El futuro declive de Estados Unidos

abr 24, 2022
Por Leonardo // Ritual y Propaganda
№ 19

Estimado lector,

En sus muchos pasajes proféticos, la Biblia habla de naciones específicas, y algunos con nombres reconocibles. Israel está claramente identificado, al igual que Irán (Persia) y Libia. Lo más probable es que también podamos identificar a Sudán, Rusia, China y quizás incluso a Europa. Pero no hay ningún pasaje que uno pueda señalar que represente claramente a Estados Unidos.

Esta supuesta ausencia ha desconcertado a muchos estudiosos, ya que el país siempre estuvo involucrado, desde su fundación, con el cristianismo y el judaísmo, teniendo las poblaciones más grandes de ambas religiones en la Tierra y dando apoyo en la fundación y preservación de Israel.



Pasajes como Hageo 2:6-7, Isaías 66:18-20 y Zacarías 12:2-3 hablan de todas las naciones involucradas en los eventos del tiempo del fin. Este tipo de referencias incluirían a los Estados Unidos en su cumplimiento, pero no nos enseñan nada específico acerca de este país en la profecía. Es seguro decir que tal nación no jugará un papel importante en los eventos finales. Aquí hay algunas posibilidades.

Es posible que los Estados Unidos no sean mencionados en la profecía bíblica porque el país habrá sido casi aniquilado en un ataque nuclear. No lo podemos descartar, ya que podría pasar. Puede haber alrededor de 14.500 armas nucleares en el planeta, y algunas de esas armas están en manos de naciones rebeldes que han amenazado con usarlas. ¿Sería imposible que un grupo terrorista pudiera usar tales armas contra EE.UU? Más probable aún, un ataque de falsa bandera como el 9/11 podría ser efectuado por objetivos mayores, como la creación de un nuevo orden mundial

Otra opción es que decaiga como potencia mundial. Las naciones se levantan y caen. Como señaló Mark Hitchcock en su libro ¿Está Estados Unidos en la Profecía Bíblica?, el poderío de Babilonia duró solo 86 años. Al poderoso Imperio Persa le fue mejor, aguantando durante 208 años. La gloria de Grecia se eclipsó después de 268 años. La poderosa Roma duró ocho siglos. El Imperio Británico perduró durante casi 250 años.

Actualmente, los Estados Unidos tienen 246 años y sigue contando. Los días de cada nación están contados por Dios. A medida que el dólar se debilite y que China y otras naciones se conviertan en potencias económicas, no es difícil ver cómo sucedería esto. Podrían simplemente disminuir como potencia mundial.

En relación con esto, una señal en los cielos parece tener un significado futuro. No se puede negar el hecho de que un eclipse es un evento relativamente raro. Por lo tanto, que un área obtenga no uno, sino dos eclipses solares totales en solo siete años es un hecho verdaderamente notable. Desafía la ley de los promedios.



El camino del eclipse en 2017 fue de noroeste a sureste sobre los EE.UU, en 2024 el eclipse seguirá su camino en la dirección opuesta, de noreste a suroeste. Se marcará una intersección entre ambos eclipses, como si marcara el centro de una gran X sobre el país.

Esa ubicación geográfica tiene un nombre. Se llama "Pequeño Egipto". Parece que a mediados del siglo XIX hubo una hambruna en el norte de Illinois. Pero hubo una cosecha abundante en el sur. Así que la gente del norte dijo que se sentían como los hijos de Jacob que en tiempos de hambruna se vieron obligados a bajar a Egipto para buscar comida para sus familias, y la región de Carbondale se conoce hasta el día de hoy como "Pequeño Egipto".

¿Es esta señal algún tipo de juicio futuro? La referencia a Egipto, que antiguamente recibió los juicios y las plagas de Dios, es preocupante. Pero existe una tercera opción.

Algunos autores teorizan que Estados Unidos no se menciona en la profecía bíblica porque un gran número de norteamericanos se convertirán en verdaderos creyentes en Jesucristo. Si esto sucediera, el rapto de la iglesia cambiaría radicalmente a esa nación de la noche a la mañana.

Al menos 100 millones de estadounidenses, en este momento, se auto denominan cristianos. Si en realidad lo son, solo Dios lo sabe, pero con la infiltración de las sociedades secretas en varias de sus iglesias y su evidente deseo de incorporar leyes en contra de lo que dice la Biblia, tiendo a dudar de eso. Supongamos que 5 millones sean seguidores genuinos de Jesús.

La desaparición de 5 millones de estadounidenses tendría un efecto considerable en su industria, gobierno, fuerzas armadas, negocios, agricultura, educación, medicina, etc. Una cantidad de personas desaparecidas podría devastar una superpotencia rápidamente.

Después de un escenario como ese, es fácil imaginar cómo el Anticristo podría emerger en escena, con soluciones económicas sorprendentes para los problemas del mundo y una fuerte visión global. Un país en ese estado podría alinearse fácilmente y convertirse en una más de las naciones confederadas detrás de él.

En resumen, todas las naciones necesitan volverse al verdadero Dios de la Biblia (YHWH). El Dios que envió a su hijo Jesucristo a nacer en el pesebre, morir en la cruz y resucitar de entre los muertos tres días después. Si nos volvemos a Dios, Él nos promete restaurarnos.
“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”
—2 Crónicas 7:14
Dios menciona la necesidad de vivir como se debe vivir, humillarse y orar. La necesidad de apartarse de los malos hábitos, de las preocupaciones y de las distracciones. Y si lo hicieran, Dios dice que oirá desde el cielo, perdonará nuestros malos actos y sanará nuestra tierra.

Gracias por leer el newsletter de esta semana. No olvide compartir el material con sus familiares y cercanos.

LM


Modo Oscuro

Buscador: