Sobre como interpretamos las Escrituras

oct 16, 2022
Por Leonardo // Ritual y Propaganda
№ 40

Estimado lector,

Los principios y bases de interpretación que debemos usar sobre las Escrituras son fundamentales para determinar qué significa un versículo o libro completo de la Biblia.

La profecía bíblica contiene muchos símbolos, lo que hace que su interpretación parezca difícil. Pero la profecía fue dada para ser entendida. El primer versículo del libro de Apocalipsis menciona que es una “revelación de Jesucristo”.

Incluso la palabra, "Revelación" (apokalupsis), significa "desvelar, revelar o quitar la cubierta de algo". Esto significa que la profecía está diseñada para ser comprendida y no quedar en el misterio.

Desafortunadamente, muchas falsas doctrinas nacen de la idea de que los pasajes proféticos deben espiritualizarse o interpretarse de manera puramente figurativa.

Por ejemplo, el preterismo, que afirma que la mayoría de profecías del fin ya se cumplieron en el pasado. También podemos incluir las falsas doctrinas del amilenialismo y post-milenialismo, que usualmente vienen vinculadas a la doctrina del Reino Ahora. Todas rechazan la literalidad consistente de las Escrituras.

Como el profesor Dr. Roy B. Zuck, experto en hermenéutica, escribió en su libro La Interpretación Básica de la Biblia: "Las normas de interpretación gramatical deben aplicarse tanto a la literatura profética como a la no profética”.


En otras palabras, ya sea que estemos leyendo las Escrituras literal o simbólicamente, nuestro método de interpretación debe ser consistente.

Tengamos en cuenta también que la interpretación literal no quiere decir "literalismo radical", o el no tener en cuenta las figuras retóricas y los símbolos que son comunes en todo lenguaje.

Por ejemplo, en la frase secular “cría cuervos y te sacarán los ojos”, nadie que esté familiarizado con el dicho interpretaría que un cuervo literal le sacará los ojos a alguien. Todo el mundo sabe que esta es una forma figurada para referirse a la ingratitud.

La interpretación literal no es literalismo ilógico, simplemente debemos entender el sentido original de la Biblia de acuerdo con los usos habituales de su idioma. Esto se puede lograr a través de tres métodos de interpretación:

  1. Gramatical: según las reglas de la gramática
  2. Histórico: consistente con el escenario histórico del pasaje
  3. Contextual: de acuerdo con su contexto
Otra confirmación de la interpretación literal es examinar cómo se cumplieron las profecías pasadas. En la primera venida de Cristo, se cumplieron por completo más de 300 profecías. Tales predicciones se cumplieron al pie de la letra, y así también se cumplirán en Su segunda venida.

Por ejemplo, el profeta Miqueas predijo, con setecientos años de antelación, que el Mesías nacería en Belén:
“Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.”
—Miqueas 5:2
El Mesías nació literalmente en Belén. No fue simbólico. El cumplimiento literal de la profecía pasada significa que debemos interpretar la profecía futura de la misma forma.


Si Zacarías 14:4 dice que Jesús regresará al Monte de los Olivos, entonces la profecía significa que ocurrirá exactamente eso. Juan dice que cuando Jesús venga, los ejércitos se reunirán en Armagedón en el norte de Israel (Apocalipsis 16:12). También lo tomamos literalmente.

No tenemos más razón para espiritualizar las palabras sobre el fin de los tiempos que la que tenemos para decir que Belén era solo figurativo en la profecía de Miqueas.

Cuando entendemos esto correctamente, se evidencia un arrebatamiento literal de los creyentes antes de la Tribulación de siete años, un Anticristo literal que gobierna sobre un imperio global literal, un regreso literal de Jesús a tierra, y un reinado literal de mil años.

Saludos y Bendiciones.

LM


Modo Oscuro

Buscador: