Exponiendo La Falsa Conexión Entre Jesús y Horus - 8 Afirmaciones Incorrectas

Por Steven Bancarz

Muchos ateos, neopaganos y otros incrédulos del cristianismo afirman que la historia de Jesucristo fue tomado de mitologías anteriores. En los últimos años, muchas afirmaciones se basan en que la historia de Jesús proviene del dios egipcio, Horus.


¿Quién era Horus?


Horus es una de las deidades más antiguas grabadas en la antigua religión egipcia. A menudo representado como un halcón o un hombre con cabeza de halcón, Horus se creía que era el dios del cielo y de la guerra. Inicialmente apareció como un dios local, pero con el tiempo los antiguos egipcios llegaron a creer que el faraón reinante era una manifestación de Horus (cf. Enciclopedia Británica, "Horus").


¿Qué hay sobre Jesús?


Las reclamaciones que están realizando los escépticos acerca de Jesús no son siempre las mismas. En algunas versiones fue un maestro persuasivo cuyos seguidores más tarde intentaron deificarlo mediante la adopción de otras figuras tipo dios, mientras que en otros es simplemente una amalgama de mitos y en realidad nunca existió en absoluto. Ambas versiones intentan proporcionar evidencia de que los relatos evangélicos de la vida de Cristo son estafas.


En la película documental de 2008  Religulous (cuyo nombre es una combinación de religión y ridículo), el comediante y comentarista político Bill Maher se enfrenta a un cristiano sin preparación con esta afirmación. Aquí está parte de su interacción:

Bill Maher: Pero la historia de Jesús no era original.
Cristiano: ¿Cómo así?
Maher: Escrito en el año 1280 aC, el Libro de los Muertos describe a un Dios, Horus. Horus es el hijo del dios Osiris, nacido de una madre virgen. Fue bautizado en un río por Anup el Bautista que fue decapitado después. Al igual que Jesús, Horus fue tentado, mientras estaba solo en el desierto, sanó a los enfermos, los ciegos, echó fuera demonios, y caminó sobre el agua. Se llevó a Asar de entre los muertos. "Asar" se traduce en "Lázaro." Oh, sí, él también tenía doce discípulos. Sí, Horus fue crucificado en primer lugar, y después de tres días, dos mujeres anunciaron a Horus, el salvador de la humanidad, había sido resucitado.

Maher solamente repetía las cosas que son asimiladas por muchas personas hoy en día. Afirmaciones similares se hacen en películas tales como Zeitgeist y Religulous y en los libros pseudo-académicos como Cristo en Egipto: La conexión de Jesús-Horus y Los Orígenes Paganos del Mito De Cristo.

A menudo, los cristianos no están preparados para este tipo de encuentros, y algunos incluso se dejan llevar por esta línea de argumentación. La diatriba de Maher ofrece un buen resumen de estas afirmaciones, así que vamos a refutar, una línea a la vez.

Escrita en el año 1280 antes de Cristo, el Libro de los Muertos describe a un Dios, Horus.


De hecho, hay muchos "libros de los muertos". Sin embargo, no existe un único libro oficial de los muertos. Los libros son colecciones de antiguos hechizos egipcios que se creían ayudaban a los difuntos en su viaje al más allá. El  título "libro de los muertos" proviene de una etiqueta árabe que se refiriere al hecho de que los libros se encuentran sobre todo con momias (véase la Guía de Oxford de la mitología egipcia, "Literatura Funeraria"). Algunos de estos textos contienen viñetas que representan al dios Horus, pero no nos dicen mucho acerca de él.

Nuestra información sobre Horus proviene de una variedad de fuentes arqueológicas. Lo que sabemos de los más recientes estudios sobre el tema es que había muchas variaciones de la historia, cada uno de ellos popularizado en diferentes momentos y lugares a lo largo del período de 5.000 años de historia del antiguo Egipto. Egiptólogos reconocen la posibilidad de que estas diferencias podrían haber sido considerados como aspectos o facetas de la misma persona divina, pero que, sin embargo, se refieren a ellos como distintos dioses Horus (cf. La Guía de Oxford de la mitología egipcia, "Horus").

Parte del problema con la afirmación "Jesús es Horus" es que con el fin de encontrar elementos que se ajusten parcialmente la historia de la vida de Jesús, los defensores de este punto de vista deben tomar pedazos de mitos de diferentes épocas de la historia egipcia. Esto es posible hoy en día debido a que la arqueología moderna nos ha dado un amplio conocimiento de las creencias religiosas de Egipto y cómo iba cambiado con el tiempo, por lo que es posible citar un detalle de esta versión y otro pedazo de otra versión distinta en el tiempo.

Pero los primeros cristianos, incluso si hubieran querido basar los Evangelios sobre los mitos diversos de Horus, no habrían tenido ninguna manera de hacerlo. Podrían haber sabido lo que se creía acerca de Horus en el Egipto de su época, pero nunca habrían tenido acceso a las infinitas variaciones de las historias que estaban enterrados en la arena hasta que los arqueólogos empezaron a cavar profundamente en la década de 1800.

Otra parte del problema es que los paralelismos entre Jesús y Horus contienen medias verdades, distorsiones y falsedades de plano. Por ejemplo:

Afirmación falsa # 1: Horus es el hijo del dios Osiris, nacido de una madre virgen.


La madre de Horus se creía que era la diosa Isis. Su marido, el dios Osiris, murió a manos de su enemigo Seth, el dios del desierto, y posteriormente desmembrada. Isis logró recuperar todas las partes del cuerpo de Osiris a excepción de su falo, que fue lanzado en el Nilo y comido por el pez gato. (Yo no lo estoy inventando). Isis utilizó sus poderes para resucitar temporalmentea a Osiris y le diseñó un falo de oro. Entonces ella se embarazó, y Horus fue concebido. Sin embargo, esta historia puede ser clasificada, no es un nacimiento virginal.


Afirmación falsa # 2: Él fue bautizado en un río por Anup el Bautista, que fue decapitado después.


No hay ningún personaje llamado Anup el Bautista en la antigua mitología egipcia. Esta es la mezcla de un poeta Inglés del siglo 19 y egiptólogo aficionado por el nombre de Gerald Massey (ver recuadro 2). Massey es el autor de varios libros sobre el tema de la egiptología; Sin embargo, los egiptólogos profesionales han ignorado en gran medida su trabajo. De hecho, su escritura se mantiene tan poco visible en los círculos arqueológicos que es difícil encontrar referencias a él en las publicaciones modernas de buena reputación.

En el libro Cristo en Egipto: La conexión de Jesús-Horus y Los Orígenes Paganos del Mito De Cristo (Stellar House Publishing, 2009), El autor D. M. Murdock, basándose en gran medida de Gerald Massey, identifica "Anup el Bautista", como el dios egipcio Anubis. Murdock continuación, intentando ilustrar paralelos entre Anubis y Juan Bautista.

Existe alguna evidencia en pinturas de las tumbas egipcias y esculturas para apoyar la idea de que un bautizo ritual se llevó a cabo durante la coronación de los faraones, pero siempre se representa como si hubiera sido hecho por los dioses. Esto indica que puede haber sido entendida como un acontecimiento espiritual que probablemente nunca ocurrió en la realidad (cf. Alan Gardiner, "El bautismo de Faraón," El Diario de Arqueología Egipcia, vol. 36). Esto ocurrió sólo para los reyes (si es que e sucedido a ellos en absoluto), y uno busca en vano sin encontrar representaciones de Horus siendo bautizado por Anubis.

Afirmación falsa # 3: Al igual que Jesús, Horus fue tentado solo en el desierto.


La guía complementaria a la película Zeitgeist esboza la base de esta afirmación, explicando, "como lo hace Satanás con Jesús, Set (también conocido como Seth) intenta matar a Horus. Set es el "dios del desierto 'que lucha contra Horus, mientras que Jesús es tentado en el desierto por Satanás" (p. 23).

El tener una batalla con el "dios del desierto" no es lo mismo que ser tentado solo en el desierto; y de
acuerdo con los relatos del Evangelio, Satanás no trató de matar a Jesús allí (ver Mateo 4, Marcos 1: 12-13., Lucas 4: 1-13).

La relación entre Horus y Seth en la antigua religión egipcia era bastante diferente de la relación entre Jesús y Satanás. Mientras que Seth y Horus estaban a menudo en conflicto entre sí, se creía que su reconciliación fue lo que permitió a los faraones ser los gobernantes de un país unificado. Se creía que el faraón era un "Horus reconciliado con Seth, o un caballero en quien el espíritu de desorden se había integrado" (La Guía de Oxford de la mitología egipcia, "Seth"). En marcado contraste, nunca hay ninguna reconciliación entre Jesús y Satanás en las Escrituras.

Afirmación falsa # 4: curó a los enfermos, los ciegos, echó fuera demonios, y caminó sobre el agua.


El Metternich Stella, un monumento del siglo 4 aC, cuenta una historia en la que Horus es envenenado por Seth y devuelto a la vida por el dios Tot, a petición de su madre, Isis. Los antiguos egipcios utilizaban el hechizo que se describe en este monumento para curar a la gente. Se creía que el espíritu de Horus habitaría dentro de los enfermos, y que se curarían de la misma manera. Esta morada espiritual es muy distante al ministerio de sanidad física de Cristo. Horus no viajó por el campo poniendo las manos sobre los enfermos y restaurando su salud.


Afirmación falsa # 5: Levantó a Asar de entre los muertos. "Asar" se traduce en "Lázaro".


El nombre de Osiris es una transliteración griega del nombre egipcio Asar. Como he mencionado anteriormente, Osiris es el padre de Horus, y, según el mito, fue asesinado por Seth y brevemente devuelto a la vida por Isis con el fin de concebir a Horus. No era Horus el que levantó a "Asar" de entre los muertos. Su madre levantó de los muertos a Osiris.

El nombre Lázaro, en realidad se deriva de la palabra hebrea Eleazar que significa "Dios ha ayudado". Este nombre era común entre los Judios de la época de Jesús. De hecho, dos figuras en el Nuevo Testamento llevan este nombre (cf. Juan 11, Lucas 16: 19-31). Así que no sólo Horus no resucitó a Osiris de entre los muertos, "asar" no se traduce a "Lázaro"


Afirmación falsa # 6: Oh, sí, él también tenía doce discípulos.


Una vez más, esta afirmación tiene su origen en la obra de Gerald Massey (Antiguo Egipto: La Luz del Mundo, libro 12) que muestra un mural que representa a "Los doce que recogen la cosecha", pero Horus no aparece en el mural .

En los diversos mitos de Horus, hay indicios de los "cuatro hijos de Horus" o seis semi-dioses, que le seguían, y en ocasiones hubo varios números de seguidores humanos, pero ellos nunca sumaron doce. Sólo Massey llega a este número, y lo hace solamente por referencia al mural sin Horus en él.

Afirmación falsa # 7: La crucifixión de Jesús tuvo influencia de la crucifixión de Horus.


En muchos de los libros y en los sitios web que tratan de hacer estecomparativo, se señala a menudo que hay varias representaciones antiguas de Horus de pie con los brazos abiertos en forma de cruz. Uno sólo
puede responder a esto con un sincero "¿Y qué?" Una representación de una persona de pie con los brazos extendisos no es inusual, ni es una prueba de que la historia de un Salvador crucificado es anterior al de Jesucristo. ¿Un dios antiguo se encuentra con los brazos extendidos y creemos que esto es lo que le dio origen a la historia de la crucifixión de Jesús en la Galilea del siglo 1?

Tenemos amplia evidencia de múltiples fuentes extra-bíblicas que los romanos alrededor de la época de Cristo practicaban la crucifixión como una forma de pena capital, es decir, este no tuvo influencia del mito Horus. No sólo eso, sino que los tenemos en los relatos de los testigos reales bíblicos de la crucifixión de Jesús. Por otra parte, no hay evidencia histórica en absoluto para sugerir que los antiguos egipcios hicieron uso de este tipo de castigo.

Afirmación falsa # 8: Y después de tres días, dos mujeres anunciaron que Horus, el salvador de la humanidad, había sido resucitado.


Como he explicado antes, la historia de la muerte de Horus niño y siendo devuelto a la vida se describe en la Metternich Stella, que de ninguna manera se asemeja a la muerte sacrificial de Jesús. Cristo no murió como un niño, ni devuelto a la vida porque su afligida madre que fue con un dios con cabeza de animal practicante de magia.

La mitología que rodea a Horus está estrechamente vinculada con los faraones, ya que se creía que eran Horus en la vida y Osiris en la muerte. Con la sucesión de faraones a lo largo de los siglos vinieron nuevas variaciones sobre el mito. A veces, Horus se creía que era el dios del cielo, y en otras ocasiones, se creía que era el dios de la guerra, en otras ocasiones ambos; pero nunca fue descrito como un "salvador de la humanidad."

La lucha contra la interminable lista de paralelos


Si usted hace una búsqueda en Internet sobre este tema, se encontrará con relaciones de supuestos paralelismos entre Jesús y Horus que son mucho más largos que la letanía fílmica de Bill Maher. Lo que todos tienen en común es que no citan sus fuentes. Ni uno solo. Esto se debe a que no existen fuentes para estas afirmaciones, y todas las fuentes históricas reales invalidan estas afirmaciones.


Si se encuentra con personas que tratan de desafiarlo con estas afirmaciones, pida que le expliquen de dónde consiguieron su información. Muchas veces usted encontrará que se originan de Gerald Massey o uno de sus contemporáneos. A veces se han repetido y ampliado por otros. Sin embargo, estas afirmaciones tienen poca o ninguna relación con los hechos históricos y ni un solo egiptólogo ni historiador del Nuevo Testamento toma ninguna de estas afirmaciones en serio.

Debe desafiar a la persona que hace la afirmación a que provea una fuente primaria o una declaración de una fuente secundaria académica que tenga una nota al pie que se puede comprobar. A continuación, asegúrese de que las fuentes que se cita provienen de los estudiosos con un Ph.D. en un campo relevante, como una persona que enseña Egiptología en el ámbito universitario.

Recomiendo leer: La Profecía Bíblica y El Nuevo Orden Mundial (Video)

Debido a la masa de información errónea en Internet y la prensa sobre este tema, es importante responder a estas demandas utilizando fuentes fidedignas. Afortunadamente, hay muchos buenos libros sobre Egipto y Egiptología en las librerías. Pero también hay malas, así que asegúrese de verificar las credenciales del autor antes de comprarlos.

El estudio del antiguo Egipto ha recorrido un largo camino desde sus inicios en la década de 1800, y los nuevos descubrimientos que se están haciendo aún hoy en día mejora nuestra comprensión de esta materia. Es seguro decir que estos estudios no van a hacer nada para reforzar la supuesta conexión de Jesús-Horus. La mitología de Horus se desarrolló durante un período de 5.000 años, y como resultado puede ser un tema complejo de abordar. Pero usted no tiene que ser un egiptólogo para responder todas estas afirmaciones. Usted sólo tiene que saber dónde buscar las respuestas, y estar al tanto de las fuentes defectuosas a las afirmaciones.

Aquí está una entrevista con el Dr. Chris Forbes, profesor de Historia Antigua de la Universidad de Macquarie, vicepresidente de la Sociedad para el Estudio de los primeros cristianos que se ha especializado en la historia del Nuevo Testamento. Esta es su respuesta a las comparaciones que se hacen entre Jesús y Horus en la película Zeitgeist: