Codex Magica 2: La Megalomanía Y La Rabia De Los Psicópatas

Por Texe Marrs, Traducción: Ritual y Propaganda

La megalomanía y la rabia de los psicópatas: ¿por qué los Illuminati hacen lo que hacen?

"Todos mis métodos son racionales, solamente mis objetivos están desquiciados."- Capitán Ahab en Moby Dick de Herman Melville



¿Por qué los Illuminati hacen lo que hacen? Después de muchos años de investigación sobre su comportamiento y conducta, y la comprensión de sus objetivos y ambiciónes, estoy seguro que estos hombres se ajustan a la definición de personalidades psicopáticas. Son psicópatas y, como tales, están afectados por una enfermedad peligrosa llamada megalomanía.

Así es como el diccionario Webster define estas palabras:

Personalidad psicopática:

1. Un estado emocional y de comportamiento desordenado caracterizado por la clara percepción de la realidad, excepto en las obligaciones sociales y morales del individuo y, a menudo por la búsqueda de la satisfacción personal inmediata en actos delictivos, adicción a las drogas, o la perversión sexual.
2. Una persona que tiene una personalidad psicopática.

Megalomanía: 

1. Una manía de presentar un rendimiento grandioso.
2. Un trastorno mental delirante que se caracteriza por sentimientos de omnipotencia infantil y de grandeza personal.

En suma, el psicópata posee una clara percepción de la realidad -sabe muy bien lo que está haciendo -pero él se niega a cumplir con la moral de la sociedad. En cambio, persigue la satisfacción personal en cosas tales como actos criminales, adicción a las drogas y perversión sexual.



En combinación con los sentimientos de la megalomanía, el psicópata tiene visiones de su propia omnipotencia-él cree que es un Dios- y tiene delirios de grandeza. Puesto que él está convencido de que es divino y que no está limitado por las reglas que se aplican a otros seres, menos piadosos, el psicópata es una persona peligrosa de hecho. El Dr. Essi Viding, del Instituto de Psiquiatría en el prestigioso Colegio del Rey en Londres, Inglaterra, ha realizado un amplio estudio de la motivación y el comportamiento de la personalidad psicopática. El Dr. Viding advierte que el psicópata "muestra una falta de remordimiento, de conciencia y comprensión a los sentimientos de los demás." 1 suena como una descripción psicológica y el perfil de un montón de líderes políticos de hoy y empresarios importantes de nuestro mundo.

Loco, Parásito, inmoral y peligroso

Frustrar la ambición desenfrenada del psicópata puede disparar sus actos de forma descontrolada, con ataques de ira y rabia. Si el psicópata tiene una posición de gran responsabilidad - por ejemplo, ser presidente de los Estados Unidos o dictador de una nación tecnológicamente avanzada, puede que este haga un daño importante.

William Krasner, en un artículo camino de 1946, titulada Neurotica, advirtió de los peligros que acechan a las sociedades que caen en las garras del psicópata criminal. El escribio:

"El psicópata es un parásito de influencia inmoral. Cualquier grupo, si bien puede apoyar por diversas razones e incluso honrar al psicópata... en proporción directa a la medida en que el psicópata es tolerado, sus se actitudes encuentran apoyadas en el patrón de la cultura, en esa medida, se trata de una sociedad poco saludable" 2

Trágicamente, América en realidad se ha convertido en un refugio para los psicópatas peligrosos con trastornos mentales. El Consejo de Relaciones Exteriores, una organización iluminista, cuyos 3.000 miembros ejecutan casi todas las facetas de nuestro gobierno federal, sobre todo al nivel oficial más alto, es sin duda poblado en su mayoría por psicópatas.

La Orden Masónica en el U.S.A. tiene unos dos millones de iniciados que han sido sometidos voluntariamente a rituales ocultistas para ser aceptados como hermanos comunes. Las filas de la Orden Masónica está cargada, creo yo, de psicópatas peligrosos. La organización de las Naciones Unidas, aprobada y financiada por el Congreso, es un pozo negro hirviente de psicópatas no arrepentidos.

Mentirosos y engañadores


Los psicópatas son mentirosos empedernidos y engañadores. De hecho, ellos se encuentran en una escala orwelliana. Si se enfrentan a una situación en la que la veracidad y la verdad son requisito previo, estos hombres que dirigen el gobierno federal de los Estados Unidos o que asistan como directores generales de las principales instituciones y corporaciones financieras de este país, tienen el  "talento" psicopático de mirar a la ciudadanía en la cara e insistirles que, "dos más dos no son cuatro."

Al ser engañadores y profesionales de la brujería, los psicópatas que conducen el círculo interior de los Illuminati son más que capaces de estar ante las cámaras y ejecutar un ritual oculto de magia ante nuestros propios ojos, fingiendo todo el tiempo que simplemente están actuando normal, como de costumbre. Se ha dicho que si uno realmente quiere ocultar un gran secreto, debe ocultarlo de la vista. Pues bien, esta máxima se aplica ciertamente a la desordenada, pero de alguna manera ilógica, manera de actuar de los hombres iluministas. No es racional ver lo que estos hombres hacen en público, sin embargo, lo hacen y esperan salirse con la suya. ¡Y logran salirse con la suya! O por lo menos, lo hacian antes de que libros como este fueran publicados para revelar su guión y  su comportamiento indebido ritual.

¿Por qué todo esta parafarnalia ritualista? ¿Por qué algunos de los hombres más ricos e influyentes del mundo toman los riesgos de efectuar actos mágicos demoníacas a la vista de todos, tanto como para hacerlo en las principales revistas de noticias y periódicos, en la televisión, y en otras avenidas con grandes audiencias potenciales?

Edgar Allan Poe, el famoso novelista oscuro y de suspenso, una vez escribió un cuento, "Perverse of the Imp", en la que sugirió que los criminales tienen a menudo un abrumador deseo de confesar públicamente sus crímenes tortuosos. ¿Podría ser esta es la razón de los Illuminati para alardear tan flagrantemente de sus conocimientos ocultistas? ¿Es que poseen una habilidad única para el engaño y las artimañas? ¿O los efectúan a la vista de todos porque creen que esta acción infunde de poder y dominio a sus objetivos y metas?

Burladores y Engañosos

¿Es que simplemente disfrutan de burlarse y engañarnos? Se burlan y juegan con nuestras mentes, dándose cuenta de que la gran mayoría de las personas en la sociedad son incautos dispuestos. Después de todo, el asesino en serie John Wayne Gacy (foto) -sin duda una personalidad psicopática- se jactó una vez diciendo, "Un payaso puede asesinar y salirse con la suya."

Gacy disfrutó de vestirse como un payaso alegre y de visitar las salas de los hospitales para animar a los jóvenes pacientes varones. También obtuvo gran placer en los confines de su casa, torturando y asesinando niños pequeños.


Todas estas son razones por las que los psicópatas desfilan ocultamente frente a las cámaras, se dan apretones de manos secretos y se burlan de la opinión pública. Recuerde que, de acuerdo con el diccionario Webster, el psicópata es inmoral, hace alarde egoístamente de costumbres sociales, es infantil en la personalidad, es delirante, y tiene sentimientos de grandeza y omnipotencia. Los hombres que piensan que son dioses omnipotentes deben tener placer extremo al poner estas cosas sobre las masas a las que consideran inferiores y sub-humanos.

Doce claves para entenderlo


Por otra parte, después de una larga y cuidadosa consideración propongo que, además de estos factores, hay al menos otras doce razones, o factores, por qué los Illuminati persisten en su comportamiento aparentemente delirante e infantil. Cada uno de las doce razones está representada por una de las palabras clave enumeradas a continuación:

  • Secretismo
  • Magia
  • Construcción
  • Poder
  • Orgullo
  • Elitismo
  • Señales
  • Riquezas
  • Agrado
  • Invocación
  • Incentivo
  • Rebelión

Es importante examinar estas doce claves para entender por qué los Illuminati hacen lo que hacen. Ya hemos cubierto el tema de la obsesión de la élite con el secretismo en el capítulo uno. En las siguientes secciones y páginas de este capítulo, vamos a ver las 12 razones restantes. Comenzamos con el uso de la magia  para lograr sus fines.

MAGIA


La magia se define en The New Encyclopedia Britannica como "la actuación ritual o actividad que se cree influye en los acontecimientos humanos o naturales a través del acceso a una fuerza mística externa más allá de la esfera humana ordinaria." 3 Esta es una descripción extraordinariamente precisa de lo que es la maga y nos revela exactamente por qué los Illuminati consideran la magia de tal importancia en el cumplimiento de sus objetivos.

Que la magia es una actividad oculta también está indicado en The New Encyclopedia Britannica. Así que no estamos hablando aquí de magos que juegan juegos de salón o de entretenimiento sacando conejos de sombreros, o cortando hermosas jóvenes a la mitad, ni estar encadenado en un acuario lleno de agua y escapar, etc. En cambio, como la enciclopedia tan bien lo expresa, la magia es una actuación ritual. Es un ritual oculto.

En este ritual oculto, el "mago", el iluminista, cree que puede influenciar en "eventos naturales o humanos." Por lo tanto, estamos viendo a los Illuminati dando signos secretos, compartiendo apretones de manos ocultos, donde se presentan los símbolos y la comunicación de mensajes ocultos. Con esto nos damos cuenta de que en la realización de estos trabajos mágicos, el Illuminista realmente cree que está influenciando en el comportamiento humano o de otra manera causando
eventos reales, de forma planificada en particular o de forma prevista. ¡La magia sucede! es una consigna popular entre las brujas, ocultistas, e iluministas. La realidad se transforma. se produce la denominada transformación alquímica. La sociedad está determinada por el plan oculto.

Sin embargo, para lograr estos objetivos, esta "configuración" de la sociedad, el iluminista, como un médico oculto, entiende perfectamente a lo que está accediendo, o como la definición de la enciclopedia explica, a "una fuerza mística externa más allá de la esfera humana ordinaria."

Ahora, el Illuminista puede imaginar que él no está mas que accediendo a la "fuerza de la energía cósmica" o que está explotando en una "cuarta dimensión", o a la "atmósfera etérea."

Recomiendo leer: La "Magia Es Ciencia" Y Como Hollywood Prepara La Nueva Doctrina Masónica

De este modo podrá reclamar que su trabajo mágico, o actividad, es benigna, que es simplemente la denominada magia blanca, magia buena, el camino "derecho" como los satanistas y otros ocultista lo han llamado.

Sin embargo, como veremos más adelante, las autoridades más altas del mundo de lo oculto admiten que no hay ninguna diferencia esencial entre la magia blanca y la magia negra (supuestamente el mal camino... el camino izquierdo). La magia es magia.

¿Quién, o a qué, entonces, accede el iluminista en su actuación ritual de magia? De mis muchos años de investigación sobre las obras y planes de los Illuminati, brujas, satanistas, chamanes, masones y otros ocultistas, declaro sin duda que a lo que estos hombres están haciendo-a sabiendas, en algunos casos, sin saberlo en otros- es a la invocación de demonios de un reino invisible ( "más allá de la esfera humana ordinaria").

Las comunidades ocultas o masónicas pueden llamar a estas presencias malignas por cualquier nombre que deseen en forma de encubrimiento. la Gran Hermandad Blanca, Shamballa, entidades planetarias, la Jerarquía, etc., pero, de hecho, el trabajo de la magia, estoy convencido, no es nada menos de la invocación, o invitación de demonios.

Esto, de hecho, es una actividad muy peligrosa; sin embargo los Illuminati han diseñado sus muchos rituales, signos, códigos, símbolos, arquitectura, arte, y otros dispositivos para que el mundo que nos rodea se convierta en un gran y real teatro del ocultismo. Debido a los Illuminati, todo el mundo está hechizado, oscurecido con lo sobrenatural, y el que es llamado el Príncipe de la potencia del aire, también conocido como Satanás y Lucifer, debe estar muy orgulloso de sus secuaces humanos.


CONSTRUCCIÓN


Usted encontrará en la foto una variedad de diferentes tipos de personas. Existen las celebridades y los ricos y famosos, los ostentosos o jet-set que están en el Iluminismo, el ocultismo y la brujería porque está de moda y es la tendencia. Entre este grupo algunos se encuentran en metidos en la cábala judía, estrellas de Broadway, cantantes/actores, activistas, y así sucesivamente.

Estos son a menudo las personas ignorantes que son utilizados por los Illuminati para extraer el dinero, usados para el sexo, y las novedades. Cuando se acaba el dinero, crecen demasiado para ser parejas sexuales, o la novedad se desgasta, son a menudo retirados y ya no tienen acceso al "círculo íntimo" de la Elite.

Luego están los que hacen el bien - las personas que apoyan la revolución y el socialismo, el globalista, el ecologista, y tienen objetivos similares a los Illuminati por lo que se imaginan que hacen el bien de la sociedad. A veces, estas personas pueden inscribirse en clases de Cábala impartidas por rabinos; estos se unen a organizaciones liberales de cuestión social y también pueden estar involucrados en sociedades y órdenes secretas, aunque a un nivel inferior. Una vez más, vemos que estas personas son meros incautos.

Por último, vemos varios estratos de los políticos de élite Illuminati -Principales y burócratas, incluyendo presidentes, primeros ministros, cancilleres, etc., así como algunos directores corporativos, financieros, magnates de los medios, y otros. Estos son los principales actores, pero de nuevo, son engañados porque existe el grupo invisible, o "círculo interno", que funciona en segundo plano y le dice a estos grandes jugadores lo que deben hacer.

Este nivel de la élite Illuminati han pensado históricamente en sí mismos como "Los Constructores". Hay incluso un libro de texto clásico masónico de este mismo título. Los constructores creen que Jehová Dios hizo a Adán y Eva un servicio conduciéndolos fuera del jardín. Ellos elevan el hecho de que Nimrod, el rey de Babilonia, fue confundido en la construcción de la Torre de Babel, y se apropian de ellos con rabia por la destrucción de su templo en Jerusalén.

De hecho, los constructores están enojados de que cada vez que han tratado de unir al mundo en Uno, se han visto frustrados por Dios. Todos sus discípulos escogidos, los Césares, Carlomagno, Napoleón, Hitler, Stalin, FDR, Mao, vieron su gran plan de conquista descendiendo a la resonante derrota. Pero aún así, se esfuerzan para completar su misión asignada.

Ahora es el nuevo orden mundial (o la "democracia para todas las naciones" de Bush) lo que tienen en mente. Las Naciones Unidas han de ser "reformadas", que se "fortalezcan". Las pocas naciones rebeldes que quedan deben ser erradicadas.

Recomiendo leer: Las 10 Principales Sociedades Secretas Que Manejan el Mundo

Las economías de todas las naciones deben ser igualadas, las empresas extinguidas, las constituciones modificadas o ignoradas, las propiedad privadas expropiadas o reguladas severamente, las religiones transformadas, etc. Esos son los objetivos.

En otras palabras, para construir su Nuevo Orden Mundial, la élite tiene la intención de destruir el orden mundial existente. Lo viejo debe dar paso a lo nuevo. Es el proceso dialéctico hegeliano que se utiliza para lograr este objetivo primordial. Lo que está arriba debe convertirse en lo que está abajo, menciona la ley iluminista de transmutaciones alquímicas.

Robert Oppenheimer, el espía soviético que supervisó el proyecto Manhattan, la construcción de la primera bomba atómica, y estuvo presente cuando la nube de hongo gigantesco se levantó con sus penachos en la implosión de fuego, se dice que exclamó: "Me convertí en el destructor de los mundos". Pocos se dieron cuenta de que esta es una cita importante de las escrituras hindúes, en el "Bhagavad Gita", y fue supuestamente del sol hindú Dios, Krishna. Oppenheimer, un Judío, nombrado en su posición científica por un mason de grado 33º, el presidente Franklin D. Roosevelt, quién era ocultista y un mago cabalista.

Como Michael Hoffman II y algunos otros observadores agudos han señalado, el proyecto de la bomba atómica, la transmutación de la materia en formas intensas de energía, fue durante mucho tiempo un objetivo alquímico de los magos Illuminati. Al igual que el dios hindú que los representa, es el deseo más anhelado de estos malvados hombres nihilistas, que se conviertan en los destructores de mundos. 4

Y luego, a partir de los escombros quemados, como el ave Fénix que renace de las cenizas, está por venir la nueva Ciudad de la Gloria, el Reino de los Illuminati, gobernado por su dios-hombre, rey y maestro, Satanás. Esto es lo último para alcanzar la meta repugnante de los constructores, para deshacer lo que Dios ha hecho, para contaminarse, y destruir el planeta tierra y reconstruirla a su imagen.

Las Escrituras proféticas nos dicen que este plan grandioso - la Gran Obra de los Illuminati nunca se completará en un buen término. El Reino no se convertirá en la provincia de los rebeldes y ni de su oscuro maestro, Satanás. Aquí está la gloriosa declaración de Dios Todopoderoso de cómo todo se terminará:

"El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser los reinos de nuestro Señor y de Cristo, y él reinará por siempre jamás ...
Y las naciones se enfurecieron, y vino tu ira y llegó el tiempo de juzgar a los muertos y de dar la recompensa a tus siervos los profetas, a los santos y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.
- Apocalipsis 11:15, 18

La voluntad y el plan de Dios incomparable se mantendrá. Cristo y su pueblo reinarán triunfantes para siempre, el mal habrá de ser juzgado. Y para los Illuminati, los destructores de la tierra, los siervos de Satanás, Oppenheimer, pregonando el título de "destructor de mundos". Las Escrituras dan testimonio de su destino; ellos también, serán juzgados, para que Dios se encargue "de destruir a los que destruyen la tierra."

PODER


El hambre de poder motiva a los discípulos humanos en la estructura Illuminati. Porque sirven a Satanás, instintivamente saben que también están sirviendo a la voluntad de su jerarquía humana. Ellos esperan ser recompensados por este servicio al lado del mal.

George Bernard Shaw, que mantiene un odio abrumador a Dios y el cristianismo, escribió acerca de una "voluntad" encarnada en el hombre de conciencia superior (la élite) que deberá "finalmente amoldarse hacia una raza de dioses." 5 fantaseando sobre sí mismos como en un estado de transformación divina, como super humanos, especiales y superiores que habrán de lograr elevarse como parte de una "raza de los dioses", es una perspectiva que intoxica.

"Haz lo que desees"

Aleister Crowley, jefe de la orden ocultista, Ordo Templi Orientis, se enorgullecía de ser el "hombre más malvado en la tierra." Crowley predicaba que los satanistas tenían sólo un mandamiento: "Haz lo que desees será la totalidad de la ley."

Sólo los dioses pueden hacer lo que quieran. Esto se traduce en impresionante poder. Cambiar la realidad por la fuerza de la voluntad de uno, es de hecho, la verdadera esencia de la magia y la brujería.

F. Aster Barnwell, en su libro siniestro, El Significado de Cristo para Nuestra Época, equivale LA voluntad humana superior con la conciencia de Dios. A través del desarrollo y el ejercicio de la voluntad, o la magia, dice Barnwell, un hombre puede vivir para siempre como un Dios. Iluminado por el conocimiento oculto, la persona es capaz de utilizar fuerzas de energía psíquicas reprimidas para afectar la realidad material. Barnwell se refiere a esta fuerza de la energía psíquica por el término hindú "Kundalini", o "poder de la serpiente." 6

Se dice que el hombre que posee el poder de la serpiente puede operar en un ámbito espiritual. Como tal, él es inmune a cualquier espectro de la moralidad humana. Lo que él desea siempre es bueno, basado únicamente en los resultados y no en cualquier escala moral relativa. En esencia, el fin justifica los medios. En tal teología relativista, la magia negra no posee menos integridad moral que la magia blanca. El negro es blanco, lo malo es bueno, y todas las cosas se invierten.

El poder es el último afrodisíaco

Oh, que emocionante es para los egomaniacos Illuminati la comprensión de que ellos poseen y ejercen un poder tan increíble dentro de la esfera planetaria. El poder es adictivo.

El ex secretario de Estado y  privilegiado Illuminati Henry Kissinger una vez sonrió y confesó, "El poder es el último afrodisíaco."

Para comunicar ultra secretos, codificados, mensajes visuales de una naturaleza maligna entre sí o con todo el grupo a través de los medios de comunicación más influyentes del mundo, sin temor a ser perjudicados ni de volver a ser castigados por el crimen, debe de hecho, ser similar a la ingestión de un alterador mental, un afrodisíaco que satisface el alma. Estos hombres codician el poder, y transmitir mensajes secretos ininteligibles para las masas ignorantes les deben dar gran placer emocional. Debe inspirar en ellos el deseo de lograr aún mayores objetivos ocultos.

Recomiendo leer: Culto Sexual Se expande Entre Las Celebridades: O.T.O. de Aleister Crowley

Como escribió Shakespeare, "El mundo es mi ostra, la que yo, con espada, tomaré y saquearé." Sí, el mundo es su "ostra", y algunos en la jerarquía Illuminati están tan impregnados de la ambición y la lujuria carnal al poder que incluso tratan de conquistar y gobernar el reino estrellado más allá de los límites de este planeta. Fue el colonialista británico Cecil Rhodes que una vez declaró: "Me gustaría anexar los planetas si pudiera."

Algo menos grande y pretencioso en su ambición de poder, pero sin embargo, cabe recordar que es el ex presidente de la Cámara Newt Gingrich, tan lleno de sí mismo y sentado en la parte superior de la pila en el Congreso de Estados Unidos, una vez dijo a una audiencia: "Mi objetivo es cambiar todo el planeta. ¡Y lo estoy haciendo! "7


ORGULLO


Un perverso sentido del falso orgullo es un factor importante que motiva a los hombres a ser activos como agentes de los Illuminati y para comunicarse por saludos secretos, señales, y por otros medios ocultos.

Concebir aires de satisfecho de uno mismo como superior en iluminación, en el estado de la clase, en las relaciones sociales, y en otros aspectos artificiales es común en la élite. La promoción de elevar al iniciado grado a grado está diseñado a propósito para crear la impresión de que está ganando conocimiento prohibido frente a las multitudes ignorantes fuera de la orden. Un sistema de premios, joyas para ser usadas, apretones de manos encubiertas y signos crípticos también refuerzan la ideología de que el individuo es especial y superior.

Para estar en la broma

Estar en la foto en una revista de circulación nacional es construye el ego suficiente para que el iluminista. Sin embargo, el identificarse con los miembros de una organización secreta exclusiva y potente e intencionalmente usar una señal secreta en esa foto y darse cuenta de que sólo otros de la élite están "en" la broma, por así decirlo, puede, de hecho, generar un torrente de perversa satisfacción y orgullo altivo. La actitud es: "¡Ja! ¡Estamos sacando una victoria sobre ellos! Tenemos el control sobre las masas. ¿¡Qué residuos alimenticios que se les pueden hacer tragar!?"

Jim Keith, un investigador de conspiración de primera clase que algunos creen fue asesinado por la élite durante lo que se suponía había sido un procedimiento quirúrgico menor en la rodilla, cree que la perversa satisfacción y orgullo exagerado de estos hombres es una consecuencia natural de la cantidad de control sobre los demás que la élite les confiere y a sus asociados. Esto es especialmente cierto dado el control y la manipulación de naciones como U.S.A., Rusia y Alemania, las naciones con gran destreza tecnológica que fomenta el crecimiento de control gubernamental "Gran Hermano" de los Illuminati.

El escribe:

"Bajo el manto de los conspiradores principales existen grandes grupos de ricos y terratenientes que dominan una enorme masa de siervos pobres y menores cuyo trabajo y vida son absorbidos para proporcionar el elemento vital que nutre las partes superiores de la pirámide. Esta antigua estructura es perfectamente visible para cualquier persona con los ojos dispuestos a horrorizarse."

También es obvio que las cábalas de la clase dominante y las organizaciones de espionaje, que nosotros conocemos apuntan más o menos en la misma dirección: el control total y la "utilización" de la masa de la humanidad por cualquier medio que sea necesario. Además de toda la palabrería dl supuesto "perfeccionamiento de la humanidad", lo que se desea es el perfeccionamiento de los sistemas de control.

El control es el objetivo común de estas numerosas personas, grupos y gobiernos que conspiran, y en ese sentido que trabajan juntos, colaborando aquí, trabajando individualmente allá, creando una evolución de los conocimientos tecnológicos asesinos que aprietan con rapidez el cuello de la humanidad. Con este objetivo en su lugar, con el dinero y las herramientas de la tecnología avanzada a la mano, el programa general de logra cristalizar. 8

El poder absoluto corrompe absolutamente

El orgullo exagerado se hace especialmente peligroso cuando el mal y los hombres orgullosos adquieren poder. Fue Lord Acton quien, en 1886, pronunció la conocida máxima de que, "el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente." Indebidamente los hombres orgullosos están absorbidos por este temperamento, ya que suelen tener un acceso sin restricciones al poder sobre las personas, sobre las organizaciones, de los recursos y sobre las naciones. El poder para premiar o castigar a los discípulos escogidos, amigos o enemigos, incluso el poder de tomar una vida.

El mejor de los historiadores admite ahora, por ejemplo, que el presidente Franklin D. Roosevelt y sus corruptos asociados masónicos sabían de antemano del ataque japonés a Pearl Harbor, que catapultó a los Estados Unidos a la guerra. Los Illuminati querían guerra mundial, y consideraron que los aviadores americanos, soldados y marineros que murieron el 7 de diciembre 1941 eran necesarios para precipitar la entrada de los EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial.

El Gobierno EE.UU. también tenía conocimiento previo tanto del bombardeo del Oklahoma City de 1993  y los ataques con explosivos contra el World Trade Center y el Pentágono el 9/11. La pérdida masiva de vidas no es ningún obstáculo que a la élite le preocupe.

Su agenda de sangre fría se calcula para engendrar el caos y la destrucción en un proceso alquímico sin fin, de traer Ordo ab Chao (el orden del caos). Para la élite, el asesinato un negocio de costumbre. Y así, una vez más, descubrimos que un vacío moral es inherente a la mente de estos hombres de orgullo perverso.


ELITISMO


Muy relacionado a su perversidad y orgullo exagerado está la realidad corrupta de que los hombres "iluminados", de hecho, ejecutan la mayoría de las cosas en la sociedad. Ellos son la élite, y, por desgracia, que están afectados por el elitismo. Ellos reciben ventajas injustas y estatus elevados en la sociedad. Por desgracia, las masas adoran a los hombres y mujeres de la élite.

El elitismo es una enfermedad. Los hombres (y mujeres) que están en las fotos dando señales secretas e intercambiando apretones de mano secretas, sin duda, disfrutan de un sentido de la perversidad con la suficiencia satisfacción de saber que están engañando a las multitudes ignorantes y sin saberlo.

El círculo interior y sus marionetas

La élite de los Illuminati están divididas por rangos y autoridad. Hay un círculo interior oculto, seguido de un núcleo de varios cientos de miembros. Luego de esto, tenemos tal vez de tres a la cinco
mil en un círculo más grande de influencia, y, finalmente, otras diez mil marionetas.

El último grupo, las marionetas, no tienen ninguna influencia real sobre asuntos de importancia. Este grupo incluye a celebridades, representantes de los medios de comunicación, educadores y otros que solamente están vagamente conscientes de que existe una conspiración global elitista. Simplemente saben que deben ceñirse a la "línea del partido". Las marionetas también se dan cuenta de que deben mantener una estricta forma de la corrección política mediante la promoción de la globalización y la agenda socialista aprobada. Ellos están obligados a adherirse rigurosamente al "guión" siempre y seguir usando fielmente la "máscara" de individuo que se ha suministrado.

John Swinton, periodista y ex editor de The New York Times una vez sorprendió a su audiencia en una reunión-almuerzo la prensa al confesar confiadamente:

"No hay tal cosa en los Estados Unidos como una prensa independiente. Usted lo sabe y yo lo sé ... El negocio de periodismo es destruir la verdad; Para mentir abiertamente; pervertir; vilipendiar; adorar a los pies de Mammon, y para vender su condado y su carrera por el pan de cada día. Usted lo sabe y yo lo sé y ¿Qué locura es ésta de una prensa independiente?"

Somos las herramientas y vasallos de hombres ricos detrás de escena. Somos los muñecos saltantes, a quienes les mueven los hilos y bailamos. Nuestros talentos, nuestras posibilidades y nuestras vidas son propiedad de otros hombres. Somos prostitutas intelectuales.

Swinton parece haber reconocido muy bien que las carreras y actividades de sus compañeros en los medios de comunicación están estrictamente controlados y regulados por sus amos de élite. Y eso le dolía. Pero entonces, después de los comentarios de Swinton ese día, poco se ha oído hablar de nuevo de aquel hombre.

La mente grupal y los insectoides

Como se ha señalado sabiamente Michael Hoffman II, la analogía de "insectos" a menudo reside en la verdadera historia de los iniciados en las sociedades y órdenes secretas. Esto se debe a que estos hombres han sido engañadas por Lucifer, y por lo que buscan engañar a los demás. Por lo tanto una "mente grupal" existe en todas estas personas, ya sea que un Illuminatus sea un miembro del círculo interno o solo un títere humilde. Es por ello que el profesor Adam Weishaupt, co-fundador de la orden clásica de los Illuminati (1 de mayo, 1776), llamó a su secta la Orden Beenan (Orden de las abejas).

Jim Keith, en Control de la Mente y los Ovnis, también tomó nota de esta mentalidad de colmena. Keith escribió que en la nación sudamericana de Colombia, hay una comunidad alemana que, incluso hoy en día, 60 años después de la Segunda Guerra Mundial, usa la esvástica como su símbolo. Este grupo llama a su compuesto "Hormiga", en honor de la hormiga trabajadora obediente, sin embargo, es otra forma de control Illuminati. 9
Por lo tanto, nos encontramos con la colmena o el hormiguero como metáforas aptas para los agentes de los Illuminati. Es fascinante darse cuenta de que estas personas son débiles, y arrastran pequeñas personalidades. Se hacen eco al unísono de las palabras "Sí, maestro" a sus superiores, los potentados de las diversas sociedades y órdenes secretas.

Los subordinados de los Illuminati, en efecto, son cobardes y viles cargados de miedo y terror ante sus jefes Iluministas; sin embargo, actúan en público como si fueran seres superiores.

Creyendo en su propia inflada autoestima, se consideran miembros de una casta de nivel superior, mientras que la categorización de las masas externas de su grupo es un tipo de ganado vacuno u ovino, incluso como "comedores inútiles".

Ellos miran hacia hacia los goyim inferiores

Tal es la visión distorsionada de los Illuminati judíos que despectivamente se refiere a los gentiles como los goyim (ganado).

El difunto Dr. Israel Shahak, profesor de la Universidad Hebrea en Israel, un hombre que respetaba en gran medida, fue un crítico constante de una actitud tan desviada de superioridad. Shahak observó que muchos Judíos sionistas son los defensores de la esclavitud humana sin vergüenza:

"Los israelíes han resucitado un libro en español por Judíos que data del siglo 14 que ha sido aprobado para su uso como un manual de la instrucción religiosa en las escuelas secundarias de Israel. Esto explica por qué los no-Judios deben ser esclavo de los Judíos ya que estos son la élite de la raza humana. Debido a esto, merecen tener esclavos, y estos esclavos no deben ser judíos." 10

Esta actitud indignante e imperiosa no toma por sorpresa aquellos de nosotros que han estudiado el Talmud judío, el libro sagrado de los rabinos.

Según el Talmud, gentiles ni siquiera pueden ser considerados seres humanos:

"Los goyim (gentiles) no son hombres, sino bestias"(Fol Baba Mezia. 1146).

Cabe señalar, además, que la Enciclopedia Británica dice,

"El Talmud sigue siendo la guía autorizada y práctica de la gran masa de los Judíos".

(De los 9 volúmenes de traducción de la lengua alemana de El Talmud de Babilonia en la Biblioteca del Congreso, Washington, DC)

Los esclavos y las bestias

¡Los esclavos y bestias! Eso es lo que los sionistas de Israel consideran que son los que no son judíos. Ahora descubrimos lo que los elitistas, hijos favorecidos de los Illuminati sionistas piensan de usted, de mi, y las masas. No es de extrañar que matan sin conciencia a través de su instigación de guerras mundiales, a través de la iniciación de los conflictos regionales, y por medio de asesinatos y otros actos delictivos. Las tramas de la élite llevan a cabo actos terroristas atroces, crisis financieras de institutos y agitaciones culturales para forzar el proceso dialéctico hegeliano a lo largo de su trayectoria deseada hacia el nuevo orden mundial.

Las muertes son "pérdidas aceptables," la razón Illuminati, y el dolor y el sufrimiento son necesarios para que se produzca cambios necesarios en la sociedad. En cualquier caso, dado que están fuera del orden son relegados a las categorías de "esclavos y bestias," El principio de Malthus sugiere a los Illuminati que la reducción periódica de la población mundial es algo bueno. La evolución, en su opinión, exige la supervivencia del más apto, y se ven a sí mismos como superiores y más aptos para gobernar.

El elitismo es ciertamente una enfermedad, una enfermedad mental, y los afectados por ella no experimentan culpabilidad alguna en la realización de rituales mágicos de todo tipo para mejorar y acentuar su estado de élite y enseñar su "conocimiento" superior a sus compañeros ocultistas.

SEÑALES


Al escanear las páginas de este libro, usted descubrirá de inmediato que los Illuminati tienen un profundo y oscuro deseo para señalarse entre sí. Parecen estar obsesionado con hacer alarde de sus vínculos especiales entre sí, así como su pertenencia a la Hermandad de la élite en general.

Podría ser que estos hombres -guardianes de secretos ocultos y partícipes de los delitos -también comparten una conciencia conjunta y el reconocimiento de su misión como miembros individuales de un destino compartido. Creo que ese es el caso.

En La Evolución Consciente, el Dr. Barry McWaters reconoce a esta comunidad, este intento de unificarse por parte de los expertos, cada uno de los cuales, reconoce, hace una "contribución única:"

"De esta manera las partes diferenciadas... llegan a reconocer que nuestra tarea común es un trans-humana, un objetivo más allá de nosotros mismos." 11

McWaters señala que,

"Muchas personas se han abierto para servir como canales".

Por sus actos individuales en la realización de rituales, incluyendo la comunicación de signos y símbolos que encarnan energías intensas y mágicas, en efecto, no se espera que surja una "humanidad transformada, lcreando un nuevo cielo y una nueva tierra para manifestarse." 12


En efecto, los co-conspiradores están realizando una forma psíquica de magia. Por la combinación en el mundo etéreo de millones de actos rituales realizado por los individuos, se cree que una transformación colectiva de la humanidad y de la tierra se llevará a cabo. Cuando se alcance una masa crítica, se producirá espontáneamente un salto cuántico en la conciencia. El proceso catalítico de magia en masa, continuamente escalonada ayudará a empujar este proceso hasta su finalización. Entonces, y sólo entonces la Mente Universal, un objetivo muy preciado de la élite por mucho tiempo, se realizará.

Mientras tanto, los co-conspiradores creen que son acondicionadores de masas y ayudan a construir arquetipos de energía sobre la conciencia colectiva, que tienden a crear un proceso binario, dialéctica de caos que se traducirá en el logro del equilibrio hegeliano. Este, de lo que están convencidos, catapulta al mundo en un estado sionista mundial, gobernado por una dictadura ilustrada compuesta por señores masónicos que sabiamente rigen y están más allá del bien y del mal.

En efecto, los co-conspiradores están convencidos de que son cada célula o molécula, que juegan cierto papel dentro de un organismo mayor. Su astucia es imaginarse a sí mismos en una unidad de energía, o una instantánea dentro de un universo holográfico en el que todas las cosas están relacionadas y son uno:

"Además, no sólo hay una unidad, pero hay unidades dentro de unidades dentro de unidades." 13

Pero, por supuesto, en la parte superior de su pirámide unificada está la entidad que controla todo mediante el ojo que todo lo ve. Que, indiscutiblemente, es Lucifer.

Interesante es el hecho de que cada uno de los co-conspiradores reconocen plenamente lo que hacen a los demás. Cada uno entiende la máscara que debe llevar y las señales que deben darse. En un documental del Public Broadcasting System (PBS), recuenta la historia de el presidente Harry S. Truman, un masón de grado 33, reuniéndose con el director de cine y actor Orson Welles (La guerra de los mundos y el ciudadano Kane). Truman sonrió y le dijo a Welles, "Usted es el segundo mejor actor vivo de hoy. Yo soy el primero."

RIQUEZAS


¿Qué obligaría a hombres adultos actuar como inmaduros, al distorsionar sus dedos, manos y cuerpos con gestos simbólicos ridículos en lo que parece ser una campaña absurda para forzar el cambio mágico y transmitir mensajes secretos a compañeros de conspiración a los que también se les a lavado el cerebro? La mayoría de estos hombres son ricos. ¿Es este un factor relevante? Es la codificación secreta y el envío de mensajes por medios visuales, un proceso o actividad de los hombres ricos y malvados?

No todos los hombres malvados y poderosos son ricos, pero muchos lo son. De manera desproporcionada. Después de haber estudiado la vida y la obra de la élite, puedo dar fe de que su estilo de vida ocioso y su riqueza a menudo se convierten en un impedimento para su desarrollo moral y de su potencial  para ejercitar el buen juicio y el sentido común. Esto es especialmente cierto con miembros de dinastías familioares - los Bush, Kennedy, Clinton, Roosevelt, Bronfman, Rothschild, las familias reales de Europa, etc.

Comportamiento idiota, Brujería y Magia

La riqueza y la ociosidad llevan al aburrimiento, y el aburrimiento te vuelve idiota y aberrante, de un comportamiento extraño. Pero aunque podemos reírnos de lo que parece ser las tentativas infructuosas de una comedia y de una élite que  utiliza mensajes codificados y simbolismo en revistas, periódicos, televisión, y otros medios de comunicación, para ellos esto no es cosa de risa. Es un asunto serio. Es una brujería ritual, y sin ella, su vida volvería a lo mundano. La brujería y la magia han llegado a ser una parte esencial de sus vidas, se vuelven adictos y deben continuar. Como una bruja famosa dijo una vez:

"No tenía autocontrol. Mi apetito para realizar hechizos y efectuar magia con el tiempo se convirtió en insaciable. Satanás quería más y más, y yo tuve que proporcionarla."

Las escrituras dicen que el amor al dinero es la raíz de todo mal. No sólo de algún mal, sino de todos los males. La concentración de la riqueza en cada vez menos manos se traduce en la concentración del mal en cada vez menos manos. El rico ocioso pronto pierde la perspectiva y queda fuera del contacto con los siervos y vasallos. El estado de esclavos, en su cenit, está dirigido por tontos, hombres que se han convencido a sí mismos de que un apretón de manos secreto hecho delante de una cámara - o una muestra de simbolismo realizado en un programa de noticias - impulsa su progreso personal en las filas de la élite. También están convencidos de que el uso de señales encubiertas, apretones de manos y símbolos ayuda en la adquisición de mayores poderes satánicos, lo que lleva a un mayor control por ellos sobre las masas desconcertadas.




Tonto, pero también peligroso

Trágicamente, estos hombres, aunque a menudo tontos y aburridos, son peligrosos para todos nosotros. El hombre tonto al que se le da el control y la gestión de las llaves de los misiles balísticos intercontinentales con cabezas nucleares que colocados bajo tierra es, de hecho, un hombre peligroso. Así, también, son hombres cuyas actividades bancarias, financieras, y decisiones corporativas pueden sumir a las naciones enteras en una situación desesperada de quiebra y ruina.

Esto, por otra parte, no es consuelo al darse cuenta de que pese a la estupidez que pueblan las partes más altas de las filas de los Illuminati, estos son astutos, desviados, y éticamente cambiantes.

El hijo de un rey imbécil sabio es siempre menos sabio que su padre, pero al fallecimiento de su padre, sin embargo, asume el trono. ¿Con qué frecuencia la historia muestra que la herencia da un duro golpe a una nación cuando la próxima generación toma el mando?

En ese caso, el grito de la gente siempre resuena:

"El Rey ha muerto -oh no! - Bueno, está bien, larga vida al Rey".

Es raro que los hombres en los niveles más altos de los Illuminati merezcan sus posiciones poderosas e influyentes en base al mérito. Su reinado se basa, en primer lugar, en la herencia y luego, en el "amiguismo" y la adulación. La supervivencia y el ascenso no va de acuerdo con la supervivencia del más apto, sino con la supervivencia del más ricos y el más favorecidos.

A veces, el hombre moderno ve imágenes pasadas de noticias que retrataron a monstruos como Lenin, Stalin, Mao, Hitler, Castro, y Mussolini, y se preguntan, ¿Cómo podrían naciones enteras haber creído en este tipo de caricaturescos y extravagantes personajes? Pero recordemos, nosotros solo vemos a estos hombres en retrospectiva, y nos imaginamos a nosotros mismos siendo demasiado inteligentes como para nunca ser engañados por tales personalidades.

Algún día, uno ser malvado vendrá, que será tan malvado y diabólico que hará que las masas en todas partes lo veneren y lo honren como un "santo por encima de los santos." Las escrituras dicen que prácticamente todo el mundo va a creerle y a seguirlo. La élite Illuminati seguramente le dará a este mal tirano toda su lealtad. Ellos, junto con las masas engañadas, caerán presas del engaño más poderoso y que creerán en la mentira, y ellos serán condenados.


AGRADO


El complacer a su amo, Lucifer, es la más alta prioridad de los Illuminati. El Illuminista Albert Pike, 33 °, ex Soberano Gran Comendador cuyo comentario sobre los rituales de la masonería, Morales y Dogma, es el libro de texto de aprendizaje clásico para todos los masones, da instrucciones el 14 de julio de 1889, a Consejo Superior del Mundo identificando al Maestro a quien los masones universalmente adorar y venerar:

"Lo que debemos decirle a la multitud es  adoramos a un Dios, pero es el Dios que uno adora sin superstición... A usted, Soberano Gran Inspector, les digo esto; que deben repetir a los hermanos del grado 32, 31, y 30— La religión masónica debe ser, por todos nosotros los iniciados de los altos grados, mantenida en la pureza de la doctrina luciferina." 14

El aferro de la "doctrina" de Pike no es sorprendente. Manly P. Hall, 33 °, considerado por la Francmasonería como el mayor estudioso del siglo 20 de la Logia, enseñó que las energías de Lucifer eran necesarias para el guerrero masónico exitoso.

Mientras tanto, John J. Robinson, cuyo libro, Born in Blood, fue celebrada por altos funcionarios de la Logia Masónica comola historia exacta de la Orden del Temple y de la masonería, insistió en su libro más tarde, A Pilgrims Process, que Lucifer no es Satanás o el diablo. En su lugar, Robinson insistió en que Lucifer es un ángel cuya orientación y ayuda pueden emplearse ya sea para el bien o para el mal. Por supuesto, los escritos de Robinson dejan claro que complacer a Lucifer está arriba en la lista de las prioridades de la Logia.

Lucifer, el Divino

Eliphas Levi, el mago cabalista cuya artista representación de Baphomet, la cabra dios andrógina, se ilustra en otra parte de este libro, fue más al grano. Él reconoció que Satanás y Lucifer son, de hecho, uno y el mismo. Pero Levi también enseñó que Satanás, adjudicado por los verdaderos cristianos como el enemigo de Dios, es, de hecho, el ayudante y benefactor del hombre. De hecho Levi alabó Satanás o Lucifer, como el "ángel que preside la luz de la verdad."

"Lucifer es divino y terrestre," dijo Levi. "Él es el Espíritu Santo" y es el "portador de la luz en
nosotros. Es nuestra mente." 15

Así, descubrimos que en la filosofía cabalística Lucifer no sólo es divino. Él está integrado en y es uno con la mente de los hombres que conforman la élite Illuminati. Lucifer y estos hombres tienen un mismo propósito. Esto lleva a efecto las profecías de Apocalipsis 17 donde se nos dice que la conspiración de la élite en el tiempo del fin estará compuesto por líderes mundiales que serán "una sola mente que le dará todo su poder y fuerza a la bestia."

A diferencia de Eliphas Levi, la mayoría de los iluministas son reticentes a identificar a Satanás como su Señor.

En lugar de ello, apuntan al Gran Arquitecto del Universo como su deidad, o un nebuloso y confuso "Dios" sin nombre. Hemos descubierto que la mayoría de la élite Illuminati hacer la afirmación ridícula de que no creen o ni adoran a una entidad o ser llamado Satanás. Muchos se ríen, al menos públicamente, sobre la noción de una entidad real conocida como el Diablo. La Logia Masónica rechaza no sólo públicamente la adoración de Satanás, sino que también intenta en vano colocar a Lucifer, seudónimo para el Diablo, como un ángel bueno, al parecer enviado aquí en la tierra para ayudar al hombre y presentarlos con los "mejores ángeles. "

Aquel Cual Nada Puede Decirse

En su revelador libro, The Initiation of the World, La ocultista Vera Stanley Alder refuerza esta pretensión de la élite. Ella señala que existe una "deidad" sin nombre que es admirado y adorado. Por otra parte, esta misteriosa deidad es descrita esotéricamente por ella como la "AQUEL SOBRE QUIEN NADA PUEDE DECIRSE". Irónicamente, Alder tiene mucho que decir en cuanto a "aquel de quien nada se puede decirse."

De hecho, se elogia a este Dios no identificado como un ser de inmenso "asombro y magnitud." Sugiere, también, que el Unico que la élite adora puede ser denominado como el "absoluto". Alder también brinda observaciones de que la entidad reconocida como el "Uno" divino se compone de "fuerzas", y que tiene dominio sobre determinadas entidades menores. 16
Por supuesto, una rosa con cualquier otro nombre sigue siendo una rosa. Y no importa cuán reacios o provisionales son los magos de los Illuminati para identificar a aquel a quien sirven, los que hemos estudiado durante mucho tiempo a estos gobernantes inadaptados y psicópatas no tienen que esquivar el problema.

Sin lugar a dudas, una gran parte de los Illuminati saben a quien sirven: Satanás, también llamado Lucifer, el diablo, el adversario. Sus signos secretos, sus símbolos y sus logotipos, indiscutiblemente demuestran que esto es así.

INVOCACIÓN


Los principados que se invocan en el uso de los signos masónicos y otras operaciones mágicas por la élite son una clara indicación de que estos hombres están involucrados en la brujería. No creen que el universo es una máquina neutral, que opera en una manera mecánica no teológica. Por el contrario, se cree que existen ciertas jerarquías espirituales del otro mundo, entidades que ayudan a los elitistas en la creación de un efecto poderoso sobre el mundo. Como profesor Paul Huston explica sobre la brujería:

"Simplemente existe el poder de ser aprovechado para hacer el bien o hacer mal... Existen ciertas entidades que te ayudarán en tus hechizos... Puede llamar a estas entidades dioses, espíritus, observadores, o despersonalizarlos como poderes o fuerzas... "17

La Jerarquía

Estos dioses, entidades, poderes o fuerzas se dice que están dispuestos jerárquicamente:

"En la parte superior, tenemos a las grandes entidades a menudo conocidos como los vigilantes, los poderosos, o dioses... que pueden ser contactados para brindarle un determinado poder en sus rituales. Luego existen entidades espirituales o demonios a la mitad de camino entre los hombres y los dioses en su constitución... Por supuesto que hay muchos espíritus de menor importancia. "18

Huston dice que talismanes, imágenes y símbolos y los signos y las posiciones que se efectúan con las partes del cuerpo "participan de la naturaleza de un espíritu o elemento." En otras palabras, los espíritus son atraídos y se supone que van a trabajar en nombre de la persona que lleva o muestra el talismán, el hechizo, la imagen, el símbolo, o prácticas que pongan en funcionamiento una señal de la mano en particular, un apretón de manos, un movimiento del cuerpo, una posición, o ritual, ya sea que el ritual es sencillo o sofisticado.

Cuanto más sofisticados y complejos los rituales, y cuanto más detallado, y poderoso es el diseño del talismán, símbolo, seña de la mano, etc., es más probable que una entidad de nivel superior en el orden espiritual, sea inducido a participar en la realización del acto mágico deseado.

Es decir, mientras mayor es la fuerza de la magia que se aplica. Un gran Entidad, tal vez un príncipe u otro alta potestad en el ámbito espiritual demoníaco, se cree, posee un mayor poder para forzar grandes cambios en el mundo real. No es casualidad que el los últimos días, los gobernantes mundiales y sus esclavos humanos se dice, adoraran al "dios de las fortalezas".

Las ceremonias rituales y los demonios de las sociedades secretas

Los líderes de las sociedades secretas de los Illuminati tendrían que ser tontos supremos de no reconocer las fuerzas demoníacas que se invocan en el trabajo ceremonial de los diversos grados rituales. C. W. Leadbetter, un masón de grado 33 y ocultista que estaba aliado con Annie Besant y su Sociedad Teosófica en la década de 1920, es sólo uno de muchos líderes masónicos que han reconocido la participación de los espíritus del diablo.

Por ejemplo, Leadbetter dice que el ritual para el grado 30 da a luz a un ángel que es "un gran Deva azul del Primer Rayo." En el grado 33, Leadbetter se refiere, dos espléndidos "compañeros de trabajo, espíritus de tamaño gigantesco en comparación con la humanidad y de radiante color blanco están presentes." 19

De hecho, Leadbetter dijo que el ritual para el grado 33 en realidad une el Soberano Gran Inspector General de la masonería con..

"El rey espiritual del mundo mismo; Más poderoso de los adeptos que están a la cabeza de la Gran Logia Blanca, en cuyas manos fuertes se encuentra el destino de la tierra." 20

INCENTIVO


La frecuencia de la élite de nivel superior para transmitir mensajes ocultistas con las manos, brazos, gestos, posturas corporales y medios similares impulsa a los discípulos menores. Se les asegura que ellos son parte de un todo coherente y unificado, los miembros de un cuerpo poderoso e influyente que mueve los hilos del mundo. Es una sensación impresionante, sin duda, encontrarse a sí mismo en compañía de los gobernantes y aspirantes reales del planeta.

Naturalmente, para el iniciado menor, ver a los mejores adeptos que muestran signos masónicos, Rosacruces, templarios y otros símbolos en los principales órganos de propaganda (televisión, periódicos, revistas, internet, libros, foros públicos, etc.) también infunde miedo y pavor. El miedo y el temor de lo que la Organización poderosa como lo demuestra la exhibición pública de sus principales símbolos a una audiencia profana de masas ignorantes puede hacer con ellos si es que alguna vez son tan tontos como para dañar sus actividades, revelar sus secretos o traicionarla:

Existe algo inevitable... que es a la vez es su horror y su alegría... una vez que un discípulo aceptado ha emprendido definitivamente los rituales de preparación para la iniciación, para él no hay vuelta atrás. No podría si ya él hubiera oído la voz de su Maestro. La obediencia oculta da lugar a la voluntad iluminada. Ahora se puede confiar en su caminar y su trabajo, solo porque es inalterablemente uno con el grupo, con la Jerarquía, y finalmente con Shamballa (infierno). 21

El enfoque de la zanahoria y el palo

Por lo tanto, vemos el uso de la élite de la zanahoria y el palo para mantenerlos enfocados. Si el iniciado de aparta de redil, o, peor aún, revela alguno de los secretos de la Hermandad, obtendrá el palo de castigo. Pero si coopera, será recompensado. Se encontrará en la posición envidiable de ser alabado como un co-creador del nuevo mundo.

C. Fred Kleinknecht, 33 °, Soberano Gran Comendador del Rito Escocés, en marzo de 2002, en The Scottish Rite Journal, se jactaban de este papel de creador. En un artículo titulado, "Un nuevo mundo de héroes," Kleinknecht impulsa a los discípulos masónicos, haciendo hincapié en:

"Una de las grandes lecciones de la Scottish Rite es la siguiente: Nosotros no heredamos el mundo, lo creamos. O nuevo mundo valiente, que tiene este tipo de personas en ella!" -Esta Frase de Shakespeare La tempestad parece particularmente apropiada..." 22

En la práctica de la magia mediante el empleo de signos secretos, el intercambio de saludos de mano secretos, el uso de símbolos que atraen energía, el uso de códigos ocultos y otros medios rituales, el iniciado cree que está ayudando a construir ese mundo feliz, un "mejor" mundo.

Y así es, para él y sus asociados mágicos. Él está trabajando como miembro del grupo para destrucción alquimica de la sociedad y volviendola a construir en un nuevo orden de las cosas. Él es, como veremos más adelante, partícipe en la práctica rabínica y cabalística del Tikun Olam, la reparación y reconstrucción del mundo.


REBELIÓN


El elitista iluminado no se considera a sí mismo como un hombre, sino como un dios. Como tal, él es, de hecho, un rebelde que participa en la rebelión contra el Dios único y verdadero. En conjunto, los miembros de la élite aseguran ser dios. ¿Cómo un simple ser humano llega a un estado tan exaltado e imaginativo sobre su existencia?

Vera Alder Stanley, en su célebre libro de texto, The Initiation of The World, escribe que una vez que el iluminista se ha elevado para convertirse en una "unidad dentro de una gran hermandad", que progresa hacia la fusión y la unidad con el todo/conciencia. Menciona...

"El hombre ya no intenta adorar a Dios, pidiendole cosas de Dios, tratando de llegar a ser como Dios. Él sabe que es Dios... Él lo es." 23

Ellos odian sin causa alguna

Aquí, entonces, nos encontramos con una expresión clara de arrogancia, de orgullo y, sobre todo, de rebelión. La rebelión contra Dios, contra su verdad, y en contra de su pueblo. Los Illuminati son revolucionarios. Su revuelta no tiene una causa racional. El iluminista se esfuerza por la libertad y la plenitud de su propio interés y voluntad muy lejano de Dios y su voluntad. Es por ello que en esta hermandad son rebeldes, opositores de bien, complices de cualquiera y cualquier forma de apostasía.

La propensión de los Illuminati para participar rebeliónes, en contra de Dios, del país y la civilización, se pone de manifiesto en el significado interior de sus gritos de siglos de antigüedad: "Libertad, Igualdad, Fraternidad", el significado esotérico de lo que es la libertad de los mandatos de Dios, la igualdad de todos los hombres sólo en la muerte, y la unidad con los malhechores.

En verdad, el hombre que ha tomado juramento vulgares y sangrientos para defender la orden, se ha comprometido a proteger sus secretos contra el ataque de intrusos; Y estos intrusos que se oponen a sus objetivos personales ambiciosos o que se interponen en el camino de la consecución de los objetivos de la Orden de los Illuminati, no están libres de muerte.

"En la masonería Se permite matar"

Considere el juicio militar del franmason, Cabrinovic, asesino del archiduque Fernando de Austria, Hungría, un fatídico acontecimiento que desencadenó el conflicto mortal y ardiente del testimonio de la Primera Guerra Mundial. Cabrinovic en su juicio nos proporciona un ejemplo gráfico del espíritu rebelde de los hombres de las sociedades y órdenes secretas.

Cuando le preguntaron si había conspirado con otros masones en el asesinato del archiduque y así desencadenar una saga de la anarquía y caos en toda Europa, Cabrinovic dijo al tribunal militar,

"Sí, sabía que todos éramos franmasones, y esto fortaleció mi resolución ... La Franmasonería fortaleció mi intención. En la Francmasonería está permitido matar".

Ah, sí. "En la masonería está permitido matar", testificó el asesino Cabrinovic. Cuan exquisitamente veraz fue este hombre cuando estaba sentado en la silla de los testigos, respondiendo por su crimen horrible.

Cuando examinamos el registro histórico de los asesinos en serie más despreciables del mundo y revolucionarios, nos encontramos con que casi todos ellos eran miembros de la masonería y otras sociedades secretas de los Illuminati:

Robespierre era masón; Weishaupt era masón; Napoleón era masón; Lenin era masón; Stalin era masón; Mussolini era masón; Truman y Roosevelt eran masones; Ariel Sharon es un masón; Bill Clinton es un masón; Fidel Castro es un masón.

¿No hay ayuda para el hijo de la viuda?

En su juicio por homicidio, se observó al rebelde satanista Charles Manson dando una variedad de gestos de manos masónicos, incluyendo el signo masónico de la angustia. Según los informes, el mismo signo fue dado por el fundador mormón Joseph Smith mientras agonizaba en el suelo de una cárcel de Illinois por una variedad de cargos criminales. Tumbado sangrado y desesperado, la voz ronca de Smith se podía oír como un lastímero gemido masónico, pidiendo a los masones ayuda a un hermano en terribles problemas: "¿No hay ayuda para el hijo de la viuda?"

Joseph Smith, sin duda, no podía creer que él, un hombre que afirmaba ser el profeta  elegido de Dios, y que secretamente adoraba a Lucifer; él, un hombre de tal intelecto "superior" y dotado con el don oculto de la iluminación espiritual, estaba a punto de conocer a su creador, víctima de una turba vigilante que lo despreció.

Jack Parsons, científico espacial estadounidense, fundador del Jet Propulsion Laboratory de California, y sacerdote de la O.T.O., era, como el mormón Joseph Smith, un sirviente de primera clase de Satanás y un rebelde contra Dios. Incluso se veía a sí mismo como el anticristo profetizado.

Parsons escribió este párrafo escalofriante en su diario:

"Y así era yo, el Anticristo desatado en el mundo; y para los que se lo prometí, la obra de la bestia se ha cumplido, y el camino de la venida de BABALON ha sido abierto y no cesará o descansará hasta que estas cosas se lleven a cabo." 24

Pocos años después de escribir esto, Jack Parsons murió en una explosión de laboratorio en su casa, que también servía como un lugar de encuentro para otros miembros de su orden satánica. Evidentemente el no se convertiría en el anticristo profetizado, un hecho que ahora Parsons lo sabe muy bien, ahora desde en alguna celda subterránea en algún lugar llamado infierno.


.