La teoría del evangelio en las estrellas o "Mazzaroth"

nov 13, 2022
Por Leonardo // Ritual y Propaganda
№ 43

Estimado lector,

Es digno de mención en este reporte el libro Story in the Stars de Joe Amaral, donde se propone la teoría que las constelaciones exponen una forma de Evangelio primitivo. Un mensaje que Dios le dio a los primeros hombres a forma de revelar el futuro plan de redención. Se le llama a esta teoría "el Evangelio en las estrellas”.

Algunos autores como E.W Bullinger también han sugerido que las constelaciones como las conocemos son ilustraciones de las verdades asombrosas del Evangelio. El libro de Frances Rolleston, Mazzaroth, publicado en la década de 1860, fue el primero en proponer este concepto.
















 
Pese a que no conocemos todos sus misterios, la Biblia parece sugerir que las estrellas y los astros poseen un fin más relevante que solo la medición del tiempo:
"Y dijo Dios: Sean lumbreras en la expansión de los cielos para apartar el día y la noche: y sean por señales, y para las estaciones, y para días y años;"
–Génesis 1:14
Según el Evangelio en las estrellas, parte de estas señales mencionadas serían la historia completa de redención, tomando como eje principal la vida de Jesucristo. No solo considerando los 12 signos del zodiaco, sino las 88 constelaciones en su totalidad:

  • Virgo = La virgen o la profecía de la simiente prometida.
  • Coma. El deseado de todas las naciones
  • Centauro. La ofrenda por el pecado despreciada
  • Bootes. El que viene
  • Libra = La obra expiatoria del redentor
  • Crux. La cruz que soportó
  • Lupus. La víctima asesinada
  • Corona. La corona otorgada
  • Escorpio = El conflicto del redentor
  • Serpens. El agresor del talón del hombre
  • Ofiuco. El hombre reteniendo a la serpiente
  • Hércules. El hombre poderoso
  • Sagitario = El triunfo del redentor
  • Lira. Alabanza preparada para el conquistador
  • Ara. Fuego preparado para sus enemigos
  • Draco. El dragón es derrumbado
  • Capricornio = El resultado de los sufrimientos del redentor
  • Sagitta. La flecha de Dios es enviada
  • Águila. El herido cayendo
  • Delfino. El muerto resucitando
  • Acuario = Las bendiciones aseguradas
  • Piscis Australis. Las bendiciones otorgadas
  • Pegaso. Las bendiciones vienen rápidamente
  • Cygnus. El bendito regresa
  • Piscis = Las bendiciones en suspenso
  • La Banda. El gran enemigo "Cetus".
  • Andrómeda. Los redimidos en servidumbre
  • Cefeo. El libertador viene a liberar
  • Aries = Las bendiciones consumadas
  • Casiopea. El cautivo entregado
  • Cetus. El gran enemigo atado
  • Perseo. El disruptor entregando
  • Tauro = Mesías que viene a gobernar
  • Orión. El redentor irrumpiendo como luz
  • Eridanus. La ira estallando como un diluvio
  • Auriga. Seguridad para sus redimidos en el día de la ira
  • Geminis = Mesías como rey de reyes
  • Lepus. El enemigo pisoteado bajo sus pies
  • Can Mayor. El glorioso rey que viene
  • Can Menor. El exaltado redentor
  • Cancer = Las posesiones redimidas del Mesías
  • Osa Menor. El redil menor
  • Osa Mayor. El redil y el rebaño
  • Argo. La llegada del peregrino a casa
  • Leo = El triunfo consumado del Mesías
  • Hidra. La serpiente antigua destruida
  • Cráter. La copa de la ira se derramó
  • Corvus. Las aves rapaces se dan festín

Una de las constelaciones que considero con mayor referencia mesiánica es Ofiuco. Tal personaje se encuentra impidiendo que la serpiente alcance una corona. Es decir, En los cielos despejados nocturnos, la constelación de Serpens está luchando por llegar a la constelación de Corona.


Pero puedes ver claramente que Ofiuco le impide ascender y tomar la corona. Si Ofiuco es una imagen del Mesías, entonces podemos ver que Serpens es una imagen del enemigo, Satanás, la serpiente antigua. El deseo de Satanás siempre ha sido ascender por encima de Dios (Isaías 14:13-14), por lo que literalmente está tratando de ascender y convertirse en rey.

Si estas señales fueran ciertas ¿Cómo se explica el actual culto a la astrología? Los autores proponen que luego del diluvio universal, y con el paso del tiempo, hombres impíos habrían pervertido el evangelio original de las estrellas, mezclándolo con la mitología pagana, brujería y finalmente convirtiéndolo en la práctica oculta de la astrología o el uso del horóscopo.

Es interesante que estas constelaciones giran por los cielos, año tras año, milenio tras milenio. Podríamos llamarles el espectáculo visual más grande del universo. No usan palabras (Salmos 19:1-4), pero revelarían conocimiento acerca del poder de Dios, y este poder es claramente, la persona de Jesucristo.

Eso significa que Dios puso cada astro en el firmamento para señalarnos al Salvador de la humanidad. Cada constelación muestra un escenario diferente de la historia de Jesús o su obra. Desde el nacimiento virginal en Virgo hasta el Rey que regresa y conquista en Leo.

El historiador judío Josefo (37 d.C.) dijo que las constelaciones fueron nombrados por Seth, el tercer hijo de Adán, pero quizás incluso Adán tuvo parte de esto, ya que se registra que él nombró a los animales (Génesis 2:19). Es interesante también que Job 9:9 dice "Él hizo la Osa, el Orión y las Pléyades, Y los lugares secretos del sur".

Los Salmos también dicen que YHWH asigna sus propios nombres a las estrellas (Salmos 147:4). Si es así, es posible que Él haya revelado esta información a Adán y luego haya sido preservado por su descendencia por cientos de años, mucho antes de su perversión satánica, posiblemente por la civilización babilónica y la religión oculta de Nimrod.


Los autores aclaran significativamente que estas señales (constelaciones, eclipses, lunas de sangre) fueron diseñadas para los judíos (1 Corintios 1:22) y no se defiende como una doctrina relevante para la iglesia actual, quienes andamos por fe y no por vista.

En ese caso, tal vez los signos de las estrellas sirvieron como ayuda para la memoria antes de que las Escrituras estuvieran disponibles. Es decir, con la llegada de la palabra escrita de Dios, el mensaje del Evangelio en las estrellas ya no fue necesario.

El mismo Jesús dijo que habrá una señal en el cielo durante su Segunda Venida, “la señal del Hijo del hombre” (Mateo 24:30), la palabra griega traducida cielo aquí se usa tanto para la morada de Dios como para el firmamento. Hay dos formas de interpretar esta profecía, la metafórica o la literal. En los últimos siglos, el cristianismo apostata ha promovido el primer método frente al segundo, pero los tiempos actuales apuntan mas bien al cumplimiento literal de la profecía.

En resumen, no es ilógico pensar que Dios dio muestra de su poder, su conocimiento del futuro y su victoria perpetua a través de su creación. La estrellas y el firmamento fueron creados por medio de Jesucristo y para Jesucristo (Colosenses 1:16). Nosotros solo somos espectadores de su gloria.
"Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos."
–Salmos 19:1
Gracias por leer Ritual y Propaganda. No olvide compartir el material con sus familiares y cercanos. 

LM



Modo Oscuro

Buscador: