El futuro de China en la profecía bíblica

ago 28, 2022
Por Leonardo // Ritual y Propaganda
№ 35

Estimado lector,

Uno de los cambios colosales de este siglo ha sido el despertar económico y militar de China. Con una población de 1,400 millones, esta nación hace que su desarrollo sea especialmente notable. La República Popular China está ejerciendo fuerza y ​​expandiendo su influencia en todo el mundo a un ritmo acelerado.

China superará a Estados Unidos para convertirse en la economía más grande del mundo en 2028, según el Centro de Investigación Económica y Empresarial.


Como cristianos podemos también ver que el papel de expansión de China en el mundo de hoy encaja con la alineación bíblica de las naciones en los últimos tiempos.

La Biblia nos muestra pasajes importantes que evidencian que uno de los grandes ejércitos empleados en el conflicto final será una fuerza militar proveniente de China. Estamos hablando de Apocalipsis 16:12, mencionando al país como el "ejército del oriente". Antes de eso, sin embargo, en Apocalipsis 9 tenemos un primer vistazo sobre esta gran armada:
"El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios, diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates. Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número."
—Apocalipsis 9:13-16
El aspecto más asombroso de esta profecía es el tamaño del ejército, que se calcula en 200 millones. Nunca en la historia militar ha habido un ejército ni siquiera cerca de este tamaño. El número total de tropas en la Segunda Guerra Mundial nunca superó los cincuenta millones.

De hecho, algunos han estimado que cuando el apóstol Juan escribió estas palabras en el año 95 d.C., la población del mundo entero no superaba los 200 millones. Por esta razón, muchos se sienten tentados a espiritualizar el número o tomarlo como un número simbólico, pero no hay señal en el texto de que el número se use de otra manera que no sea literal.



El pasaje continúa describiendo el impacto de este ejército que acaba con un tercio de la población mundial:
"Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. Por estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de su boca. Pues el poder de los caballos estaba en su boca y en sus colas; porque sus colas, semejantes a serpientes, tenían cabezas, y con ellas dañaban."
—Apocalipsis 9:17-19
Este ejército se levanta desde el Lejano Oriente y cruza el río Éufrates para participar en la guerra final de Armagedón en la tierra de Israel. La referencia a un gran ejército y al río Éufrates a menudo se correlaciona con Apocalipsis 16, que también menciona a “los reyes del oriente” y al río Éufrates.

Así que estos reyes vendrán del Lejano Oriente, pero no solo China, podrían también ser de Corea del Norte, India, Filipinas, etc., cuyos arsenales y ejércitos juegan actualmente un papel significativo en la geopolítica internacional.

Vemos que la referencia bíblica que se relaciona con China en los últimos tiempos se encuentra en el juicio de la sexta copa descrito en Apocalipsis 16:12, que dice: “El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates; y su agua se secó, de modo que el camino estaría preparado para los reyes del oriente.”

Las Escrituras muestran que este avance es parte de una reunión mundial de “los reyes de todo el mundo, para juntarlos para la guerra en el gran día de Dios, el Todopoderoso”. El capítulo 16 de Apocalipsis revela que el punto geográfico de la reunión es Armagedón, una referencia al Monte Meguido en el norte de Israel, donde se ubica un valle conocido como el Valle de Armagedón, el Valle de Jezreel o la Llanura de Esdrelón.


Apocalipsis 16 brinda una información importante sobre el conflicto mundial final. Según este versículo, la invasión del este comienza con un acto de Dios al secar el río Éufrates. Este secado milagroso del río Éufrates permite un fácil acceso a la tierra de Israel para el enorme ejército de China y sus aliados del oriente.

Curiosamente, el río Éufrates se encuentra entre los principales ríos del mundo afectados por la sequía generalizada. Irak se encuentra en medio de temperaturas de verano enormemente altas. Los niveles de agua se están desplomando en el Éufrates, especialmente en sus afluentes.

China tiene la intención de dominar el mundo e incluso el espacio exterior en el siglo 21. Su economía no muestra signos de disminución y su maquinaria militar es agresiva y creciente.

Napoleón predijo una vez que "cuando China despierte, sacudirá al mundo". Esas palabras están a punto de hacerse realidad. La nación conocida como el "Dragón Rojo", al igual que otras naciones del mundo, están preparando el escenario para la Tercera Guerra Mundial, cuando los reyes de la Tierra cumplan su importante papel en los eventos del fin.

Saludos y Bendiciones.

LM


Modo Oscuro

Buscador: