Jesús vs Buda: Evidencia Histórica Comparativa

Por James Bishop

Lo que sigue es una comparación histórica entre Jesús y Buda para ver cuál de estos dos es el mejor atestiguado y tiene mejor evidencia de su existencia histórica.

estatuas de jesus y buda con el planeta tierra entre ellos

1. La visión de la erudición contemporánea.

Todos los historiadores sostienen la posición que Jesús vivió y enseñó en Palestina del siglo I, de la misma manera la mayoría de los estudiosos están de acuerdo en que Siddhartha Gautama, conocido como el Buda, vivió, enseñó y fundó el orden monástico durante la era Mahajanapadas en la India. Primeros años del reinado de Ajatshatru.


Algunos de los detalles registrados en las biografías sobre Buda son debatidos. En otros detalles, la mayoría de los estudiosos no aceptan su historicidad, a pesar de que las biografías todavía nos proporcionan alguna información histórica valiosa (1).

Algunas facetas inciertas de la vida de Gautama incluirían su nacimiento y muerte, y recientemente su muerte se ha fechado entre 411 y 400 aC, aunque algunos eruditos en el pasado la han fechado a 20 años a cualquier rango de esa fecha. De cualquier manera, su momento de muerte y nacimiento es algo incierto.

A la izquierda Palestina en los tiempos de Jesús, a la derecha la era Mahajanapadas de los tiempos de Buda. (click para ampliar)

Sin embargo, nuestra evidencia textual sugiere que él nació en el clan Shakya. Esta era una comunidad que estaba al margen, tanto geográfica como culturalmente, del subcontinente indio del noreste en el siglo V aC (2).

Estamos seguros de la hora de nacimiento de Jesús y de la hora de su muerte, no estamos seguros de los Buda.


2. La brecha de tiempo entre su vida y los primeros manuscritos.

Para Buda no tenemos registros escritos sobre él desde su vida, ni en los siglos siguientes a su muerte. Los manuscritos budistas supervivientes más antiguos son los textos budistas de Gandhāran reportados como encontrados en el este de Afganistán. Están en forma de 27 rollos que datan de 100 aC a 200 dC, y que los pondría en más de 400 años después de la vida de Buda (3).


Por otro lado, para el Jesús histórico, nuestro manuscrito más antiguo es una pequeña sección del Evangelio de Juan (P52). P52 data de alrededor de 130 dC. Tal vez incluso antes. Las primeras copias completas de libros únicos del Nuevo Testamento llegan alrededor del año 200 dC, y la primera copia completa del Nuevo Testamento, el Códice Sinaiticus data del siglo IV. Muchos fragmentos (P1, P19, P21, P25, P37, P45, P53, P64, P67, P70, P77, P101, P103, P104) del Evangelio de Mateo llegan alrededor de 150-250 dC. El más antiguo para el Evangelio de Marcos está fechado a 250 dC (P45). Los fragmentos del Evangelio de Juan también datan de 125 a 250 dC (P5, P6, P22, P28, P39, P45, P52, P66, P75, P80, P90, P95, P106).

La brecha de tiempo para nuestros primeros manuscritos existentes favorece al Jesús histórico sobre el del Buda histórico. Nuestro primer ejemplar completo de un libro del Nuevo Testamento llega en el 200 dC (+ -170 años después de la vida de Jesús), y nuestro primer libro para Buda viene en entre 100 aC - 200 dC (300 - 600 años después de la vida de Buda).


3. Biografías y pruebas textuales.

Nuestras fuentes textuales para Buda son diversas y se originan de una variedad de fuentes escritas que incluyen biografías; Esto es similar a los relatos del evangelio escrito de Jesús.

Aparte de las biografías del evangelio, también hay otras literaturas del Nuevo Testamento que se toma en cuenta, lo mismo se aplica a la evidencia textual sobre Buda.


Mientras Marcos, Mateo, Lucas y Juan proveen información sobre Jesús, el Buddhacharita, Lalitavistara Sūtra, Mahāvastu y el Nidānakathā nos hablan del Buda histórico (4). La más antigua de estas biografías es la Buddhacarita (5), que es un poema épico escrito por Aśvaghoṣa. La datación de este texto se coloca alrededor de +100 dC, y eso equivaldría a una brecha de tiempo sustancial de 500 años después de la muerte de Buda.

Después de esto el Mahāyāna / Sarvāstivāda vienen alrededor de +200 dC, el Mahāvastu en +300 aD, y el Nidānakathā alrededor de 400 dC. Otras fuentes incluirían los Jātakas, el Mahapadana Sutta y el Achariyabhuta Sutta; Estos conteos de casa que pueden ser más viejos que las biografías todavía no son exhaustivos.

Con lo dicho arriba el espacio de tiempo más pequeño está ciertamente en favor del Jesús histórico. Todo nuestro Nuevo Testamento, que constituye nuestras fuentes primarias para la vida de Jesús, se completaron 60-65 años después de su existencia.

Nuestro primer evangelio fue escrito 40 años después de su vida, y las epístolas paulinas van desde los 20 años hacia arriba. Algunas de las publicaciones del Nuevo Testamento tienen credos muy tempranos que nos acercan aún más a la vida del Jesús histórico, siendo este notablemente el credo encontrado en 1 Corintios 15 que se fecha dentro de los cinco años de su vida. Otras fuentes hipotéticas están en las fuentes Q, L, M, las cartas pre-Markan, las cartas Joánicas también nos acercan a la vida de Jesús.

Teniendo esto en cuenta los relatos biográficos del evangelio sobre Jesús son más creíbles, históricamente, debido a sus fechas mucho anteriores en comparación con las diversas biografías y textos sobre Buda. Cuanto mayor era la brecha de tiempo entre la vida de una persona específica y el tiempo de los acontecimientos de esa persona que se escribieron, mucho mayor la posibilidad de que el mito y los adornos intencionales/no intencionales pudieran impugnar el núcleo histórico.

Conclusión

En este corto trato creo que es seguro concluir que, históricamente, la vida de Jesús está mucho mejor certificada en fuentes mucho más tempranas que la de Buda. Nuestros primeros manuscritos existentes favorecen a Jesús debido a su precocidad por un cierto margen.

Considerando todos, la vida de Jesús es mucho mejor documentada y apoyada que la de Buda.

Referencias.

1. Buswell, R. 2003. Enciclopedia del budismo. pag. dieciséis

2. Gombrich, R. 1988. Budismo de Theravada: Una historia social de Benares antiguo a Colombo moderno. pag. 49.

3. Salomón, R. Antiguos Rulos Budistas de Gandhara. Disponible.

4. Fowler, M. 2005. Budismo Zen: creencias y prácticas. pag. 32.

5. Willemen, C. 2009. Buddhacarita: En Alabanza de los Hechos de Buda. Disponible.

Este artículo fue presentado originalmente en el sitio web de James Bishop y fue utilizado con permiso del autor.


10 comentarios :

  1. En eso te rajas un poco, mucho, diria. Falta ir a Asia hermanito , y investigando bien, veras que es al revés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor mira la sociedad histórica asiática como proceden y compruebas bien tu comentario. En hambrunas y adorando a dioses animales.. :s

      Eliminar
  2. La vida de Jesús es un fraude; Mateo dice que nació en Belén, Marcos lo llama nazareno. No hay evidencia de la masacre de los inocentes, tampoco de sus milagros ni de su resurrección. Flavio Josefo, mayor historiador judío no dejó nada escrito sobre Jesús, lo existe es un texto fraudulento de la iglesia ortodoxa de siglo posteriores, no hay evidencia de nada sobre jesús, ni siquiera Pablo lo conoció

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Falacia de Falsa Analogía!
      Flavio Josefo escribe en Antigüedades Judías tomo XIII XIX y XX, 18:3:3 y en 20:9:1 acerca de Jesucristo, aun bien Josefo se mantuvo en la fe judía, pero aun sus contrarios no niegan su existencia. Yo tengo el libro de Josefo aquí en mis manos, así que puedes mejor dedicarte a leer más, así también Cornelio Tácito, Gayo Suetonio, Plinio, etc. estos últimos eran romanos contrarios a Cristo y al cristianismo. Hasta en tierras de Siria se encuentran manuscritos que se están refiriendo a Cristo.-
      Eso les pasa a los jóvenes por ver Zeigeist

      Eliminar
    2. Las supuestas referencias a Jesús en Flavio Josefo son interpolaciones tardías tal como ha demostrado la crítica erudita. Su "reconocimiento" de Jesús como Mesías choca con su ausencia de conversión. Además, ¿quién nos ha transmitido los textos de este autor sino una Iglesia bastante dada a los añadidos interesados? Por cierto, si soy joven ni esto se dice en "Zeitgeist".

      Eliminar
    3. Entonces están mal divididos los tiempos antes de y después de
      Tu que eres inteligente dime que año será este ??

      Eliminar
    4. Si comparas Las guerras Galias de Julio César en donde describe la lucha que tenía contra Vercingétorix, o los escrito de Platón, Historia de Alejandro Magno de sus historiadores y el Nuevo Testamento ¿Cuáles son las más confiables y cuantas copias se tienen hoy en día?

      Obviamente el Nuevo Testamento.
      Por otra parte, si quieres un relato donde una persona detalle desde adentro de la tumba de Cristo, como Él se levantó y enrolló su Vendaje, no hay. C.S. Lewis
      Pero sí, estos escritos están mejor respladados que los personajes que señalaron más arriba.-

      Eliminar
  3. Parece que piensa que la relativa cercanía de cronología del Nuevo Testamento a los supuestos acontecimientos que pretenden narrar determinan su historicidad, lo cual no es cierto.

    1) Las principales fuentes sobre la vida de Jesús, los evangelios, tienen anacronismos, errores geográficos, contradicciones con el contexto histórico, como para considerarlos documentos históricos confiables, mucho menos los “más confiables de la antigüedad” como dicen algunos cristianos.
    https://laicismo.org/data/docs/archivo_852.pdf

    2) Los evangelios han sido adulterados debido a las disputas de los cristianos con los judíos, paganos , incluso de las disputas de las mismas corrientes cristianas de los primeros siglos, lo cual es mencionado por Celso en su "discurso verdadero" y confirmado por la comparación con los evangelios de los códices más antiguos con los actuales): http://docplayer.es/13281870-Los-evangelios-al-banquillo-segunda-parte-plagios-y-tergiversaciones.html
    (a partir de la página 27 para las adulteraciones)

    3) Incluso si solo tomamos en cuenta los evangelios “originales”, de todos modos el testimonio de los evangelistas y los apóstoles es poco confiable, pues recurrían a la mentira cuando les convenía: estaban tan ansiosos de adjudicar a Jesús el cumplimiento de profecías del antiguo testamento que adulteraron pasajes del AT donde no habían profecías en absoluto, o en el caso de ser profecías su cumplimiento ocurría en el pasado (incluso llegaron a inventar la ciudad del Nazaret para cumplir con una supuesta profecía de Jueces 13:5)
    http://www.rejectionofpascalswager.net/messianic.html
    http://www.falsomesias.com/profecias-forzadas/mateo-2-14-15-de-egipto-llame-a-mi-hijo/
    http://www.falsomesias.com/profecias-forzadas/mateo-2-16-18-raquel-llora-a-sus-hijos-y-no-quiere-ser-consolada/
    http://www.falsomesias.com/profecias-forzadas/mateo-2-22-23-el-mesias-sera-llamado-nazareno/
    Esto demuestra que el testimonio de los discípulos de Jesús no es imparcial porque intentaban por todos los medios hacer parecer a Jesús como el mesías, incluso mintiendo.
    Con todo esto no digo que Jesús no existió, solo que las principales fuentes escritas sobre la vida de Jesús son documentos mayormente anacrónicos, escritos en base al testimonio de gente a veces deshonesta y también han sido adulterados a conveniencia por los cristianos de los primeros siglos.
    (Continúa)

    ResponderEliminar
  4. Por otro lado, la primera mención del Buda no se da en los sutras o las biografías tradicionales, si no en los edictos de Asóka del siglo lll a.C. En esos edictos además se menciona que ya existían varios textos budistas en la primera mitad del siglo lll a.C. o sea, un siglo y unas cuantas décadas después de la muerte del Buda.

    “Estos textos del Dhamma – Extractos de la disciplina, el Camino Noble de la Vida, los temores de venir, el poema del sabio silencioso, el Discurso sobre la vida pura, las preguntas del Upatisa, y el consejo de Rahula que fue dicho por el Buda en relación al falso discurso – estos textos del Dhamma, señores reverendos, deseo que todos los monjes y monjas pueden escuchar constantemente y recordar. Igualmente los hombres y mujeres laicos.” Edicto de roca menos Cb3

    Esto es especialmente importante debido a que no solo da testimonio histórico de la antigüedad de los primeros textos budistas (mucho más antiguos que los textos de Gandhara), también da muestra de que la tradición oral estaba consolidada entre monjes, incluso entre laicos budistas. No es que simplemente se hayan dejado a la deriva por ahí hasta que fueron escritas.

    Aunque el Tipitaka sean relativamente tardío a los acontecimientos que pretende narrar, demuestra ser una fuente histórica bastante precisa: Menciona los reinos del norte de la India o “Mahajanapadas”, varias de sus ciudades, algunos soberanos, lugares y construcciones que la historia y la arqueología demuestran que existieron.
    Además en el Mahaparinibbana Sutta (que narra los últimos días del Buda) describe un viaje que el Buda mantuvo por varias ciudades y pueblos del Norte de la India hasta llegar el lugar de su muerte. El Itinerario que se da en el Sutta es coherente, las ciudades y aldeas mencionadas si existieron y están en el orden que se menciona. Parece ser que aunque transmitido por tradición oral, la confiabilidad del Sutta en base a los detalles que brinda, es como si hubiese sido trasmitido por un testigo presencial.

    Me gustaría ver que intentara demostrar que las escrituras budistas tengan alguno de los tres problemas que tienen los evangelios.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A simple vista tu argumento carece de contexto arqueológico, 2016. Solo es cosa de que estudies a Sir William Ramsay, Dr. Gary Habermas, entre otros.

      Eliminar