El metaverso: ¿Una futura herramienta del Anticristo?

dic 19, 2021
Por Leonardo // Ritual y Propaganda
№ 03

Estimado lector,

Con millones de vistas en internet, Facebook anunció el mes pasado que la compañía cambiaría su nombre a Meta Platforms Inc., o "Meta" para abreviar. El CEO Mark Zuckerberg dijo que la compañía se estaba comprometiendo a mantener la red social de Facebook al mismo tiempo que desarrollaría una tecnología inmersiva conocida como el "Metaverso".


Se supone que el Metaverso tomará forma como una combinación de realidad virtual (VR), inteligencia artificial y otras tecnologías que algunos ya consideran invasivas. Mark Zuckerberg lo describe como la próxima generación de Internet y una herramienta importante en la digitalización de la economía.

Esencialmente, es un mundo de comunidades virtuales interminables e interconectadas donde las personas pueden reunirse, trabajar y jugar, utilizando auriculares, gafas de realidad virtual / realidad aumentada, aplicaciones para teléfonos inteligentes u otros dispositivos. En otras palabras, un mundo virtual paralelo al mundo real, como se imaginó en los films futuristas, Ready Player One (2018) o la clásica Tron (1982).

Facebook, que también es propietario de Instagram y WhatsApp, está interesado en convertirse en una empresa que crea entornos virtuales o realidades alternas donde “todo es posible”. El nuevo logotipo corporativo, que se diseñó para transmitir estos principios, tiene significados más profundos que el simple "infinito".


En una publicación del blog de la empresa, el equipo de diseño de Facebook, es decir, Meta, explicó sobre el símbolo:
“El símbolo de Meta forma un bucle continuo que funciona a la perfección entre contextos 2D y 3D (...) Puede parecerse a una M de "Meta" y, a veces, también a un signo de infinito, que simboliza horizontes infinitos en el Metaverso."
Tal concepción del infinito es también compartido en el mundo del ocultismo (de origen egipcio y gnóstico), con un símbolo muy similar: el ouroboros, uroboros, o “la serpiente/dragón mordiendo su propia cola”. En el gnosticismo se describe al ouroboros como un dragón de doce partes que rodea al mundo con la cola en la boca.


Arriba el ouroboros en un dibujo de 1478 en un texto alquímico.

Para los practicantes de la magia oculta o miembros de sociedades secretas, la serpiente mordiendo su cola, o el símbolo del infinito, significa muerte y renacimiento en un ciclo eterno. Hablamos de un llamado “ciclo alquímico”, que en realidad oculta a Satanás haciéndose pasar por Dios e imitando su soberanía y victoria sobre la muerte. Este es el escenario que posiblemente se describe en Apocalipsis 13:3-4, como el Anticristo resucitando de la muerte luego de sufrir una herida mortal.

Es interesante también que meta significa "muerto" en el idioma hebreo. Incluso algunos usuarios de las redes sociales en Israel se han estado burlando de Facebook por la elección del nombre. Pero, ¿hay algo detrás del término más allá del ridículo?

Pues parece haber algo sin vida en el deseo de crear un mundo virtual tridimensional lleno de avatares digitales donde se supone que la gente juega, se reúne con amigos o gastan dinero... cuando en realidad no lo están haciendo. En Apocalipsis, Jesús le dijo a la Iglesia en Sardis "Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto." (Apocalipsis 3:1).

La pregunta sigue siendo: ¿La gente actual o del futuro preferirá el Metaverso antes que vivir en el mundo real? O, peor aún, ¿representará una forma potencial para que el Anticristo gane control sobre la humanidad?

Creo posible que la inteligencia artificial podría terminar siendo una herramienta del Anticristo. También es posible que el Anticristo sea un tipo de híbrido humano-computadora (transhumano) con la capacidad de proyectarse a sí mismo como un avatar en todo el mundo, tal vez en un escenario como el Metaverso.

Pablo escribe que, en los últimos días, el Anticristo usará "prodigios mentirosos":
“inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.”
-2 Tesalonicenses 2: 9-10
Así mismo la llegada del Anticristo vendrá acompañada de engaños, ¿No es la VR un engaño a los sentidos? Cuando las personas pasan tanto tiempo en un mundo virtual, el mundo real se vuelve menos atractivo para ellos. Y cuando la gente rechaza la verdad de Dios (el mundo real) durante tanto tiempo, se vuelve más fácil para ellos dejarse engañar por una variedad de mentiras.


¿Y no es un avatar, en el contexto de Meta, un rechazo a como Dios nos creó, para cambiarlo a nuestro gusto? En la presentación de más de una hora en Youtube, Zuckerberg describe como cada usuario podrá elegir su apariencia en el Metaverso: un robot, una figura realista o una caricatura, sin mencionar los miles de rasgos que uno podrá personalizar, lo cual abre muchas interrogantes sobre la ya cuestionada superficialidad que sufre la generación de TikTok e Instagram.

Como menciona el autor lan Harber, el Metaverso también presentará la oportunidad de experimentar destellos del poder que solo Dios tiene. La disponibilidad de la información nos permitirá vislumbrar la omnisciencia. La capacidad de crear mundos e identidades nos dará un atisbo de ser omnipotentes. La conquista de fronteras geográficas nos permitirá estar donde queramos estar en un momento dado, aproximándonos a la omnipresencia. La ruptura de las barreras del espacio-tiempo a medida que somos capaces de viajar en el tiempo a través de experiencias de VR nos permitirá vislumbrar la eternidad. Tal Torre de Babel futurista tratará de convertirnos en Dios, y es fácil pensar que será lo suficientemente atractiva como para seducir a muchos.

En conclusión, la construcción del Metaverso no es diferente a otras herramientas que se han utilizado para impulsar la agenda de mundo globalizado. No es de extrañar que las nuevas tecnologías sirvan de plataforma para cuestionar la realidad, reemplazando la verdad por la mentira. Jesucristo habló en términos de realidad: la caída del hombre y la salvación a la vida eterna. El Anticristo, en ese sentido, ofrecerá una versión contraría a las palabras de Jesucristo, enfocada en la glorificación del hombre, pero así como el Metaverso y sus avatares multicolor, será una completa mentira.

LM


Modo Oscuro

Buscador: