Dios y el paradigma de los viajes en el tiempo

oct 2, 2022
Por Leonardo // Ritual y Propaganda
№ 39

Estimado lector,

Cuando Dios habla en tiempo pasado, a veces son eventos que ocurrirán en el futuro. Es decir, lo que para el hombre es aún inexistente, para Dios ya es un hecho histórico. Un claro ejemplo de esto es Isaías 53:5.
"Mas él herido FUE por nuestras rebeliones… y por su llaga FUIMOS nosotros curados."
Pese a que el profeta dijo esto 750 años antes de que Cristo fuera herido por nuestras rebeliones y muriera como salvador del mundo, el uso del tiempo pasado indica el poder de Dios sobre esta dimensión, apuntando a dos tiempos distintos, después de todo, Él es el creador del tiempo (Génesis 1:17-18). Su capacidad de ver todo el cuadro completo es parte de su omnipresencia.


No debe sorprender, por tanto, que lo que para la percepción humana puede ser mil años, para Dios es un día y viceversa (2 de Pedro 3:8). Él vive en la eternidad y dice claramente "Yo soy el que soy", es decir, alguien que habita antes, durante y después de la concepción del tiempo. Definitivamente, los eventos cronológicos para Dios no se limitan a nuestra línea de tiempo mortal.

La ciencia, quien anhela manipular el tiempo, se encuentra con una fuerza que le impide viajar al pasado, incluso mayor que viajar al futuro. Estas son las leyes de la termodinámica o la ley de la entropía. El tiempo avanza hacia adelante, ya que el universo se está "rompiendo" y separando.

Pero si leemos 2 Reyes 20:10-11 vemos que Dios, a diferencia del hombre, dispone de los elementos necesarios para retroceder el tiempo. La señal de YHWH ante el enfermo rey Ezequías fue la de devolver la sombra de un reloj diez grados.
"Y Ezequías respondió: Fácil cosa es que la sombra decline diez grados; pero no que la sombra vuelva atrás diez grados. Entonces el profeta Isaías clamó a Jehová; e hizo volver la sombra por los grados que había descendido en el reloj de Acaz, diez grados atrás."
–2 Reyes 20:10-11
Es interesante también como Dios manifestado en su forma humana rompe con los paradigmas que tenemos respecto al tiempo. Jesucristo ascendió al cielo hace más de 2,000 años en lo que podemos concluir, un cuerpo físico de 33 años; y sabemos que como se fue, Él volverá en el futuro (Hechos 1:11).


Su resurrección y las acciones que realizó después evidencian que Él cuenta con un cuerpo glorificado, apto para cualquier reto de la física que implique salir de las dimensiones del espacio-tiempo que conocemos. Estos son el primer y segundo cielo. Su regreso o Segunda Venida, con una brecha de más de 2,000 años demuestra su soberanía en cuanto a los llamados 'viajes en el tiempo'.

Poco antes de la Segunda Venida también tendremos la intervención de dos personajes del pasado, estos son los dos testigos, quienes se postulan serán Enoc y Elías, ambos arrebatados en el Antiguo Testamento (Génesis 5:24; 2 Reyes 2:11). Tales hombres, quienes no conocieron la muerte, volverán en la futura Tribulación para servir nuevamente como profetas de Dios (Apocalipsis 11:3-13).

Podemos incluir también el debatido misterio de las cristofanías. Estas son las apariciones físicas de Cristo en el Antiguo Testamento, incluso antes de que hubiera nacido en el año 4-3 d.C. Los teólogos no tienen una postura sobre lo que se describe como Dios en su forma humana en el AT, pero muchos aseguran que esta es una pre-encarnación del Mesías.

Por ejemplo, una manifestación de Jesucristo en el libro de Génesis se da cuando vemos que Abraham sale con un pequeño grupo para rescatar a su sobrino Lot, y cómo después de derrotar a los cuatro reyes, el misterioso personaje de Melquisedec, rey de Salem (prefigura de Jerusalén), lo bendice. Abraham le da un diezmo a Melquisedec, reconociéndolo como un Sacerdote justo de Dios (Génesis 14:17-20). Luego en el nuevo Testamento se menciona a Melquisedec como un rey/sacerdote que no tenía “padre ni madre ni genealogía” (Hebreos 7:3).


¿Fue Melquisedec Jesús de Nazaret? No lo podemos afirmar, pero muchos indicios hacen pensar que realmente Jesucristo fue quién interactuó con Abraham, claramente antes de nacer del vientre de María. Melquisedec, a diferencia de otros personajes que son solo una tipología de Cristo, cuenta con características únicas y propias del Salvador. Es relevante también que Jesús declaró que Él existió “antes que Abraham fuese” (Juan 8:58).

Como la segunda persona de la Trinidad, podemos decir que Él estuvo desde antes de la creación del mundo y del hombre. "Todo fue creado por medio de él y para él, y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten" (Colosenses 1:16-17).

Otras de las posibles apariciones de Cristo en el AT son las del denominado Ángel del Señor, un ángel que se separa de otros ángeles en la Biblia por actuar y hablar como Dios (Jueces 13:15-22; 2 Samuel 24:16). En algunas de estas apariciones, los presentes afirmaron que habían visto al Señor. Se dice que tanto Melquisedec como el Ángel del Señor son una forma pre-encarnada de Cristo. Lo que significa el término y su implicación teológica sigue siendo uno de los grandes misterios de la Biblia.

Esta fue una breve discusión sobre Dios y los viajes en el tiempo. No olvide compartir la información con sus familiares y cercanos.

Bendiciones.

LM



Modo Oscuro

Buscador: