Diferencias importantes sobre nuestra reunión con Él

sept 21, 2022
Por Leonardo // Ritual y Propaganda
№ 38

Estimado lector,

Los que unen el arrebatamiento y la Segunda Venida de Cristo al final de la Tribulación, se oponen a la idea de que pueda haber dos etapas o fases de un solo evento. Sostienen que esto en realidad enseña dos venidas futuras de Cristo, asegurando que la Biblia enseña solo una.

Pero es importante observar que también hubo múltiples aspectos o fases de la primera venida de Cristo: Su nacimiento, su ministerio muchos años después, su muerte y resurrección, y su ascensión.



Sabemos que su espíritu dejó su cuerpo después de la muerte y regresó en el momento de su resurrección (Lucas 23:46). Esto no se considera una "venida" separada, aunque esos eventos estuvieron separados por tres días. Todos son parte de la Primera Venida de Cristo.

De la misma manera, las Escrituras sugieren que hay dos aspectos de la Segunda Venida del Señor: el rapto o arrebatamiento, que tiene lugar en el aire, y el regreso visible, que comienza en el aire pero termina con los pies de Cristo en la tierra (Zacarías 14:4).

Pero incluso aceptando la noción de que el rapto (harpazo) pre-tribulacional no forma parte de la Segunda Venida, no podemos negar la diferencia de estos dos eventos que se describen en la Biblia. Hay tres pasajes principales del rapto en el Nuevo Testamento: Juan 14:1-3; 1 Corintios 15:51-55; 1 Tesalonicenses 4:13-18. Mientras que los principales pasajes de la Segunda Venida son Zacarías 14:1-21; Mateo 24:29-31; Marcos 13:24-27; Lucas 21:25-27; y Apocalipsis 19:11-21.

Por ejemplo, en el rapto no hay señales que deban tener lugar antes. Es inminente, puede suceder en cualquier momento. Es un evento sin señal. Incluso a los creyentes se les ordena estar constantemente esperándolo (1 Tesalonicenses 1:10). Pero los pasajes de la Segunda Venida indican que si habrá señales detalladas antes del regreso físico de Cristo a la tierra (Mateo 24:4-28). El mismo evento no puede ser a la vez sin señales y, sin embargo, presagiado por señales. Unir ambos grupos de pasajes sería claramente contradictorio.


En el rapto los cristianos se encuentran con el Señor en el aire (1 Tesalonicenses 4:16-17). Jesús nunca pone un pie en la tierra en ninguno de los pasajes del rapto. Pero en la Segunda Venida, Cristo si desciende a la tierra con sus santos, poniendo sus pies en el Monte de los Olivos en Jerusalén (Zacarías 14:2-4; Apocalipsis 19:14).

En el rapto Cristo mismo viene y saca a los creyentes del mundo (Juan 14:1-3; 1 Tesalonicenses 4:16-17). Pero en la Segunda Venida, Cristo deriva esta tarea a sus ángeles, la de reunir a sus escogidos en la tierra (Mateo 24:31).

En el rapto los cristianos son quitados del planeta, mientras que los incrédulos son dejados atrás (1 Tesalonicenses 4:17). En la Segunda Venida, los cristianos sobrevivientes de la Tribulación son dejados en la Tierra para entrar en el reino mesiánico, mientras que los incrédulos son llevados a juicio (Mateo 13:41-42; 49-50).

En el rapto no se hace mención del juicio de Dios ni de ninguna angustia. Mas bien se hace referencia a diversas promesas de bendición y salvación. En la Segunda Venida se menciona Tribulación, ira, angustia y juicio (Zacarías 14:2-4; Mateo 25:31-46; Apocalipsis 19:11-21).

En el rapto, la resurrección de los muertos ocurre durante el descenso de Cristo del cielo (1 Tesalonicenses 4:16-17). En la Segunda Venida se da la resurrección de los creyentes que murieron durante la Tribulación y tiene lugar después de que Cristo ha descendido a la tierra. Note el orden de estos eventos en Apocalipsis 19:11 y Apocalipsis 20:5.


En el rapto solo los cristianos ven a Cristo y están involucrados (Juan 14:1-3; 1 Tesalonicenses 4:16-17). En la Segunda Venida, todas las personas ven venir a Jesús y se involucran. Todos en la tierra serán impactados, ya que todo ojo lo verá (Apocalipsis 1:7; 19:11-21).

En el rapto todos los pasajes relevantes guardan silencio sobre cualquier cambio topográfico en la tierra. En los pasajes de la Segunda Venida, ocurren cambios masivos en el planeta debido a la magnitud del evento. (Zacarías 14:1-11).

En resumen, las diferencias entre estos dos grupos de pasajes son difíciles de ignorar. Son tan llamativos que apuntan a dos eventos separados. Los defensores de la post-tribulación están forzados a casi ignorar o diluir la importancia literal de muchos pasajes de la Biblia para sostener su postura.

Quizás la inestabilidad global que cause un evento tan grande como el rapto podría preparar la plataforma para el surgimiento del Anticristo y una religión mundial. Como ocurre con las profecías solo lo sabremos con seguridad cuando ya se hayan cumplido.

Saludos y Bendiciones.


Modo Oscuro

Buscador: