Aquella serpiente escurridiza y tortuosa

dic 11, 2022
Por Leonardo // Ritual y Propaganda
№ 47

Estimado lector,

Cuando la serpiente antigua se presentó en el capítulo tres de Génesis, no es estrictamente claro si tomó la de forma una serpiente literal o de sí el texto se refiere a las características perniciosas de un ser reptil.

Lo que si es claro, es que la Biblia hace constantes referencias y conexiones de Satanás con dragones, serpientes, reptiles y monstruos marinos que de alguna extraña forma también tienen la capacidad de volar por el cielo.

Esto hace pensar que quizás las serpientes y animales acuáticos fueron rebajados como seres inferiores luego de la caída del hombre. Algo que en el reino milenial de Cristo parece que cesará, al leer que en ese tiempo el "niño jugará con la serpiente" (Isaías 11:8-9).



Es interesante también que el profeta Ezequiel narra una visión del tercer cielo, que incluye la descripción de cuatro seres vivientes. Estos eran ángeles (del rango de querubines) que adoran a Dios en su trono y tienen cuatro caras cada uno respectivamente:
  • Cara de león
  • Cara de becerro
  • Cara de águila
  • Cara de hombre
El versículo menciona:
"Y el aspecto de sus caras era como cara de hombre, y cara de león en el lado derecho de los cuatro, y cara de buey en el lado izquierdo de los cuatro; asimismo los cuatro tenían cara de águila."
–Ezequiel 1:10
Esta imagen de los ángeles pareciera representar un tipo de clasificación de seres vivientes, el rostro león como los animales salvajes, el rostro de becerro como los animales domésticos, el rostro de águila como los animales voladores y el rostro hombre como la raza humana.

Si esta representación es correcta, se denota la falta de la categoría de seres reptiles/acuáticos. Siendo aún más relevante que Satanás, en ese tiempo Lucifer, fue un querubín desterrado del cielo por querer ser como Dios (Isaías 14:12-21).

¿Podría haber sido Lucifer el representante de los seres reptiles/acuáticos en el cielo?¿Acaso esto implicaría que originalmente fueron cinco los seres vivientes alrededor del trono? Los teólogos solo pueden especular al respecto, pero existen otras conexiones importantes.

El profeta Isaías, quien también tiene una visión de los cuatro seres vivientes en Isaías 6:1-3, menciona en el capítulo 27:
"Cuando llegue ese día, el Señor castigará con su grande y poderosa espada a Leviatán, esa serpiente escurridiza y tortuosa; ¡matará a ese dragón que está en el mar!”
–Isaías 27:1
Dios permite que el profeta vea hacia el futuro, cuando Jesucristo derrotará a Satanás en lo que retrata Apocalipsis 19. Pero lo que llama la atención del texto es que Dios describe a Satanás (Leviatán), como una serpiente escurridiza y tortuosa, y continúa la descripción señalándolo como un dragón que habita en el mar.



En el tiempo de la tribulación, el Anticristo es descrito también como "la bestia que sube del mar" (Apocalipsis 13:1), una proyección de la persona de Satanás y su semilla humana que vendrá a engañar al mundo (Apocalipsis 20:10).

La famosa ocultista y bruja Madame Blavatsky anunciaba que en el futuro la humanidad entraría a la Era del Acuario. Un tiempo de desarrollo espiritual como se vivió en la antigua Atlántida. Blavatsky, quien era asesorada por ángeles caídos y/o demonios, ya relacionaba el agua y el signo del acuario con el gobierno de Satanás.

Los que conocen la doctrina de Blavatsky recordarán que ella se refiere a sus "guías" o "hermanos mayores" como seres galaxias lejanas, elementos que la nueva era ha directamente relacionado con el fenómeno OVNI y la canalización de mensajes extraterrestres.

Al igual que la serpiente que puede volar y vivir bajo el agua, muchos avistamientos de supuestas naves espaciales han tenido lugar en el cielo para luego sorpresivamente sumergirse en las profundidades del mar.

Muchos seguidores de fenómeno OVNI aseguran que esto se debe a que existen bases extraterrestres en el fondo del mar desde hace miles de años.

Una de las teorías de conspiración que la cultura popular ha adoptado con fascinación es la de los reptilianos, seres que lucen como humanos reptiles y que al parecer, dominan el mundo en secreto. No es una sorpresa que la historia de las religiones paganas marcan un consistente culto a la serpiente.

El dios Kukulkan, traducido como la "serpiente emplumada" o la "serpiente asombrosa" es el nombre de la deidad reptil mesoamericana que fue adorada por el pueblo de la península de Yucatán. Kukulkan, según la mitología maya, fue nacido del agua. Su adaptación en las películas de Marvel lo introducen como un rey que tiene la capacidad de volar y vivir bajo el agua.



Es claro que la influencia de la persona de Satanás y su dominio en la Tierra se refleja fuera de las páginas de la Biblia.

Lo que es innegable también es que el engaño de la serpiente en el Edén produjo un cambio genético decadente en el hombre hasta nuestros días. Adán y Eva reconocieron su desnudez, rompieron su relación con Dios y pasaron de ser inmortales a conocer la muerte.
“Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna."
–Juan 3:14-15
Nacimos como hijos del diablo (Juan 8:42-44) pero ahora podemos ser hijos de Dios por medio de la muerte del salvador. Cristo remueve la naturaleza de la serpiente de nosotros, espiritual y fÍsicamente. El cuerpo y nuestra genética física cambiará en el rapto y la resurrección de los muertos (1 Corintios 15:53-55).

Esta batalla entre la serpiente y Dios llega a su apogeo al final de siglo. Apocalipsis describe una batalla en el cielo, donde el dragón o el Leviatán pelea contra Miguel en lo que será una batalla literal de estos dos ángeles y sus ejércitos, siendo Satanás temporalmente derrotado y arrojado a la Tierra.
“Después hubo una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles lucharon contra el dragón, y el dragón y sus ángeles también lucharon, pero no pudieron vencer, y ya no hubo lugar para ellos en el cielo. Así fue expulsado el gran dragón, que es la serpiente antigua que se llama Diablo y Satanás, y que engaña a todo el mundo. Él y sus ángeles fueron arrojados a la tierra.”
–Apocalipsis 12:7-9
Nuevamente se describe al dragón o la serpiente antigua, con la capacidad de volar y librar una batalla contra los ángeles de Dios. El contexto del capítulo parece sugerir que esto se dará en el cielo terrestre que conocemos.

Una vez que el dragón cae a la Tierra, no le queda mucho tiempo hasta que se cumpla la profecía ya mencionada de Isaías 27:1. Es decir, el día del Señor, cuando Él "castigará con su grande y poderosa espada a Leviatán, esa serpiente escurridiza y tortuosa".

Gracias por leer el newsletter de esta semana, no olvide que puede compartir el material con sus familiares y cercanos.

Leonardo M.

PD: Si no está suscrito a la lista de correos, puede suscribirse desde este formulario:


Modo Oscuro

→ Puede ver todo el archivo completo desde este enlace


Para cualquier duda, consulta o sugerencia puede escribirme a: leonardo@ritualypropaganda.com