1000 años del futuro reino de Cristo

ene 5, 2023
Por Leonardo // Ritual y Propaganda
№ 49

Estimado lector,

En lo personal, no me resulta fácil presenciar escenas de desigualdad y pobreza, algo común en América Latina. Las diferencias socioeconómicas en muchos países muestran el resultado de un mundo injusto. El consuelo que tengo ante esta desigualdad es el pronto regreso de Jesucristo.

A lo largo del Antiguo y Nuevo Testamento hay numerosas referencias al reino futuro de Cristo, el tiempo largamente esperado cuando el Señor Jesús mismo reinará sobre la Tierra para traer justicia.


Se usan muchos nombres para describir este período, incluyendo la era del reino, la era de la paz, el reinado de Cristo o el Milenio. No debe confundirse con el reino eterno de los cielos, este Milenio será un tiempo de paz en la Tierra, algo que la humanidad nunca ha experimentado.

Todo intento del ser humano por sostener algo parecido ha fracasado. Hay dos razones. La primera es que el hombre tiene un corazón pecaminoso y degenerado, lo que hace imposible que pueda producir un mundo de paz.

En segundo lugar, mientras Satanás este libre, siempre habrá guerra. No solo es un engañador, sino un enemigo que continúa enfrentando a las naciones entre sí. El fracaso de las Naciones Unidas es una evidencia de esto.

Cuando Jesús enseñó a sus seguidores a orar en Mateo diciendo: "Venga a nosotros tu reino", se refería específicamente al reino milenario. Todo cristiano nacido de nuevo espera la manifestación de tal tiempo.

Sin duda será el reino más asombroso de la historia humana, Jesucristo tendrá literalmente a las naciones por herencia (Salmo 2:8), cuando "el lobo morará con el cordero" (Isaías 11:6), y "la tierra será llena del conocimiento del Señor" (Isaías 11:9).

Debemos saber también que este tiempo en la tierra durará mil años, y esto se explica en Apocalipsis 20. Allí encontramos la frase "mil años" mencionada seis veces en los primeros siete versículos.
"Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección. La segunda muerte no tiene poder sobre los tales, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años."
–Apocalipsis 20:6
Hacia fines del siglo III d.C., la alegoría de las Escrituras comenzó a infiltrar la teológica cristiana. La filosofía alteró negativamente el estudio de las Escrituras y la creencia del reino milenial, junto con otras enseñanzas importantes.

Solo hasta después de la reforma es que hubo un renacimiento del milenio bíblico, es decir, la posición premilenialista. Hoy, a pesar de los continuos ataques, el premilenialismo sigue siendo la perspectiva más dominante de los tres puntos de vista milenarios.



El amilenialismo por ejemplo, sostiene que no habrá un reino literal en la Tierra después de la Segunda Venida de Cristo. Tiende a espiritualizar todas las profecías relacionadas con el Milenio, y las profecías aún por cumplir relacionadas con Israel las atribuyen a la iglesia en su lugar.

Los amileniaristas también creen que Satanás fue atado durante la primera aparición de Cristo en la tierra hace 2000 años, un argumento que difícilmente puede sostenerse con la observación de Pedro de que "el diablo anda como león rugiente" (1 Pedro 5:8).

El posmilenialismo es también peligroso. Es la creencia de que el mundo seguirá mejorando cada vez más hasta que todo el mundo sea cristianizado, momento en el cual Cristo regresará a un reino que ya florece en paz.

Aunque este punto de vista era popular hace cientos de años, casi se ha extinguido como resultado de dos guerras mundiales y la abrumadora decadencia moral que ha ido en aumento.

Si uno toma la profecía bíblica literalmente, se hace evidente que el mundo seguirá empeorando, no mejorando, antes del Milenio.

Este reino solo iniciará cuando el Señor regrese a la tierra en su Segunda Venida y establezca su reino de justicia y paz en la tierra (Apocalipsis 5:10).

Muchos de los defensores de un gobierno mundial hoy en día creen que la única esperanza para la paz en nuestro tiempo es tener un líder mundial. Pero ningún simple ser humano es competente para ocupar este puesto.

El Anticristo tendrá el papel de gobernante mundial durante el período de la Tribulación, por lo que inevitablemente todo empezará a colapsar para la humanidad.

La Tierra requiere un líder santo y justo que tenga la capacidad de liderar el planeta. Solo Jesucristo tiene las aptitudes para ese rol, y hasta que Él venga, el mundo nunca conocerá la paz.


Una de las características del tiempo actual es que muy pocas personas realmente conocen al Dios de la Biblia. Pero durante el Milenio, ya no será necesario predicar el Evangelio porque los moradores de la tierra sabrán de su existencia:
"Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado."
–Jeremías 31:34
El Milenio será un tiempo de paz sin precedentes, cuando aquellos que han aceptado a Jesucristo como su Señor y Salvador podrán gobernar y reinar junto con el Rey.
"Porque en ese día, convertirán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra."
–Isaías 2:4
Tal paz mundial está más allá de la capacidad humana. No hay forma de que la humanidad depravada pueda crear tales condiciones en la tierra. Pero, gracias a Dios, esa será la realidad cuando Jesús vuelva.

Gracias por leer el newsletter de esta semana, no olvide que puede compartir el material con sus familiares y cercanos.

Leonardo M.

PD: Si no está suscrito a la lista de correos, puede suscribirse desde este formulario:


Modo Oscuro

→ Puede ver todo el archivo completo desde este enlace


Para cualquier duda, consulta o sugerencia puede escribirme a: leonardo@ritualypropaganda.com