De sociedades secretas y misterios de Babilonia

ene 10, 2023
Por Leonardo // Ritual y Propaganda
№ 50

Estimado lector,

Muchos creen que existe un grupo selecto de personas con riqueza, poder y alcance ilimitados. Tal grupo es conocido por muchos nombres: el "gobierno en la sombra", "el gobierno invisible" o lo que el historiador masónico Manly P. Hall llamó la "Orden de los Iluminados".

Los estudiosos dicen que este grupo misterioso está formado por familias adineradas, corporaciones transnacionales, bancos internacionales, agencias gubernamentales, fundaciones, organizaciones sin fines de lucro y, por supuesto, una gran variedad de sociedades secretas.


Se cree que este poder luciferino está detrás de la construcción para crear un gobierno global, un sistema monetario y una religión universal. No es sorprendente que tales elitistas tendrían sus raíces en los Caballeros Templarios, el equivalente medieval de las corporaciones de hoy y los pioneros de la banca internacional.

Es claro que la gente común y menos privilegiada está intrigada por la existencia de una la élite gobernante y sus sociedades secretas como la masonería, los rosacruces, el Bohemian Grove y la más popular de todas, los Illuminati.

Si bien algunos pueden ser escépticos acerca de la existencia de los Illuminati, los historiadores están de acuerdo en que era una sociedad secreta real de la era de la Ilustración, cuya membresía incluía a algunos de los hombres más distinguidos e influyentes de esa época.

Hay tantas afirmaciones ridículas que inicialmente desalentarían a cualquier persona de tomarse el tema en serio. Pero cuando separamos la desinformación de la verdad, encontramos pruebas sustanciales sobre ciertas teorías de conspiración y sociedades secretas.

No es un secreto que la masonería se extendió en Latinoamérica en el siglo XIX. Fue traído por fuerzas militares y navales europeas, así como por comerciantes. Pero uno de los factores clave en la difusión de la masonería en Latinoamérica fue el movimiento independentista, que quiso frenar las limitaciones de los sistemas coloniales.

No debemos olvidar también que esta "cábala secreta" es solo una continuación de las sociedades ocultas que se remontan a la antigua Babilonia, el sitio del primer esfuerzo de la humanidad para crear un gobierno mundial y una religión falsa en contra del Dios de la Biblia.


Los líderes de esta rebelión han estado operando en secreto durante milenios y han transmitido los conocimientos de las religiones de misterio babilónicos a través de una serie de sociedades secretas y linajes. El apóstol Juan se refirió a este sistema religioso de organizaciones como “El misterio de Babilonia”.
"Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; 5 y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA."
–Apocalipsis 17:4-5
Las tablillas cuneiformes sumerias hablan de estas sociedades secretas. En Egipto, los faraones pertenecían a sociedades secretas, como las Escuelas de Misterios de Egipto. A lo largo de la historia, han existido cientos de estas sociedades.

En las culturas griega y romana, estos grupos ocultos aristocráticos se conocían como los "clubes de misterios seculares" y desempeñaban un papel importante en la política, la religión y la historia, exactamente como lo hacen hoy.

Algunos de los sucesores más conocidos de estas primeras sociedades secretas incluyen a los gnósticos, la Orden Rosacruz y los ya mencionados Caballeros Templarios.

Al investigar el misterio profético que involucra a Babilonia, es importante estudiar cómo los hombres de Dios afrontaban este tipo de jerarquías ocultas y estructuras de poder de su tiempo, ya que aquí tenemos un modelo bíblico.

En el Antiguo Testamento leemos cómo el faraón promovió a José para que fuera el segundo al mando y gobernara todo Egipto (Génesis 41:41-43). Los faraones de Egipto eran parte de un sistema oculto de rey-dios con raíces en la antigua Babilonia. Cuando José estaba interpretando los sueños del faraón, estaba compitiendo con los consejeros satánicos más poderosos del faraón.

José no se paró en medio del gobierno oculto del faraón y denunció su sistema. En cambio, José demostró el poder de Dios al interpretar los sueños de las vacas flacas y gordas y ayudar a los egipcios a prepararse para una época de hambruna.

Un segundo ejemplo en las Escrituras involucra la historia del profeta Daniel, quien interpretó sobrenaturalmente los sueños del rey de Babilonia. Daniel fue entrenado intensivamente en el ocultismo del sistema babilónico (Daniel 1:3-4), pero se mantuvo fiel a Dios incluso en este entrenamiento.

Fue colocado en el mismo centro de un imperio basado en el luciferianismo (Daniel 1:3-7). Estuvo expuesto y vivió en medio de las fuerzas ocultas más poderosas de la tierra. Como José, Daniel no denunció a los magos, adivinos e iniciados en lo oculto. Él interpretó los sueños del rey de Babilonia y aunque enfrentó una feroz oposición y persecución (Daniel 3:1-12), su fidelidad a Dios inspiraron al rey de Babilonia a aceptar al Dios verdadero.


Vivimos en un sistema similar o peor, por tanto, no es aceptable ignorar las artimañas del mal. Así como Jesús nos instruyó en ser "prudentes como serpientes y sencillos como palomas" (Mateo 10:16), debemos estar preparados para convivir en medio de la actividad oculta, y debemos ser controlados por el Espíritu como lo fue Daniel en el mismo centro de Babilonia.

El mundo moderno está experimentando una aceleración masiva y una sumatoria de las señales bíblicas de los últimos tiempos (2 Tesalonicenses 2:3), irónicamente muchas de ellas orquestadas por estas sociedades secretas.

En pocas palabras, esta es una conspiración más espiritual que física, con raíces en la gran batalla entre el bien y el mal (Efesios 6:12). Desde que Lucifer fracasó en su primer intento de instalar a su súbdito Nimrod como gobernante del mundo, ha estado tratando de hacerlo nuevamente.

Muchas de estas figuras históricas como Nabucodonosor, Alejandro Magno, Julio César, Hitler, etc; intentaron unir al mundo bajo su control. Estamos prontos al final de la historia, y estas fuerzas ocultas están trabajando para colocar a un "superhombre" al frente de un gobierno mundial.

Lo que ellos creen será el éxito rotundo de sus planes, es en realidad la voluntad de Dios a través de las intenciones corruptas de algunos hombres. Estemos confiados que el sistema babilónico de secretismo y control será aniquilado al final de la era (Apocalipsis 20:10).

Gracias por leer el newsletter de esta semana, no olvide que puede compartir el material con sus familiares y cercanos.

Leonardo M.

PD: Si no está suscrito a la lista de correos, puede suscribirse desde este formulario:


Modo Oscuro

→ Puede ver todo el archivo completo desde este enlace


Para cualquier duda, consulta o sugerencia puede escribirme a: leonardo@ritualypropaganda.com