente, obtuve la idea que si yo robaba cosas, esto violaría uno de los Diez Mandamientos y eso me haría fuerte. Por supuesto esta era una idea loca que era contenida en un nivel subconsciente de la mente. Así que cuando fui consciente de mis motivaciones, rechacé esa creencia inconsciente. Y una vez que tuve esa comprensión, nunca robé otra vez.

Si, durante la sesión de terapia, un cliente se pusiera disgustado porque un recuerdo del trauma había sido desencadenado de alguna manera, los Fabian siempre traían la atención del cliente de nuevo al tiempo presente. Ellos nunca te dejarían atascado en un recuerdo que contiene trauma. Ellos te llamarían por tu nombre completo. Indicarían la fecha y la hora actual. Y harían que mires a tu alrededor a tu entorno en el tiempo presente. Podrían incluso hacer la sugestión verbalmente, "Quédate aquí ahora".

Cuando estuve por primera vez en terapia me preguntaron cuál era mi nombre. Esto era una práctica común porque a menudo trataban con personas que tenían múltiples personalidades y querían saber con quién estaban tratando. Cuando me preguntaron, contesté que yo era "Kathy".

Tuvimos una discusión sobre esto. Decidieron que yo no tenía múltiples personalidades, pero sí tuve momentos de inconsciencia que no podía recordar. Yo también tenía una gran cantidad de trauma sexual que podía recordar. Finalmente estuvieron de acuerdo en que Kathy era parte de mi nombre. Era un apodo. Yo tenía un nombre legal completo, que estaba en mi certificado de nacimiento -- primer nombre, segundo nombre y apellido. Pero también tenía un apodo. Preguntaron si yo usaba el nombre Kathy porque me identificaba como gay o afeminado, y dije "No". Les dije que Kathy era el apodo que yo usaba cuando estaba haciendo algo que debía mantenerse en secreto. Y habíamos acordado que estas sesiones de terapia debían mantenerse en secreto, así que yo era Kathy. Mi razonamiento tenía sentido para ellos. Después de eso, siempre me llamaron Kathy. A mi modo de pensar, la gente en la resistencia que me llamaba Kathy era como los fans de Alice Cooper llamándola Alice.

Los Fabian consideran la identificación de tu verdadero nombre como muy importante para lo que hacían. Esto era porque las personas que sufren experiencias traumatizantes intensas a menudo tienen problemas de identidad. No todas las personas tienen múltiples personalidades, pero había problemas de identidad menores.

Yo ciertamente sí tenía serios problemas con respecto a mi identidad. Mi principal problema se centraba en si yo era o no un cristiano o un Luciferino. Y ese asunto nunca fue totalmente resuelto en el curso de la terapia. Me tomó más que terapia para que yo resuelva eso. Los Gentiles Seguidores de María me habían ayudado a hacer un avance espiritual, pero no eran exactamente cristianos tradicionales. Y mi único contacto con alguno de ellos después de que su biblioteca cerró fue que vi a James en raras ocasiones. La mayoría de la gente en este grupo de resistencia todavía pensaban de sí mismos como Luciferinos, pero se consideraban que eran Luciferinos reformados. Así que esa cuestión filosófica siguió preocupándome por años. Pero muchos de los otros problemas que tenía en mi vida fueron resueltos en la terapia.



Los Fabian también creían que la relación de la terapia era tanto una relación profesional como amistad personal. Este es un enfoque diferente al que la mayoría de los psicólogos ordinarios usan. La práctica típica para la terapia corriente es que el terapeuta hace preguntas y escucha al cliente, pero el terapeuta promedio no revelan nada personal. Los Fabian, sin embargo, hablarían de sí mismos a veces. Ellos sentían que era importante que tú sepas algunas cosas acerca de tus terapeutas. Ellos creían que la comunicación impersonal de la psicología ordinaria causaba transferencia. Esto es donde personalidades o experiencias del pasado del cliente son transferidas al tiempo presente de la sesión de terapia. Un ejemplo de esto podría ser, si una mujer tuvo un problema con su padre y ella comenzaba a pensar en el psicólogo como si él fuese su padre. En la psicología ordinaria, eso podría estar bien, porque si el terapeuta lo reconoce, entonces la psicoterapia ordinaria podría lidiar con eso. Pero en el trato con las víctimas del control mental basado en trauma, la transferencia podría ser mortal. Esto es porque tales víctimas han sido reiteradamente torturadas. Una transferencia donde el cliente de repente veía al terapeuta como un torturador podría ser un desastre.

La regla con la que los Fabian trabajaban era que el cliente siempre permanecería en conciencia del tiempo presente, excepto cuando haríamos un análisis profundo de un recuerdo puramente feliz. Así que los Fabian evitaban la tentación del cliente de entrar en transferencia teniendo una amistad personal con sus clientes. Esto no significaba que usted se juntaba con ellos después de la terapia. Esto significaba que te trataban como lo harían a un amigo y esperaban lo mismo de ti. Las víctimas de control mental basado en trauma necesitan sentir este tipo de conexión. Los Fabian no querían ser tus únicos amigos sin embargo. Ellos querían ayudarte a hacer otros amigos también. Y las víctimas de control mental basado en trauma a menudo tienen problemas para hacer amigos.

Los Fabian compartirían cosas sobre sí mismos con el cliente. Ellos te escucharían y se familiarizarían contigo, pero también insistirían en contarte cosas sobre ellos mismos. Eran cuidadosos de no revelar ciertas cosas. No daban sus nombres reales. No hablaban sobre sus familias. No te dejaban saber su domicilio. Pero sí hablaban de su filosofía personal en la vida, qué tipo de música les gustaba, qué tipo de comida les gustaba y cosas así. Si pasabas tiempo con ellos, tú sabías con quién estabas hablando y ellos te conocían.

Una sesión de terapia típica era algo así. Primero estarían los Preliminares. Generalmente eso duraba hasta alrededor del mediodía, más o menos. Luego comeríamos un refrigerio ligero vegetariano. Después de eso caminaríamos por el patio y miraríamos el jardín y los árboles. Si hablábamos en absoluto durante este paseo, sería una pequeña charla. Después de eso, iríamos adentro. El Sr. Fabián se sentaría a solas por un rato en una habitación donde él escucharía música clásica suave y bebería té de hierbas. Mientras él se estaba relajando, la señora Fabian haría ejercicios de estiramiento basados en yoga, y yo imitaría sus movimientos. Ella nunca haría movimientos que eran demasiado difíciles para mí, aunque ella una practicante de yoga avanzada. La imitación física era parte de la terapia. Las víctimas de trauma a menudo sienten que han perdido el control de sus cuerpos. Imitando gestos físicos hechas por un terapeuta, tú restauras la sensación de estar en control de tu cuerpo. También esto tendía a hacerme sensible a mis sensaciones físicas. Después de esto la señora Fabian entraría a su oficina y haría investigación mientras el Sr. Fabián trabajaba conmigo. En aquel momento él dirigiría un análisis profundo de un recuerdo feliz. Entonces una vez hecho esto, los tres de nosotros pasearíamos afuera por un rato y hablaríamos sobre cómo nos sentíamos acerca de la sesión de terapia de ese día. A veces nos sentaríamos por ahí en la sala de estar y me darían una conferencia sobre los principios de la psicología y otros métodos de terapia. Luego el Sr. Fabián me conduciría de regreso a mi parada de autobús.

Ellos trataron conmigo intensamente por más de un mes durante mis vacaciones de verano de la escuela. Yo había sido muy inestable como persona cuando empezamos. Pero yo era mucho más cuerdo, estable y feliz para el momento en que terminamos esa primera ronda de terapia intensiva. No todos mis problemas habían sido abordados, y yo entraría y saldría de la terapia con los Fabian durante un período de más de una década. Durante ese tiempo también trabajé con personas involucradas con la resistencia.

El Ascenso y Caída de Júpiter.



El Sr. Fabián me dijo una vez que él creía que Stanley Kubrick había estado al tanto de este movimiento de resistencia Júpiter y que había hecho referencia a él en su película2001.[17] La historia que escuché es que el guión original hacía que el dramático final de la película tuviese lugar en el espacio de Saturno. Esto habría significado que en la película cuando nace el niño del espacio (simbolizando el nacimiento de una Nueva Civilización Mundial) él habría nacido en alineación con Saturno. Y Saturno es un símbolo de Satanás. El famoso Luciferino, Sir Arthur C. Clark, planeó este final. Pero Kubrick inventó excusas para cambiar el final de la película al espacio de Júpiter. En un antiguo mito, Júpiter es descrito como el vencedor de Saturno y el fundador de una nueva civilización más justa. Así que Kubrick, que sabía acerca de los Iluminati, estaba haciendo una declaración desafiante al tener al niño del espacio flotando por ahí en alineación con Júpiter.

Para la época cuando la película 2001 se estrenó, lo único que pensé de ella fue que tenía efectos especiales geniales. Muchas décadas más tarde llegué a comprender el complejo simbolismo en la película, y puedo entender por qué el Sr. Fabián vio la película como una afirmación del movimiento de resistencia Júpiter. Señalo esto porque cuando yo era joven no entendía completamente lo que estaba pasando con la resistencia. Yo sabía que quería y necesitaba la terapia que recibía de los Fabian, y yo sabía que las personas que se identificaban con el símbolo de Júpiter de alguna manera estaban tratando de detener el abuso de niños organizado, así que la resistencia era algo que yo quería apoyar.


2001. Odisea en el Espacio.


Solamente ahora, muchas décadas después, sí comprendo lo que realmente estaba pasando. Senior, Shotzy, Bob y Ole Jack trabajaban todos para el Barón. Y él trabajaba para algo llamado el Comité y el Comité respondía a los líderes de los Iluminati. Las sociedades secretas Luciferinas han existido desde los tiempos antiguos. El propósito real de estas sociedades secretas es asegurarse de que los aristócratas ricos permanezcan ricos y en el poder. Estas sociedades secretas luciferinas se conocen todas entre sí, pero algunas de ellas son algo independientes la una de la otra. La Sociedad de Lucifer es un nombre para todas las sociedades secretas de todo el mundo cuando se piensa en ellas de manera colectiva. Pero ellas nunca han estado completamente unificadas. Los Iluminati tienen el objetivo de unificar todas estas sociedades secretas para crear un gobierno mundial único y todopoderoso. El Comité dirigía y coordinaba la actividad de muchas de las sociedades secretas luciferinas alrededor del mundo. En esos días, el Comité prácticamente dominaba las sociedades secretas en los Estados Unidos, Europa e Israel. El Sr. y la Sra. Fabian eran miembros de los Iluminati, y estaban haciendo trabajos de investigación para los Iluminati. Así que superaban en rango al Barón de alguna manera.

Sin embargo, el Sr. y la Sra. Fabian se unieron a un grupo de resistencia dentro de los Iluminati. Y a estos reformadores Iluminati les gustaba el simbolismo del antiguo mito de Júpiter. Estos miembros de los Iluminati en la resistencia no estaban tratando de destruir a los Iluminati. Ellos estaban intentando provocar un cambio en las políticas de los Iluminati. Esperaban reformar el Comité. Ellos querían reformar las sociedades secretas criminales gestionadas por el Comité. El objetivo de los Iluminati siempre ha sido permanecer invisible al público mientras lentamente toma el control del mundo. El grupo de resistencia Júpiter todavía estaba comprometido con ese objetivo. Sólo querían transformar los Iluminati en una realización de sus ideales utópicos. Querían deshacerse de los abusos MK Ultra, la prostitución infantil y los rituales satánicos violentos practicados por algunos grupos. Los líderes de la reforma como los Fabian querían estandarizar las prácticas rituales Luciferinas. Querían eliminar cosas como los rituales de sangre y la magia sexual. Muchos jóvenes que son reclutados por los Iluminati son idealistas. Cuando son reclutados se les dice que los Iluminati tiene una meta idealista. Cuando los Iluminati se apoderen del mundo, entonces, supuestamente, ellos crearán la utopía. Pero eso es sólo una Gran Mentira contada a los nuevos reclutas. La verdad es que los verdaderos líderes de los Iluminati son satanistas de núcleo duro. Su objetivo es destruir el mundo natural a través de geo-ingeniería y destruir la raza humana, reemplazándola con criaturas inteligentes deshumanizadas de algún tipo. Pero la mayoría de los miembros de este grupo de resistencia de Júpiter simplemente no entendía esto. Pensaban que los Iluminati podrían ser reformados para que cumplieran con las expectativas de su propaganda de reclutamiento idealista.

Así que este movimiento de resistencia era bastante limitado en alcance. Había cinco actividades principales de las que yo era consciente: terapia, difusión de información, actividades de organización, un ferrocarril subterráneo (ruta de escape, red de casas seguras) para fugitivos e imposición del secreto.

Estaba la terapia realizada por los Fabian y otros a quienes ellos entrenaron. Ellos tenían sofisticados sistemas para la curación de las víctimas de MK Ultra y Abuso Ritual Satánico. Y ayudaron a docenas de personas de las que yo conozco. Salvaron mi cordura.

Había un tipo de función informativa que algunos de los miembros de la resistencia desempeñaban. No todas las sociedades secretas luciferinas son iguales y no todos en los Iluminati son lo mismo. Entonces, hay personas que no están oficialmente en los Iluminati, pero que trabajan para ellos y son conscientes de sus objetivos. La frase "Nuevo Orden Mundial" se refiere a la meta de los Iluminati, y muchos de la élite global que sirven al Nuevo Orden Mundial también eran idealistas e ingenuos. Y estos globalistas idealistas no eran conscientes de los extremos de abuso, control mental y violencia que se utiliza en algunas sociedades secretas luciferinas. Bob y otros trataron de contactar a estos idealistas ingenuos para educarlos acerca de lo que realmente estaba pasando.

Los miembros de la resistencia involucrados en estas actividades se reunirían en secreto y tratarían de organizar y coordinar las actividades de los miembros. Asistí a una de estas reuniones organizativas y la mayor parte del tiempo se perdía mientras las personas discutían sobre quién debería estar a cargo y a quién debería permitírsele hablar. Y esta falta de un liderazgo claro era un problema serio.

James estaba involucrado en una especie de tren subterráneo para ayudar a la gente a escapar del sistema Iluminati. Él contactaría a personas que querían entrar en El Retiro donde ellos podrían ser desprogramados. El Retiro fue organizado y financiado por los Fabian, pero dejaron que James lo gestionara. Raramente iban allí ellos mismos. Y así, una vez que alguien se graduaba de El Retiro , James a veces los reubicaría, ayudándoles a crear nuevas vidas y nuevas identidades. Algunos de los que fueron sanados por El Retiro volvieron a trabajar para los Iluminati. La hermana de Bob comenzó una nueva vida, en la cual ella se casó y tuvo hijos. Bob, no siendo ya más leal a los Iluminati, volvió a trabajar para el Barón. Y James hizo posible este tipo de cosas.

Ole Jack se unió a la resistencia y se convirtió en una especie de ejecutor. Su trabajo era desalentar a cualquiera de nuestros miembros de delatar sobre lo que estaba haciendo nuestro grupo de resistencia. Él nunca fue autorizado a matar a nadie, pero podría hacer que sus hombres le dieran una paliza a alguien si amenazaba con violencia contra otra persona en la resistencia. Tenía formas de sobornar y chantajea a quien sea que se convirtiera en una amenaza para la seguridad. Pero principalmente usaba su conocimiento de la naturaleza humana para razonar con la gente.

Ole Jack era un hombre muy pragmático. No era un pederasta o un pervertido sexual. Nunca asistió a las orgías o los rituales. Había asistido al ritual de iniciación de la Boda de la Bestia, pero no creía en el satanismo. El Barón toleraba esta falta de fe satánica en él porque necesitaba a Ole Jack para dirigir su organización. Ole Jack no adoraba a Satanás ni practicaba el ocultismo. Él era un ateo que recurría a la ciencia para obtener respuestas. Se convirtió en un Luciferino por el dinero. Con el tiempo comenzó a pensar que podría ser una buena idea reformar el sistema general Iluminati, así que se unió a la resistencia. Eventualmente, él y yo nos hicimos amigos.

A él le gustaba tomarme el pelo sobre mi nombre en una manera cordial diciendo cosas como: "Sabes, Kathy, eres un infierno de hombre."

Ole Jack era una persona muy realista, así que me sorprendió un día cuando me dijo lo que pensaba sobre de qué se trataba realmente todo el satanismo. Él dijo que él pensaba que el satanismo se trataba de extraterrestres que eran hostiles a la humanidad. Algunos de estos extraterrestres eran extraterrestres Grises impersonales, algunos eran Reptilianos y algunos eran grotescas criaturas mutantes. Él creía que los Reptilianos y Grises habían visitado la tierra en algún tipo de naves espaciales en el pasado y posiblemente en ocasiones en el presente. También creía que la mayoría de sus agresiones sobre las personas de la Tierra eran ataques psíquicos hechos remotamente desde otros planetas. Los demonios eran los cuerpos astrales de alienígenas hostiles, y los ángeles eran los cuerpos astrales de ETs amigables. Así que Ole Jack creía que el movimiento de resistencia Júpiter estaba luchando en una guerra psíquica contra extraterrestres del espacio. Esa era la teoría de Ole Jack. No sé si su teoría era verdad, pero pensé que era la teoría más genial con que nadie me había salido. Él era extremadamente inteligente y bien leído. Había estudiado el tema durante mucho tiempo y pensado en él profundamente, y esa era su conclusión. Nunca me he topado con ninguna información que refute su teoría, y me he topado con un montón de información que dice que él estaba en lo cierto.

Todo lo que sé con certeza es que Dios es real, Satanás es real, los ángeles son reales y los demonios son reales. Exactamente lo que los ángeles y los demonios son, no lo sé. Pero sí sé que Dios es amoroso, sabio y poderoso. Yo estoy con Dios y los ángeles que son leales a Dios.

La filosofía del Sr. y la Sra. Fabian era atea. Pero también eran de mente muy abierta y expansiva en su pensamiento. Nunca intentaron imponer sus creencias a otros. Eran conscientes de la investigación que se estaba haciendo en esos días con respecto a la habilidad psíquica. Habían estudiado el programa Star Gate, el Grupo de Investigación de Stanford, y otros proyectos de investigación encubiertos nunca revelados públicamente.[18] Ellos creían que las habilidades psíquicas eran reales. Ellos creían que todos los seres humanos eran psíquicos en un nivel subconsciente de la mente, y que una conexión psíquica de toda la humanidad había resultado en un inconsciente colectivo. Este inconsciente colectivo es una matriz de todo pensamiento humano. Los Fabian creían que dentro de este inconsciente colectivo, había símbolos arquetípicos. Creían que Dios, Satanás, los ángeles y los demonios eran todos símbolos arquetípicos dentro del inconsciente colectivo. Eran ateos porque creían que fue la humanidad quién creó a Dios a nuestra imagen y no al revés. Pero ellos no desalentaron mi creencia en Dios. De hecho, alentaron mi práctica de invocar ángeles porque sentían que sacaba lo que era mejor en mí y en otras personas.

Eventualmente los Fabian me entrenaron para hacer algunas de sus técnicas de terapia. Había víctimas del control mental basado en trauma con las que los Fabian no querían trabajar. Tenían que ser selectivos acerca de con qué clientes trabajaban porque su tiempo era valioso y limitado. Además, no querían trabajar con clientes que tenían una alta probabilidad de volverse violentos durante la terapia -- éstas eran las víctimas de los experimentos MK Ultra y Abuso Ritual Satánico que crecieron hasta convertirse en adultos inestables. Algunas víctimas MK Ultra habían sido entrenadas para tener personalidades álter que eran asesinos violentos. Los Fabian no querían trabajar con estas víctimas, pero yo estaba dispuesto a hacerlo. A veces Ole Jack, junto con algunos de sus hombres, me apoyaría cuando yo trabajaba con clientes inestables. Incluso usando las técnicas de los Fabian, a veces un cliente con múltiples personalidades cambiaría repentinamente a una violenta personalidad álter. Así que al hacer este tipo de terapia, yo siempre tenía personas conmigo que podrían protegerme. Yo también estaba dispuesto a trabajar con personas que estaban tratando de recuperarse de una adicción a beber sangre con adrenalina. A los Fabian no les gustaba trabajar con los bebedores de sangre. Así que ocasionalmente yo les ayudaba a hacer el trabajo que no podían o no querían hacer.

La cantidad de tiempo que yo pasaba trabajando para la resistencia y el tipo de trabajo que hacía, variaba. Pero en general no pasé demasiado tiempo en terapia o trabajando para la resistencia. Más que nada yo sólo intentaba vivir una vida normal. Trabajé en trabajos ordinarios. Tenía amigos corrientes. La mayoría de mis amigos no-Luciferinos eran personas con las que yo andaba de fiesta. Cuando yo estaba en terapia no bebía ni fumaba marihuana, pero cuando no estaba en terapia, me divertía mucho. Mis relaciones tendían a ser impersonales. Yo disfrutaba salir con mujeres, pero las relaciones no duraban mucho tiempo. Yo no quería acercarme demasiado a nadie. Yo tenía demasiados secretos que debían ser guardados.

Con el tiempo mejoró mi relación con mi familia. Mi trabajo con los Fabian me hizo enfocarme en esos momentos felices que tuve con mi familia. Y llegué a darme cuenta de que yo tenía muchos recuerdos felices de momentos pasados con mi familia. Aprendí a dejar ir los problemas que tuve con mi familia cuando era niño y enfocarme en las experiencias positivas. Siempre mantuve mi relación con mis amigos y mi familia separada de mi relación con los Luciferinos reformados de la resistencia.

Mi contacto primario con la resistencia fue Bob. Yo siempre tuve sentimientos encontrados acerca de él. Él me había rescatado de Shotzy, lo cual probablemente me salvó la vida. Pero luego él me entrenó para ser lo que era esencialmente un prostituto infantil, lo cual era increíblemente humillante y doloroso. Quería matarlo por eso. Pero luego, con la ayuda de James y una copia de un raro libro sobre satanismo, él respondió por mí (con su vida) y me ayudó a escapar del Barón.[19] Así que durante mi tiempo con este movimiento de resistencia, yo constantemente cambiaba de idea entre no confiar en Bob y apreciar el hecho de que él estaba tratando de hacer expiación por haber hecho algunas cosas terribles a un montón de niños. Yo no era el único niño que él entrenó y explotó sexualmente, y no quiero ni pensar en lo que pasó con los otros. Pero finalmente él jugó un papel importante en socavar el Comité. Así que la historia de su vida fue una de terrible pecado y poderosa expiación.

Bob había sido un satanista entusiasta, así que su eventual rechazo del satanismo fue extraordinario. Lo que pasó fue que en nombre del Comité, el Barón envió a Bob alrededor del mundo para filmar los rituales de los diversos satanistas que estaban conectados de alguna manera con el Comité. Se suponía que él solamente tenía que hacer las películas y luego entregarlas al Comité en Europa. Pero secretamente hizo copias, pensando que al Barón le agradaría tener copias de todo esto también. Pero algunas de las prácticas rituales de algunos de estos grupos satánicos eran tan extremas que incluso Bob se sintió horrorizado cuando las vio.

Incluso tan insensible como él era, cuando Bob vio los niveles de locura y violencia en estos grupos satánicos, fue perturbado por eso. De hecho él estaba escandalizado por eso. Habló en confianza con otro amigo satanista que le habló de un lugar llamado "El Retiro". Este era un lugar donde las personas que habían sido sometidas a Abuso Ritual Satánico podían sanarse, desprogramarse y recuperar su cordura. Bob fue allí con su hermana Betsy durante varios meses. Para el momento cuando Bob y su hermana partieron, estaban muy cambiados.

Su hermana tenía originalmente múltiples personalidades. Incluso después de que dejó El Retiro, ella estuvo entrando y saliendo de la terapia con los Fabian durante muchos años. Con los métodos de terapia de los Fabian, ella finalmente se integró en una sola personalidad dominante que podía recordar todo. Pero esta personalidad dominante no se llamaba a sí misma Betsy, así que en cierto sentido, Betsy dejó de existir.

Bob realmente no sufría del síndrome de personalidad múltiple, pero claramente tenía una profunda crisis de identidad. Fue durante terapia intensiva que Bobby y Roberta desaparecieron completamente dejando sólo a Bob y un armario de ropa de mujer que él ya no usaba. Y fue en El Retiro que Bob llegó a darse cuenta de lo extraña que había sido su infancia. Llegó a sentirse culpable por el hecho de que él había entrenado y explotado a niños para que sirvan sexualmente a pedófilos. Él quería hacer expiación por todo lo que había hecho mal, así que Bob secretamente se unió al movimiento de resistencia Júpiter.

Según lo que me dijeron sobre El Retiro, los pacientes allí estaban bajo constante supervisión y vigilancia. El problema es que muchos de ellos tenían personalidades múltiples y todos ellos tenían problemas de identidad graves. Si una peligrosa personalidad alter se activaba, los directivos de El Retiro tenían que saber esto inmediatamente. A los pacientes no se les permitía escuchar radio o ver televisión mientras estaban allí. Sólo se les daban algunos artículos de periódicos para leer para que pudieran mantenerse al día sobre lo que estaba pasando en el mundo exterior. Durante esas épocas en El Retiro cuando no estaban trabajando en la terapia, a los pacientes se les permitía relajarse y leer ciertos libros y novelas. Y había actividades recreativas en las que podían participar. Pero la terapia era intensiva.

Cuando los pacientes llegaban a ser lo suficientemente estables, eran alentados a trabajar en El Retiro haciendo tareas. Estas serían cosas como limpieza de los edificios o trabajar en los amplios jardines e invernaderos. Los pacientes que acudieron allí estaban desesperados por ayuda. Y la curación que tuvo lugar allí era poco menos que milagrosa. Una vez que sus personalidades se habían reintegrado, fueron asistidos a regresar a la sociedad normal.

El Barón no sabía nada de este movimiento de resistencia. No tenía ni idea de que Bob y Betsy habían ido a El Retiro. Después de que volvió de El Retiro, Bob continuó trabajando para el Barón como cineasta. En nombre del Comité, Bob continuó viajando a distintos grupos de satanistas donde filmó sus prácticas. Pero secretamente hizo copias de todas estas películas. Y empezó a mostrar estas películas que él había hecho a personas que no estaban autorizadas a verlas. Él hizo esto para crear la desilusión en globalistas aristocráticos que no tenían ni idea de los extremos del satanismo. Yo personalmente vi muchas de esas películas, y algunas de ellas eran abrumadoramente estremecedoras.


Tengo que decir que no todas las películas eran violentas o sexuales. Muchos grupos satánicos tienen rituales que son dignos y en algunos casos muy estéticos. Muchos de estos Luciferinos parecían racionales y sinceros. La mayoría de las películas que Bob había hecho de estos grupos eran como que aburridas. Muchas de ellas eran películas de ricos Luciferinos cantando encantamientos, haciendo afirmaciones y representando rituales rutinariamente.

Y algunas eran así como graciosas. Había una película de una aristócrata adinerada dando una conferencia a un grupo de sus seguidores satánicos. Estaba desnuda al igual que todas las personas en la habitación con ella. Pero no había nada realmente sexual sobre esto . Muchas de las personas en la habitación eran ancianas y así era su líder. Ella no tenía nada puesto salvo maquillaje, zapatos, guantes largos y joyas. Estaba bebiendo un Martini mientras sostenía un libro en su otra mano. Se titulaba Más Allá del Bien y del Mal (Beyond Good and Evil). La mujer estaba citando periódicamente partes de él mientras ella daba una conferencia a su grupo sobre los defectos de la filosofía cristiana. Estaba ligeramente mareada por el alcohol y arrastraba las palabras de su discurso de vez en cuando, pero toda la gente desnuda en la habitación parecía seguir atentamente cada palabra suya. Era todo tirando a cómico.

Pero algunas de las películas eran escandalosamente violentas. Algunas eran tan grotescas que no pude mirarlas completamente hasta el final. Cuando se trataba de los aspectos técnicos de la realización de películas, Bob era muy hábil. Siempre tenía la iluminación correcta y siempre posicionaba bien la cámara. Esto fue en la década de 1970 y principios de los 80 antes de que la tecnología digital hiciera posible los efectos especiales realistas. Estábamos mirando estas películas en una época cuando hubiera sido imposible falsificarlas. Y todos los que vieron estas películas lo sabían.

Una de estas películas violentas era de un joven trabajador inmigrante mexicano siendo violado y torturado hasta la muerte por un grupo de satanistas en California. Todo esto tuvo lugar en el sótano de una gran mansión. La víctima había estado atada desnuda sobre una mesa de madera robusta. Sus pies estaban en el suelo, atados a la parte inferior de las patas de la mesa. Estaba boca abajo arriba de la mesa y totalmente inmovilizado.

Los hombres y mujeres en este grupo satánico iban de veinte a cuarenta años de edad. Y había algunos niños presentes. La víctima estaba hablando en español y algunos de los satanistas estaban hablando con él en español. Cuando vi esta película con él, Bob la tradujo para mí. Algunos de los hombres y las mujeres estaban usando sombreros con cuernos en ellos, pero aparte de eso, todo el mundo estaba desnudo.



La película comenzaba con los satanistas varones violando analmente al hombre mientras las mujeres satanistas los alentaban. Al principio la víctima estaba enojada, pero luego empezó a suplicarles que se detengan. Entonces una mujer consiguió una botella de refresco de vidrio y un martillo y se los mostró a la víctima. Ella le dijo que le iba a meter la botella en el ano y a romperla con el martillo. Entonces ella comenzó a violarlo con la botella. Él gritó fuerte rogándole que no rompa la botella. Entonces ella sacó la botella y dejó el martillo. Tomó una fusta y andaba por ahí donde él pudiera verla. Ella levantó la fusta y la botella. Ella le dijo que escogiera una. Ella lo golpeó en la espalda un par de veces con la fusta, pero no demasiado fuerte. Le dijo que eligiera una o la otra. Él no respondió. Ella le dijo que si él no elegía, ella escogería algo peor. La víctima indicó la fusta. La mujer le preguntó si él quería ser azotado. Él dijo, "Si," suavemente. Ella le exigió que hable más fuerte. Exigió que él le dijera claramente lo que él quería que ella hiciera. Finalmente en español, en voz alta, él dijo, "Azóteme", una y otra vez. Todos los del grupo se rieron de esto. Entonces la mujer dejó la fusta y la botella y recogió un látigo hecho de un manojo de alambre de púas. Tenía un mango de madera en el extremo que ella sostenía. Ella se rió de él diciendo que él había pedido ser azotado y ahora ella iba a darle lo que él pidió. Ella y las otras mujeres allí lentamente lo desollaron con este látigo de alambre de púas. Algunas de ellas se estaban masturbando mientras lo azotaban. Esto tomó algún tiempo. Mientras esto sucedía, las otras personas en la habitación estaban fumando marihuana y bebiendo botellas de vino. La víctima aullaba en agonía absoluta mientras lo torturaban. Eventualmente su piel empezó a verse como hamburguesa sangrienta. Pero en un punto de repente dejó de gritar como si él ya no podía sentir más el dolor. Él cerró sus ojos y en Español dijo: "Alabado sea Cristo," tres veces. Después de eso se desmayó. Luego ellos le cortaron la garganta y recolectaron su sangre en un recipiente grande. Lo desataron, arrojaron su cuerpo muerto a un lado y pusieron el recipiente lleno con su sangre cuidadosamente sobre la mesa. Consiguieron cálices y todos empezaron a beber con avidez la sangre. Finalmente tuvieron una orgía mientras escuchaban una grabación de una Misa Satánica realizada por Anton Szandor LaVey.

Bob me dijo que éstas eran personas bien educadas de familias ricas. Estaban muy bien relacionados con las personas en la política y el comercio. Bob dijo que antes de este ritual de sangre, él se había sentado en la sala de estar de su mansión y había tenido una agradable charla con ellos. Dijo que eran educados y bien hablados. Le dijeron a Bob que ellos estaban deseando que su ritual fuese filmado y esperaban que el Comité disfrutara viéndolo.



Y lo que tienes que entender es que esta película en particular hecha por Bob no era la más perturbadora que él alguna vez me mostró. Algunas eran mucho peores. Y los satanistas realizando estos locos rituales de sangre a menudo eran personas muy ricas, bien educadas y con buenos modales-- excepto durante los rituales cuando ellos actuaban como si estuvieran poseídos por demonios.

Las películas de Bob fueron utilizadas para intentar reclutar gente para el movimiento de resistencia Júpiter. Los Fabian tenían muchas amistades con aristócratas idealistas que eran ya sea iniciados Luciferinos o bien miembros de la élite mundial. Las películas de Bob fueron mostradas a personas que trabajaban para las Naciones Unidas, líderes corporativos, inversionistas poderosos y otros líderes mundiales. Pero éstas eran todas personas que en algún momento habían creído en el mito del gobierno utópico del Nuevo Orden Mundial. Pero cuando estos aristócratas ingenuos vieron la realidad de la locura en algunas de estas sociedades secretas luciferinas, se desilusionaron con el Comité y los Iluminati.

Bob y los Fabian pensaron que podrían conseguir que los aristócratas influyentes se desilusionaran con la aceptación pasiva del satanismo violento por parte del Comité. Los Fabian esperaban que luego podrían obligar al Comité a introducir reformas. Estas reformas detendrían esas prácticas como rituales de sangre, sexo pedófilo y control mental basado en trauma. Nunca confié completamente en el juicio de Bob. Pero los Fabian eran bastante inteligentes, así que pensé que su plan podría funcionar. Pero en retrospectiva, debería haber sido obvio que los satanistas ultraviolentos eran realmente el corazón del Nuevo Orden Mundial. Con una visión retrospectiva de 20/20 ahora puedo ver que yo era un tonto por creer que los satanistas alguna vez se reformarían. Es claro para mí ahora que este movimiento de resistencia estaba destinado a caer desde su comienzo. Y eso es lo que finalmente ocurrió.

Los Fabian eran brillantes terapeutas pero ingenuos sobre la política interna de los Iluminati. Alguien a quien intentaron reclutar para el movimiento los traicionó ante el Comité. El Comité envió agentes para estudiar el movimiento y sus miembros en secreto. Cuando el Comité reunió suficiente información abatieron el movimiento con fuerza brutal. Mataron a los Fabian, a Bob y a su hermana. Mataron a muchos otros. Algunos de nosotros sobrevivimos, pero ninguno de nosotros estaba preparado para esta severa represión con excepción de James.

James el Justo.



Me han dicho que los grandes estrategas piensan como los jugadores de ajedrez. Planean con anticipación y toman en consideración todas las posibilidades. Están dispuestos a sacrificar a sus aliados cuando sea necesario, al igual que los jugadores de ajedrez están dispuestos a sacrificar piezas de ajedrez en un tablero. James es un gran estratega. Sus objetivos son éstos. Intenta destruir a los anillos de la prostitución pedófila organizada que actualmente plagan este mundo. Se propone el desmantelamiento de la plutocracia global y la construcción de la democracia internacional. Su intención es la desprogramación del culto Luciferino y la promoción de la espiritualidad saludable. Y al final, él y sus seguidores ganarán, ayudando al mundo a alcanzar estos objetivos.

James era diferente de la mayoría de los otros líderes de la resistencia. Él no estaba intentando reformar el Luciferismo. No creía que los Iluminati podían ser reformados. James estaba usando el movimiento de reforma Júpiter para reclutar seguidores para sí mismo. Quería organizar a la gente en secreto para oponerse de manera encubierta a los Iluminati para que algún día pudieran ser desmantelados. James no creía en el Nuevo Orden Mundial. No le gustaba la idea de un solo gobierno mundial omnipotente centralizado. Él creía que el poder absoluto corrompe absolutamente. Con los años se hizo evidente para mí que James era muy telepático y precognitivo. Una vez cuando yo estaba hablando con él me advirtió que era probable que el grupo de resistencia Júpiter fuese descubierto y aplastado por el Comité.

Y eso es lo que finalmente ocurrió. Incluso con Ole Jack tratando de manejar la seguridad del grupo, el Comité finalmente se enteró. Era inevitable. El movimiento de resistencia Júpiter fue una batalla campal de todos contra todos bien organizada. No tenía ningún líder único, y la gente constantemente discutía sobre quién estaba a cargo.

Cuando descubrieron lo que estaba pasando, lo que más enfureció al Comité fue que Bob había mostrado sus películas por ahí a tanta gente importante. A pesar de todos sus defectos, creo que Bob había hecho algo bueno. Él realmente saboteó los planes de los Iluminati. Después de lo que habían hecho Bob y los Fabian, le debe haber tomado años al Comité para reconstruir la confianza entre los aristócratas que necesitaban para que sus planes mundialistas avancen. Nada de lo que hicieron Bob o los Fabian detuvo el Nuevo Orden Mundial, pero creo que ellos hicieron más lento el Nuevo Orden Mundial. Y Bob realmente enfureció al Comité más que nadie lo haya hecho nunca antes ni después. Y a mi manera de pensar, eso era algo para ser admirado.

El Barón fue muy imaginativo en cómo trató a Bob. El Barón mató a Bob en una forma que fue inusualmente lenta y degradante. Sé que antes de morir, Bob se entregó a Cristo y murió creyendo que sus pecados habían sido perdonados por Dios.

El Comité envió asesinos profesionales para obligar al Sr. y la Sra. Fabian a suicidarse con el fin de salvar las vidas de sus hijos. Y en el último minuto antes de suicidarse, rezaron a Dios por primera vez en sus vidas.

El Barón envió un escuadrón de asesinos a la cabaña en el escondite donde la hermana de Bob había huido con su esposo e hijos. Una de sus múltiples personalidades había sido entrenada como asesina. Y ella conservó las habilidades de esa personalidad cuando se reintegró en El Retiro. Así que se las arregló para matar y herir a varios miembros de este escuadrón. Sin embargo al final, los ejecutores del Barón la asesinaron a ella, a su esposo y a sus hijos.

Otros en la resistencia también fueron capturados, torturados y asesinados. He pensado en todos ellos de vez en cuando. Y he rezado por ellos. Pero pienso que ha llegado el momento para mí de dejar ir estos recuerdos.

Yo creía que James previó todo este sacrificio. Pero él aceptó esto como necesario para la eventual derrota de los Iluminati. Él entendía lo que entienden los jugadores de ajedrez. El sacrificio siempre es necesario para la victoria final.

Sin embargo algunos miembros de la resistencia escaparon. James llevó a quienes estaban dispuestos a desaparecer, con él, y ellos hicieron una huida limpia. Creo que James era el líder más inteligente en la resistencia. Nunca creyó que los Iluminati deberían ser reformados, creía que deberían ser desmantelados. Siempre quiso poner fin a todas las sociedades secretas luciferinas. James creía en la democracia, la Constitución y en Dios. Y esos valores simples resultaron tener más sentido que todas las ideas intelectuales de los Fabian y sus amigos. Los Fabian eran brillantes cuando se trataba de terapia. Pero eran ingenuos cuando se trataba de los Iluminati. Ellos trabajaron con James, pero nunca confiaron totalmente en su liderazgo. Aquellos que sí confiaron en James, sobrevivieron.

Sobre todo gracias a la suerte, me las arreglé para no ser asesinado durante la represión de la resistencia. Pero después de que cayera la resistencia, dejé de hacer cosas que podrían molestar al Comité. Durante décadas mantuve la cabeza baja y traté de vivir mi vida lo mejor que pude. Sobre todo hice lo que pude para olvidar el pasado. Y usé algunas de las técnicas de terapia de los Fabian para procesar mis emociones y flashbacks negativos cuando llegaron.[20]

A través de las décadas, de vez en cuando, cuando sus habilidades psíquicas le dijeron que era seguro contactarse conmigo, James me sorprendería apareciendo sin previo aviso. Yo siempre estaba contento de hablar con él. Él siempre me animó a involucrarme más en el cristianismo. Con el tiempo fui bautizado como cristiano y me uní a una iglesia por un tiempo. Rezo todos los días. Y aprecio el hecho de que James me ayudó a hacer este despertar espiritual.

Unos pocos años atrás, cuando yo caminaba por la calle a solas, James llegó en una camioneta. Estaba vestido como siempre con gafas de sol, barba tupida y sombrero de vaquero.

"Vamos a cazar ciervos, sube," dijo.

Yo no lo había visto en años para ese momento. Pero no dudé en subir a su camioneta. No soy un cazador, pero eso no importaba. Me alegré de verlo. Él me llevó a una zona boscosa y estacionó. Nos fuimos de excursión al bosque, él con su arco. No tomó mucho tiempo hasta que divisamos un ciervo en un distante claro. Sin dudarlo y en un movimiento fluido, James disparó al ciervo con una flecha a su corazón. Cuando llegamos al claro el ciervo estaba tendido en el suelo. Parecía tranquilo, como si acabara de irse a dormir.

"No tengas miedo. Están conmigo," dijo James.

Al principio no supe lo que quería decir, pero entonces miré a mi alrededor y me di cuenta de que había gente en el bosque, vestida de camuflaje. James silbó un sonido de pájaro, y salieron del bosque lentamente. Todos estaban usando pasamontañas. Algunos tenían rifles de caza, algunos tenían arcos y todos tenían cuchillos de caza. Algunos tenían mochilas. Algunos eran hombres y algunas mujeres. Alrededor de una docena en total. Yo estaba impresionado por el hecho de que cuando James me presentó como Kathy, ninguno de ellos se rió ni abierta ni disimuladamente. Al parecer, yo tenía una reputación con ellos.

Dos de ellos colgaron al ciervo en una rama robusta de un árbol y empezaron a desollarlo rápidamente. El resto de ellos se sentó en un círculo junto con James y yo. James les habló de su amistad conmigo. Explicó que él y yo nos conocimos desde hacía mucho. Dijo que nosotros dos habíamos sido amigos desde que éramos jóvenes. Me gustó que describiera así nuestra relación. Me hizo contarles la historia de los Gentiles Seguidores de María y la biblioteca secreta. Y me hizo contarles la historia de Susan la Envenenadora. Parecían entretenidos de oírla.

Después de mi relato de la historia de Susan, James compartió algo conmigo. Dijo que los bibliotecarios creían que yo era la verdadera encarnación de Susan la Envenenadora. Ellos creían que Dios había enviado mi alma de vuelta a la Tierra en una misión. Yo quería reírme cuando oí esto, pero no podía, -- tenía mucho sentido. Cuando yo había estado actuando como la personalidad de Kathy cuando yo era un niño, parecía que alguna otra parte de mí despertó. Tenía algo de sentido que cuando ellos estaban invocando la personalidad de Kathy, ellos fueron evocando mis recuerdos de vidas pasadas de Susan. Ella había sido una satanista, así que por eso los satanistas sintieron que yo era uno de ellos. Pero Susan había rechazado el satanismo al final -- justo como yo lo había hecho. Se me ocurrió que cada vez que yo contaba la historia de Susan la Envenenadora, yo la visualizaba desde el punto de vista de Susan. Y escalofríos subieron por mi espina dorsal cuando me di cuenta de que El Libro de las Sombras de Susan la Envenenadora, un libro que yo había escrito en una encarnación anterior, había sido utilizado para salvar mi vida de la ira del Barón. Esta revelación me hizo sentir extraño.

Entonces James me hizo contarles sobre el movimiento de resistencia Júpiter-- quiénes eran, lo que defendían, el bien que hicieron, los errores que cometieron y cómo murieron. Estos compañeros de James parecían prestar atención a cada palabra que dije. Los hombres que estaban desollando al ciervo trabajaban rápido. Para el momento en que terminé con mis historias, tenían toda la carne que querían de él en bolsas de plástico, almacenada en paquetes. Cortaron en trozos lo que quedaba del cadáver y lo dejaron en el claro como regalo para los amigos animales en el bosque, que merendarían sobre él después de que nos fuéramos.



James habló un ratito de la Biblia. Citó la historia de David y Goliat. Dijo que en cada batalla, nunca deberías subestimar a nadie que luchaba contigo. David era un niño y Goliat un gigante guerrero. Pero con una sola pedrada, un niño dio vuelta a la marea de la batalla.

Entonces James los hizo pararse en un círculo. Dijeron una oración a la Suprema Diosa, María Madre de Cristo, dando gracias por la carne de venado. Entonces todos ellos me miraron atentamente. Cada uno pronunció una afirmación al unísono.

"Dios es el creador de todo. Mi fe en Dios es mi armadura. Mi amor por Dios es mi escudo. La verdad de Dios es mi espada. Aunque trabaje en las sombras, la falsedad es mi enemigo. Mi enemigo es derrotado por aquellos que hablan abiertamente la verdad. Aquellos que hablan la verdad son mis aliados. Defenderé a mis aliados si fuese necesario con mi vida. Soy un seguidor de James el Justo".

Este era algún tipo de ritual. Entonces me di cuenta de que estas personas con él eran algunos de sus seguidores. Recordé que los Gentiles Seguidores de María creían que James era un profeta de Dios. Aunque yo no podía ver los rostros de sus seguidores, podía ver sus ojos. Yo sabía que ellos creían en James con todo su corazón.

James me dijo, "Todavía necesitas sanar más. Todavía mantienes el miedo a los Luciferinos dentro de ti. Cuando hayas dejado ir esos temores, yo lo sentiré debido a nuestra conexión psíquica. Entonces nos reuniremos otra vez, Kathy."

Nos abrazamos brevemente antes de partir. Seguí a uno de sus hombres a través del bosque hasta una motocicleta oculta. Con su espalda hacia mí, se quitó su máscara de esquí y se puso su casco que estaba teñido así que no pude ver su cara. Realmente encontré reconfortantes los procedimientos de seguridad que utilizaba James, porque significaba que él estaba cuidando de sí mismo y de sus seguidores. Una vez que tuvimos nuestros cascos puestos, el conductor de la motocicleta cuidadosamente nos condujo fuera del bosque, de regreso a un camino y luego de regreso a la ciudad, donde me dejó.

Con el tiempo, he llegado a saber que James ha construido varios grupos encubiertos para oponerse al Luciferismo. Los Iluminati utilizan acciones encubiertas para lograr sus objetivos, y James utiliza acciones encubiertas para oponerse a ellas. James es un hombre amante de la paz. Su deseo es no dañar a nadie. Pero es difícil crear un cambio en un mundo donde los medios de comunicación están dominados por mentiras y propaganda.[21] James y sus seguidores son los defensores secretos de los periodistas que dicen la verdad. Ellos son los aliados secretos de los amantes de la verdad (truthers). Usan métodos encubiertos para ayudar a aquellas personas que están aumentando la conciencia pública sobre el sistema global opresivo de los Iluminati. La primera fase de cualquier revolución es la información. James quiere que más gente entienda cómo esta plutocracia global está dañando al mundo. Esta es una revolución truther. Una vez que suficientes personas sepan la verdad, la reforma política puede tener lugar. Algunos truthers públicamente conocidos han sido asesinados por los Iluminati. Sin embargo cada líder Iluminati que toma la decisión de matar a un truther públicamente conocido se convierte en un enemigo de James y sus seguidores. Y un hombre sabio no querría tener a James el Justo como su enemigo.

Por más de dos décadas después de la caída del movimiento de resistencia Júpiter, yo no tuve ninguna participación con ningún tipo de resistencia contra el Luciferismo. Sólo quería vivir una vida normal y no pensar en el satanismo. Así que en las raras ocasiones cuando James aparecería en mi vida, no hablamos de nada que tenga que ver con sus grupos encubiertos. Sólo hablaríamos del Cristianismo y de Dios. Él me animaría a usar la oración y la meditación para procesar mi sentimiento de miedo y dolor. Pero cuando se presentó ese día para ir a la caza de ciervos, fue la primera vez que me di cuenta de que probablemente él nunca había dejado de luchar contra los Iluminati.

Por unos veinticinco años después de la caída de Júpiter, intenté principalmente curar mi alma y encontrar alguna satisfacción en la vida. Usé algunas de las técnicas que me enseñaron los Fabian para curarme a mí mismo. Tuve algunos éxitos en la vida. Tuve algunos buenos años. Tuve algunos buenos momentos. Pero en el fondo de mi mente siempre supe que había fuerzas oscuras gobernando el mundo. Yo sabía que la mayoría de las personas en el público en general eran ingenuas sobre las intenciones de la élite global. Pero no me sentía lo suficientemente fuerte emocionalmente para oponerme a ellas. Con el tiempo, llegó a ser más fácil pensar en el abuso en mi infancia y el fallecimiento violento de mis amigos en la resistencia. Con el tiempo, se fortaleció mi fe en Dios. Con el tiempo, me curé y encontré mi fuerza interior. Después de reunirme con los seguidores de James recordé lo que era tener un fuerte sentido de propósito.

Empecé a hablar sobre mis experiencias con el satanismo a gente como Rich Winkel y Jeanice Barcelo. Rich tuvo éxito en desarrollar un programa de radio extraordinario en la emisora KOPN en Columbia, Missouri. Era un programa revolucionario que trataba sobre temas que no habían sido expuestos antes. Él habló del abuso médico de mujeres y niños. Habló de abuso psiquiátrico y la circuncisión. Con sus antecedentes en las ciencias él era capaz de llevar claridad a temas tales como el atentado de Oklahoma y los eventos del 9/11.[22] Con él, hablé en la radio sobre temas tales como transhumanismo y ovnis. Cuando hablé sobre estos temas los oyentes parecían responder. Finalmente comencé a sentir que podía hablar acerca del satanismo. Empecé a hablar sobre satanismo públicamente en el programa Radio Crimen de Pensamiento (Thought Crime Radio). Cuanto más yo hablaba abiertamente, menos miedo sentía por los Iluminati.

Algunos de los seguidores de James escucharon algunos de los shows que hice cuando yo estaba al aire. Reprodujeron grabaciones de algunos de estos programas para James. Aparentemente lo impresioné, lo cual no es fácil de hacer. Finalmente un día cuando James apareció otra vez, preguntó si yo estaba listo para comenzar a oponerme a los satanistas. Y estuve de acuerdo en trabajar con él de nuevo. En los últimos años estuve trabajando con sus grupos encubiertos. Trabajamos juntos para compartir información privilegiada en el sitio web Radio Crimen de Pensamiento: http://www.thoughtcrimeradio.net. El programa Radio Crimen de Pensamiento estaba en una estación de radio pequeña. Y el sitio web thoughtcrimeradio.net no recibe un gran número de visitas. Así que aunque yo estaba en el radar de los Iluminati, era de una manera pequeña, y su vigilancia de mí en aquel momento tenía grandes agujeros en ella. James ha entrenado a sus seguidores en habilidades psíquicas y métodos encubiertos, y sabían cómo podríamos movernos a través de esos agujeros. James me enviaría gente que tenía información privilegiada. Para reunirnos, teníamos que tener cuidado para evitar la vigilancia de los Iluminati.

Una cosa que ayudó fue que los Iluminati habían interceptado algunas comunicaciones sobre un agente llamado Kathy. Ellos creían que Kathy podría llevarlos a James. Y ellos han estado tratando de encontrar a James desde 1984, pero sin suerte. Asumieron que Kathy era una mujer. Sin embargo, eventualmente los Iluminati descubrieron que el agente conocido como "Kathy" era en realidad un hombre. Y han descubierto que yo soy ese hombre. Así que ahora la vigilancia sobre mí es tan intensa que ya no tengo contacto personal con James o sus seguidores. Y sé que nunca tendré contacto personal con ninguno de ellos otra vez. Uno de sus seguidores se reunió brevemente conmigo una última vez, explicando que ya no era seguro para su gente contactarse directamente conmigo. Así que no estoy en comunicación con ellos. Pero todavía siento mi conexión psíquica con James.

Con los años, he llegado a pensar en el nombre "Kathy" como mi identidad cuando estoy trabajando encubiertamente. Es como un nombre de código. No tiene otras implicaciones para mí. Pero ya no tengo una identidad secreta; Así que en cierto sentido, Kathy ya no existe, aunque yo todavía sí... al menos por ahora. Sea lo que sea que me pase, James y sus seguidores nunca dejarán de oponerse a los Iluminati. Y esa comprensión me da esperanza.

Ole Jack.

Irónicamente, el desmantelamiento definitivo y completo del grupo de resistencia Júpiter tuvo lugar en 1984. Después de que cayó por primera vez, Ole Jack pasó a la clandestinidad temporalmente y trató de negociar con el Barón. El Barón era muy dependiente de Ole Jack para dirigir su organización. Así que puso a Ole Jack a prueba, lo tuvo vigilado y le dejó continuar dirigiendo la organización del Barón. Ole Jack siempre fue un sobreviviente.

Técnicamente hablando, yo no había roto ninguno de los mandatos del Comité porque yo había sido autorizado a estar en terapia con los Fabian, y su trabajo originalmente había sido considerado como un proyecto de investigación válido de los Iluminati. Fue sólo cuando se hizo evidente que los Fabian secretamente estaban tratando de socavar al Comité que se metieron en problemas.

Después de la represión, fui puesto bajo vigilancia por el Comité y vigilado, para ver si James o cualquiera de sus seguidores intentarían ponerse en contacto conmigo. Pero James era astuto y no me contactó hasta años más tarde. Sin embargo la vigilancia sobre mí que se prolongó durante meses después de la represión me dio un aplazamiento temporal de la ira del Barón. Mi teléfono fue intervenido, y de vez en cuando me di cuenta de que siempre me estaban siguiendo, aunque nadie me tocó.

Eventualmente la ira del Comité y el Barón se aplacó. Al investigar más a fondo, se dieron cuenta de cuántos aristócratas importantes habían estado involucrados en alguna u otra manera con este grupo de resistencia. Así que finalmente concluyeron que no podían matarlos a todos. La matanza se detuvo y pusieron una amnistía general para cualquier persona que hiciera dos promesas. Estas promesas fueron redactadas aproximadamente así:

1. Prometo cesar cualquier intento de socavar la autoridad del Comité.

2. Prometo mantener la invisibilidad de los Iluminati.

Debido a que había tanta gente que había estado involucrada en la resistencia, no podían usar los juramentos formales habituales de secreto y lealtad. El proceso de hacer estos juramentos se hizo bastante burocrático. Redujeron este juramento de secreto y lealtad a una carta modelo que hicieron que los ex miembros de nuestro grupo de resistencia firmasen. Ella decía que usted juraba por Lucifer que usted nunca revelaría los secretos de los Iluminati ni desafiaría al Comité de ninguna manera.

Fui llevado a un depósito por dos ejecutores armados. Había otras personas que estaban paradas en una fila. Cuando una persona alcanzaba la parte delantera de la fila, la carta modelo era puesta en frente de él o ella para ser firmada. Después de haberse firmado, un hombre en la mesa pondría una marca de verificación junto al nombre del firmante. Cuando pusieron esta carta modelo frente a mí para firmar yo escribí, "Fuck You," (vete al diablo) en lugar de firmar mi nombre. Pensé que cuando vieran lo que había escrito me matarían a tiros, pero en ese momento no me importaba. Sin embargo los ejecutores que me habían presentado la carta modelo estaban aburridos de la rutina y no estaban prestando mucha atención. No se molestaron en mirar el papel después de que escribí sobre él. Y me anotaron como que yo había hecho el juramento, lo cual no hice. Así que para mi sorpresa me alejé caminando vivo ese día.

Pero yo sabía de la inutilidad de hablar en público sobre satanismo en esos días. Esta era la década de 1980. No había internet. Si usted hablaba de una conspiración internacional de los satanistas ricos, nadie le creería. Así que sí me mantuve callado por un largo tiempo. Pero como dicen, la venganza es un plato que se sirve mejor frío. Y la única venganza que puedo conseguir ahora es decir la verdad de mis propias experiencias de vida. Así que he esperado hasta que el momento fuese adecuado. Y ese momento es ahora.

Yo sabía que el grupo de resistencia Júpiter no fue el primer intento de reformar los Iluminati desde dentro. Y en la actualidad hay rumores en internet que dicen que ha comenzado otro movimiento de reforma dentro de los Iluminati. Supuestamente, el nuevo gobernante secreto de los Iluminati salió a "limpiar" las sociedades secretas luciferinas. El rumor es que el nuevo jefe está reclamando deshacerse de los sacrificios humanos, beber sangre y anillos sexuales infantiles. Pero por supuesto esto es probablemente sólo otra farsa Iluminati. Ya sea esto es un fraude o bien los satanistas de núcleo duro están esperando el momento adecuado para reprimir violentamente a este nuevo movimiento de reforma. He aprendido esta lección por amarga experiencia. No hay ninguna reforma posible de los Iluminati desde dentro. Tienen que ser combatidos por aquellos fuera de ellos hasta que sean totalmente desmantelados. Yo sí creo que hay aristócratas dentro del sistema Iluminati que reconocieron que sus familias en el largo plazo estarían mejor si los Iluminati fueran a ser sistemáticamente desmantelados, y la auténtica democracia reconstruida. Cuando se permite que exista, la democracia auténtica es la forma más estable de gobierno. Y la plutocracia creada por los Iluminati es cada vez más inestable. Pero el movimiento para hacer estas reformas políticas debe provenir de afuera de los Iluminati. La historia demuestra que cada movimiento para reformar a los Iluminati desde dentro siempre fue finalmente aplastado brutalmente.

Después de que el movimiento de reforma Júpiter fue aplastado, Ole Jack fue perdonado. El Barón no podía negar el hecho de que Ole Jack ha sido esencial para su organización. El Barón no pudo dirigir su operación sin Ole Jack, así que él fue perdonado siempre y cuando él volviese a trabajar, lo cual hizo.

Vi Ole Jack de vez en cuando. Él se reuniría conmigo bajo la excusa de que él me estaba controlando, pero en realidad sólo quería hablar. A veces le gustaba recordar los viejos tiempos cuando él estaba luchando contra las fuerzas del mal en lugar de trabajar para ellas. Mientras pasaban los años tuve la sensación de que él había sido ascendido y se había vuelto muy poderoso. Pero nunca se jactó de esto.

En una de sus breves visitas, me dijo que Shotzy estaba muerta. Ella se había involucrado con un grupo de satanistas de núcleo duro que eran adictos a beber sangre humana con adrenalina. Ellos secuestrarían niños, los torturarían y beberían su sangre. Un día, cuando los demás en su aquelarre se pusieron sedientos, se volvieron contra Shotzy y le hicieron a ella lo que ella había estado haciendo a los niños secuestrados. Incluso hicieron una película de eso, y de alguna manera esta película llegó a manos de Ole Jack. Y la noticia de que la muerte de Shotzy había sido lenta y dolorosa realmente no me molestó.

Usualmente sus visitas eran breves. Y generalmente charlamos sobre los viejos tiempos y la gente en la resistencia a quienes habíamos conocido. Al principio, cuando él estaba haciendo estas visitas yo no estaba seguro de sus motivaciones al visitarme. Yo sospechaba que él podría estar tratando de averiguar dónde estaba James para el Comité. James el Justo y sus seguidores son la amenaza más grande para los Iluminati, pero ellos nunca han sido capaces de encontrarlo a él o a sus seguidores. Y yo siempre fui cuidadoso con lo que dije a Ole Jack.

Pero después de un tiempo llegó a estar claro que Ole Jack no me estaba interrogando para obtener información. Él sólo quería hablar con un viejo amigo. Generalmente Ole Jack sólo se enfocaba en los recuerdos felices de los buenos tiempos y evitaba los recuerdos amargos. Le gustaba contar la historia sobre la vez cuando Daisy se ahorcó en un árbol afuera de la ventana en la finca del Barón. Yo estaba horrorizado entonces cuando eso ocurrió. Pero el re-narrar de Ole Jack de todas sus desventuras para deshacerse de su cadáver en realidad formaba una historia cómica cuando él la contó muchos años después.

Pero a pesar de sus alegres bromas y chistes, Ole Jack era un esclavo que había escapado de la plantación por un tiempo pero después fue capturado y arrastrado de regreso. Sin duda, él era rico y tenía todos los lujos que quería. Y conociendo a Ole Jack, estoy seguro de que usó su poder para ayudar de vez en cuando a aquellos a los que él consideraba merecedores de ello y ocasionalmente sabotear encubiertamente algunos de los planes del Comité. Pero él aún tenía que servir a los Jefes Supremos Oscuros a quienes odiaba en silencio. Y esto lo carcomió lentamente en sus entrañas. Se convirtió en un fumador empedernido después de la caída de la resistencia, y finalmente murió de cáncer de pulmón.

Estoy bastante seguro de que aunque había gente en el Comité que había querido matarme, Ole Jack había utilizado su influencia para protegerme. Me dijo en varias ocasiones que él sentía que algún día yo haría algo importante. No dijo lo que era. Él no lo sabía. Dijo que cuando fuese el momento adecuado, yo lo sabría. Murió alrededor del año 2000 DC, pero para entonces el Comité me había olvidado. Cuando él aún estaba vivo, la última vez que nos vimos, me dijo algo interesante. Dijo que recientemente había revisado el antiguo archivo que el Comité había mantenido acerca de mí. Con una expresión irónica en su cara me dijo que él había mirado de cerca el juramento de secreto que supuestamente yo había firmado. Se sorprendió cuando se dio cuenta de que yo había escrito "Fuck You" en lugar de firmar mi nombre. Eso lo hizo reír.

Lo último que me dijo cuando se fue ese día fue, "Kathy, viejo amigo, tengo el presentimiento de que algún día vas a contarle a este mundo un infierno de historia".

Conclusión

Gracias por leer mi historia. Yo admiro a cualquiera que haya tenido el valor de leer esto. Es la gente valiente la que es la esperanza de nuestro mundo. Que los ángeles te acompañen siempre.

Se ha señalado muchas veces que el mal sólo puede prevalecer durante el tiempo que la gente buena aguarda pasivamente y no hace nada. Así que estoy haciendo un llamado a la acción. Hay dos acciones que te pido hacer:

En primer lugar, si has encontrado este libro significativo o útil, pido que en los próximos días te contactes con todos los que puedas y encarecidamente los instes a que adquieran una copia de este libro mientras aún está disponible de forma gratuita. Esta es una oferta por tiempo limitado y quiero que tantas personas como sea posible la aprovechen.

En segundo lugar, deseo señalar que este libro fue escrito y ofrecido gratuitamente gracias al estímulo de Jeanice Barcelo. Este es sólo uno de sus muchos logros en el trabajo para defender a los niños. Así que le pido que ahora usted haga una donación ya sea en el sitio web de Jeanice Barcelo o bien el del libro:

http://BirthofaNewEarth.com



http://angelicdefenders.theshamecampaign.com/



Son bienvenidas las donaciones de cualquier tamaño. Agradecemos su generosidad. Cualquier donación apoyará la continuación del trabajo de Jeanice. Una excelente manera para que ustedes se unan en defensa de los niños es fortalecer financieramente a alguien como Jeanice que trabaja incansablemente para proteger a los niños, y por más de quince años Jeanice ha hecho precisamente eso.

Con el propósito de que sepas a quién estás potenciando con tu donación, déjame contarte un poco sobre ella. Además de mi trabajo con quienes secretamente se oponen a estas redes de prostitución pedófila, yo personalmente conozco cierto número de activistas que hacen su trabajo abiertamente. Y de esos activistas abiertos, Jeanice está entre los más activos y eficaces. Ha trabajado como profesora, personalidad de los medios de comunicación y denunciante. A través de sus programas de radio y televisión, ha educado a miles de personas en los temas de redes de prostitución infantil organizada, abuso satánico, violencia médica contra mujeres y niños y muchos otros temas vitales. Lo que más me impresiona es el equilibrio de sus conocimientos técnicos con discernimiento espiritual. Su conocimiento de procesos médicos se complementa con su comprensión de sus implicaciones espirituales. Jeanice entiende la naturaleza sagrada del proceso del parto, y habla de ella con una gran sensibilidad a los padres que esperan. Pero también ha mostrado gran coraje en revelar el hecho de que el abuso médico es sistemático, metódico y deliberadamente malvado. Al hacer esto, ella ha protegido a muchos niños del dolor y el daño. Verdaderamente, ella es una exteriorización humana de la jerarquía angelical.

La sociedad humana está en la encrucijada. Recorreremos uno de dos caminos. En un futuro posible, los seres humanos serán degradados y esclavizados empezando desde el útero y a lo largo de todas su vidas. La visión de Jeanice Barcelo, Nacimiento de una Nueva Tierra (Birth of a New Earth), nos ofrece un futuro diferente. Ella nos muestra un futuro en el cual los niños son traídos a este mundo a través de un proceso sagrado, para ser criados en el amor. Ella nos muestra un futuro en el que los niños crecen para ser adultos que son libres, fortalecidos e iluminados. Usted elige qué futuro va a apoyar.

Una donación de cualquier tamaño le permitirá a Jeanice saber que usted valora sus esfuerzos. Su generosidad es muy apreciada. Usted sabe mejor lo que puede pagar y cuál es su nivel de compromiso. Así que le pido que abra su corazón y su billetera por el bien de los muchos niños que han sido y serán ayudados por el trabajo de Jeanice Barcelo. Usted puede donar aquí:

http://BirthofaNewEarth.com




ANEXO A ESTA VERSIÓN EN ESPAÑOL

(por el traductor)

ACERCA DEL SATANISMO.




Si bien pienso que la teoría de Ole Jack sobre el Satanismo, expresada en la página 68, es correcta en términos generales, y coincide con lo que el ejército norteamericano llamó "Visión Remota" e "Influencia Remota", creo que también se lo puede ver desde otro punto de vista.

El Satanismo es un poder basado en el miedo y la mentira. El poder político se basa en dos cosas: ideología y emociones.[23] La ideología es una idea, un plan, como un camino trazado en un mapa, y la emoción es la energía que impulsa a recorrerlo. El poder político es la capacidad del que manda de realizar una tarea indirectamente, a través de uno o más subordinados sobre quienes ejerce su influencia. Para ello, el que manda debe transmitirle al subordinado la idea de la tarea que debe realizar, e inspirarle una emoción que lo motive a realizarla. De hecho, todo en el universo está hecho de sólo dos cosas: energía e información. La información determina cómo se manifiesta la energía, si como electrón, fotón, onda de sonido, etc. En la Teoría de Cuerdas, esta información es la frecuencia a la que la diminuta cuerda vibra, y algunos físicos dicen que esta cuerda, este paquete de energía a la escala de la Longitud de Planck, es una idea. En el caso de la tarea realizada a través del poder político para transformar la "realidad", la idea es la información, y la emoción es su energía.

Hay dos tipos de emociones: las que unen a las personas (amor y derivados, compasión, caridad, amistad, etc.), y las que las separan (miedo y derivados, odio, envidia, codicia, etc.). También las ideologías, los caminos, pueden ir en dos direcciones: centrípeta (hacia la unión y la armonía) y centrífuga (hacia la división, la separación y el conflicto).

Un poder basado en el miedo sólo puede conducir a un gobierno basado en el miedo, una dictadura. Por eso los Fabian estaban trágicamente equivocados. Un poder basado en el miedo no sólo no resuelve los problemas de la gente (si lo hiciera, mermaría su poder), sino que los crea a propósito para generar las emociones en las que se basa, y no sólo no puede conducir a nada bueno, sino que combatirá todo lo que sea bueno y verdadero allí donde lo encuentre, porque las emociones que eso causaría serían incompatibles con él. Y el método usado, según esta historia, por Saladino, para derrotar a los Caballeros Templarios, garantiza que terminemos gobernados por personas lo más corruptas posible.

Según esta definición, un poder basado en el miedo y/o la mentira es satanista aunque quienes lo ejerzan no estén conscientes de esto, por más que este poder se autodenomine cristiano (como los cazadores de brujas en esta historia), musulmán, de cualquier otro credo, o ateo o agnóstico. Por lo tanto, satanista es toda religión dogmática y fundamentalista, la dogmática "ciencia" materialista dominante que pretende remplazarla, la "educación" convencional basada en ésta, que en vez de formar adoctrina y en vez de liberar la mente la encarcela, y los medios de comunicación dominantes basados en las dos anteriores, todos los cuales tienen un concepto de la espiritualidad que se reduce a un conjunto se sectas lavadoras de cerebros y falsos curanderos o sanadores "manosanta", o "manochanta".



Pero los problemas del mundo son espirituales. "Los problemas del mundo no son políticos", reconoció el periodista argentino Jorge Lanata, entrevistado recientemente por su colega Luis Majul en su programa "Un mundo con Periodistas", por Canal (á). Las acciones que las personas realizan, y el mundo que así crean, dependen de sus creencias, de sus ideologías, que determinan las elecciones que hacen, y éstas dependen de con qué emociones su espíritu se sintoniza. Las decisiones políticas no son la causa de los problemas, sólo son un eslabón más arriba en la cadena de consecuencias.

Pero el concepto negativo de la espiritualidad es un efecto de la manipulación satanista de nuestras ideas (a través de la religión, la "ciencia", la "educación" y los medios de comunicación), y consecuentemente, de nuestra "realidad". De todo lo que es bueno y verdadero, ellos crearán una versión negativa, falsa y maligna, para generar las emociones que ellos necesitan y así lograr que la gente se confunda y rechace lo bueno y verdadero, es decir, para que lo bueno y verdadero inspire en la gente emociones negativas. Ellos alterarán, pervertirán, arruinarán, absolutamente todo en la Creación, o al menos lo intentarán. Vemos por ejemplo lo que están haciendo con las especies genéticamente modificadas y con el medio ambiente, y en esta historia vemos cómo transforman a Kerth en Kathy, y lo que le hacen sentir respecto de la sexualidad, e incluso de su vida.

Dice David Icke en "El Mayor Secreto", capítulo 12, "El Sol Negro":

El símbolo del Sol de la esvástica original es diestro lo que, en los términos esotéricos, representa la luz y la creación, lo positivo. Los Nazis lo invirtieron para simbolizar la magia negra y la destrucción. Éste es el clásico simbolismo inverso del satanismo que hace precisamente lo mismo.

El mismo autor en el mismo libro, capítulo 3, "La Hermandad Babilónica", dice:

La paloma para ellos no es un símbolo de paz, sino de muerte y destrucción debido al simbolismo contrario que la Hermandad emplea. Si es positivo para las masas, es negativo para la Hermandad, y esto permite que sus símbolos negativos sean puestos a todo lo largo de la arena pública. Nadie se queja porque no tiene idea de lo que estos símbolos, como la paloma, realmente representan.

Existe la religión verdadera, sincera, basada en una verdad revelada, y existe la ciencia verdadera, que busca honestamente la verdad para expandir los límites del conocimiento humano. Pero si la verdad es verdad, es la misma verdad, así que ambas deben coincidir en algunos puntos. Pero es cada persona, individualmente, quien elige cuáles son esos puntos. Cada uno elige lo que quiere creer, y de acuerdo a esa elección serán las consecuencias. Elegimos creer aquello que encaja con lo que elegimos antes, como construyendo un rompecabezas lógico, un mapa mental del universo, nuestro universo paralelo particular, nuestra "realidad" subjetiva.

Y también existe la falsa ciencia, que llama pseudociencia a la ciencia verdadera, que por poder y dinero busca perpetuar la ignorancia y el status quo, y consecuentemente, impone límites al conocimiento y rechaza obstinadamente todo conocimiento nuevo, de la misma forma como antes lo hacía la Santa Inquisición, y por la misma razón, especialmente aquellos conocimientos que nos permitirían avanzar en la dirección centrípeta, hacia lo que David Icke llama la Unidad. La falsa ciencia se trata de poder, control y manipulación, igual que la falsa religión, y se comporta como una religión, pretende remplazar a la religión, imponernos su "realidad" y dictar lo que debemos creer (lo que es o no es ciencia, lo que es o no es evidencia, etc.) como si fuese una religión, con los "científicos" como sus chistosos sacerdotes, quienes si intuyen que la verdad está en una dirección, nos guiarán en la dirección contraria. Pero en última instancia es nuestra culpa si nos dejamos engañar por ellos, es nuestra elección.

Si lo bueno es aquello que inspira emociones positivas y es subjetivo, lo verdadero también es subjetivo. "La única verdad es la realidad", dijo Aristóteles. Pero ¿la realidad de quién?. Sería sectario de mi parte creerme el dueño de la verdad, o de la realidad, como Aristóteles. Secta viene del latín sectare, cortar, dividir, separar. Alude a la típica estrategia de las sectas de separar a sus seguidores de sus familias, de la sociedad, etc., para que no escuchen opiniones alternativas. El comportamiento sectario es pretender imponerse como único dueño de la verdad, negando las creencias ajenas, separando a la gente entre creyentes e infieles, buenos y malos, etc. Yo voy a tomar la definición de real del autor argentino Claudio María Domínguez, que coincide bastante con la de David Icke, ya que viene de la misma raíz, las milenarias enseñanzas de la antigua India, pero cada uno elige su propia definición.

Claudio María Domínguez dice que hay sólo dos cosas que son irreales, que no existen nunca: el pasado y el futuro, que hay una sola cosa que es real, que es lo único que existe, infinito, ilimitado, innombrable, eterno, y todo lo demás es ilusión, limitado, perecedero, temporal.

Para mí, Icke dice que hay una sola Verdad absoluta, (que podríamos llamar Dios, aunque no sea el término más apropiado), infinita, ilimitada y eterna, que él llama la Unidad, o el Uno, el Amor Infinito (de hecho, ese es el título de uno de sus libros donde mejor lo explica), que es la totalidad de la energía y de la conciencia, el mínimo factor común y la totalidad de los infinitos universos paralelos e infinitas posibilidades de la Física Cuántica (que son las infinitas verdades subjetivas o relativas). Eso es lo único real y verdadero, porque es infinito y eterno. Todo lo demás, que se origina de ella y luego regresa a ella, todo lo que tiene nombre, forma, tamaño, color, límites, principio, fin, etc., es una ilusión, porque existe por un tiempo (breve o largo, pero limitado) y luego desaparece, retornando a su fuente, la Unidad Ickeana, o lo que el físico David Bohm llamó el "Orden Implicado". Cada conciencia vive en su propio universo paralelo, su representación mental del universo, que construye como un rompecabezas, a través de la percepción y la razón (del latín ratio, razón, proporción, comparar dos ideas para elegir una y descartar la otra, razonar es dudar). Elegimos aquello que encaja en nuestro rompecabezas, con lo que elegimos antes, con nuestras creencias, nuestra fe. Cada elección de la conciencia, o el Observador, en la Mecánica Cuántica, produce el llamado Colapso de la Función de Onda (véase la ecuación de Schrödinger), y tiene consecuencias (en lo inmediato y/o a mediano o largo plazo): crea, energiza, materializa, determina una "realidad" subjetiva dentro de ese universo paralelo en particular. Con cada elección la "realidad" se bifurca en dos o más universos paralelos, dice Max Tegmark, del MIT, Massachusetts Institute of Technology.

Considero a David Icke el filósofo más grande de lo que va del tercer milenio, a pesar de que no asistió a la Universidad, o más bien precisamente por eso, porque no fue adoctrinado en un conocimiento desviado y manipulado que se inculca en las universidades. Icke es autodidacta, pero empezó su educación leyendo los libros de su abuelo, masón de grado 32, luego del fallecimiento de éste. Es decir que él accedió a un conocimiento que se oculta al público en general.

Justamente, por haber iniciado su instrucción con ese material, o por su entorno, Icke no es precisamente cristiano, sino más bien lo contrario, aunque con una profunda y verdadera espiritualidad. Es bastante crítico del cristianismo, y sus críticas muchas veces son justificadas, aunque no siempre. Icke siguió a la verdad adonde lo llevó. De hecho, en cierto punto de su trayectoria, fue un creyente en Jesús, y luego volvió a cambiar de opinión. Finalmente, David Icke encontró que la verdad es todo y al mismo tiempo nada, esta totalidad que él llamó la Unidad, que creo que es lo que los budistas llaman Buda Amithaba (vea el breve Libro Tibetano de los Muertos).[24]

A diferencia de Icke, Claudio María Domínguez evita hablar de las fuerzas negativas (como las descritas en este libro de Kerth Barker) que manipulan nuestra "realidad", nuestra ilusión colectiva. Pienso que es una estrategia muy inteligente, porque de esta forma no les aporta su atención, su energía, no les aporta sustancia, densidad, materialidad. Después de todo, estas fuerzas negativas son ilusiones también y al no hablar de ellas, Domínguez evita asustar a la gente, que es lo último que uno querría hacer, ya que es el miedo lo que las alimenta y fortalece, la fuente de su poder, la energía que puede hacer que se materialicen. Sin embargo, pienso que tal vez esto es muy avanzado para la mayoría de la gente que no tiene idea de los riesgos de ignorar lo que Domínguez trata de enseñar, es decir, de lo que tales fuerzas están tramando para nosotros. Así que, aunque puedo estar equivocado, concuerdo con Icke en este sentido.

Si bien considero a Icke el filósofo más grande, y concuerdo con él en algunas cosas, también discrepo con él en otras. Por ejemplo, con respecto a la existencia de Jesucristo, él y yo vivimos en universos paralelos diferentes. Pero es nuestra elección. Si no podemos estar seguros de las noticias de hoy, menos podemos estarlo sobre algo que pasó hace dos mil años. Elegimos creerlo o no. Él eligió diferente, pero es irrelevante, porque es una ilusión de todos modos, igual que la Tierra, el Sol, las galaxias y todo lo que tenga forma, tamaño, límites, principio, fin, etc., así que no vale la pena discutir por eso.

Para mí, un universo paralelo es una burbuja de conciencia, una membrana o brana flotando en la onceava dimensión que rodea a una conciencia y alcanza a las otras conciencias que puede percibir, o con las que puede interactuar.

Las conciencias no se limitan a los seres humanos, ni siquiera a los biológicamente vivos. Todo lo que tiene energía, tiene conciencia. Un aparato detector en un laboratorio puede ser el Observador en la Física Cuántica, incluso un solo electrón puede serlo. Y tampoco se limitan a lo que podemos ver, percibir o detectar, así que ángeles, demonios, fantasmas y extraterrestres pueden existir. O sea que nada de lo escrito por Kerth Barker en este libro viola ninguna ley de la Física, a pesar de lo que la falsa ciencia satanista convencional, dominante, de corriente principal, materialista, positivista, nos quiere hacer creer.

En particular, en el universo paralelo ickeano (lo que Icke cree), existen los extraterrestres reptilianos, luciferinos, que para mí son la personificación, manifestación o materialización del miedo. También los pequeños Grises asexuados inspiradores de las grandes religiones sexofóbicas a su medida, que aparentemente han perdido la capacidad de reproducirse por sí mismos y por eso hacen experimentos reproductivos con los humanos abducidos (secuestrados). Este fenómeno fue seriamente investigado por el psiquiatra de Hardvard, dr. John Edward Mack (1929-2004), y probablemente lo pagó con su carrera e incluso su vida, porque falleció en un sospechoso "accidente" de tránsito en Londres. Algunos autores especulan que los grises son la evolución de la especie humana regresando a través del tiempo desde un lejano futuro para asegurar su propia supervivencia. Tal vez encuentran difícil persuadir a más conciencias no encarnadas a que encarnen en su especie para vivir una vida gris, asexuada y aburrida, fría, sin emociones, sin magia, en un mundo de seres privados de sus emociones por haber hecho un uso irresponsable de esa energía. Quizás vienen a tratar de ayudarnos a resolver nuestros problemas, pero justamente son los que hacen nuestra vida emocionante, o quizás por el contrario, vienen a asegurarse de que evolucionemos hacia su infernal mundo de miedo, para asegurar su supervivencia futura, o quizás ambas cosas, si hay dos tipos de Grises, benéficos y malévolos.

Un universo paralelo es una idea materializada por las conciencias que creen en ella, que comparten la misma idea, o membrana, o brana, que le aportan su atención, su energía, que están sintonizadas en la misma emisora, diría Icke. Cuando un fotón interactúa con un electrón se perciben mutuamente y sus burbujas de conciencia se unen en una más grande. Dice el dr. Dean Radin, del Institute of Noetic Sciences de San Francisco:

Un electrón o cualquier otra partícula elemental existe sólo en relación a otras cosas, como son otras partículas o el universo en general. Esto significa que al bucear lo bastante hondo en la naturaleza de la materia todo lo que sabemos sobre el mundo cotidiano se disuelve. Ya no hay objetos, sólo hay relaciones.

Estas burbujas o branas no son como burbujas de jabón, que revientan cuando se las pincha. Son seres vivientes. Si se las ataca con una idea que niega su existencia o su derecho a existir, se defenderán con otra idea. Si se les hace un agujero demostrando la falsedad de algunas de las piezas de ese rompecabezas, no explotarán como un globo, sino que intentarán reparar el agujero, como una célula, como un ser vivo que cura una herida.

Incluso el filósofo de Oxford, Nick Bostrom dice que estos universos paralelos serían simulaciones computarizadas, y que nosotros seríamos seres virtuales, como los del juego Los Sims, viviendo en una simulación computarizada en una supercomputadora alienígena extremadamente avanzada.



Hay gente que encuentra particularmente difícil creer la parte de los reptilianos en las ideas de Icke. Parece que está bien creer en ovnis, extraterrestres, Pie Grande, la Atlántida, sirenas o fantasmas, a partir de toda la información disponible sobre ellos, pero no está bien creer en reptilianos, y no entiendo por qué. Después de todo, ¿cuál es la diferencia?, son todas ilusiones de todos modos. A mí me parece otra manipulación satanista que pone límites a lo que debemos creer para que no nos acerquemos demasiado a la verdad. Los reptilianos no son un invento de Icke. Vi el capítulo llamado El Monstruo de Flatwoods, de la serie documental Monsterquest, o En Busca de Monstruos, de The History Channel, en el que testigos afirman haber visto en los pantanos de Flatwoods, a un ser reptiliano flotando sobre la tierra a bordo de alguna clase de máquina o nave pequeña, en el año 1952, un año antes de que Icke naciera. También, los Annunaki, mencionados en las Tablillas Sumerias, serían reptilianos.

Aunque nunca percibí personalmente a uno de estos reptilianos, no encuentro dificultad en creer en ellos. Encajan en mi rompecabezas mental, en mi universo paralelo, y no violan ninguna ley de la Física. Ignoro también si esta historia de Barker es "real", si relata hechos que sucedieron, pero nada de lo que dice es físicamente imposible. Su relato me parece interesante, coherente y posible. Describe un universo paralelo, una ilusión, una idea que existe en la mente de aquellos que creen en ella, sea el mismo Barker uno de ellos, o no (si la inventó), pero si yo no la creyera no me habría tomado la molestia de traducirla ad honorem. Confío en la buena fe del autor y su historia encaja con lo que elegí creer. Admito que tengo dificultad con algunos pocos detalles, pero el mismo autor aclaró al principio del libro que cambió algunos datos para proteger a algunas personas.

La idea del miedo, una emoción que separa, como energía, me recuerda el concepto de Energía Oscura en la Física, una energía que separa, y algunas de las distintas teorías acerca del destino final del universo. Quizás el universo se separe en dos partes, una interna que colapse en un Big Crunch, e incluso rebote en un Big Bounce, un universo cíclico, y otra externa que siga expandiéndose indefinidamente, como en el Big Freeze o el Big Rip, en las cuales esta energía oscura tiene un papel preponderante. En estos escenarios sólo quedaría un vacío frío y oscuro, sin nada, salvo por algunos fotones y partículas elementales desligadas, que serían la materialización de las ideas desdichadas. También me recuerda lo que en las películas de la serie La Guerra de las Galaxias se llamó "el lado oscuro de la fuerza".

Por el otro lado, me resultó interesante que en su novedosa terapia, en esta historia, los Fabian sólo se concentraron en analizar los recuerdos felices. Cuando la gente llega a una edad avanzada tiene una memoria selectiva: recuerda mejor las cosas agradables y tiende a olvidar las desagradables. Pienso que, si Bohm tiene razón, y el universo es holográfico, tal que cada parte es una versión más pequeña del todo, tal vez cuando el universo llegue a su fin, sea cual sea, todo lo que quedará serán los recuerdos agradables, en el estado de eterna felicidad final que los budistas llaman Buda Amithaba. Esto, por supuesto, incluiría la idea general del compasivo Cristo y los ángeles, y excluiría a los malévolos reptilianos y demonios, salvo para aquellos que se dejan engañar por las versiones opuestas de estas ideas, por el simbolismo inverso. Tal vez esa selección es el objetivo final de las infinitas simulaciones de los infinitos universos paralelos.

El budismo dice que la causa del sufrimiento es el deseo. La conciencia residiría originalmente en la onceava dimensión, en el estado Amithaba, pero a causa del deseo desciende a una dimensión más baja donde existen las reglas que definen, distinguen y separan a la cosa deseada de todo lo demás. Pero esas mismas reglas también la separan de la conciencia que desea, y esa separación produce sufrimiento. Si el universo es una membrana en la onceava dimensión, las dimensiones más bajas son capas paralelas a ella, bajando en orden de magnitud a medida que se alejan de ella. Cuanto más baja es la dimensión, mayor es la cantidad de reglas que determinan que las cosas sean como son, mayor es el detalle, más definidas y separadas están las cosas, y mayor es el sufrimiento.

Y si la humanidad está por evolucionar a la cuarta dimensión, o como dicen las profecías de los indios Hopi, al quinto mundo, tal vez se cumpla la profecía del artista argentino Benjamín Solari Parravicini, según la cual en un futuro nos comunicaremos telepáticamente. Si una dimensión más alta significa una mayor interconexión, tal vez el inconsciente colectivo de Carl Jung telepáticamente interconectado, mencionado en esta historia de Barker, se vuelva consciente para nosotros.

Esto implicaría que ya no habría secretos ni intimidad. Cosas como crímenes, emboscadas, ataques sorpresa, infidelidad, traición, espionaje, fraude, etc., ya no serían posibles. Esto podría ser un paraíso o un infierno dependiendo de la tolerancia que haya. Lo que conocemos como Libre Albedrío, o sea la posibilidad de elegir hacer el mal a sabiendas, podría terminar o quedar severamente restringido, cambiando dramáticamente. Ignoro si tendríamos una mente colectiva como las abejas o las hormigas, (o los Grises, los hombres-hormiga de las leyendas Hopi), y cómo sería.[25]Pienso que los egos o personalidades que armonicen con la mente colectiva podrán permanecer encarnados y reencarnar. Los que sean espiritualmente superiores podrán ir a un plano más elevado, y los que sean rechazados por ser espiritualmente inferiores irían a alguna clase de infierno o gehena, siendo estos tres destinos sólo ilusiones diferentes creadas por la mente, individual o colectivamente.

Pero todo esto es pura especulación mía, no tiene por qué ser verdad para nadie más. Hay personas a las que no les gustan las verdades, sobre todo las ajenas. Rechazamos las verdades porque nos apegamos a la ilusión (o Matriz) y así, consciente o inconscientemente creamos nuestros propios problemas, para diversión y aprendizaje del alma, o mente, o consciencia, o inconsciente, o como se le quiera llamar.

Nos atraen las formas y los colores, las cuales no existen en la Unidad, así que elegimos la ilusión, que es más divertida y emocionante, y así, consciente o inconscientemente generamos todo tipo de problemas como guerras, crímenes, crisis, hambre, polución, etc.. La ilusión es como un parque de diversiones para el alma. Nosotros vamos a la guerra con miedo real de morir, pero pagamos para que nos asusten en un thriller o una película de terror, o un juego mecánico como la montaña rusa o el tren fantasma, porque disfrutamos de esa emoción, ya que no es un miedo real: sabemos que es una ilusión, que estamos seguros y a salvo.

Del mismo modo, nuestra alma inmortal no tiene miedo real de morir en una guerra porque sabe que es sólo un juego y que la muerte del cuerpo no es el final. Guerras, crímenes y demás son la trama que nos permite representar nuestra actuación como héroes, villanos y víctimas, para la diversión y aprendizaje del alma, o espíritu, o mente, o consciencia, o inconsciente, o como se le quiera llamar. Como cuando un narrador cuenta una buena historia para entretener a una audiencia, la ilusión nos emociona, hace volar nuestra imaginación y nos atrapa como una telaraña a una mosca, capta nuestra atención, nuestra energía, nos engancha, nos inspira el deseo de involucrarnos, de participar, de influir en el desarrollo y resultado de los eventos narrados.

Hay una élite diminuta de iluminados que dirige la función, obteniendo como recompensa poder y dinero, quienes conscientemente crean los problemas ya citados, los que la vasta mayoría de la humanidad inconscientemente desea. Dicho de otro modo, la relación de los líderes con sus pueblos es sado-masoquista. Entiendo cómo suena: sí, esos líderes deliberadamente envían a millones de jóvenes a inmolarse en una guerra santa, pero no lo hacen por maldad, sólo son bromistas, payasos muy chistosos. Es sólo un juego, diversión. La vida es una fiesta y los masoquistas son la piñata. A un nivel más elevado o inconsciente, esos sádicos los aman tanto como para darles lo que estos masoquistas desean, la oportunidad de interpretar sus roles para su diversión y aprendizaje.

Estas élites nos mantienen en la ilusión manipulando nuestra percepción de la realidad a través de la "ciencia", la religión, la "filosofía", la "educación" (adoctrinamiento), y los medios de comunicación. Nos venden la ilusión como un perfecto sistema de creencias, sólido, sin fisuras, sin fallas, "lógico", "racional", de manera que cuestionar cualquier parte del relato (Atlántida, ovnis, ángeles, fantasmas, reencarnación) es considerado un ataque al sistema entero y se reacciona en consecuencia, apelando a cualquier "título", diploma o "autoridad" disponible, sin importar mucho cuánto sepa realmente del asunto.

Nos manipulan para desviarnos tan lejos como sea posible de cualquier cosa más o menos verdadera (porque una verdad lleva a otra más profunda por el camino centrípeto hacia la Unidad ickeana, y viceversa, una mentira lleva a otra más lejana por el camino centrífugo), y así controlan lo que pensamos, nuestras creencias y decisiones, la política, la historia y los eventos mundiales. Pero más allá de ellos, somos nosotros, la vasta mayoría de los humanos, quienes nos dejamos arrastrar por sus mentiras porque inconscientemente elegimos la ilusión, no somos inocentes. Incluso asesinamos a los profetas que nos dicen la verdad, porque nos cuentan el final de la película, nos arruinan la ilusión (y a las élites, el negocio).

Esto me proporciona otra forma de ver el satanismo: es sólo un juego. Esta ilusión colectiva que llamamos nuestra "realidad", este parque de diversiones virtual de terror en el que inconscientemente elegimos participar, dirigido por una élite que a su vez son marionetas de titiriteros reptilianos extra-dimensionales, sería una broma pesada que los chistosos reptilianos le juegan a la humanidad. Es como decir que el Holocausto fue una broma pesada que los Nazis les jugaron a los judíos, o que algunos judíos les jugaron a otros judíos, si Hitler era judío, como afirma David Icke (probablemente lo era, ciertamente no era ni alto, ni rubio ni de ojos azules), y considerando quiénes financiaron a los Nazis. Esto es sólo una broma, una comedia, no una tragedia, porque aunque los cuerpos pueden matarse, destruirse y quemarse, las almas no, como dice el Bhagavad-Gita. Si lo vemos así, deben estar teniendo mucha diversión en estos momentos en la Franja de Gaza, tanto las víctimas como los victimarios, demasiada diversión para mi gusto.

Si este poder se basa en el miedo, y se alimenta y fortalece con el miedo, tiene sentido que en sus rituales se realicen sacrificios que generen esas emociones, y que se usen niños, que son seres más emocionales, con emociones más fuertes. Tal vez un adulto, al entender que está a punto de ser sacrificado, se resigne y acepte su destino, y al calmarse arruine el sentido del ritual. Por eso, Barker tiene razón, el satanismo hardcore es el corazón de este movimiento, y los ingenuos Fabian estaban, de nuevo, trágicamente equivocados al pensar que podían erradicarlo. Si de lo que se trata es de generar esas emociones, pienso que Icke tiene razón cuando dice que cosas como las guerras son sacrificios rituales satánicos masivos. Cualquier cosa puede ser un ritual. Por ejemplo, comer puede interpretarse como un sacrificio del alimento. Y si quiero colgar un cuadro en la pared, clavar un clavo en la pared para sostenerlo puede interpretarse como un ritual mágico para interrumpir la fuerza de gravedad. Es evidente en estos "rituales" la conexión entre nuestras acciones y su efecto sobre la "realidad". Pero el hecho de que en otros rituales no podamos ver esa conexión no significa que no exista. Sólo significa que a veces no entendemos cómo una idea, energizada con una emoción, se materializa o manifiesta en nuestra "realidad".

En el capítulo 11, Caos, de la serie documental Magia, emitida por el canal Infinito de Argentina en el año 2006, se habla sobre la Magia del Caos. En la sección La Magia de Sigilos, dice:

Una de las claves para el logro de efectos mágicos dentro del Caoísmo son los estados alterados de conciencia, a los que se puede llegar utilizando sigilos. La técnica de la sigilización transforma los deseos de cambios en símbolos, y a partir de estados alterados de conciencia los dispara hacia la realidad.

Seguidamente, habla el psicólogo e investigador argentino Martín Fernández Cufré:

Otro de los planteos genéricos del Caoísmo es que una de las claves para el logro de efectos mágicos son los estados alterados de conciencia. O sea, la idea es que nosotros estamos inmersos en una serie de sistemas de creencias que dicen que la realidad funciona de cierta manera, de esta o la otra, que la realidad material tiene tales límites, y esto de alguna manera condiciona cómo nos vinculamos con esa realidad, pero no es de ninguna manera el límite. Entonces, mediante la inducción de determinados estados alterados de conciencia se puede vincularse con la realidad de una manera anómala, digamos, y lograr cambios de un modo diferente. El Caoísmo, más que nada por ideas de Peter Carroll, se interesa en un estado en particular que él lo llama la Agnosis, que no sé si tiene relación directa, habría que ver, con la idea de la Agnosis de la antigüedad, ¿no es cierto?. Pero él le llama un estado particular en el cual, en un instante, desaparece, como que desaparece la conciencia ordinaria, desaparecen los pensamientos, desaparece todo vínculo ordinario con la realidad, y hay como un vacío total. Un vacío total, centrado, en el cual toda la energía está centrada en un único punto. En un único punto está totalmente focalizado y la idea es que ahí se proyecta el sigilo o ahí se hacen distintas operaciones mágicas. Carroll habla de que hay (esto no es sólo en la Magia del Caos, es una recopilación de todas las tradiciones, las prácticas de la historia), o sea, él dice que hay en general dos tipos de modos de inducir este estado: uno es el inhibitorio y otro es el exhaltatorio. En el inhibitorio, por ejemplo, tenemos la meditación, tenemos la deprivación sensorial, bueno, distintos, la relajación, distintos tipos de técnicas que llevan a calmar, a que la energía baje, los pensamientos en un momento empiezan a bajar, ¿no es cierto?, que todo se calme. Y otro es el exhaltatorio, que es, no sé, puede ser la percusión, la danza frenética, puede ser la intoxicación en algunos casos, ehm, la violencia, plantean algunos, ¿no es cierto?. Acá hay cuestiones, bueno, morales, de alguna manera, que se filtran. La idea es que la técnica en sí, el estado ese puede ser despertado por distintos tipos de técnicas.

Entonces, lo que vemos en los rituales de sacrificio y Abuso Ritual Satánico, es el empleo deliberado del método exhaltatorio para lograr estados alterados a través de la violencia, y a veces las drogas. Pero tal vez no siempre el uso de este método es deliberado y conscientemente orientado a prácticas mágicas, si consideramos la violencia asociada al uso de drogas que plagan nuestras sociedades modernas. Los jóvenes usan el alcohol para bloquear los frenos inhibitorios activados por, a veces ridículas, reglas sociales, y así permitir que su inconsciente se exprese. Pienso que David Icke tiene razón cuando dice que las drogas abren lo que en informática se llama un backdoor, o puerta trasera, en la mente del adicto, permitiendo que sea hackeada por uno de estos demonios o reptilianos astrales. Lo cual me lleva a hacer notar la estrecha relación e interconexión o entrelazamiento que siempre han tenido todas estas cosas desde tiempo inmemorial: el uso de drogas, las prácticas mágicas, los traficantes de drogas, las mafias, los servicios secretos y de inteligencia, los anillos o redes de pedófilos organizados, la Masonería, la plutocracia u oligarquía, etc.

Los satanistas y quienes se dejan influenciar por ellos, aquellos incapaces de distinguir entre el Judaísmo y el Sionismo, suelen atacar a sus críticos etiquetándolos o encasillándolos como antisemitas y/o fanáticos cristianos. Tal vez Icke renegó del cristianismo en sus libros para esquivar esa acusación. Pero no es casualidad que el satanismo parezca muy anti-cristiano, y muy "judío". Si mal no recuerdo, en Timeo yCritias, o La Atlántida, Platón relata que los sacerdotes egipcios le cuentan al sabio Solón que su pueblo, los griegos, habían olvidado su importante papel en la victoria sobre una antigua civilización muy avanzada tecnológicamente (más avanzados que nosotros en la actualidad), situada en unas islas en el Atlántico, que se había vuelto corrupta y trató de tomar el control del mundo, siendo enfrentada, derrotada y destruida por los habitantes de la antigua India. Sobrevivientes de la Atlántida se habrían establecido en Egipto, y luego sus enseñanzas, tradiciones, prácticas mágicas, creencias, habrían pasado a los judíos en, o antes de, los tiempos de Moisés. De allí, a través de los Caballeros Templarios, llegaron a la Masonería, donde se puede observar rituales notablemente similares a los egipcios. Sin ser antisemita, ni mucho menos, para mí, el poder del miedo y la mentira aún emana de un epicentro en esa desértica parte del mundo, mientras que la verdad acerca de esta ilusión o Matriz nos sigue llegando de la exuberante India, a través de Bohm, su amigo Krishnamurti, Domínguez, Icke y muchos otros. Algunos creen que Inglaterra, y Europa en general, e Israel son aliados menores subordinados de EEUU. En cambio, yo creo que nunca fue así, que es más bien al revés, que Israel, o más bien el Sionismo, controla a Inglaterra y ésta a EEUU, a través de la Masonería. No sería casualidad, entonces, que Cristo, si existió, hubiera nacido judío, en el corazón de estas prácticas, con el fin de enfrentarlas. Y tampoco sería casualidad que, según los Evangelios (Mt 3:7 y 23:33), haya llamado "raza de víboras" (léase reptilianos) a los fariseos, criticando su hipocresía, su poder basado en la mentira y el miedo. No es casualidad que la Iglesia de Satán, fundada en 1966 por Anton LaVey, parezca un opuesto inverso del cristianismo. De hecho, esta es la crítica que Michael Aquino, el agente de la CIA y fundador de la Iglesia de Set, el dios del mal egipcio, le hace a LaVey: que reduce a Satanás a un mero papel secundario de adversario de Cristo.

El Libro de Enoc, capítulo 6, versículo 6 dice:

Y eran en total doscientos los que descendieron sobre la cima del monte que llamaron "Hermón", porque sobre él habían jurado y se habían comprometido mutuamente bajo anatema.

Estos serían ángeles caídos, que se rebelaron contra Dios, o alienígenas reptilianos, según la Teoría de los Astronautas Antiguos. Ahora bien, al monte Hermón, en el Líbano, también se lo llama Sión (o Sirión, según la versión) en la Biblia (por ejemplo, Deuteronomio 4:48). La palabra Sion, sin acento, aparece 52 veces en la versión Reina Valera de la Biblia, de 1960. Hay otro Monte Sión, que es una de las colinas de Jerusalén, y en la Biblia se la menciona varias veces como sinónimo de Jerusalén y morada de Jehová de los ejércitos, el iracundo Dios hebreo. David Icke, en El Mayor Secreto (1999), habla extensamente del Priorato de Sión, una poderosa e influyente sociedad secreta. En las películas de la serie Matrix, con Keanu Reeves, de las que Icke es co-guionista, la ciudad subterránea de los humanos libres, que resiste la tiranía de las máquinas, se llama Sión, y en la primera de la serie, de 1999, Morfeo le dice Neo que las máquinas convirtieron a los humanos en su fuente de energía, para alimentarse y generar su simulación computarizada con las emociones humanas, que de este modo se usan su contra para esclavizarlos en ese mundo virtual.

Entre los miedos con los que se controla al mundo, uno muy importante es el miedo a la escasez futura, que deriva en otras emociones, como la envidia y la codicia, y es ampliamente difundido mediante lo que se conoce como Economía. Ya en su libro de 2005, "Hitler ganó la guerra", el economista argentino Walter Gustavo Graziano, en el primer capítulo, "Nash: la punta del ovillo", cuenta cómo tuvo que enterarse a través de una película de Hollywood, "Una mente brillante" (de 2001, Oscar a la mejor película en 2002, protagonizada por Russel Crowe), que el genial matemático norteamericano John Nash (Nobel de Economía por la Teoría de los Juegos) demostró matemáticamente en los años '70 que las teorías postuladas 200 años antes por Adam Smith en "La riqueza de las naciones" están equivocadas, que una sociedad puede alcanzar un mayor nivel de bienestar a través de la cooperación (la simbiosis y diversidad de la selva tropical) que con la competencia salvaje (el árido desierto neoliberal). Aún hoy, 40 años después, no se puede aprender eso en las universidades, porque en las cátedras de economía se siguen enseñando las teorías equivocadas de Smith, en vez de las de Nash. Estas teorías de Smith, que estimulan la competencia salvaje, resultan en la idea darwinista, neoliberal, nefasta, de endurecer las condiciones para que sólo los más fuertes sobrevivan en el desierto resultante, y la inmensa mayoría de la gente sufre a causa de dicho endurecimiento de las condiciones, en todo tipo de situaciones.

Finalmente, el satanismo se puede ver desde otro punto de vista, más positivo. El satanismo negativo que vemos hoy puede ser una versión opuesta, manipulada, tergiversada, falsa y maligna del original. Esta es la idea desarrollada en el capítulo 5,La Conspiración contra Satanás, de la sexta temporada de la serie documental Ancient Aliens (Alienígenas Ancestrales), de The History Channel. Según esta perspectiva, la luz en Lucifer, que significa Portador de la Luz, es la luz del conocimiento. Cuando Satanás, en forma de serpiente (reptiliano), tienta a Adán y Eva a comer el fruto del árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, en realidad pretende ayudarlos a alcanzar la sabiduría de Dios a través de un conocimiento prohibido, y es castigado por eso. Satanás habría sido una fuerza civilizadora para los primeros humanos. Sería el líder de un grupo de ángeles caídos, o renegados, conocidos como los Vigilantes, que enseñaron diversas habilidades a los humanos. La historia aparece en el Génesis bíblico, pero está más detallada en el Libro de Enoc, donde el líder de estos ángeles caídos se llama Shemihaza (cap. 6, vers. 3), quien enseñaba encantamientos y a cortar raíces (cap. 8, vers. 3), lo que hoy llamaríamos brujería, y era un tipo de ángel llamado Serafín, que viene de Ser, serpiente, y Rafín, que significa gigante, una serpiente gigante, también descrito como serpiente alada. La historia coincide con el mito griego del gigante Prometeo, que entrega el fuego (conocimiento) a los humanos, y es castigado por eso. También coincide con otros mitos de todo el mundo, acerca de seres reptilianos que instruyen y civilizan a los humanos, como los Annunaki sumerios, la serpiente emplumada Kukulkán de los mayas, Viracocha de los incas, o Set de los egipcios. Sus conocimientos habrían sido transmitidos a través de sociedades secretas conocidas como la Hermandad de la Serpiente, que luego habría sido infiltrada, dividida, pervertida y difamada. Enseñarle al hombre el Conocimiento del Bien y del Mal tendría la finalidad de que el hombre los distinga para elegir el bien y rechazar el mal. Pero este pecado original, llamado la Caída del Hombre, también puede significar el descenso desde una dimensión más alta, donde no existen el bien y el mal porque todo está unido, a otra dimensión más baja donde existe la polaridad, bien-mal, luz-oscuridad, blanco-negro, calor-frío, amor-miedo, etc..








[1] N. del T: Símbolo mágico, del latín sigilo, sello, estampado.


[2] N. del T: Disociación, como con el gato.


[3] N. del T: Canción de cuna, arrorró.


[4] N. del T: La expresión en inglés para la posición militar de firmes es standing at attention, es decir parado en atención.


[5] N. del T: Conflictuado = Perturbado por conflictos internos.


[6] N. del T: Drag-queen = Transformista, travesti.


[7] N. del T: La canción se llama "When I was a lad", o "Cuando yo era un Muchacho", de la ópera cómica, "HMS Pinafore", o "Buque de Su Majestad Mandil", de Gilbert y Sullivan. En inglés, Pinafore significa delantal o Mandil. El Mandil desempeña un rol esencial en los distintos rituales de la Francmasonería.


[8] N. del T: Una traducción alternativa sería "Cuando yo era un muchacho,cumplí un período como cadete en una firma de abogados. Limpiaba las ventanas y barría el suelo y lustraba el picaporte de la gran puerta principal". En inglés, I served a term puede significar cumplí una condena, es decir, puede referirse al cumplimiento de un período obligatorio, como en una prisión, un manicomio o el servicio militar.


[9] N. del T: Armada = Marina de Guerra, conjunto de fuerzas navales de un país, en inglés Navy.


[10] N. del T: MG = Morris Garages, prestigiosa marca británica de automóviles deportivos, conocida principalmente por sus coches convertibles biplazas deportivos.


[11] N. del T: De hecho, es la única manera que puede explicar la actual desigualdad en el mundo.


[12] N. del T: Vea "El Control Mental Basado en el Trauma" 20 págs. en español (http://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/esp_sociopol_mindcon07.htm), "Control Mental - Archivos Varios" (http://www.bibliotecapleyades.net/esp_sociopol_mindcon.htm), "The Illuminati Formula to Create an Undetectable Total Mind Control Slave" (On Demand Publishing, 1996, ISBN 1-4404-9022-8) por Fritz Springmeier y Cisco Wheeler, parcialmente traducido en http://fritzspringmeier.bligoo.com/la-formula-illuminati-usada-para-crear-un-esclavo-e-indetectable-control-mental-total, y "Deeper Insights into the Illuminati Formula" (CreateSpace, 2010, ISBN 1-4515-0269-9), de los mismos autores. Vea también "Trance-Formation of America" (Reality Marketing Inc., 1995, ISBN-13: 978-0966016543 ISBN-10: 0966016548) de Cathy O'Brien y Mark Phillips. Vea además "El Manual del Lavado de Cerebro" (1955) atribuido al jefe de la NKVD (precursora de la KGB) Lavrenti Beria, 25 págs. en español (http://www.unge.gq/ftp/biblioteca%20digital/Autoayuda,%20desdarrollo%20personal%20y%20sexualidad/Hubbard%20Ron%20L%20-%20Manual%20De%20Lavado%20De%20Cerebro.PDF).


[13] N. del T: Frecuentemente, la acusación de brujería tenía por objeto eliminar al acusado para quedarse con sus propiedades o bienes. No tenía nada que ver con la brujería, sino con la codicia de los acusadores. Así que una vez hecha la acusación, la muerte del acusado era inevitable. Nada de lo que hiciese o dijese podía salvar su vida. A lo sumo, si confesaba sus supuestos crímenes, se le garantizaría la salvación de su alma, pero no de su vida. Las mujeres solas de edad avanzada, con conocimientos adquiridos con los años de experiencia sobre remedios caseros, o la práctica de tareas como las de una enfermera o partera, eran presas fáciles, y así se perdió mucho del conocimiento tradicional. Cuando la víctima tenía hijos o herederos, estos obviamente debían caer bajo la misma acusación, para que ésta tenga sentido, así que muchas veces se eliminaron familias completas. Y todo esto sucedía bajo la pasiva mirada de la ingenua gente de la época. Pero no es muy diferente ahora. La acusación de brujería ya no se usa, y ya no se quema a la gente en la hoguera, pero la gente sigue siendo ingenua acerca de las autoridades y sigue permitiendo que se acumulen y concentren el dinero y el poder a través de todo tipo de injusticias "legales". Y entonces como ahora, este poder y quienes lo acumulan de esta forma es más bien satanista, no cristiano, por más que los que lo acumulen se autodenominen cristianos, porque no tiene nada que ver con la compasión que Cristo predicaba. De lo que no parece darse cuenta la gente ingenua, es que cuanto más se acumule este poder, más difícil es combatirlo, y de que si se permite que continúe creciendo, un día no muy lejano lo controlará todo. A la gente que por cualquier medio legítimo alcanza cierta riqueza o poder, se la invita a unirse al sistema. Si se rehúsan, se las destruye (no necesariamente matándolos) por cualquier medio, legal o ilegal. Si aceptan unirse al sistema satanista, su fortuna y poder básicamente ya no les pertenecen, le pertenecen al sistema, y su acceso a ellos es limitado. Aunque se les permite un alto nivel de vida, su situación no es tan diferente de la de los Caballeros Templarios y su voto de pobreza.


[14] N. del T: Tres significados, al menos. En tiempos de Cristo, gentil se refería al extranjero, al no judío, considerado inferior, por lo tanto usualmente se usaba en sentido despectivo. Un sinónimo es la palabra hebrea goyim. Además de ese significado, goyim también se refiere a un judío ignorante de su religión, el Judaísmo, y, a partir de la era cristiana, también significa cristiano, usualmente usado en sentido despectivo.


[15] N. del T: Probablemente alude a "la Sociedad Fabiana, una hebra muy significativa en la telaraña de sociedades secretas, con su, oh, tan apropiado logotipo del lobo con piel de oveja (figura 301). 'Fabiana' viene de 'Fabio', el general romano Quintus Fabius Maximus Verrucosus. Su salto a la fama fue por desgastar al enemigo durante largos períodos y evitar batallas que podrían resultar decisivas en ambos sentidos. Él y sus tropas entrarían y tomarían el control sólo cuando el enemigo se había debilitado lo suficiente." Este texto entrecomillado pertenece al libro de David Icke "The Perception Deception. Or ... It’s ALL bollocks – yes, ALL of it." (El Engaño de la Percepción. O … es TODO cojones – sí, TODO eso. 2013), y aparece en la Primera Parte, en la sección ‘Novels’ based on fact (‘Novelas’ basadas en hechos), del capítulo 12, Archon ‘Blood’ (‘Sangre’ Arconte). Según Wikipedia, este general y político romano, Quinto Fabio Máximo Verrucosus Cunctactor (ca. 280 a. C.– 203 a. C.) fue Cónsul cinco veces, dos veces Dictador, y Censor en 230 a. C. Su agnomen o sobrenombre Cunctator significa "el que retrasa" en latín y hace referencia a sus exitosas tácticas militares durante la Segunda Guerra Púnica que llamaron Tácticas Fabianas. También es considerado uno de los precursores de la guerra de guerrillas debido a su estrategia, novedosa para los romanos, de atacar las líneas de suministros enemigas cuando era superado en número. Su cognomen Verrucosus alude a una verruga que tenía en su labio superior, Ovicula, el Cordero, otro de los agnomina atestiguado por las fuentes, evoca la suavidad de su temperamento. Esto probablemente inspiró el logotipo del lobo con piel de cordero. El mismo autor, Icke, en un libro anterior, "The Biggest Secret" (1999), El Mayor Secreto, en el capítulo 11, Babilonia Global, dice que la Sociedad Fabiana (http://www.fabians.org.uk) manipula el Partido Laborista británico hasta el día de hoy y opera aún más lejos de casa, y que es ampliamente creído por investigadores que su formación fue inspirada en las ideas de John Ruskin, el profesor de bellas artes que todavía es una leyenda en Oxford, quien dijo que él creía en el poder centralizado y la posesión estatal de los medios de producción y distribución. Agrega que sus ideas formarían la filosofía oficial del Partido Laborista británico hasta más recientemente y ellas también fueron incluidas en las escrituras de Karl Marx y Friedrich Engels y se volvieron las fundaciones del comunismo Marxista que pronto iba a tomar las naciones de Europa Oriental. Y también dice que Ruskin tuvo un tremendo impacto en muchos estudiantes en Oxford y Cambridge que después jugarían su parte en la manipulación del siglo XX, incluyendo al banquero controlado por Rothschild, Alfred Milner, y fue mentor de Cecil Rhodes, quien dijo que él quería crear un gobierno mundial centrado en Gran Bretaña y encabezó una sociedad secreta de la élite llamada la Mesa Redonda, formada en los últimos años del siglo XIX, que organizó la horrenda explotación de África. La Sociedad Fabiana fue fundada en Londres el 4 de enero de 1884, y algunos autores creen que George Orwell tituló y ambientó su famosa novela en el año 1984 (40 años en el futuro, respecto a la fecha en que empezó a escribirla, aunque la terminó después de la guerra y se publicó en 1949) como advertencia de que esta organización podría lograr sus objetivos para su centésimo aniversario. Y tal vez lo hubiera hecho de no haber sido por Orwell, Aldous Huxley, Stanley Kubrick, John F. Kennedy, Nikita Krushev y muchos otros (¿Bob?), que nos dieron un respiro de al menos medio siglo. La novela de Orwell preveía una tercera guerra mundial nuclear en los años '60. Esto habría significado tres guerras mundiales separadas entre sí por dos períodos de unos 20 años, y tal vez ese era el plan. Esta posibilidad es descrita en detalle por el economista argentino Walter Gustavo Graciano en su libro "Nadie vio Matrix" (Planeta, 2010, ISBN 978-950-49-1804-2), en el capítulo 3, La "Cortina de Humo": el enemigo anterior, Sección "El papel de Andropov y Gorbachev". Concretamente dice que en esa época, un sector "Strangelove" norteamericano quería causar una ataque nuclear preventivo contra la URSS porque habían calculado que los EEUU pronto alcanzarían su techo de producción de petróleo (lo que en efecto sucedió en los '70s) mientras que en Rusia se estaban descubriendo nuevos pozos, así que temían perder la guerra energética, y consecuentemente la Guerra Fría. Si novelas como 1984 de Orwell y "Un Mundo Feliz" de Huxley describen el infernal objetivo, el plan para lograrlo, de tres guerras mundiales para imponer una dictadura mundial, también se describe con detalles en "Pawns in the Game" (1958), Peones en el Juego, del ex agente de inteligencia británico William Guy Carr. Desde otra perspectiva, el plan también se describe en la novela "Diálogos en el Infierno entre Maquiavelo y Montesquieu" (1864), del escritor y abogado judío francés Maurice Joly (1829–1878). Unos 50 años después de su publicación, durante la revolución rusa, esta novela de Joly fue plagiada para falsificar los famosos "Protocolos de los Sabios de Sión". Consecuentemente, pero no casualmente, desde entoces, cualquiera que hable de una conspiración mundial es automáticamente descalificado como antisemita.


[16] N. del T: Recuerdos falsos, fabulación.


[17] N. del T: En 1948, Sir Arthur C. Clarke, escribió un breve cuento llamado "The Sentinel", "El Centinela", el cual es un tipo de artefacto, un monolito, dejado en distintos lugares en el espacio por seres de una antiquísima civilización extraterrestre muy avanzada para que les avise cuando otra civilización alcanza el desarrollo tecnológico necesario para llegar hasta él, hasta este Centinela. Veinte años después, en 1968, un año antes de la llegada del Hombre a la Luna, se estrenó la película "2001: Odisea del Espacio", dirigida por Stanley Kubrick, basada en El Centinela, de Clarke. Esta película está ambientada 33 años en el futuro, es decir en el año 2001, donde 33 es un número mágico y místico muy importante y significativo tanto para la Masonería como para la Nasa. El 2001 también es un año importante para la historia mundial a raíz de los eventos del 11 de septiembre. Treinta años después del estreno de la película, en 1998, la misión Mars Global Surveyor de la Nasa envió las imágenes SPS252603 y SPS255103, tomadas en la superficie de Fobos, una de las lunas de Marte, mostrando lo que se conoce como "El Monolito de Fobos", y la imagen HiRISE PSP_009342_1725 tomada de la superficie del planeta Marte, en las coordenadas (-7.2S, 267.4 E), que muestra lo que se conoce como "El Monolito de Marte". Estas serían estructuras artificiales, según reconoció incluso Buzz Aldrin, del Apolo 11, el segundo hombre en la Luna, en una entrevista en C-SPAN, el 19 de julio de 2009.


[18] N. del T: "STARGATE - Por casi dos décadas, la comunidad de inteligencia militar de Estados Unidos incursionó en el mundo oscuro del espionaje psíquico, reclutando un equipo de espías psíquicos para servir como "videntes remotos", individuos que usaron sus dones paranormales para trascender el tiempo y el espacio y descubrir los altamente guardados secretos militares de otras naciones." Esto dice la contraportada del libro "Psychic Warrior. Inside the CIA’s Stargate Program: The true story of a soldier’s espionage and awakening." (El Guerrero Psíquico. Dentro del Programa Stargate de la CIA: La verdadera historia del espionaje y del despertar de un soldado), escrito por el ex-capitán del ejército estadounidense, David Allen Morehouse, publicado en el año 1996 por St. Martin’s Press, New York City, ISBN 0-312-96413-7, en inglés. Un libro altamente recomendable para conocer lo que el ejército norteamericano denominó "Remote Viewing" (Visión Remota), que es el uso del Viaje Astral para obtener información de inteligencia.


[19] N. del T: Salvando su vida otra vez. El balance de la influencia de Bob en la historia me parece positivo.


[20] N. del T: Flashbacks = visiones retrospectivas, recuerdos.


[21] N. del T: Se ha dicho de los libros de David Icke, al menos de los primeros, que son pesados, que intentan convencer. Pero esa es justamente la acción igual y opuesta necesaria para desprogramarnos de la programación que recibimos a través de la educación y los medios de comunicación. La manipulación evidenciada por la anécdota sobre la Batalla de los Cuernos de Hattin no se limita, no puede limitarse, a la Historia. Necesariamente tiene que abarcar todas las áreas del conocimiento humano, de otro modo no sería efectiva.


[22] N. del T: Alude a los eventos del 11/09/2001. Auto-atentados, ataques de falsa bandera.


[23] Veahttp://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/sociopol_baseemocional.htm


[24] Las sucesivas encarnaciones de un alma pueden considerarse como los hemiciclos positivos de una ondulación de la conciencia en la membrana de la "realidad", mientras que en los hemiciclos negativos la conciencia atravesaría los tres bardos, o etapas de una vida espiritual del otro lado, descriptos por el Libro Tibetano de los Muertos, siendo éstos otra ilusión creada por la propia mente. La dualidad onda-partícula se aplica a todas las cosas, no sólo en la escala microscópica. Todas las cosas ondulan entrando y saliendo de la membrana, de la existencia, creándose y destruyéndose, pasando de partícula a onda y viceversa. Uno de los principios de la Mecánica cuántica es el Principio de Conservación de la Información. Si un objeto se destruye al caer en un agujero negro, la información acerca de cómo estaba constituido se conserva en el campo magnético del agujero negro. Sólo se destruye la versión "localizada" o "de partícula" de dicha cosa, pero no su versión "no localizada" o "de onda" que está distribuida en todo el universo, holográficamente. Y si el universo es holográfico, quizás el campo magnético terrestre conserve información de las cosas destruidas en la Tierra.


[25] Tal vez algo como en la película The Invasion (2007), Invasores, con Nicole Kidman, Daniel Craig, Jackson Bond.


FIN.
.