La Presentación De Beyoncé En Los VMAs 2016 Fue Un Ritual Oculto Retorcido

Por Vigilant Citizen, traducción: Ritual y Propaganda

La actuación de Beyonce en los VMAs 2016 fue una mezcla de su última canción "Limonade". No muy diferente del propio visual del álbum, el show ofreció simbolismo oculto mientras impulsaba más la agenda feminista.


El VMA 2016 no trajo mucha emoción a los aficionados de la música - sólo un montón de canciones rancias y predecibles realizadas por un grupo de estrellas del pop rancios y predecibles. Sin embargo, la actuación de Beyoncé, con su longitud, alcance y grandeza se destaca claramente del resto. Era como si la gente de MTV se asegurara de que todos los "oohs" y los "ahhs" estuvieran reservados para Beyoncé que, una vez más, tuvo que ser la reina del espectáculo. A los premios de la música les gusta los VMA y sabe exactamente lo que los titulares de las noticias serán el día siguiente. Y, este año, tenía que ser sobre Beyonce.


El álbum de Beyonce Limonade contiene un montón de símbolos y mensajes que la élite quiere que la población absorba y los VMA se aseguraron de que se celebre correctamente. Como ya se ha descrito en el artículo El significado oculto de la "Limonade" de Beyoncé, el cover del álbum está repleto de simbolismo oculto colocando a Beyoncé en un ritual oscuro y transformador, mientras que trae a sus legiones de aficionados a seguirla. ¿Dónde está llevando a sus fans? Veamos la presentación.

Más de Limonade

El VMA de Beyoncé creó la mayoría de los elementos ritualísticos de Limonade, completos con los mismos códigos de color. Sin embargo, era más corto y más obvio.

La actuación se inició a la moda clásica ritualística: Beyoncé y sus damas virginales vestidas de blanco que representan la pureza y la inocencia.

Los rituales de la élite oculta son acerca del ensucionamiento de la pureza y la inocencia con el fin de lograr un cambio metafísico oscuro. Una a una, las niñas alrededor de Beyoncé, reciben un disparo y mueren, cayendo en un charco de luz roja.

Al final, todo el mundo está muerto, excepto ella. Ella es la "elegida". Un hombre encapuchado marcha hacia ella.

El hombre encapuchado trae a Beyoncé hacia adelante y la deja ir, como diciendo: "Este es el camino que debes tomar".

Aunque algunos afirman que esta figura encapuchada está representando a Trayvon Martin (quien llevaba una sudadera con capucha cuando le dispararon), el simbolismo va claramente más allá de eso. Este hombre, que guía a Beyoncé a la siguiente etapa de su actuación representa a los que guian a Beyoncé a las siguientes etapas de su carrera. Él representa la élite oculta, a los que la pusieron en el foco de atención y de asegurarse de que ella reciba toda esa atención. Por supuesto, todos los focos tienen un precio.

Después de la etapa de pureza (blanco), el sacrificio ritualístico (rojo) viene la 
transformación oculta (negro). Beyoncé está haciendo ahora lo que la industria 
espera de ella - sacudiendo su trofeo. La chica buena quedó mala 
(The good girl has gone bad) - relato favorito de la industria.

En la primera escena, las damas vestidas con vestidos blancos reciben un disparo, esto nos dice que representa la muerte de personas de raza negra a manos de la policía. Pero el simbolismo es más profundo que esto. Si usted ha leído los artículos anteriores, ya sabe que los rituales de la élite oculta se codifican en tres colores: blanco, rojo y negro. Y esto es exactamente lo que sucede aquí.

Beyoncé no está "tomando una posición" en contra de nada, ella está formando parte de un ritual que mezcla la retorcida obsesión de la élite oculta con el sacrificio de sangre con el sufrimiento real, de personas reales, en el mundo real. En pocas palabras, ella está en el lado de los que realmente permiten que estos horrores sucedan: La élite.

Hace algunos años, Beyoncé apareció en los premios 
Grammy rodeada por la policía antidisturbios - impulsando 
efectivamente la agenda de estado policial. Su "opinión" 
es que "Ellos" deciden qué agenda necesita ser impulsada.

A medida que progresa la presentación, Beyoncé se da un abrigo de piel que representa las ganancias materiales dadas a las marionetas de la industria.

Ahora que Beyoncé ha sido seleccionada como una "líder de su pueblo" (así como los medios de comunicación que permiten a alguien estar bajo la luz del reflector), ella comienza a dar órdenes. De hecho, durante la apropiadamente nombrada Formación, ella dice:

"Ahora todas mis damas entren en formación"

Y, por supuesto, sus damas lo hacen.

Al parecer, las damas deben seguir ciegamente las órdenes de Beyoncé. Tendiéndose a su alrededor.

Mientras la cámara se filtra hacia fuera, nos damos cuenta de que las damas formaron un símbolo. Bueno, dos de ellos.

La presentación se termina con las damas formando el símbolo de Venus que representa el sexo femenino. ¿O no?

En el segundo aspecto, nos damos cuenta que el símbolo se separa en dos figuras distintas: Un círculo abierto y una cruz invertida. Mientras que las personas en la multitud están en lágrimas, dándole una gran ovación de pie, en realidad están aplaudiendo a una cruz invertida, el símbolo del satanismo.

Este momento final resume toda la actuación de Beyoncé: Una retorcida y engañosa pantalla llena de dobles sentidos termina diciendo a los espectadores: Estoy del lado de ellos, no del tuyo.