¿Qué Es El Tercer Ojo? ¿Jesús Lo Mencionó?

abr. 7, 2021 2 comments

Por Mike Shreve

La mayoría de los practicantes de yoga creen en siete centros de energía invisibles en el cuerpo llamados chakras. Curiosamente, una pequeña nota aquí al principio, el gurú con el que estudié en 1969-70 enseñó que los chakras eran simplemente "imaginarios y nada más". (1) Aparentemente, los consideraba solo una ayuda para la meditación, pero en realidad no existían. Por supuesto, muchos defensores de este concepto los consideran reales.


Estos chakras comienzan en la base de la columna vertebral y se colocan en varios puntos desde la columna hasta la parte superior de la cabeza (llamado "chakra de la corona"). Quienes creen en los chakras suelen afirmar que el sexto centro de energía está en el medio de la frente, que se llama "tercer ojo" y que es una de las principales salidas del cuerpo al "reino astral". (considerada una dimensión espiritual justo por encima de este plano natural).

Las mujeres y niñas hindúes a menudo se adornan con algo llamado "bindi" en la frente (el área que se cree que es la ubicación del tercer ojo). Las mujeres casadas llevan un punto rojo y las viudas, un punto negro. Las jóvenes solteras visten de diferentes colores. Este emblema cosmético también tiene un valor simbólico en un nivel espiritual superior: representa el deseo de caminar continuamente en un estado mental iluminado.

En el hinduismo, el "tercer ojo" se llama "Ajna" o "Agya". Representa la parte del cerebro que creen que puede hacerse más eficaz y poderosa a través de la meditación, el yoga y otras prácticas espirituales. En la tradición hindú, significa la mente subconsciente y proporciona un vínculo directo con el yo superior que se dice que es uno con Brahman, la conciencia cósmica impersonal o mente universal que se etiqueta como "realidad última".


Los dos ojos de nuestro cuerpo físico permiten a los seres humanos ver el mundo físico, pero aquellos que creen en los chakras enseñan que el tercer ojo permite a los seres humanos iluminados ver el mundo espiritual, ser sensibles a los dones de la clarividencia y poseer un conocimiento profundo sobre el pasado y el futuro. Un tercer ojo activado es, por tanto, el signo de una persona despierta.

Ahora permítanme explicarles algunos de los detalles aún más profundos de la creencia hindú. En esa cosmovisión, el tercer ojo o "Ajna" se representa como una flor de loto transparente con dos pétalos blancos que representan los nadis (canales psíquicos). Estos se mezclan en el medio llamado Sushumna nadi antes de ascender al chakra de la coronilla en la parte superior de la cabeza.

El pétalo izquierdo representa a Shiva (el dios de la destrucción), mientras que el pétalo derecho representa a Shakti (la diosa femenina que es su cohorte). Estos se fusionan en el medio y en algunos sistemas de pensamiento, se representan como una deidad hermafrodita que es tanto masculina como femenina. En otras palabras, cuando se logra la iluminación, la dualidad cesa y se logra la unidad con la conciencia universal.

Ideas muy extrañas, ¿verdad? ¡Sí estoy de acuerdo! Sin embargo, miles de millones de hindúes y de la Nueva Era se suscriben. Muchos proponen que estos conceptos también están ocultos en las enseñanzas de Jesús. Cuando era profesor de yoga hace cinco décadas, a menudo hacía referencia a la siguiente declaración que hizo Jesús durante su "Sermón del Monte" para apoyar la combinación de estas cosmovisiones. Mateo 6: 22-23 registra al Hijo de Dios diciendo:


“La luz del cuerpo es el ojo; por tanto, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz. Pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas. Por tanto, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡Cuán grande es esa oscuridad!”

¡Guau! Suena como una confirmación, ¿no? Quizás Jesús fue un iniciado en las religiones de misterio, un avatar que vino a mostrarnos cómo despertar nuestra propia divinidad. ¡No absolutamente no! Repito, ¡por supuesto que no! Cuando se somete a los métodos de interpretación adecuados, este pasaje aislado no es evidencia suficiente de que Jesús creyera en los chakras o específicamente, en el tercer ojo.

Primero, debemos mirar este pasaje dentro del texto circundante (interpretación contextual). Esto es necesario para una exégesis adecuada, el método correcto de interpretar un pasaje bíblico. Escuche lo que Jesús dice inmediatamente antes:

No guarden tesoros para ustedes aquí en la tierra, donde la polilla y el óxido los dañarán, y donde los ladrones entran a robárselos. Más bien, guarden tesoros para ustedes en el cielo donde ni la polilla ni el óxido los dañarán y donde los ladrones no pueden entrar a robárselos. Pues donde esté tu tesoro, allí estará tu corazón.
- Mateo 6: 19-21
Ahora escuche lo que Jesús dijo inmediatamente después de nuestro versículo enfatizado:

Nadie puede servir a dos patrones al mismo tiempo. Odiará a uno y amará al otro, o se dedicará a uno y despreciará al otro. Ustedes no pueden servir al mismo tiempo a Dios y a las riquezas. Por eso les digo: no se preocupen por la comida ni por la bebida que necesitan para vivir, ni tampoco por la ropa que se van a poner. Ciertamente la vida es más que la comida y el cuerpo más que la ropa."
- Mateo 6: 24-25


Jesús estaba hablando de la forma en que "vemos" o "percibimos" lo que es importante en la vida, cómo establecemos nuestras prioridades. Los dos versículos acerca de que el ojo es “único” están intercalados entre pasajes que tratan del materialismo versus la espiritualidad. Jesús comenzó diciendo: “No os hagáis tesoros en la tierra” y concluyó diciendo: “No podéis servir a Dios ya las riquezas” (riquezas materiales (Mateo 6:19, 24).

A la luz de esto, la interpretación correcta es simple y llanamente. Jesús estaba animando a sus discípulos a permanecer enfocados en lo espiritual y eterno, aunque tenemos que funcionar en un mundo natural y temporal. Permítanme resumir en una declaración lo que el Hijo de Dios estaba revelando: que nadie puede ser esclavo de las posesiones materiales y disfrutar de la abundante vida espiritual que el Salvador prometió.

Mateo 6: 22-23 dice:


La lámpara del cuerpo son los ojos. Si miras a otros con ganas de ayudarles, todo tu cuerpo estará lleno de luz. Pero si con tus ojos los miras con envidia, entonces todo tu cuerpo estará lleno de oscuridad. Si la única luz que tienes es la oscuridad, ¡qué horrible oscuridad tendrás!".
- Mateo 6: 22–23


Otras versiones de la Biblia usan palabras como, "sano", "saludable", "claro" o "sin nubes" para la palabra "soltero" en la versión King James.

El significado exacto se vuelve más obvio en estas nuevas versiones. Combinándolos todos en una sola afirmación: si "miras" la vida con una buena actitud, si tus valores son sólidos y saludables, y tus percepciones, claras y despejadas, la luz de la verdad irradia en ti y a través de ti. Tu cuerpo se convierte en un recipiente parecido a una lámpara a través del cual la luz de la Palabra y el Espíritu pueden brillar, iluminando un mundo muy oscuro.

Sigamos desarrollando este pensamiento, como dijo Jesús: "Si, pues, tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz". La palabra traducida como "luz" es luchnos (se pronuncia lookh'-nos). También se puede convertir en "lámpara". En otras palabras, tu cuerpo se vuelve como una lámpara. Esta es una fuente de luz que debe estar encendida. Hay cinco partes en una lámpara: el recipiente, el aceite, la mecha, el fuego y la luz.

A todos se nos describe como "vasijas" (Romanos 9:23). También se nos representa como "lámparas". Las iglesias están representadas corporativamente como lámparas (Apocalipsis 1:20) y los creyentes individuales también cumplen este papel. Por ejemplo, Proverbios 20:27 dice:


“El espíritu del hombre es la lámpara del Señor, que escudriña todo lo profundo de su corazón.”


Sin embargo, una lámpara permanece en la oscuridad hasta que la mecha se enciende con fuego. Así también, los corazones de los seres humanos caídos están en tinieblas hasta que se encienden con el fuego de la presencia de Dios. Solo entonces podremos escudriñar lo más profundo de Su corazón y nuestro propio corazón, a través de la Palabra de Dios y por el Espíritu de Dios. Ese empoderamiento llega cuando una persona nace de nuevo. Jesús dijo que vino a “enviar fuego a la tierra” (Lucas 12:49). En otras palabras, vino a prender fuego a los corazones con un amor intenso por Dios y una pasión ardiente para descubrir Su verdad y proclamarla a los demás; en otras palabras, para brillar como lámparas en este mundo oscuro.


En Marcos 4:21, Jesús advirtió nuevamente poner una lámpara debajo de una canasta (que representa el comercio) o debajo de una cama (que representa la pereza o la complacencia). Ambas situaciones pueden resultar en algo muy malo (un incendio destructivo). En el Sermón del Monte que contiene nuestro pasaje enfatizado, Jesús mostró a sus discípulos su importancia al usar esta analogía de la “lámpara”. Él dijo:

"Eres la luz del mundo. Una ciudad asentada sobre una colina no se puede esconder. Tampoco encienden una lámpara y la ponen debajo de un canasto, sino sobre un candelabro, y alumbra a todos los que están en la casa. Deja que tu luz brille de tal manera ante los hombres, para que vean tus buenas obras y glorifiquen a tu Padre que está en los cielos.”
- Mateo 5: 14-16

Jesús simplemente estaba hablando de enfocarse en las cosas eternas y hacer brillar la luz de la verdad en este mundo. Nunca se trató de una revelación extraña, mística y esotérica de los misterios ocultos del universo. Nunca se trató del despertar de algunos centros de energía psíquica internos. Si Jesús estuviera tratando de iluminar a sus discípulos acerca de estas cosas, seguramente no habría sido tan vago. También habría desarrollado este concepto en un grado mucho mayor que un solo versículo de todo el Nuevo Testamento. 

1] Shakti Parwha Kaur Khalsa, Kundalini Yoga, El flujo del poder eterno (Nueva York: The Berkley Publishing Group, 1996) p. 61.

Este artículo apareció originalmente en The True Light y se volvió a publicar con el permiso del autor.

Posts Relacionados

{{posts[0].title}}

{{posts[0].date}} {{posts[0].commentsNum}} {{messages_comments}}

{{posts[1].title}}

{{posts[1].date}} {{posts[1].commentsNum}} {{messages_comments}}

{{posts[2].title}}

{{posts[2].date}} {{posts[2].commentsNum}} {{messages_comments}}

{{posts[3].title}}

{{posts[3].date}} {{posts[3].commentsNum}} {{messages_comments}}

Buscar en el Blog